¿Qué es REIKI?

reiki manos luzREIKI es un sistema de sanación natural por imposición de manos,que utiliza la Energía sanadora del Amor Universal.

Es un tratamiento holístico ya que trata al ser humano como un todo y lo armoniza en todos sus planos; físico, mental, emocional y espiritual. Tiene el potencial para sanarse  uno mismo, así como a todo ser vivo.

Se trata de contactar la Energía Superior Cósmica, canalizarla y utilizarla para beneficio de nuestro Ser esencial y para beneficio, protección y guía de los demás.

  Practicando de forma regular el alineamiento de los centros energéticos en nosotros, llegaremos a diferentes comprensiones de forma ascendente e intuitiva, desde nuestra propia experiencia:

 Podemos considerarlo, en primer lugar,  como un Sistema de Sanación natural.

 Al convertirnos en Canal de la Energía Cósmica entramos en un proceso de Crecimiento Personal.

 Nos ayuda al despertar y desarrollo de la Conciencia, al convertir su práctica en una Disciplina Espiritual.

A través de la práctica conoceremos el sentido y propósito del bien común y la conexión que existe entre todas los seres vivos y el Universo.

Conocer más sobre  REIKI:

Tradición oral: significa que la transferencia energética a personas se produce sólo con la presencia física de un Maestro de Reiki e implica la enseñanza de forma verbal y práctica.

Historia: Conoceremos el origen del Sistema Usui Tradicional y su linaje.

El Linaje Espiritual esta formado por “UsuiHayashiTakata”.

Iniciación: es una sencilla ceremonia transmitida de Maestro a Maestro. Se transmite energía superior al Alumno que le  capacitará para abrirse a la práctica de Reiki. En esta ceremonia el Maestro graba en diferentes centros energéticos del cuerpo astral y chakras, los símbolos o códigos vibracionales para abrir y potenciar las cualidades del alumno.

Símbolos: Son llaves energéticas que abren y potencian niveles de comunicación con uno mismo y con otros, en  las distintas dimensiones superiores.

Tratamientos: se enseña de  forma básica cómo poner las manos para uno mismo y para otros. Los tratamientos son efectivos a nivel físico, emocional, mental y espiritual. Trabaja sanando principalmente el cuerpo astral / emocional.

Niveles de aprendizaje: se reconocen el primer, segundo grado, tercer grado y la Maestría.

 

Reiki es el método más sencillo y eficaz para comenzar a entender y percibir  que SOMOS ENERGÍA. Y que existen Energías Superiores que pueden actuar en nosotros y en nuestro beneficio si nosotros estamos dispuestos a abrirnos a ellas.

El tratamiento Reiki no está enfocado en la enfermedad, si no en sus raíces que están bloqueando el flujo de energía que general salud.

En hospitales norteamericanos y europeos ya se usa REIKI para aliviar el dolor de pacientes de cáncer, ayudarles a superar los efectos secundarios de fármacos, tratamientos con quimioterapia, anestesias y demás.
Puede también  usarse en combinación con una terapia psicológica tradicional en depresiones, TOC  y otros trastornos mentales, logrando una recuperación más rápida y poder disminuir hasta suprimir la necesidad de anti-depresivos y otros fármacos.
 Reiki es reconocida como una terapia complementaria por la OMS (Organismo Mundial de la Salud y el Instituto de la Salud de los Estados Unidos (equivalente a la SS.SS Española).

La semilla y el árbol

arbol-de-la-vida-2Antes de aspirar a iluminarnos tenemos que desarrollarnos como personas. Tenemos que recuperar cualidades nuestras que han quedado atrás, como la inocencia y otros muchos más valores.

Cuando aparece en nuestro corazón (que no en la mente) la necesidad o anhelo de abrazar nuestro espíritu y descubrir la divinidad que habita en nuestro cuerpo físico, es el momento que nos sentimos como una semilla (emerge  e intuimos nuestro código de vida). Instintivamente buscamos fortalecer nuestras «raíces».

Una semilla, para germinar, necesita de tierra fértil, agua y sol. La semilla del ser humano también. Una semilla necesita de cuidados especiales de alguien que sepa cómo tratarla hasta que salga a la luz y sea lo suficiente fuerte y grande para desarrollarse por sí misma. El ser humano también necesita de los mismos cuidados y atención de alguien experimentado.

