Las Leyes universales

metatron ascensionEstamos sujetos a una Ley Cósmica que proclama que el Universo es  Inteligencia y Amor  Puro. Pero esta Verdad, desde nuestra mente atrapada en la Razón, no podemos captarla en su infinita dimensión. Sin embargo, nos afecta, seamos o no conscientes de ello. Tenemos el libre albedrío y el potencial para beneficiarnos de ella o no.

Y estamos sujetos a una Ley  de la Naturaleza -en la que estamos incluidos y de la que somos parte- que se mueve por ciclos y códigos-. Tenemos la capacidad de fluir en ella amablemente bajo su guía y protección  o desafiarla desde la ignorancia y la soberbia.

Resolvamos la crisis individual que cada uno hemos generado en nosotros mismos y que se ha generalizado llevando a nuestro planeta y sistemas de gestión a una enfermedad difícil de solucionar.

Toda enfermedad es tensión, represión y resistencia.

La salud -a todos los niveles- personal y social, es rendición, aceptación y compasión.

Esta es la gran Verdad y remedio contra el sufrimiento.

Paz y Amor para todos.

Anuncios

Las medicinas naturales

chakras esqueletoSería sencillo de reconocer la Verdad, pero nos hemos alejado demasiado  de nuestra esencia.
Somos ENERGÍA. La energía es LUZ, la luz es AMOR y el amor es SANACIÓN.
Hace ya muchos años que trabajo con ‘terapias’ naturales, primero llamadas ‘alternativas’ y ahora reconocidas por la medicina oficial y etiquetadas como ‘complementarias’.
Son medicinas HOLÍSTICAS que su misión es desbloquear y depurar los diferentes centros energéticos de la persona, que  desconcertada y desconectada de su Alma,  le ha ocasionado  la enfermedad.
Desde esta simple sentencia arriba expuesta nos abrimos hacia la sanación. Impulsando la toma de CONCIENCIA, de que hemos sido creados con la capacidad de auto-sanarnos.
Así que, debemos recuperar la memoria de quiénes somos y desarrollar una actitud responsable  sobre nuestra salud íntegra; física, mental, emocional y espiritual.
PRIMEROS PASOS QUE PROPORCIONAN SALUD Y FELICIDAD:
Procurar la estabilidad emocional (deshacerse del estrés y la ansiedad) creando nuevos hábitos.
Llevar una vida de moderación en la alimentación, el descanso y la actividad física.
Nutrir el cuerpo espiritual practicando yoga, meditación, voluntariado al servicio de los demás o cualquier otra práctica que nos conecte con nuestro corazón.
Prestarnos atención. Dedicarnos media hora al día a nosotros mismos. Escucharnos. Perdonarnos. Aceptarnos. Amarnos y amar a los demás.

La acción del cambio

felicitacionTodo es posible en la medida en que nos lo creamos sin resquicio de dudas.

Vivimos en un estado permanente de mudanza, de transmutación y es así como se construye y se desarrolla la vida; en la acción del cambio.

Vivimos  en movimiento continuo porque somos energía y desde la vibración creamos. Creamos sonido, música, color, forma …  Desde lo más visible en nosotros; el exterior de nuestro cuerpo físico; observamos, nos relacionamos, amamos y odiamos, y todo ello en una continua pulsación de  de vida.

Nuestra respiración cambia según nuestros estados emocionales, pensamientos, sentimientos. Inclusive lo impalpable,   como es nuestro cuerpo energético o nuestro espíritu, -desde la sensibilidad de su percepción-, nos podemos beneficiar de las energías sutiles, que se mueven y hacen cambiar nuestra visión, haciéndola más clara y extensible …

Sólo quien se niega al cambio sufre.  Sólo quien se niega a movilizarse  junto con su alma, la vida le resulta un sobre-esfuerzo. Sólo quien se resiste a mudarse  a un nuevo ciclo y fluir con la Naturaleza, enferma y se consume en su bloqueo energético de vida.

 

Diario con Alzheimer (I)

LUZ irradianteMi madre tiene 90 años y vive un Alzheimer muy avanzado; ya no habla y cuando intenta decir algo tergiversa palabras o suelta sonidos inteligibles. Entonces calla y se queda ensimismada y triste; hasta la próxima vez que lo volverá a intentar.

