Atención plena

mujer azul ch6Debo vivir contenida para que las energías de este mundo no me arrollen y me lancen hacia el pesimismo y la desmotivación. Debo vivir atenta a no dejarme arrastrar o embaucar por las energías negativas y quienes se valen de ellas. En esa firmeza, con esta intención, en esa acción, en ese no-hacer, para que la Voluntad Divina actúe en mí, para ser canal a Su servicio.

Para vivir desde la comprensión y entendimiento en donde es el Alma quien ve y siente. Para no dejarme devorar –manipular- por las energías que alimentan a las pasiones del Ego.

Las pruebas y las tentaciones –las trampas- son cada vez más sutiles. El compromiso es cada vez mayor; porque se ensancha el entendimiento, de la misma manera que se ensanchan los huesos de las caderas de la mujer preñada y se contraen sus órganos para dejar paso al nuevo ser, en ese alumbramiento, único cada vez, doloroso y al mismo tiempo de placer sublime, cuando se vive la experiencia desde la entrega, aceptando el dolor como un desafío.

Me responsabilizo de mi cuerpo, mi mente y mi espíritu. Doy las gracias a la vida por darme la oportunidad de descubrirme en ella. Doy gracias a la Madre Tierra por sostenerme y nutrirme.

El Amor no nace en la Mente sino en el corazón y es infinitamente más que un sentimiento o emoción.

Yo Soy Amor.

Anuncios

Femenino y Masculino

mujer-geometria

No estamos hablando de géneros. hombre/mujer. Nos estamos refiriendo a ENERGÍAS que se manifiestan a nivel físico, mental y emocional. Por ejemplo, el machismo, las obsesiones sexuales, la violencia y agresividad, son excesos de energía masculina.  La vulnerabilidad, hipersensibilidad, miedos infundados, mentes fantaseadoras, supondría un exceso de energía femenina.

No son energías opuestas sino complementarias. Inclusive el Hombre y la Mujer son plenos en sí mismos  cuando  en ambos existen por igual las dos energías.  O equilibradas de tal manera que se compensen en ambos unas con otras .

En el REIKI como en otros sistemas energéticos se puede diferenciar y entender la importancia de regular las dos energías esenciales que nos condicionan-masculina y femenina-  si no están equilibradas, pudiendo distorsionar nuestra naturaleza y comportamiento.

ENERGÍA FEMENINA representa las fuerzas pasivas y receptoras de la naturaleza:   la Intuición, la Imaginación, la Visualización pertenecientes al Mundo de lo Oculto y lo Invisible. Representa el Refugio, la sabiduría profunda, la magia o lo inexplicable.

La Gran Madre simbolizada  por la Virgen María y la Madre Cósmica gran Avatar de estos tiempos representada por AMMA a través de su labor de inmenso Amor Incondicional, son las dos grandes figuras femeninas de gran Poder benéfico y protector.

 ENERGÍA MASCULINA es la fuerza procreadora y generadora de la naturaleza. Tiene que ver con la acción externa, la agresividad necesaria  para la auto-defensa y con la voluntad. Representa el aire y el fuego.  El principio masculino está representado por el Sol en la mayoría de las tradiciones y por todo lo que es fálico y  penetrante. Los elementos masculinos, son fuerzas activas que pueden soportar una gran carga y de ahí que sean aguerridos por naturaleza.  

En el momento en que hay exceso o deficiencia de alguna de estas energías, podemos entender que el desequilibrio entre la vibración, el ritmo y la polaridad entre ellas, ocasionan un efecto que según su grado tiene unas consecuencias u otras.

 

No forzosamente la mujer tiene que tener más energía femenina que el hombre o al contrario. Las energías,  se reconcilian entre sí, se armonizan y se compensan amorosamente.

 

 

El Dolor

hombre payasoEl dolor del alma, el dolor del corazón espiritual, surge para que el Ego finalmente se rinda y reconozca cuál es su papel en esta función. El dolor aparece cuando se rasgan los velos de la ignorancia y la soberbia y nos enfrenta a nosotros mismos.