La diferencia está en que el ser humano tiene una MENTE, que normalmente no discierne y que ha olvidado su naturaleza y esencia.  En algún momento de su vida se ve obligado a purificarse.  Es decir, vaciarse, para liberarse de todo condicionamiento y retomar su camino para cumplir con lo que ha venido a hacer.

A partir de ahí, de alcanzar la liberación, es cuando de verdad podemos REALIZARNOS (crecer) y ser quien somos.

Seguir prácticas espirituales sin antes  haber hecho un trabajo de conocernos a nosotros mismos es confundir aún más la mente. Una mente confundida sólo interpreta según su conveniencia y capacidad de forma distorsionada. Inclusive desde su buena intención.

Primero, conocerse a sí mismo. Desarrollar las virtudes humanas y la Conciencia. Fortalecer la conexión con el Yo Superior. Y él que nos guíe hacia la Fuente de la Verdad que todos tenemos en el centro de nuestro corazón espiritual.

Después podemos dedicarnos a continuar con nuestro crecimiento espiritual… y dar frutos de forma natural,  sin esfuerzo ni amaneramientos o imitaciones.

Entonces, seremos auténticos, nos habremos realizado.

 

 

 

Pedir perdón y perdonarnos

mujer manos namasteAhora mismo tenemos la suerte de poder elegir entre muchas técnicas para nuestro crecimiento personal. Pero aplicar cualquiera de ellas manteniéndose uno en la mente, hace que el avance sea lento y engañoso.

El salto de nivel de conciencia sucede sin esfuerzo y sin intervención de la mente.

Primero tendremos que aprender a salir del espacio reducido del Ego.  Tendremos que desarrollar la mente hasta que ésta se dilate, perdiendo las formas del orgullo personal para poder unirse al corazón.

Pongamos un ejemplo; decido perdonar a alguien desde mi mente, razonando que es lo mejor; ‘ debo perdonar’ y así yo mismo sanaré mi corazón herido que está lleno de resentimiento y dolor.  Por mucho que me convenza de ello,  esto sólo será un acto mental y su efecto durará un tiempo -mientras lo mantenga alejado de la memoria-, pero seguirá ahí, en algún lugar del subconsciente, latiendo, filtrando veneno calladamente.

Este es el ‘yo’ que calcula y planea desde la mente, para su propio beneficio  (el ego). Cuando expandamos ese ‘yo’ hasta hacerle perder su forma e importancia será entonces como  una gota de agua diluyéndose en el océano. Será la Conciencia del Ego adentrándose y perdiéndose en la Conciencia Suprema.

Ese será el momento en que, instintiva e intuitivamente, nos dirigiremos al centro de  nuestro ser, en el corazón espiritual. Y desde ahí, entonces sí, pedir perdón y perdonarnos a nosotros mismos.

Y la liberación sucederá instantáneamente. Porque la fuente de Compasión y de Amor  está en nuestro interior y.no tiene espacio que la limite.

 

 

Que cambie el otro

abrazo2 Crear dependencias emocionales de cualquier tipo, siempre ocasiona disgustos y sufrimientos, porque seguramente el otro no actúa según nuestras expectativas. Entonces aparecen frases como «Por mucho que le digo, no me escucha…».  «No me quiere escuchar ni se deja aconsejar…» .  «Con lo fácil que sería si me escuchase …» .  «Que reflexione, que tiene mucho por cambiar».

Si no hay voluntad propia de transformación, son inútiles los reproches, las exigencias, las imposiciones, los chantajes emocionales, los buenos consejos, los sermones, las advertencias, los castigos como la cruel indiferencia, …

En una relación,  esperar que sea el otro el que cambie, manteniendo el convencimiento de que es «el otro» quien tiene que hacer la mutación y la renovación según nuestras necesidades, hace que termine la historia -como mínimo- en desgaste, desilusión y frustración.

Debemos aceptar y reconocer que cada persona tiene su propia naturaleza que es única.

Debemos respetar la libertad del otro; su espacio y ritmo de crecimiento personal, desde su capacidad de entendimiento y desde su voluntad de cambio.

Sólo dando lo mejor de nosotros mismos y honrando lo mejor en el otro, es como podemos avanzar positivamente en nuestras relaciones.

 

Yo y mi Mente

meditacion mente entregadaCualquier técnica o disciplina que se realice para el crecimiento personal y/o para sanar un estado mental-emocional en desequilibrio como es la ansiedad, angustia, miedos, confusión, etc. primeramente debemos hacer un trabajo de conocernos a nosotros mismos; saber cómo funciona nuestra mente y «separarla» del Yo, al que está asfixiando.

