La energía vital y Dios.

Vivimos y nos comportamos desde creencias tergiversadas, mezcladas con supersticiones, que nos han hecho negar la existencia de olvidadas facultades en nosotros o simplemente negamos cualidades que han quedado arrinconadas en lo más profundo de nuestro inconsciente por miedo a lo desconocido.

Así que hemos crecido, generación tras generación, apegados a creencias oscuras limitadoras, que nos impiden ver, conocer y vivir desde la libertad de nuestra naturaleza y esencia divina, ya sin poder hacer uso impecable de la energía y de la Conciencia superior .

REIKI y otros sistemas pránicos, tratan sobre la energía y cómo acrecentarla, dirigirla y canalizarla, pero el ser humano común ha perdido la capacidad para entenderla y hacerla una aliada.

REIKI te lleva a un estado de Conciencia superior donde puedes experimentar la fuerza escondida de sabiduría -por desplegar- en nuestro interior. A partir de ese descubrimiento, intuitivamente, puedes percibir de forma directa todo el conocimiento que gradualmente te llevará a conectar con la Fuente.

REIKI te dirige a una percepción acrecentada de ti, del mundo y del Universo para alcanzar un mayor entendimiento de la Realidad y de la Unidad entre todos los seres vivos.

Entonces es cuando comienza a abrirse el conocimiento real de uno mismo y a prepararse para el viaje de retorno a los orígenes. Y ese entendimiento y expansión de Conciencia está guiado por el Espíritu en ti y la Inteligencia Suprema que llamamos Dios.