Regresiones. Los beneficios de rememorar.

ser y angelHay diferentes técnicas dentro de la terapia Regresiva. La utilizada por el Dr. Brian Weiss se hizo muy popular gracias a sus libros “Lazos de amor”, “Muchas vidas, muchos maestros”. Él descubrió de forma casual el revivir vidas pasadas. Pero fue sobre todo, el percatarse de los exitosos resultados de sanación, lo que le hizo profundizar e investigar sobre la reencarnación y sobre la capacidad que tenemos de ir al subconsciente para que emerja la memoria, inclusive la de vidas pasadas.

Su paciente más sorprendente en cuanto a memorizar vidas pasadas de forma minuciosa, recordó 80 vidas. Pero fue aún más allá, porque en alguna ocasión esta persona hizo de Canal para hacerle llegar  mensajes al Dr. Weiss de maestros ascendidos y de familiares queridos ya fallecidos.

Yo misma puedo dar fe de los magníficos resultados de esta terapia que no utiliza la hipnosis sino simplemente la relajación profunda y en la que el paciente es al mismo tiempo el Observador y quien vivencia las distintas secuencias de sus vidas, incluyendo los momentos de tránsito al dejar el cuerpo físico.

Como terapeuta soy siempre parte imparcial y testigo maravillado de lo que existe más allá del mundo de la Razón y la Lógica. No hay palabras para explicarlo.

Pero si tuviese que resumir los beneficios que aportan el vivir esta experiencia yo haría hincapié en la importancia de rememorar el paso por la muerte. Se logra terminar con los miedos que hacen que  cuando llega ese momento, las resistencias, conviertan en agonía y tormento, lo que debería ser júbilo; porque es un viaje hacia la Luz.

Unas cuantas sesiones de terapia regresiva y uno se ha sacado de encima todos los miedos, conscientes e inconscientes, que le aprisionaban y limitaban. Sin expectativas ni miedos es como uno debe ir al encuentro de sí mismo.

 

 

 

Nuestro niño interior

niña interior dibujoHay un trabajo muy importante en la terapia regresiva que es ir al encuentro de nuestro niño interior; reconocerlo, reconciliarnos con él y traerlo al  presente con nosotros.

Es el encuentro con la parte más profunda y esencial de nosotros mismos… que, por alguna razón, quedó atrás  en el olvido o nos vimos obligados a abandonar … y ésto  produce  un sentimiento de vacío, abandono, tristeza … y desde nuestra inconsciencia,  no sabemos la razón de nuestro malestar con nosotros mismos.

Esta experiencia, que nos ha sumergido en el reino sutil de lo interno,  es sumamente emotiva.  Nos llena de alegría y paz en  el corazón, el haber ido a liberar una parte importante de nuestra Conciencia esencial.

Este encuentro y reconciliación nos ayudará en nuestra evolución y entendimiento de nosotros mismos.

Esta renovación nos fortalece. ¡Que nada quede fuera, en este proceso de expandir nuestra percepción de la Realidad!

Esta vivencia, sin lugar a dudas, nos enfrenta con nuestro “original”.  Es así como termina la lucha con ese “yo” distorcionado, y de pronto se amplía nuestra visión de nosotros mismos.

Terminan los conflictos y la incoherencia de hacer y actuar ante la vida de forma diferente a lo que en realidad deseamos hacer.  Ahora es nuestra esencia primordial quien tiene espacio para ser.

En este despliegue de nuestra Conciencia, llega a nuestro corazón claramente el entendimiento de nuestra razón de ser; nuestro propósito de vida.

 

Regresión al futuro

tunel de lucesEn el curso que hice hace ya años para formarme en Terapia Regresiva hacíamos prácticas entre los alumnos. Una de esas veces, formamos parejas  y a mí me tocó hacer de paciente con Montse la psicóloga.  Lo primero que veo es que estoy en un túnel donde no veo luz al final, quizás vislumbro unos cables en el techo y yo llevo una falda roja de un material brillante  plastificado y una blusa azul del mismo material brillante.

Montse me dice que salga del túnel y yo me encuentro con sorpresa en un sitio jamás visto. Todo es de color beige. A mi izquierda como dos túneles construidos uno al lado del otro de un material como barro. Yo estoy a la derecha en un espacio de piedras. Todo tiene el mismo color ocre. Más adelante hay como dos chimeneas inmensas. Yo sencillamente estoy ahí parada observando en medio de ese escenario tan extraño.

