La figura autoritaria

niña cestita corazonesVengo de una familia en la que no sabíamos comunicarnos. Había miedo a preguntar y ni siquiera se nos pasaba por la mente el pedir ayuda. La figura autoritaria absorbe la libertad del niño. El miedo se vuelve un sentimiento normal que te encierra en ti mismo.

Ante un padre muy autoritario no hay replica, no hay cuestionamiento porque no hay posibilidad de diálogo o de defender posiciones contrarias. La autoestima va desapareciendo.

Así que dejas de pensar; la frustración, el desánimo y la impotencia es callada, muda. Entonces, aparece la resignación o una rebeldía casi suicida.

Llegar a la adolescencia bajo estos condicionamientos, bajo esa armadura, se hace necesario un trabajo arduo para sacudirtela de encima. Primero, para reconocer las limitaciones que están causando. Segundo, para comenzar a pensar y despertar la conciencia de Ser. Tercero, para crear el ánimo, la voluntad y la valentía de seguir adelante con la intención de llegar a descubrir la propia naturaleza y talentos.

Habrá que lamerse las heridas y seguir adelante.

¿Qué aprendizaje puedo sacar de lo vivido?

Mantener una actitud ecuánime no es fácil, precisa de la sabiduría de ser agradecido. Todo tiene una razón de ser y de todo podemos aprender.

Lo importante es no darse por vencido.

Movernos hacia adelante

corazon con alas¿Te sientes conforme y contento contigo mismo?…Más bien es la frustración la que nos invade a todos en alguna medida, también el desaliento y la resignación ante la insatisfacción que intentamos esconder y preferimos desconocer.

¿Cuánto estamos avanzando como humanidad? ¿Acaso no queremos pasar al siguiente nivel de Conciencia y evolución? ¡Ah, pero se requiere dedicación y estusiasmo!

¿Puedes imaginar el beneficio que te produciría el alcanzar el siguiente nivel de Conciencia?

¿Estamos preparados, en suficiente número, para sufrir en nuestro cuerpo físico el cambio necesario para poder elevar nuestra frecuencia vibracional?

Experimentar el paso a un nuevo despertar de la Conciencia es posible cuando uno se permite vivir, sin miedo, esta transformación interior.

Explorar confiados nuestras posibilidades y potencialidad, es la única manera de avanzar.

¡Que se manifieste en ti y en todos el espíritu del Aliento divino que está ahora mismo presente!

El poder sanador de la mente

El más grande maestro sobre el poder curativo a través del pensamiento y la voluntad del hombre sobre las células del cuerpo ha sido Jesucristo.

Demostró la efectividad de la sanación por medio de afirmaciones positivas como poder vibratorio de la palabra.
Fue Jesucristo quien sanaba a distancia por el poder sanador de la mente. Parte de la misión de Jesús consistía en hacer visible todo el potencial del ser humano por medio de la sintonía de su propio potencial con las energías divinas.
El REIKI y otros sistemas sanadores energéticos se basan en la relación que existe entre el pensamiento, la energía vital, la energía universal superior y el cuerpo físico.
Hoy en día está comprobado científicamente que los pensamientos  afectan a nuestras células y a nuestro cerebro de forma positiva o negativa; sanándolas o destruyéndolas.
Cuando una persona enferma, su  sistema inmunológico y su voluntad se debilitan. A través de REIKI y la imposición de manos, el sanador puede estimular y renovar la energía vital del enfermo, para que la curación se haga efectiva a través de uno mismo; por su voluntad de sanarse.
Primeramente, por medio de la convicción supraconsciente del alma, la mente recibe la posibilidad y deseo de sanación. El pensamiento positivo, la esperanza y la oración se hacen presentes creando el ánimo y fuerza necesaria para reactivar las células. Después el cerebro libera la energía vital necesaria para restablecer el equilibrio interior;  la salud.
Mi consejo para las personas enfermas es que se visualicen con salud. Que envíen Luz a todas sus células y a todos sus órganos, todos los días, renovando su fe. Que transformen a través de la oración su desánimo en alegría, su pesimismo o resignación en esperanza.
Esta es la mejor medicina que fortalece el cuerpo y el espíritu.

