Qué y Cómo

mujer-dibujo-naturalezaVivimos desde una mente  llena de pensamientos pero no sabemos pensar. Muchos nos hemos propuesto mejorar nuestra vida y también ser más felices pero no sabemos cómo hacerlo. ¿Qué necesitamos para comenzar el cambio en nosotros?

Antes que nada tenemos que limpiar nuestro subconsciente. Ahí siguen activadas las normas, las creencias, los programas que nos fueron dados en los primeros 14  años de vida, las memorias de todo lo condicionante que no nos pertenece.

Si queremos hacer cambios en nuestra vida, no creamos que es suficiente con razonar, tener  pensamientos positivos, planear  nuevas ideas. La mente tiene diferentes partes y roles;  para deshacernos de viejos hábitos y creencias tenemos que ir al SUBCONSCIENTE.

Tal y como funciona la mente  ahora mismo, el sentimiento es de estar bloqueado. La mente se ha acostumbrado a estar tensa, acelerada, crispada y agotada.

La mente está mal habituada a funcionar de forma autónoma y mecánica y nos obliga a obedecerla. Ella misma es el gran obstáculo cuando intentamos contactar con nuestro corazón, con nuestra creatividad, con el entusiasmo o con nuestro conocimiento intuitivo.

Damos vueltas y vueltas a lo mismo sin encontrar soluciones, al contrario, más bien estamos acrecentando y magnificando los problemas. Y es que nuestra realidad necesita de otras capacidades mentales que no son solo el razonamiento. Necesita de nuestra LUCIDEZ y no de argumentos de una mente infectada por emociones no resueltas.

>  ¿Qué me puede ayudar a transformar mi interior?

  • El conocimiento de uno mismo es el comienzo de la sabiduría propia ligada a la Naturaleza y al Cosmos.

> ¿Cómo puedo reconocer y liberar emociones que me atan al pasado?

  • Resistirse a reconocer nuestros fallos desde el Ego o justificarse, sólo crea mayor conflicto en nosotros. Enfrentarnos a nuestros miedos y debilidades nos fortalece y nos libera.

Para que puedas escuchar a tu  alma tienes primero que silenciar la mente.

 

 

 

 

La Luz

hombre-tatuajes-lloraNo nos acomodemos en la aparente paz que ofrece  la rendición. No, que tu Ser no se rinda.

La luz no se modifica aunque alumbre la suciedad. Así que, si la Conciencia es Luz y el ser humano es Conciencia,  nada debería alterar nuestro estado de  pureza …

La toxicidad y la herrumbre, de nuestros pensamientos y sentimientos (rabia, odio, celos, envidia, etc),  son producto de una mente débil -atada a condicionamientos- y de un corazón vulnerable, abandonado a la deriva …

Tenemos una conciencia básica y dependiendo de su nivel de desarrollo así serán nuestros pensamientos, emociones, actitud, valores…

Es la Conciencia desarrollada la que transforma la mente, la que te ayuda a trascenderla para ir a conocer otras dimensiones de ti mismo.

Cuando el estado mental básico es sometido al Yo Superior, es capaz de percibir y enfocar su atención más allá del flujo de pensamientos y éste es el aspecto ‘luminoso’ de la mente. Entonces se abre ante uno el conocimiento intuitivo …

Practica la atención plena. Sé observador de ti mismo. No te rindas.

 

 

 

 

 

Pensar, Decir, Hacer.

mujer cariciaSi queremos terminar los conflictos en nuestra vida, debemos comenzar a actuar con coherencia.

Necesito y deseo ser amada, entonces me amo a mi misma, irradio amor, atraigo el amor.

La coherencia me fuerza a mantenerme alineada con mi sentir y a ser sincera conmigo misma. Entonces es cuando lo que pienso, lo que digo y lo que hago se entrelazan armoniosamente.

