La energía del Amor es lo que nos enlaza

arbol corazonesEl Amor, en su pureza, enlaza, une, atrae, envuelve… pero también disuelve, sana, expande, abre, …

El Amor es la energía esencial de todas las cosas,  la más poderosa. Es el néctar de la vida.

En el centro de la Madre Tierra se encuentra esta energía de Amor y se manifiesta para nuestro beneficio  a través de todos los elementos de la Naturaleza; agua, fuego, aire, tierra…

También esta energía se encuentra en todo el espacio del  Universo; desde el sol central que irradia la Luz de Inteligencia para alimentar nuestra Conciencia.

Se nos ha proporcionado muchas herramientas para llegar a este entendimiento desarrollando el conocimiento intuitivo.  Bien sea a través del Reiki, Yoga, Meditación, religiones, etc., desde el poder de la Intención, cualquiera de estas herramientas hacen de puente para poder trascender la mente y tener acceso a otras dimensiones de nuestro ser.

Al final con lo que nos encontramos es sintiendo paz en nuestro interior porque, más allá de la mente, sólo hay Luz… y la ilimitada energía del Amor, donde nos hallamos todos y todo sin distinción.

Siempre es Hoy

mujer azul y mundoHOY es el único día que existe y éste es el único momento importante y especial en nuestra vida… tenemos la libertad para vivirlo saboreando plenamente su parte extraordinaria que es simplemente “estar vivo”,  con la capacidad de desplegar la creatividad de una actitud positiva y agradecida.

Este momento es especial; puedo transformarlo en un infierno o en gloria divina.  Abro mi corazón y agradezco al Universo mi capacidad de elección.

En este Ahora,  mis cinco sentidos están atentos y despiertos a todo lo extraordinario que me brinda la vida misma; su misterio. Y mis cinco sentidos internos más la intuición, que conforman mi universo interno,  se conectan entre ellos, se sintonizan y sincronizan con las energías superiores del universo exterior.

El despertar de la Conciencia nos trae la enseñanza que libera de sufrimiento y miedos al corazón. Es el efecto de trascender la mente; la paz interior ante la certeza de que somos parte de un Todo.

La Conciencia es Luz que nos envía la Inteligencia Absoluta (puedes llamarla Dios) para iluminar nuestras sombras que obstaculizan nuestro avance, nuestra ascensión…

Hoy -cada momento-  descubro y me maravillo de la excelencia de la vida dentro de mi Ser y de mi alineación con la Naturaleza y el Universo.

 

El Bien común

pajaros divirtiendoseParece increible que las aves migratorias puedan volar miles de kilómetros de un continente a otro. Vuelan en bandadas y lo hacen así porque saben que solas no lograrían alcanzar el objetivo.

Y los científicos lo corroboran: las aves, al batir juntas sus alas, forman una corriente de aire que facilita el vuelo de cada una de ellas y hace posible tan gran audacia.

Cada una de estas aves se presta a unirse a las demás por el bien común: saben que el bien común revierte en beneficio individual.

El ser humano posee también leyes inherentes a su Naturaleza, y una de ellas es el Bien Común. Pero, ¿cuál es el bien común entre la comunidad humana? ¿y el Bien Común en mi familia? … ¿estoy haciendo mí parte por el Bien Común?

Mi parte empieza conmigo misma, .¿Me cuido adecuadamente de la alimentación de mi cuerpo físico, de mi mente, de mi espíritu? ¿Qué es lo mejor que tengo y que puedo compartir con los demás?

El Centro de la personalidad humana está en el corazón, pero hoy en día ha sido desplazado al cerebro, donde tenemos acumulado un sin fin de información que no nos da tiempo a procesar o creemos que con archivarla es suficiente.

Pasemos a la acción del Bien Común y vamos a sorprendernos de la fuerza increíble que da la unión… Energía Pura.

El caracter sagrado de las cosas

mujer dibujo meditacion perfectaSi se pierde y olvida el carácter sagrado de cada acto de nuestra vida, se desvirtúa la grandiosidad de la vida misma. En toda acción, por nímia que sea, nuestra intención debe ser pura; desde el corazón.