El dolor nos acerca a nuestra alma. Finalmente nos obliga a rendirnos.  El Dolor nos hace entregarnos a las Fuerzas Superiores, que son reales, y algunos llamamos Dios para entendernos.

Pero al Dolor lo envolvemos en el sufrimiento, que es “pobrecito yo” y así desvía esa Energía, creando el conflicto, quedándose estancada en el cuerpo emocional.

Escúchate cómo sufres: “eso es difícil, no puedo, no sirvo, no tengo edad para eso, total para qué … ¿por qué a mi?, esto no me lo merezco, ”

… es así como creamos el sufrimiento existencial; el descontento con nosotros mismos …
Cuando decidimos terminar con el juego de todo lo falso, entramos en la Verdad. El Dolor nos lleva a la Alegría de la aceptación.

 

El brillo del Alma

mujer india riendoVivir conscientes del  Ser para que las energías externas no nos atropellen y nos lancen hacia la vanidad y la presunción. Vivir atentos, conectando mente-corazón, para sentirnos en la Presencia de lo que ES, que nos proporciona la verdadera felicidad interior.

En esa firmeza, con esta intención, en esa acción, en ese no-hacer haciendo,  mantenernos, para que la Voluntad Divina actúe y podamos vivir -libres de condicionamientos- desde  nuestro ser esencial.

Para dejarnos fluir, abandonando el ego y el yo inferior y unirnos –diluirnos- y desaparecer en la Conciencia Absoluta. Vivir desde la comprensión y el entendimiento, situados en un nivel superior en donde es el alma quien ve y siente. Para no dejarnos devorar –manipular- por las energías que alimentan al yo inferior y las pasiones del ego.

Las pruebas y las tentaciones –las trampas- son cada vez más sutiles. El compromiso es cada vez mayor; porque se ensancha el entendimiento, de la misma manera que se ensanchan los huesos de las caderas de la mujer preñada y se dilatan sus órganos para dejar paso al nuevo ser, en ese alumbramiento, único cada vez, doloroso y al mismo tiempo de placer intenso, cuando se vive la experiencia desde la entrega, aceptando el dolor como un desafío.

Aceptamos el destino; el lugar y entorno donde hemos nacido. Pero tenemos que crecer en Conciencia para hacernos dueños de nuestra vida y desarrollarla al máximo de nuestras capacidades. No sólo a nivel externo y material. Sino desenvolviendo y desplegando nuestro espíritu.

Entonces es cuando aparece en los ojos  el brillo y belleza del alma.

Somos energía

chakras esferaEntrando en contacto con nuestros centros energéticos -chakras- entendemos  la influencia que ejercen las diferentes energías en el cuerpo físico y también en nuestros cuerpos etérico y astral.

Somos energía así como lo son también nuestros pensamientos y emociones. Los desequilibrios emocionales pueden manifestarse en el cuerpo físico como una enfermedad. El exceso o  déficit de las diferentes energías nos llevan a un conflicto con nosotros mismos, al sentir ansiedad o intranquilidad sin causa aparente.

Sepamos un poquito más sobre nosotros y los diferentes tipos de energía que nos benefician, influyen y  afectan:

La energía Vital. La energía vital es la que nos sostiene vivos. El motor de esta energía se encuentra dos dedos por debajo del ombligo a la derecha. A través del cordón umbilical es de donde recibimos nuestro primer alimento. Toma el hábito de respirar desde este centro energético; te relajará, te centrará.
La energía que nos llega a través de la respiración. Esta es  la función más importante del ser humano -aunque el respirar lo hagamos automáticamente.
Vamos a re-educar nuestra forma de respirar; haciéndola consciente y rítmica. Conscientemente absorber prana, sentir cómo se expande en nuestro interior y devolver al universo (en la exhalación) la que no necesitamos. Es como una meditación activa, en contacto con la energía universal.
Tres respiraciones conscientes al despertar y al ir a dormir van a empezar a armonizar nuestros chakras.