Nostalgia del Amor

abrazo4Todos estamos necesitados de Amor… pero también tenemos miedo de abrirnos a él y nos sentimos torpes para expresarlo …. Deseamos que nos llegue como por arte de magia, que sea el otro quien dé el primer paso. Inclusive, exigimos se nos dé. O calculamos cuánto se nos da para corresponder de la misma manera, si acaso …

Pero siempre resulta poco para los corazones faltos de afecto y autoestima. También para los que se parapetan tras una coraza, anhelando ser queridos a la vez que rehuyen el abrazo o la palabra amable. El miedo a sufrir acobarda.

Todos los que sienten nostalgia del Amor se evaden y se focalizan en que en el futuro lo encontrarán y serán felices. Un futuro que por si mismo nunca llega, se atrasa y se pospone hasta la frustración o la resignación … sencillamente porque lo hemos bloqueado  al no vivir el Presente …

Sentimos nostalgia del  Amor sin percatarnos que su Fuente está dentro de nosotros.

Nos agotamos buscando un propósito a la vida y no sabemos ubicarnos dentro de ella; viéndonos felices, siendo amados y amando …

¡Queremos ser felices y ser amados, ese es nuestro deseo más íntimo!

Sin saber que la Felicidad es un estado que no nos puede ser arrebatado y ya está dentro de nosotros. Independientemente de la vida exterior  circunstancial que nos haya tocado vivir, tenemos la capacidad de auto-realizarnos pues tenemos en nuestro interior todo el material necesario para desarrollarnos en la dirección que elijamos.

Entender y aceptar este Principio expandirá nuestra Conciencia y eliminará de un plumazo toda queja de la vida.

Ámate y ama incondicionalmente. Sé el autor de tu felicidad.

Cuando el sacrificio por los demás nos enferma

reiki pacienteVino a verme una mujer de mediana edad por  su gordura ya que “nunca me siento llena y estoy comiendo a todas horas y encima la comida me sienta mal. No tengo arreglo”.

Dice que cuida por amor a su marido impedido, que a sus hijos les da todo, complaciéndolos con gran esfuerzo, dice que todo eso lo hace gustosamente. Aparentemente, su imagen y su sonrisa confirman lo que me está contando sobre su vida llena de penalidades y sacrificios. Su historia, en la que ella es una víctima amorosa y entregada, es poco creíble. No es que ella me esté mintiendo al explicarme su situación sino que ella misma vive engañada y alejada de su realidad que no quiere o no sabe ver.

Al practicarle  Reiki,  examino la energía de sus centros energéticos. A través de las manos siento si están bloqueados o hay exceso/deficiencia de energía vital. También se pueden sentir las energías tóxicas y densas que obstruyen el paso y fluidez de las energías.  Conectar con el campo astral es también importante para hacer la limpieza energética conveniente y recibir información de la raíz del problema.

Lo primero que siento es toda la rabia que tiene guardada, todo su inmenso resentimiento que la está enfermando. Termino haciéndole una armonización y alineamiento de los chakras y limpieza del aura.

Desde esa relajación es cuando ella se atreve a hablar y   contarme la verdad: “No puedo más, si al menos me dijeran las cosas de otra manera… todo son exigencias. Me siento agotada física y mentalmente. No me valoran”.

Al reconocer su inmensa rabia es cuando podemos ponernos a trabajar; yo como facilitadora y ella para tomar las riendas de su vida y salir de una actitud mecánica de queja y amargura. Teniendo ahora la fuerza y la valentía para expresar sin miedo lo que siente,  comenzando por valorarse a sí misma.

Si  actuamos  desde la resignación por un sentimiento negativo de “deber y obligación”, nos estamos envenenando por dentro . Si nuestra actitud sacrificada es auto-impuesta,  tenemos unas expectativas de reconocimiento y agradecimiento por parte de los demás, que nunca llegan en la medida que consideramos justas.

Ese veneno que se va acumulando secretamente es lo que nos termina enfermando y desgasta toda la energía vital que utilizamos para guardar las apariencias.

Cuando conscientemente nos sacrificamos por alguien y lo hacemos desde el Amor, cuando no podemos cambiar una situación que exige de nuestra entrega, si  aceptamos desde el corazón, todo se pone en su sitio. Si nos damos a los demás desde el Amor, ese mismo Amor dado es la recompensa.