Tiene la suerte -y tenemos la suerte los que estamos a su alrededor- de que su buen carácter y su filosofía de vida, ahora más que nunca, se manifiesta y sale a la Luz; su aceptación ante la adversidad, su alegría innata, su amor hacia los demás, son puntales que la hacen llevar con dignidad la crueldad que encierra esta enfermedad; la falta de memoria y la des-conexión con la mente. Pero una cosa debe quedar bien clara; esta discapacidad física y mental no afecta a la Conciencia que es inmortal.

Tiene muchos miedos, se sobresalta y ves en sus ojos la sorpresa que la aterra por segundos, cuando la haces levantarse, sentarse o acostarse -cualquier cambio que introduces en su estado de inmovilidad y quietud- . El “dejarse llevar” o el  “cambiar de estado” le da miedo y te dice “espera, espera”.

Como terapeuta floral me decido  a prepararle una fórmula de Flores de Bach para los miedos y para desbloquear el habla: Mimulus y Agrimony.

¡Las Flores producen un efecto inmediato! Tiene mucha más energía y ha tomado iniciativas. Está radiante. Ha comenzado a hablar con toda claridad “uy, tengo muchas cosas por hacer”, “he traído muchas cosas para mirar”, “son cosas bonitas, que siempre gustan” dice y se ríe.

– Me he traído cosas. Tengo que dejar cosas, tomar cosas… así.

Le digo “poniendo orden, ¿no?” y asiente sonriendo.

-Me traje un buen bulto de mi casa de allá… bueno, no sé qué resultará… hoy he comprado por ahí una barbaridad de cosas.

Le pregunto “¿cosas que necesitabas?”

-Si. Yo no tomo cosas para enturbiarme. Todo lo que uno hace pensando en el Bien …

y digo yo para terminar su frase “le favorece”. Ella se ríe y asiente.

Me mira a los ojos largamente y me pregunta sonriendo “¿tú también?” …Y se queda ahí mirando y dialogando con mi alma.

 

 

 

¿Qué es la enfermedad?

chakras mujer1El cuerpo físico nos avisa cuando algo en nuestro interior no está bien.  La falta de salud es falta o exceso de energía vital en algún  centro energético o  energía vital bloqueada o energía vital desequilibrada entre los diferentes centros y/o sistemas que rigen nuestro cuerpo físico.

Si hay salud en el cuerpo físico, quiere decir que también existe una mente equilibrada, un cuerpo emocional fuerte y un cuerpo espiritual en armonía.

Un sistema inmunológico fuerte es primordialmente alegría por la vida y confianza en uno mismo. Tener ante la vida una actitud  de entusiasmo y una mente centrada y conectada al corazón, garantiza el vivir con buena salud física,  mental y emocional.

El estado natural de todo ser vivo es estar en armonía con todas las energías en sí mismo, con la Naturaleza y con el Universo. La enfermedad es la manifestación en el cuerpo físico de algún malestar, frustración, miedo o trauma largo tiempo reprimido y que ha terminado por bloquear el flujo normal de vida en nuestros diferentes cuerpos.

¿Cuáles son las energías tóxicas bloqueadoras? Los miedos. Los sentimientos de culpa. La rabia. La envidia. Los celos. El desamor. La baja autoestima y otras emociones negativas.

La Salud es el libre movimiento de la vida en resonancia y sincronización con el Todo.
La mejor medicina: el Amor

Cuando el sacrificio por los demás nos enferma

reiki pacienteVino a verme una mujer de mediana edad por  su gordura ya que “nunca me siento llena y estoy comiendo a todas horas y encima la comida me sienta mal. No tengo arreglo”.

Dice que cuida por amor a su marido impedido, que a sus hijos les da todo, complaciéndolos con gran esfuerzo, dice que todo eso lo hace gustosamente. Aparentemente, su imagen y su sonrisa confirman lo que me está contando sobre su vida llena de penalidades y sacrificios. Su historia, en la que ella es una víctima amorosa y entregada, es poco creíble. No es que ella me esté mintiendo al explicarme su situación sino que ella misma vive engañada y alejada de su realidad que no quiere o no sabe ver.

Al practicarle  Reiki,  examino la energía de sus centros energéticos. A través de las manos siento si están bloqueados o hay exceso/deficiencia de energía vital. También se pueden sentir las energías tóxicas y densas que obstruyen el paso y fluidez de las energías.  Conectar con el campo astral es también importante para hacer la limpieza energética conveniente y recibir información de la raíz del problema.