Si no hay INTENCIÓN PURA, la esencia del pensamiento y su manifestación, se  degrada y se deshonra…

Si actuamos sin pureza de intención, el resultado degenera y se vuelve gradualmente y de manera sutil, en algo corruptor o corrompible.

Si no se protege todo acto cotidiano de las energías impuras; como la avaricia, la codicia, el egoísmo, la hipocresía, etc, se corre el peligro de ser cegados por ellas porque enferman el corazón.

Sólo nos deben mover los sentimientos de amor solidario. Otros sentimientos que no tengan que ver con el Amor Incondicional, conseguirán rebajar el alcance de éxito y, por mucho que nos justifiquemos y no queramos ver la realidad de la intención de nuestra actuación, nuestro egoísmo nos llevará a la infelicidad  tarde o temprano.

 Debemos recuperar la memoria de nuestro origen divino y alimentar nuestro espíritu, SANTIFICÁNDONOS, o sea, honrándonos a nosotros mismos, respetándonos como seres divinos que somos. Haciendo venerable nuestra vida al tener presente, en cada acto, la Presencia Divina en nosotros.

La aceptación nos libera del sufrimiento

ser en la soledad azul

Para aceptar  situaciones de gran sufrimiento como la pérdida de seres queridos el corazón necesita de un tiempo material para aceptar los hechos y vivir el duelo para luego adaptarse a su nueva situación.

Más en el fondo, el Alma, se tropieza con las resistencias de la propia Mente… cuando dice que sí ha aceptado pero no da el paso siguiente; la conversión real del sufrimiento en aceptación.

Ahí está la LIBERACIÓN. Este es un salto al frente real y consciente.

La Mente tiene que encontrar la forma de conectarse con el Corazón para que éste le ayude a vaciarse de todos los sentimientos negativos  (de aferrarse al dolor temiendo olvidar) y poder curar así las heridas.

Cuando finalmente se funden Mente y Corazón es cuando sucede sinceramente la admisión y acogimiento de lo sucedido, tal cual fue, pero observándolo desde el desapego emocional.

No sólo con desearlo o decirlo desde la Mente se cierran las heridas del Corazón.

La aceptación de lo que ha ocurrido en nuestra vida y que nos ha lastimado, sucede desde el despertar de la Conciencia y desde la comprensión de la dimensión real de nuestro Ser.

Ahora es cuando se expande nuestro Ser. Somos Amor. Somos Eternos y estamos por siempre entrelazados.

¡Qué difícil recuperar la inocencia!

niño ojos tristesCuando eras niño, recuerdo que para ti los niños pobres eran los que no tenían sonrisa para alegrarse… o no tenían alegría para sonreir…

Me gustaba escucharte, porque con tus cuatro y cinco años de edad,  creabas nombres hermosos para regalárselos -decías- a los niños pobres. Te entusiasmaba pensar que podías ayudar a hacer feliz a otro niño …. lo veías tan fácil. Los niños son capaces de hacer eso y más mientras son inocentes y puros. Tienen otro sentido de la pobreza y de la alegría…

Mientras estuvimos viviendo en Irán, mi  hijo Husein no se fijaba en la carencia física pero sí le sorprendía y le preocupaba la falta de alegría en los demás niños. Observabas a niños de  mirada pobre o a niños con falta de ilusión o a niños a los que les habían quitado la esperanza y te sorprendía y apenaba… viviendo en un país muy pobre era normal ese paisaje urbano de extrema escasez.

Son niños que, desde bien pequeños, se ven obligados a trabajar de forma miserable; les han robado su niñez y su derecho a crecer y aprender jugando. Ya se encarga la vida y los adultos pobres de alma, de vaciar la mirada y el corazón de los niños de toda esperanza por sus derechos.

Pero igualmente en los países desarrollados a los niños se les roba la luz de la inocencia bien temprano. Al empobrecerlos en las aulas haciéndoles perder el entusiasmo por el conocimiento y la vida misma. Al mantenerles estáticos dentro de una educación extremadamente racional y hacerlos robóticos en frente del televisor. Sus miradas vacías de luz -de esperanza- son las mismas.

Cada parte del mundo; el rico y el pobre, los países desarrollados y el tercer mundo, cada uno con sus problemas e injusticias propias. Pero sobre todo con los más débiles e indefensos; los niños.