Sistemas robóticos

mujer anciana con marionetaVives entre el amor y la rabia pues lo mismo  necesitas  de otros que no soportas las formas impuestas de actuación.  Necesitas integrarte y formar parte de, y de igual manera quieres alejarte porque te sientes infeliz e insatisfecho dentro de sistemas rígidos y normalizados  de comportamiento.

Toda una vida de contradicciones y crisis existenciales para terminar condescendiendo y aplanandote -¡uno que es montaña!- a suelos llanos, áridos  y uniformes…

La gente común  deja su vida en manos de la suerte, desde la resignación y la rendición a ser quien uno es. Porque  saltarse las reglas del juego -del conformismo- te lleva primeramente a sufrir al no entender -te confunde- que forzosamente te obliguen a pasar por el aro de la mediocridad y la sumisión a sistemas robóticos que anulan el pensamiento creativo.

¿Dónde y cómo esconder  el entusiasmo por la vida que nace con el Ser? ¿Es que no es delito asfixiar la creatividad y la belleza  que nace con el Ser?

Pregunto.

 

Aceptar el aprendizaje

agua, preciosaEn el momento en el que dejamos de actuar como víctimas -a merced de lo circunstancial- y comprendemos que toda vivencia  responde a un orden y plan cósmico, que nuestra mente limitada no puede siquiera imaginar, es cuando llega la aceptación.

Tenemos que aceptar el reto de la vida. Salir de detrás de los miedos y atrevernos a enfrentarnos a los desafíos que  se nos presentan. Dejar de resistirnos poniendo excusas, desde una actitud de víctima. Elijamos ser guerreros y enfrentémonos a nuestra realidad.

Aceptar, asimilar y adaptarnos a lo que la vida nos pone delante y no podemos cambiar. Y, por otro lado, desarrollar todas las posibilidades favorables y beneficiosas que a la par se nos brinda.

Soltar las resistencias y abrirnos a la aceptación; esta actitud nos dará la ligereza y libertad para fluir en la corriente de la vida. Integrar las enseñanzas de la vida nos permite avanzar hacia nuevas experiencias.

La aceptación  no tiene nada que ver con el conformismo. Si vivimos resignados, no nos confundamos, ese es el lado negativo de una actitud pasiva. La aceptación es la disposición positiva y consciente. Es una elección voluntaria y responsable. Y con ella se vive desde la alegría que nos enriquece.

Sabemos que de todos los elementos, el Agua, es el que simboliza la no resistencia. Recordemos  que nuestro cuerpo está compuesto en un 70% por AGUA , que es el elemento que lleva en sí la fuerza para la expansión y la evolución. El AGUA es el único elemento que puede transformarse a sí mismo:  líquido, sólido y gaseoso. El poder del Agua justamente está en que no pone  resistencia y esa misma cualidad es la que le hace llegar a donde se propone . Como la famosa frase de  B.Lee “Be water my friend“.  SÉ AGUA MI AMIGO.

 

Descubrir quién somos

niña ventanaNos identificamos con el modelo de educación recibido. Creemos que somos ese ser obediente o rebelde que siguió o no lo que los mayores le fueron imponiendo de una forma u otra; lo que hay que hacer, lo que no hay que hacer, cómo hay que hacerlo, …

Así que ese niño que fuimos,  muy pronto deja de ser él mismo, y se desconecta de su ser original,  al entender que si no es obediente no será aceptado y que sólo es considerado digno de ser querido en la medida en que se comporte como se espera de él.

De esta desconexión con el NIÑO INTERIOR nace la inseguridad, el sentimiento de abandono, los miedos, los conflictos consigo mismo y la fuerte necesidad de Amor.

Uno de los importantes trabajos que se hace dentro de  la Terapia Regresiva es justamente el  ir al encuentro del Niño Interior,  reconocerlo, reconciliarse con él, y traerlo al presente.

El Niño Interior  es, esa parte de nosotros que representa la Inocencia. Es la energía del entusiasmo por la vida en estado puro -la fuerza que traemos cuando nacemos para no tan solo sobrevivir sino Ser-.

Esa energía debemos recuperarla porque es la Luz y guía para seguir adelante, no de forma autómata y mecánica, desde la resignación,  la desconfianza o la desesperanza.