El segundo paso sería el convertirme en Observador de mi mente. Tomar consciencia de que Yo no soy mi mente.

Este ejercicio diario y continuado es el que nos llevará a relativizar y desenmarañar los cientos de pensamientos que invaden mi mente y no sé procesar.

Éste es el primer paso: Tomar consciencia de cómo funciona mi mente, de que Yo no soy mi mente. Y de que, cuando Yo salgo de la mente es cuando verdaderamente puedo conectar  con mi corazón y mi Ser, y siento paz.

Una persona llena de miedos y con una mente alterada que se sienta a meditar y con mucha voluntad se queda quieto con los ojos cerrados durante media hora, eso es un suplicio porque no está meditando; su mente sigue en primer plano acribillándole con pensamientos inútiles.

Si nuestro deseo es el de meditar y somos personas muy mentales primero tenemos que aprender a SALIR DE LA MENTE. Y es la mejor cosa que podemos aprender: poner la mente a nuestro servicio.

Tácticas peligrosas de algunos maestros

Me pide cita por teléfono un hombre de mediana edad que hace un año atendió un curso mío pues se encontraba con una depresión y ansiedad muy grande por haber perdido su puesto de trabajo. Al oírle con voz nerviosa e intranquila le dije viniese esta misma mañana. Llegó con una libreta y me cuenta sin preámbulos que ha participado en un curso de «coach» donde 18 personas de clase media han pagado 200 euros por el fin de semana y se comprometieron a continuar el curso tres meses teniendo que pagar cada uno 700 euros.

La mujer que  da el curso ha sido presentada por el ayuntamiento del pueblo y viene de Estados Unidos aunque es de origen español. Llamaré Manolo a este hombre que ha venido en busca de claridad mental a lo que -por todo lo que me ha explicado- parece la misma confabulación del diablo.

En primer lugar, tuvieron que firmar un papel que todo lo que se hablase en el curso era secreto y no se podía comentar fuera de él. En segundo lugar, tuvieron que firmar que una vez dentro del curso no podían abandonarlo y de hacerlo el grupo se disolvería inmediatamente, para perjuicio de los demás.  Y más cosas que no sigo para no extenderme demasiado.

Luego siguieron toda una serie de ejercicios y juegos que servían para que la «entrenadora» -en su poder otorgado de líder absoluto- humillase y manipulase las mentes de los participantes.

El pobre Manolo vino a mí diciéndome se sentía totalmente confundido y revuelto mental y emocionalmente. Que vio lo peligroso que puede llegar a ser el que algunos se tilden de maestros y causen estragos entre la gente llana y confiada. Se dio cuenta de qué forma sutil pueden emplear algunos desalmados para hacer caer en trampas económicas a través de la manipulación emocional. Tácticas bien diseñadas primero para encandilarte, deslumbrarte y luego someterte totalmente, usando tu propia candidez.

Me tuve que reir por dentro de constatar  cómo el ser humano cae en sus propias trampas: En el curso  que yo impartía,  todos se quejaban de que tenían problemas económicos y sólo abonaban 20 euros mensuales o venían de forma gratuita. Pero cuando se les promete el paraíso en la Tierra, se venden las joyas de la abuela y pagan sin rechistar ¡700 euros! por un curso de «crecimiento personal» o coach como se dice ahora.

 

Reiki, Energía Sanadora

Aunque llevo más de diez años en el campo de la sanación energética sigo sorprendiéndome y maravillándome de cómo trabajan las energías.

Justamente es la mente la que no nos deja «ver» más allá de lo físico y concreto; lo lógico y razonable. Pero es imposible  tratar las energías desde la mente… las energías se perciben, se sienten directamente desde nuestro sexto sentido; la intución.

Cada vez que avanzamos en conciencia,  se agudiza nuestra intuición y nuestra capacidad de conectar con las energías cósmicas y divinas, adentrándonos en otros planos superiores.

Cuanto más nos vaciamos del ego y refinamos nuestro ser esencial, más capacitados estamos para ser Canal de la Energía Universal.

Mantener alineados nuestros centros energéticos. Tener sincronizados nuestros cuerpos; físico, mental, emocional y espiritual. Estar en conexión; nuestro corazón con el Corazón Colectivo y con el Amor Puro Universal. Todo ello es lo que nos permite elevarnos, como seres humanos y evolucionar.

Reiki, de forma muy sencilla, nos conduce en ese proceso de crecimiento personal y conexión con la Energía Universal.