En el momento en que no fuese así, sonaría una alarma en mi corazón, haciéndome sentir incómoda conmigo misma, y esto hace que antes de que surja el conflicto -conmigo misma- moderaré mis pensamientos,  rectificaré el habla y  desaceleraré la acción.

Tengo que hacer que el pensar, decir y hacer se vuelvan una sola cosa; fluyan al unísono.

Para ello debo ser observadora de mi misma, estar atenta, tener claridad mental y voluntad firme de propósito.

Ejercito mi mente en el control de pensamientos -nada de pensamientos inútiles- no cabe el divagar ni alimentar irrealidades. Conduzco mi mente con claridad y firmeza pero de forma flexible y creativa. Pongo mi mente a mi servicio; ella cumple una función para mi, cumple un cometido y soy yo quien utilizo la mente no al revés.

Cuando existe sintonía entre el pensamiento y la acción, los miedos no pueden obstaculizar la fluidez que se crea entre ambos. Los  miedos crean inseguridad, no los quiero en mi vida. Los miedos son imaginarios, no les doy realidad.

No se trata de reprimir la conducta, lo que haremos en encauzarla. No se trata de sujetar o controlar los pensamientos, los iremos transformando para que nos nutran no que nos destruyan o limiten.

Todo comienza desde el amor hacia uno mismo.

 

Cómo reponer energía vital

yogaCuando somos capaces de generar energía vital, almacenarla y dirigirla, comienza a resultar fácil movernos hacia nuestro mundo interior para luego actuar en el mundo exterior con seguridad y firmeza.
Pero no sólo se trata de generar nueva energía, primero habrá que ‘depurar’ la que ya hay: pensamientos, ideas, creencias, emociones y sentimientos del pasado que todavía llevamos a cuesta como una carga pesada.
Si no hacemos ese trabajo de limpieza emocional, lo que hacemos es reaccionar desde viejos patrones, creando nuevos problemas y conflictos dentro de un círculo vicioso del que no sabemos salir. Todo eso crea sobre-esfuerzo y sufrimiento.
Nuestro cuerpo energético es nuestro CUERPO DE LUZ, es nuestro vehículo para movernos hacia otras dimensiones de nuestro ser. Desde él, visionamos y creamos. Cómo ir a “repostar combustible pránico”:
1) Alimentándonos de productos frescos que nos proporcionen energía.
2) Absorbiendo energía a través de los sentidos de forma amorosa. Nos afecta a todos los niveles lo que escuchamos, vemos, olemos, degustamos …
3) Nos aflige o motiva nuestra actitud negativa o positiva.
4) Actuar desde la Conciencia: descansar, comer, caminar, hablar conscientemente.
5) Desarrollar la conciencia individual y colectiva a través de la Meditación.
6) Practicar alguna disciplina que ayude a generar energía vital. Yoga, Chi Kung, Reiki, etc.
Tenemos la capacidad de nutrir de energía vital  nuestro cuerpo físico  así  como nuestro espíritu. Hacernos responsables de nuestra nutrición íntegra logramos salud y abundancia a todos los niveles de nuestro ser.

Construir la vida.

meditacion 5No se trata de sobrevivir un año más. Mi acción es mi voluntad. Lo que antes me parecía inimaginable e imposible hoy se desvela y se materializa ante mi. Es el poder de mis pensamientos positivos lo que despeja mi camino. Yo puedo liberarme de lo que me limita: mi pasado, el hábito de la queja, el resentimiento,  la rabia …

Me enfoco en lo que puedo controlar. Verifico mi dirección. Desde la respiración consciente controlo mis pensamientos y emociones. Me siento capaz de hacer lo que me proponga en la medida en que voy aniquilando los  miedos  irreales que se agazapan en  mi mente, y que no me pertenecen … no son míos. ¡No son reales! ¡Yo no soy mi mente! ¡Tengo una mente! La pongo a mi servicio.

