Ser consciente de mí

Primero comenzamos el trabajo de ser observadores de nosotros mismos con el objetivo de conocernos, de ver quién actúa a través del yo.

Nos damos cuenta entonces que son varios los que están ahí; por un lado la mente que procura dominar y dirigir al yo, luego está el corazón que desde las emociones quiere convencer para hacerlo de otra manera… y está quien observa a esos dos que es la Conciencia del Ser.

El conflicto y el sufrimiento en nosotros se crea cuando esas partes no están de acuerdo y en situaciones donde se requeriría la unión y la armonía, se desata la lucha.

En la medida en que la Conciencia esté presente en cada acto de nuestra vida cotidiana, estamos viviendo con todos los sentidos externos e internos; desde nuestro Ser.

Cuando consigamos esa fusión entre todas nuestras partes; cuerpo, mente, corazón y espíritu, entonces, desde ese equilibrio perfecto, viviremos con la certeza de que somos Luz, de que somos un Ser de Luz eterno, y de que nuestro propósito de vida es simplemente vivir la vida, como criaturas divinas que somos, desde la alabanza y el Amor universal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s