En el túnel yo no piso el suelo, gravito, aunque siempre en posición vertical. Montse me dice que vaya hacia adelante. Entonces yo me encuentro en otro planeta. Es de noche. La luz es fría, de una luna. Instalaciones muy grandes de hierro. Es una Base.

Montse me pide camine hacia los edificios (como de un polígono industrial) y ahí me entra algo de aprensión pues me doy cuenta de que es un sitio que “ha sido abandonado”. ¡Allí no hay nadie! En un momento he sentido SOLEDAD.

Montse me dice que vaya a otro momento… Estoy viajando en el espacio a gran velocidad. El universo es maravilloso lleno de luces y colores. Me pregunta si voy en una nave espacial. No. Es mi mente que viaja. Otro momento: Veo delante de mí “una grieta”. Es algo inmenso negro y verde de un material brillante. Me introduzco en él o me absorbe (no recuerdo). En otro momento, una bola de energía viene hacia mí y me absorbe.

En ninguno de esos dos momentos poseo un “yo”, simplemente soy absorbida sin sentir nada más que soy parte de todo eso del universo. Sin sentir nada, ni siquiera bienestar, nada. Soy energía.

Cuando Montse me dice que pase a otro momento, paso abruptamente a algo que primero veo verde pero que luego veo desde fuera como amarillo y verde… ¿un tubo?… soy sustancia en él.

Cuando Montse me pregunta qué mensaje he sacado de toda esta experiencia yo digo con un gran convencimiento en mí corazón: “yo soy del futuro”, “aquí estoy de paso”. He visto y viajado por el Universo. Formado parte de él. Transformándome. Visitando otros lugares intergalácticos… vacíos. ..

Volví a casa ya de noche. Me acabo de despertar. Hasta la 1:30h no he podido dormir. Estaba excitada. No he hecho caso a las cosas que me venían a la mente pues la fantasía puede jugarte malas pasadas. Pedí con fervor tener un encuentro con mi Maestro y me vino la frase “el maestro eres tú”. Así que lo dejé pues temí entrar en un flipe… Una cosa es segura: no puedo ser la misma después de esta experiencia.

 

No conformarse con menos

mujer como universoCONFORMARSE CON MENOS DE LO QUE UNO ES, ES REDUCIRSE VOLUNTARIAMENTE.
 
Existen herramientas y disciplinas como la Terapia Regresiva y la Meditación, que nos abren el Camino para poder llegar a nuestro subconsciente y que  nos muestre, sus heridas y flaquezas, y poder sanarlas.
Al conseguir dejar la Mente fuera, en estas vivencias tan extraordinarias, logramos que nuestro yo más profundo se manifieste y se entregue.
Es, en este acto de apertura, en esos instantes únicos, cuando podemos curar y cerrar las heridas del pasado para después, en una ceremonia reconciliadora, desde el corazón, el Alma nos lance por fin a la siguiente etapa; ligeras y purificadas, bendecidas y reconfortadas.
Los Miedos, que durante tanto tiempo hemos controlado, disfrazado y maniatado en lo más profundo de nuestro ser, ahora son reconocidos y liberados (no podemos liberar lo que ignoramos está preso en nosotros).
Porque no podemos sanar (avanzar) si no somos capaces de admitir estar bloqueados energéticamente o necesitados de ayuda.
Porque no podemos rectificar si no somos conscientes del error… nos da miedo rememorar y reconocer…
Recobrar la memoria de quien soy y vivir plenamente -de dentro a fuera- en armonía conmigo misma y con el Universo, es el trabajo de hoy.
No me conformo con ser menos de lo que soy. Soy conforme a lo que soy.

Los miedos y la terapia regresiva

hombre despertar espiritualUn muchacho de 26 años, estudiante de filosofía, viene preguntando por su pasado. Su aspecto es desvalido, lleva un atuendo descuidado “hipi” y  con pelo largo. Me dice que quiere saber por qué siente tanta rabia y pena a la vez, que su impotencia le hace hasta llorar y se queda bloqueado en situaciones en las que debería actuar.

Hacemos terapia regresiva y sale de manifiesto su naturaleza compasiva y sus deseos de ayudar a los demás. En otra vida se enrroló como voluntario en una guerra sin fin, fue herido en una pierna que le mantuvo en las trincheras sin posibilidad de moverse mucho tiempo. Sus ideales se transformaron en una gran rabia y pena de sí mismo.