A partir de hoy, yo -desde mi Ser-, construyo mi vida. Me siento motivado desde mi corazón. Me siento liberado. La voluntad me da firmeza y credibilidad -conmigo mismo-.

Creo la constancia para desarrollar mis capacidades. Mis pensamientos no divagan más. Ahora  mis pensamientos son mis mejores armas para abrirme camino en la vida. Ahora me concentro en lo que tengo que hacer-cada día-.

Si la mente está en paz, conecta y se alimenta de la energía pura del Alma. El Alma que es mi Conciencia conectada con la Naturaleza y con el Universo.

 

 

¿Cómo conocernos a nosotros mismos?

mujer jovenA la mente hay que desarrollarla porque por sí misma no quiere adentrarse en áreas desconocidas. Así que si nuestro mundo mental es limitado y se resiste a ir más allá de lo que conoce,  como no hagamos un esfuerzo por ampliarlo y por crear nuevos y mejores hábitos, nos quedaremos estancados en un espacio que se hará cada vez más obsoleto y denso.

Para comenzar a entendernos a nosotros mismos debemos partir de la base de que somos energía y de que estamos formados  por varios cuerpos: físico, mental-emocional, astral-etéreo y espiritual. Existen prácticas y métodos para experimentarlos, no es cuestión de creencia ciega o de fe.

Igual de importante y vital para el desarrollo de nuestra Conciencia es  comenzar a observarnos a nosotros mismos: cómo actuamos, cómo reaccionamos, cómo nos movemos y cómo son nuestros humores, etc. para que poco a poco podamos distinguir y separar  en nosotros al “personaje”  del ser esencial. Es decir, identificar los patrones y creencias heredadas para poder deshacernos de todo lo que no nos pertenece y nos limita. Deshacernos de todo hábito dañino e inútil.

Es así como nuestra Conciencia, al clarificar la mente y desarrollar el yo-inferior,   comienza a crecer y a domar al cuerpo mental  para ponerlo al servicio del ser.

Si hasta ahora lo primordial era TENER y HACER,  empujados por la idea   imperante de “llegar a ser”  en el futuro… y  poder ser  feliz, realizado, importante, rico,  etc. Al variar el orden de prioridades,  conseguiremos, en primer lugar, SER quien somos y luego hacer  y tener  de acuerdo a nuestros propios planes y deseos.

Cuando ponemos la mente a nuestro servicio y logramos una percepción ampliada y sensible de nosotros  mismos y de los demás, la intuición,  igualmente está despierta y nos dejamos guiar por ella. La mente opina desde los prejuicios pero la intuición, que nace en el chakra del entrecejo y está conectada con el corazón y con la fuente de la Verdad, sabe, tiene conocimiento.

Cuando nos situamos en nuestro Centro, despierta la escucha interior de la intuición,  vemos como válidas  las ‘coincidencias’ y vemos en ellas las señales que la Naturaleza nos hace llegar. Cada acto cotidiano de nuestra vida es consciente, está cargado de pensamientos positivos y actuamos desde una actitud sincera y honesta. Nunca egoísta. Sabiendo que eso mismo es lo que atraeremos.

Cuando comenzamos a conocernos a nosotros mismos,  el mundo exterior deja de ser relevante y de forma natural vamos al encuentro de nuestro maestro interior.

A partir de ese momento  es cuando nuestra Conciencia, nuestros  pensamientos y nuestras emociones estarán vibrando en la frecuencia del Amor Incondicional, estando la mente y el corazón conectados y formando un Canal.

Ahora es cuando nuestro Yo Superior  gobierna en nosotros y tiene el poder de manejar nuestra salud física y emocional y crear felicidad  y paz interior de forma permanente.

 

El sentido que inspira

luz azul1¡Cuántas veces hemos escuchado una voz interior  y no le hemos hecho caso! … nuestra impaciencia, impulsividad, resistencia y rebeldía del ego, nos ha llevado a no escuchar esa voz interior –la intuición– que nos advertía de un peligro o nos animaba a hacer algo … pero nuestra desconfianza nos hizo desoír esa sabia inspiración y nos tocó sufrir.