La  energía que nos llega a través de la alimentación. “Somos lo que comemos” es un dicho conocido en todo el mundo. Cuidar nuestra alimentación es respetar y amar nuestro cuerpo físico de manera consciente.
Consumir alimentos frescos e integrales a ser posible, beber agua, tés o tisanas. Y si somos lo que comemos, nos cuidaremos de no ingerir alcohol, químicos ni drogas de ningún tipo. Bendecir la comida es también una costumbre recomendable pues energetiza el alimento antes de ingerirlo.

La energía sexual. Es  la energía más potente del ser humano y refinándola se convierte en energía espiritual. Reside en la base de la columna vertebral, en el chakra raíz.  Se la identifica con una serpiente: la línea de fuerza kundalini. La energía de la creatividad.
El despertar de esta energía hace que se activen  poderosamente  los demás chakras.

La  energía de la Madre Tierra. La tierra, como ser vivo, emite una energía proveniente de sus capas magnéticas subterráneas.
Caminar descalzos por la hierba, la tierra y piedras o la arena de la playa nos permite descargar las energías negativas y absorber las positivas.

La energía Astral-Espiritual. Estas energías residen en la cuarta dimensión y depende de nuestra actividad astral y de nuestra conexión con el mundo imaginal a través de los sueños.
Crea el hábito de “desconectar” antes de dormir; haz respiraciones conscientes, relájate y programa los sueños.

La energía Mental-Psíquica. La energía psíquica es ilimitada y poderosa. Podemos  desarrollar  las capacidades innatas de la mente y de la intuición  a través de la práctica de la meditación, la concentración y otras disciplinas espirituales.

Carácter, personalidad y yo

ser lucesSi sientes que fluyes con la vida y si sientes que tu corazón ha entrado en un estado de alegría; estás fluyendo en el plano superior del no-tiempo, desde tu Ser.

Salgamos del plano material donde el yo inferior -el ego- está en lucha continua; calculando, especulando, juzgando y criticando, dentro de un espacio limitado por sus propios miedos e inseguridades. El plano material del yo inferior es donde el sufrimiento crea un estado de resistencia e inmovilidad; tensiones, preocupaciones, disgustos, rabietas, y un sin fin de energías negativas que alimentan y bloquean nuestros órganos y nuestros cuerpos mental y emocional.

Separémonos del Ego. Aprendamos a aquietar  la mente, dirigirla y tener poder sobre ella. ¿Quién? El Ser esencial, original y eterno que habita en este cuerpo físico. No somos el cuerpo físico, no somos la mente. Tenemos un cuerpo físico a nuestro servicio. Tenemos una mente a nuestro servicio. Tenemos emociones, un carácter y una personalidad que podemos rectificar y armonizar con nuestro Ser.

 

Nuestro propósito de vida es evolucionar, somos seres espirituales; somos seres de Luz.

 

 

Mi trabajo como maestra de Reiki

reiki chokureiComienza un curso de Reiki con personas que no conozco personalmente y que vendrán llenas de expectativas e ilusiones. Yo les hablaré y les transmitiré poder de creer en ellos mismos y fuerza para adentrarse en este nuevo Camino de auto-realización.

Les haré contagiarse de las energías que impulsan a expandirse e ir más allá de los límites de la Razón. Perder el miedo y permitirse cambiar la percepción limitada que tienen de sí mismos. Y visionar el alma palpitando con el Universo.

Les ayudaré a despertar su ser esencial y que experimenten un estado de supraconciencia en donde la comprensión de las cosas se produce de forma directa al corazón para poder ver  su relatividad .

Aprenderán a permanecer abiertos a la intuición, extendiendo y ampliando la comprensión más allá de las formas. Y es así como se marcharán; con una energía nueva, que durante 21 días trabajará en ellos para elevar su Conciencia y a partir de ahí, cada día vivirán con asombro cómo su cuerpo deja de estar dominado por conceptos mentales.

Después, cada vez más, fluirán con fuerzas superiores que les guiarán y protegerán. No actuando más por lo que “debería ser” sino por lo que es.