Le conduzco hacia la muerte en esa vida donde seres de luz le van a buscar y le llevan a un lugar donde hay un círculo. Le hago entrar en él y le digo llame desde el corazón a su animal de poder para que le ayude a sanar su corazón que todavía se siente aprisionado por la rabia. Entra en su círculo un águila real.   Continuamos desde ahí haciendo un trabajo de purificación emocional en donde el águila hace de guía y le hace recuperar su poder y confianza en sí mismo. Cuando terminamos su aspecto es otro. Ha recobrado la dignidad y la conexión con su ser esencial.

El miedo al fracaso. El miedo a ser rechazado. El miedo a no estar a la altura de las circunstancias. El miedo a hacer el ridículo, a no ser aceptado, a no ser merecedor, al abandono, a ser humillado … todas estas energías limitadoras se adueñan de la mente de tal manera y con tal poder que la persona es incapaz por si sola de desprenderse de ellas.

Los miedos van poco a poco debilitando la capacidad de pensar. Se extienden y van anulando la personalidad; te convierten en un ser inseguro y dependiente… Todo ello formando una red alrededor  que se va estrechando..suena muy trágico pero es que si no se detiene y corrige, la persona se va limitando más y más a sí misma, perdiendo la capacidad de autosanación.

Ir al Jardín interior

escalerasCuando hice el curso de terapia regresiva  en Barcelona hace ya muchos años, una de las cosas que aprendí fue a ir a mi jardín interior. Este ejercicio es muy sencillo y fue el que utilicé para mi propio beneficio y guía durante más de un año, cada día, en los momentos más difíciles de mi vida.

Se trata de hacer una relajación profunda ayudada por una respiración lenta y profunda. Llevando la mente hacia el interior, focalizando en primer lugar  el chakra de la coronilla para que, al exhalar, soltar todas las tensiones de la zona. Luego la frente, los ojos, los músculos de la mandíbula, …. y así seguir bajando, centrados en la respiración y con la intención de ir relajando cada zona de nuestro cuerpo, hasta llegar a la punta de los pies.

Mientras estamos concentrados haciendo este ejercicio, la mente pasa a un segundo plano yse va  aquietando poco a poco. El ritmo de la respiración lento y profundo nos va llevando a un estado de relajación profunda.

La auto-sugestión, al liberar todas las tensiones del cuerpo, nos hará sentir ligeros y abiertos a dejarnos fluir desde los sentidos internos.

A partir de ahí uno se entrega a viajar a otras dimensiones o planos de nuestra existencia. Podemos utilizar la herramienta de visualizarnos delante de unas escaleras y bajarlas contando hasta diez. Al llegar abajo nos encontramos con nuestro Jardín Interior. … lo observamos detenidamente…. ¿cómo es?. Y observamos nuestros sentimientos… ¿nos sentimos a gusto en él? …

Nos permitimos fluir y que ocurra lo que tenga que ocurrir. Si hemos dejado el miedo atrás podemos disfrutar de experimentar nuevas dimensiones en nosotros.

 

Experimentar eres inmortal

ser, geometria sagradaSi no sabemos vivir de forma consciente y en el Presente, cómo podríamos afirmar de que somos inmortales

Inmortal es el ser que se mantiene en el flujo de la vida siendo consciente de que es un ser de Luz, sintiendo su divinidad unida al Todo.

Yo no siento curiosidad o necesidad de saber sobre mis vidas pasadas. No necesito poner palabras a lo que siente mi Alma. Yo tengo unas certezas en el corazón que no precisan ser reconocidas por la mente. Existe un lenguaje sutil que no pasa por la mente y que va directo del corazón espiritual al chakra del sexto sentido donde se desarrolla la Intuición, la clarividencia, la telepatía…

Si hay dudas es que no hay conexión, sólo vislumbres… porque todavía la mente domina y enseguida juzga y dice que es la imaginación quien te engaña.

Sabes que tu ser es inmortal cuando lo sientes vivo. Cuando intuyes que tu ser tiene una sabiduría muy profunda  más allá del tiempo y el espacio. Cuando de pronto eres capaz de sentirte desligada del yo y de tu cuerpo físico… como si hubiese un desdoblamiento y el personaje se vuelve tan ridículo y sin importancia… ¿quién o qué  lo está observando?…

Nos hacemos inmortales cuando desaparece el miedo en nosotros a morir… físicamente. Porque ese miedo es el que nos constriñe y  mantiene encerrados todo nuestro potencial divino.  Es cuando el miedo se disipa cuando se deja sentir nuestro Ser, que es eterno.