Lo primero que siento es toda la rabia que tiene guardada, todo su inmenso resentimiento que la está enfermando. Termino haciéndole una armonización y alineamiento de los chakras y limpieza del aura.

Desde esa relajación es cuando ella se atreve a hablar y   contarme la verdad: “No puedo más, si al menos me dijeran las cosas de otra manera… todo son exigencias. Me siento agotada física y mentalmente. No me valoran”.

Al reconocer su inmensa rabia es cuando podemos ponernos a trabajar; yo como facilitadora y ella para tomar las riendas de su vida y salir de una actitud mecánica de queja y amargura. Teniendo ahora la fuerza y la valentía para expresar sin miedo lo que siente,  comenzando por valorarse a sí misma.

Si  actuamos  desde la resignación por un sentimiento negativo de “deber y obligación”, nos estamos envenenando por dentro . Si nuestra actitud sacrificada es auto-impuesta,  tenemos unas expectativas de reconocimiento y agradecimiento por parte de los demás, que nunca llegan en la medida que consideramos justas.

Ese veneno que se va acumulando secretamente es lo que nos termina enfermando y desgasta toda la energía vital que utilizamos para guardar las apariencias.

Cuando conscientemente nos sacrificamos por alguien y lo hacemos desde el Amor, cuando no podemos cambiar una situación que exige de nuestra entrega, si  aceptamos desde el corazón, todo se pone en su sitio. Si nos damos a los demás desde el Amor, ese mismo Amor dado es la recompensa.

La Depresión como una expresión del Alma

mujer azul y mundoSi no  prestamos atención al lenguaje  emocional del Alma, cuando es de  tristeza, melancolía, soledad o desamor,  estos sentimientos se fosilizan, obstruyendo el fluir libre necesario de la energía vital que justamente está para impulsar el entusiasmo y el deseo de vida. Si no es así, el estado general anímico del corazón espiritual,  termina en depresión.

No son actitudes para razonar . No son comportamientos a rebatir desde la lógica. No es una cuestión mental. La depresión es una vivencia de desesperanza y oscuridad a nivel muy profundo. Sucede de forma inconsciente e involuntaria de  desconexión con el mundo y a la vez de separación del Yo de su Alma.

El Alma busca comunicarse. Si está bloqueada su posibilidad de expresión, se manifestará -llamará la atención- a través de los síntomas que identificamos como depresión. El lado positivo de estas turbulencias anímicas y la lectura que debemos hacer, es que es el momento preciso de hacer cambios en nuestra vida. Ahondar en ella. Nutrir el Alma. Escuchar a nuestro corazón espiritual que es donde reside.

Tratar la depresión como una enfermedad con fármacos que anulan los síntomas, es obstruir el proceso natural que requiere el Alma para desarrollarse. Ese primer estado de crisis existencial,  vacío y oscuridad que se manifiesta en la depresión, es la expresión del ser original en el interior que reclama atención para su desarrollo.

Se trata de una experiencia ineludible a la que hay que hacer frente. Se trata del preámbulo hacia una transformación dolorosa en principio justamente por nuestra actitud ignorante de poner resistencias de ir desde la conciencia del ego hacia la evolución de la Conciencia del Alma.

Se entra en depresión cuando el Alma se hunde en la oscuridad en busca del Ser. Es un acto instintivo. El Alma tiene un propósito superior que nuestro Yo no entiende, se asusta y se resiste a ello. El Yo sólo sabe de su insatisfacción, de su frustración y desesperanza pero no es consciente qué causa su aversión hacia sí mismo.

El estado de depresión podemos vivirlo como un proceso de auto-conocimiento.  Su forma negativa es la de aislamiento y oposición a la vida.  Se puede vivir también positivamente, desde la entrega, el  recogimiento e interiorización.

¿Cómo es esto posible? Desde la ACEPTACIÓN. Desde la comprensión que nada es casualidad y que si he entrado en un estado de aislamiento, tristeza, melancolía, amargura, etc., debo sumergirme en mi interior y ESCUCHAR a mi Alma.

Si estoy viviendo el mundo y a mi mismo de forma distorsionada, pediré ayuda. Eso es lo primero. Confiaré en alguien para que me ayude a salir de la oscuridad en la que estoy metido. Y me dejaré llevar en ese primer tramo. Me haré responsable de mi estado, sabiendo que cuando gane esta batalla, saldré fortalecido; como un ser humano nuevo.