Seamos consciente de ello o no, el subconsciente siempre está dispuesto a ayudarnos y servirnos. Sólo hace falta detener todo el parloteo de la mente y escucharle.

El sexto sentido es inspirador. Es el “Espíritu-divino-que-hay-en-ti”.

Este es  un buen momento para hacer cambios en nosotros.

El 25 de diciembre habrá LUNA LLENA. Comienza un nuevo Ciclo.
Es el momento ideal para atraer las influencias cósmicas beneficiosas para reconstruir tu destino.
Es el momento excelente para innovar, crear, emprender y actuar con fuerza renovada.
Permite que las poderosas energías cósmicas purifiquen y reactiven tu ser.
Ve hacia tu interior, al centro de tu corazón espiritual, para la afirmación de tu naturaleza, de tu nobleza y del reconocimiento de tus talentos.

Renueva el compromiso contigo mismo de ser feliz.
Que todo lo que decidas emprender, sea beneficioso y se cumpla.
Que esta nueva vitalidad te de fuerza para impulsar tu potencialidad y tu capacidad para evolucionar.

El día 25, con la luna llena, siéntate tranquilamente y en silencio, respira suave y lentamente. Deja que tus pensamientos se vayan aquietando y clarificando, creando un estado de calma y bienestar.

 Formula a media voz tus deseos a corto, mediano y largo plazo. Desde tu corazón pide a tu Espíritu divino que siempre te acompañe, te guíe y te ayude a transformar lo negativo en positivo.

Tómate el tiempo necesario y que tu petición salga sinceramente del corazón profundo para que todos los obstáculos que están impidiendo tu avance se desintegren. Así es como se despertarán las fuerzas invisibles de éxito y armonía.

Que así sea. Y así es.

Feliz año 2016.

Pensamientos

arbol y nubeA veces, los pensamientos,  como si de una gran nube se tratase, se instalan y se apropian, de forma invasiva y  desordenada, de la mente.

Cuando se posesionan de una mente débil,  son capaces de invadir otros terrenos, como el corazón. En estos casos,   son como huéspedes molestos  que no conseguimos echar fuera y consiguen  adueñarse de nuestra voluntad..

Cuando los pensamientos son densos pueden ser muy tóxicos y resistentes. El  odiorencor, miedo, venganza... son sentimientos y emociones que alimentan los pensamientos haciendo que éstos bloqueen la capacidad de la mente de transformarlos en pensamientos  de amor y compasión o simplemente hacerlos desaparecer.

También puede suceder que la falta de escucha y de expresar  palabras   amorosas cree frialdad y  rigidez en el ser. Las palabras amables son necesarias para airear las emociones y alimentar el corazón; son energizantes, reparadoras y sanadoras de todos los sistemas que mantienen vivo al ser humano y las precisa para su felicidad interior.

Aprender a comunicar y a expresar de forma compasiva, hacia nosotros mismos y los demás,  se hace urgente y necesario para agilizar y clarificar la mente de pensamientos conflictivos y contradictorios que crean sufrimiento y por lo tanto; frustración, decepción y violencia.

Llenar el cerebro de pensamientos no es pensar. Para poder pensar hace falta capacidad de  concentración y claridad mental.  También es beneficioso practicar la reflexión, la quietud, la introspección y la estabilidad mental y emocional.

 

El Bien y el Mal

mujer de espaldas floresNuestros pensamientos y creencias fluctúan para que podamos ir adecuándolas a nuestras circunstancias presentes. Rectificar y ajustar nuestra Mente a la Realidad debe ser un trabajo diario para que las ideas fluyan de forma creativa  y  las emociones se moderen.

Soy consciente de que puedo  cargar un pensamiento con una intención y  emoción determinada y conseguir que se materialice. Desear el mal, maldecir, renegar, condenar… tienen  una fuerza destructiva y el poder de alimentar y atraer el Mal.