Ir al encuentro de nuestro Niño Interior es una experiencia llena de auto-satisfacción y amor hacia nosotros mismos. Se trata de una vivencia enriquecedora que jamás olvidaremos porque nos liberará de toda la carga de culpa y otras emociones negativas que no tiene sentido seguir con ellas.

 

La libertad está en tu interior

niño dejando volar pajaro“La cantidad de felicidad que tienes en tu vida depende de la cantidad de libertad que tienes en tu corazón.” –
(Thich Nhat Hanh)

La libertad de nuestro ser es el único y  verdadero sentido de libertad de  ser quien somos, dignamente.

Damos por válidos los conceptos que nos llegan de fuera, producto reducido de lo más elemental,  cuando lo juicioso sería adentrarnos en   nosotros y profundizar hasta llegar a la esencia de nuestro ser y descubrir que ese ser es libre y nada le puede dañar.

Las ideas que forman nuestro entendimiento sobre  los valores terrenales son  diferentes a cuando conectamos con nuestro corazón espiritual y nos lleva más allá de todo concepto.

Tenemos que separar lo que significa, por ejemplo,  la justicia creada por el hombre en el plano terrenal y la justicia divina.  Cometemos el error de interpretarla desde el plano terrenal y se deja de creer en Dios cuando nos ha decepcionado porque no ha cumplido con nuestras expectativas de la vida.   Por lo injusto de las guerras, por lo injusto de la desigualdad entre ricos y pobres… el culpable es Dios … y esta es una forma muy infantil o inmadura de pensar,  simplemente por no haber desarrollado la capacidad de trascender este plano lineal y tener una perspectiva mayor de la Realidad y de quienes somos dentro de ella.

Hablamos de libertad y pasa lo mismo; una cosa es la libertad física, en el sentido de nuestros derechos individuales y colectivos  respecto a este mundo y tiene otro sentido cuando nos damos cuenta de que  -somos- un espíritu vivo y eterno que nadie puede doblegar o encarcelar.

Para profundizar en ello tenemos que sentarnos en quietud y conectar con nuestro corazón. Todos los días ir al encuentro de nuestro ser esencial y es así como podremos equilibrar la importancia del ego que, si no se resiste,  ocupará su sitio y se volverá humilde ante la Luz que desprende el ser.

¿Cuán libre es nuestro corazón para  palpitar fuerte y a su propio  ritmo?

¿Cuál es su deseo más secreto que no se atreve a darle voz?

¿Qué oprime al corazón, qué cosa le mantiene encadenado a la resignación, al miedo y a la tristeza?

La Meditación es el vehículo que nos conduce hasta el corazón. Hay que llegar hasta él y abrir las puertas, sin miedo.

Entonces es cuando nos sentimos libres; pase lo que pase, estemos donde estemos, sea cual sea nuestra situación; la libertad verdadera está por encima de lo circunstancial y nos proporciona riqueza espiritual.

La parte oculta del ser humano

luna azulComo si fuesemos una luna,  una parte en nosotros no recibe Luz; está oculta y la desconocemos.

El reto está en descubrirla. Se trata de una conquista sobre nosotros mismos. Toda una proeza.

¿Cómo llevarle Luz? ¿Cómo ampliar y conquistar nuestro ser enteramente y llenarlo de Conciencia?

Los miedos son como un ejército enemigo; invade y ocupa todo espacio. Estrangula y asfixia cualquier pensamiento creativo y liberador, cualquier idea de movimiento que aspire al cambio.

Esa zona oculta, que la mente intenta negar y reconocer, contiene la memoria de todo lo vivido; lo agradable pero también todo lo que nos  hizo daño y no se ha sanado emocionalmente,

Se vive dentro de una nebulosa de insatisfacción e infelicidad y todo es debido a que queda pendiente por hacer esa excursión a la parte oculta de nuestro ser… lo vamos dejando para mañana, para el futuro … alargamos nuestra apatía y resignación …

La consecuencia de vivir de forma compulsiva y en conflicto consigo mismo, tiene su raíz por no haber hecho este viaje a la parte oculta de nuestro ser.

Ampliemos nuestro espacio. Llevemos Luz de Conciencia a todo nuestro Ser. Seamos guerreros espirituales y vayamos a la conquista de nosotros mismos.