La depresión. La crisis del Alma

mujer lloraEn el proceso del desarrollo del Alma, hay síntomas físicos y emocionales, que pueden ser diagnosticados por la medicina oficial como DEPRESIÓN y que al ser tratados con fármacos, falsean la verdad de lo que ocurre y reprimen, de forma antinatural, lo que en realidad buscaba ser un canal de expresión de descontento profundo y vacío interior.

Los terapeutas holísticos contemplan las CRISIS DEL ALMA como algo ineludible y necesario para el crecimiento espiritual de la persona.

Se cataloga como “enfermedad” y se trata con medicamentos sintéticos, lo que debiera contemplarse y tratarse a niveles profundos de los padecimientos del Alma y que precisan además de atención espiritual.

La ansiedad y otros síntomas, que son traducidos de forma genérica dentro de la depresión junto a otros trastornos que ocasiona el estar alejado del Ser esencial que uno es, son muchas veces la consecuencia de una crisis existencial que busca con desesperación encontrar un sentido a la vida, padeciendo el tormento de una falta de identidad, etc.

Esto no son cuestiones a suprimir en el individuo sino a solucionar dentro de un proceso de desarrollo para favorecer el tránsito hacia un nuevo estado del Ser.

Ese sufrimiento y tortura emocional que se vive en la depresión son el preámbulo al que los valientes hacen frente y toman como un desafío hacia el encuentro consigo mismo. Así es que, son las personas con debilidad mental y emocional las que se sienten perdidas cuando se encuentran en esta disyuntiva.

Ya sabemos cuáles son los efectos de los fármacos: te anulan mental y emocionalmente, para que no sufras. Te convierten en un enfermo crónico. De por vida tomando unos “remedios” que sólo consiguen suprimir los síntomas pero no la causa de lo que te había llevado a ese sufrimiento.

En los estadios evolutivos aprendemos a percibir a nuestra Alma cómo se encuentra y en qué medida estamos conectados a ella. Existe un propósito superior en las crisis, que a lo largo de la vida se nos presentan, cuando nuestra Alma enferma debido a la represión y anulación de su esencia, que estaría para alimentarnos espiritualmente.

En nuestro camino evolutivo, la depresión debe servir para darnos el impulso necesario para salir del pozo en el que nos encontramos; momentos en los que uno se siente hundido, sin confianza en sí mismo ni en nada. Buscando el aislamiento como protección.

Entonces se hace necesario recuperar la pérdida de ánimo al atraer de nuevo el Alma a nuestro corazón.

Entramos entonces en un proceso de auto-conocimiento, activo y responsable. Requiere compromiso con uno mismo… pero ya la claridad se comienza a ver …

> Aconsejo la ayuda que ofrecen las Esencias Florales de Bach y otros sistemas energéticos, porque son un gran apoyo y asistencia durante el proceso de sanación.

Anuncios