REIKI, energía del Amor

chakras mujer1REIKI es una energía altamente sutil y transformadora además de ser la energía sanadora por excelencia. La comprensión de cómo funciona no pasa por la lógica ni por la mente -está más allá de la ciencia-  por ello se hace necesario experimentarlo por uno mismo para poder creer y afirmar que funciona y es real.

El propósito de las iniciaciones a la energía sanadora del Amor Puro que conocemos por el nombre de REIKI, es el de liberarte de todo tipo de bloqueos que se producen principalmente en los centros energéticos de nuestro cuerpo etéreo y de forma más profunda  trabajar en el cuerpo astral para erradicar de raíz cualquier enfermedad, si lo permites y si está en tu karma que así sea.

REIKI es la energía del Amor y tiene el poder de abrir y reactivar los canales energéticos con el fin de impulsar la sanación a todos los niveles, en todos los seres vivos; animales, plantas y el mismo planeta.

Como en todas las cosas, tiene diferentes niveles y su enseñanza es oral y presencial por parte de un maestro que grabará los símbolos (códigos)  en el aura del iniciado  dentro de una ceremonia de  transmisión de la energía espiritual.

La raíz de toda enfermedad es de tipo emocional y afecta primeramente al aura, luego al cuerpo astral  para terminar manifestándose en el cuerpo físico. Son nuestras emociones, miedos, sufrimientos y sentimientos reprimidos los que bloquean los centros energéticos y no dejan fluir libremente la energía vital necesaria para mantener la salud.

REIKI se encarga de restablecer el flujo energético en el cuerpo físico. Y toda persona tiene la capacidad para la auto-sanación con el sencillo ejercicio que REIKI enseña para alinear los chakras y mantenerlos sanamente activos.

Primeramente se trata de tomar conciencia de nuestra responsabilidad sobre nuestra salud, bienestar y felicidad. Una vez uno se hace consciente de ello, no hay espacio para la queja o los pensamientos negativos.

El efecto de la práctica de REIKI en uno mismo de forma habitual, es de plenitud.

 

 

 

 

 

 

 

y que están interconectados con nuestros órganos.

Anuncios