Por el contrario, la oración, la plegaria, las bendiciones. la confianza absoluta en un Orden Superior y la compasión, atraen la energía poderosa del Amor, si todo ello nace en el corazón.

El ser *mágico* que hay en mi  me guía hacia mi Destino y me ayuda a trascender mi yo-inferior y  mi mente ególatra.

La suma total de todas mis experiencias de vida me dan la fuerza para enfrentarme a mi verdadero enemigo -al verdadero Mal en mí- y ese es mi yo-inferior,  que me amarra a mi pasado.

Me des-identifico de quien creía ser. Desaprendo y me deshago de las creencias de otros. Es el Conocimiento Intuitivo -desde mi corazón- mi mejor Maestro.

 

Somos energía

chakras esferaEntrando en contacto con nuestros centros energéticos -chakras- entendemos  la influencia que ejercen las diferentes energías en el cuerpo físico y también en nuestros cuerpos etérico y astral.

Somos energía así como lo son también nuestros pensamientos y emociones. Los desequilibrios emocionales pueden manifestarse en el cuerpo físico como una enfermedad. El exceso o  déficit de las diferentes energías nos llevan a un conflicto con nosotros mismos, al sentir ansiedad o intranquilidad sin causa aparente.

Sepamos un poquito más sobre nosotros y los diferentes tipos de energía que nos benefician, influyen y  afectan:

La energía Vital. La energía vital es la que nos sostiene vivos. El motor de esta energía se encuentra dos dedos por debajo del ombligo a la derecha. A través del cordón umbilical es de donde recibimos nuestro primer alimento. Toma el hábito de respirar desde este centro energético; te relajará, te centrará.
La energía que nos llega a través de la respiración. Esta es  la función más importante del ser humano -aunque el respirar lo hagamos automáticamente.
Vamos a re-educar nuestra forma de respirar; haciéndola consciente y rítmica. Conscientemente absorber prana, sentir cómo se expande en nuestro interior y devolver al universo (en la exhalación) la que no necesitamos. Es como una meditación activa, en contacto con la energía universal.
Tres respiraciones conscientes al despertar y al ir a dormir van a empezar a armonizar nuestros chakras.

La  energía que nos llega a través de la alimentación. “Somos lo que comemos” es un dicho conocido en todo el mundo. Cuidar nuestra alimentación es respetar y amar nuestro cuerpo físico de manera consciente.
Consumir alimentos frescos e integrales a ser posible, beber agua, tés o tisanas. Y si somos lo que comemos, nos cuidaremos de no ingerir alcohol, químicos ni drogas de ningún tipo. Bendecir la comida es también una costumbre recomendable pues energetiza el alimento antes de ingerirlo.

La energía sexual. Es  la energía más potente del ser humano y refinándola se convierte en energía espiritual. Reside en la base de la columna vertebral, en el chakra raíz.  Se la identifica con una serpiente: la línea de fuerza kundalini. La energía de la creatividad.
El despertar de esta energía hace que se activen  poderosamente  los demás chakras.

La  energía de la Madre Tierra. La tierra, como ser vivo, emite una energía proveniente de sus capas magnéticas subterráneas.
Caminar descalzos por la hierba, la tierra y piedras o la arena de la playa nos permite descargar las energías negativas y absorber las positivas.

La energía Astral-Espiritual. Estas energías residen en la cuarta dimensión y depende de nuestra actividad astral y de nuestra conexión con el mundo imaginal a través de los sueños.
Crea el hábito de “desconectar” antes de dormir; haz respiraciones conscientes, relájate y programa los sueños.

La energía Mental-Psíquica. La energía psíquica es ilimitada y poderosa. Podemos  desarrollar  las capacidades innatas de la mente y de la intuición  a través de la práctica de la meditación, la concentración y otras disciplinas espirituales.