La persona negada

  Persona negada es la que pone el NO por delante de su ser; negándole se realice y vea la Luz.

Este es el mundo de la Dualidad y nadie se salva de vivir en ese vaivén que es la vida misma; de oportunidades y obstáculos, de alegrías y tristezas, de momentos buenos y momentos malos… pero la persona negada se niega a sí misma la facilidad y opta siempre por los caminos más enrevesados y escabrosos.

Una persona negada a vivir desde su ser -que es Luz y Amor-  es rígida consigo misma y con los demás porque le domina un ego oscuro y denso que le impide abrirse a esa misma Luz que es. Pareciera que no se cree merecedora de amarse y ser amada y busca (y atrae) el castigarse.

Se ha atrincherado en el sufrir, en el victimismo, en la desconfianza total y eso le parece normal. Se ha negado a sí misma, inconscientemente, a fluir y elevarse sobre las dificultades porque su campo de elección en ínfimo y lo conocido es moverse en la oscuridad de la duda y el miedo.

Renegar, es detestar la vida.  Cuando renegamos o nos quejamos o maldecimos, estamos alimentando  las fuerzas negativas en nosotros. Entonces, son los pensamientos negativos los que dominan al ser. Esta persona, permanece quieta en los submundos de la mente inferior, donde está atrapada. La energía negativa es tan poderosa que asfixia cualquier voluntad y deseo real de salir de ese plano. Lo siente como imposible.

Pero ahora es hora de pedir ayuda para poder liberar las energías positivas en uno y fortalecerlas. Se trata de una batalla interior; la mente inferior (Ego) quiere dominar.

LLama la Luz que hay en tí para que se abra paso e irrumpa en busca del ser. Permítete amarte y ser amado. Di SI a la vida.

 

Anuncios

2 comentarios en “La persona negada

  1. Me dicen que soy una persona negada, que antes de enfrentar algo ya lo doy por perdido, ya sin varias las veces que intenté recomponer la relación con la madre de mis hijos y no lo logro, duramos tiempo y volvemos a distanciarnos, esta vez parece definitiva pero me resisto. La amo como a nada en la vida y es todo para mí y se que nadie podrá amarla como yo lo hago. Pero algo se interpone y siento que soy yo y mis actitudes, si tiene algún consejo para mi se lo agradezco.

    1. Sergio, a veces nosotros mismos inconscientemente echamos a perder lo que más queremos. Si ella también tiene el deseo de intentarlo nuevamente, le sugiero busquen un asesor matrimonial. Puede ser que, de tanto amor, estamos asfixiando al otro… cada uno tiene que tener su propio espacio. No sé si este es el motivo, pero en cualquier caso, alguna actitud habrá que mejorar y un asesor matrimonial les puede ayudar grandemente. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s