Qué difícil deshacer y desaprender las creencias inculcadas desde el egoísmo, la ignorancia y la soberbia. Qué difícil reconquistar la inocencia.

El poder de la Intención

geometria sagrada mujer¿Cómo atraer lo que el Universo quiere para ti?  Dice Deepak Chopra que la Intención pone en movimiento la red del Universo. ¿Pero qué es exactamente la INTENCIÓN y cuál es su efecto?

La intención concentra y focaliza un deseo y lo llena de la energía necesaria para facilitar que se haga realidad.
La intención misma atrae lo deseado. Cuanta más clara sea la intención, cuanto más firme, mejor se materializará. Pero, como en todo, existen unos requisitos:

1) Quitar el ego del camino.
2) Solicitar desde el corazón.
3) Limpiar de ansiedad y expectativas la intención.
4) Generar la intención y confiar que el Universo hará el resto.

LIBERAR EL PODER DE LA INTENCIÓN.- A través de la meditación y la oración, logramos las mejores formas para alcanzar un nivel de Conciencia necesario para conectarnos con las Energías Superiores del Universo.

La persona que desarrolla su Conciencia (Alma) se une a la Conciencia Universal y esto significa no sólo que sus intenciones personales se cumplen sino que el Universo entero se organiza y fluye de alguna manera alrededor de sus intenciones. Esto quiere decir que las personas que están sincronizadas con el campo cósmico de inteligencia consciente adoptan las intenciones del Universo.

Una intención no es tener un pensamiento o deseo caprichoso. Requiere de atención, pureza y desapego. Una vez se formula, hay que desvincularse del resultado para no enturbiar el proceso y no dejar que el ego obstaculize la conexión necesaria con las energías del Universo para que ocurra.

Por supuesto, que si el deseo está envuelto por intereses egoístas o por ambiciones del ego, no estamos hablando de la intención pura que es la que logra conectar con la intención cósmica.

Ajusta la energía de tu intención y crea armonía entre lo que tu quieres y lo que el Universo quiere para ti.

Sanar desde el cuerpo astral

meditacion 7Es realmente muy difícil ponerle palabras a las experiencias vividas en el cuerpo astral. Comparto de mi Diario un caso curioso que traté como siempre desde el Reiki:

Hoy atendí, por segunda vez, a un hombre que vino hace cuatro días a mi consulta totalmente destrozado por un desengaño amoroso. Yo entonces, al ir a su campo astral -dentro del tratamiento REIKI- encontré un espacio vacío y oscuro.

De pronto surgieron 4 focos de Luz y pude ver que lo cubría un manto negro que quité rápidamente y a partir de ahí hice el equilibrio y limpieza de los chakras. Después, una vez finalizado el tratamiento, le preparé unas Flores de Bach, para la fuerte ansiedad que dijo estar sufriendo (que no pude comprobar porque entonces él estaba bajo efectos de antiansiolíticos que me dijo había tomado ese día). Hicimos una cita para cuatro días después, hoy, y le aconsejé que viniese sin haber tomado ningún medicamento, ni siquiera el remedio floral.

Así es cómo hemos hecho este segundo encuentro en el que ha estado llorando por la persona que le ha dejado sin siquiera decirle adios, de esto hace ya un mes. Pues bien, al hacerle REIKI nuevamente, e ir a su campo astral, he comprobado que su alma y sus chakras estaban en armonía. No he percibido ansiedad ni tortura emocional.

Entonces, me ha llegado la comprensión de que su problema y su dolor no era enteramente  o exclusivamente emocional; venía de su cuerpo mental débil y que, por lo tanto,  estaba sumido en la oscuridad, la confusión, la obsesión y en el sufrimiento …

Esa comprensión -trabajando desde niveles superiores- no pasa por la mente. No se trata de una opinión o juicio. Ni siquiera viene a mí en forma de palabras. Es como si se descorriese un velo y de pronto vieses la verdad…

Cuando terminamos, intenté ponerlo en palabras: Su dolor no era por el amor perdido; quien estaba sufriendo era el Ego (sy amor propio), que es el que tiene que limpiarse (sanar)  y deshacerse de conceptos y energías negativas.  Todo lo que le está ocurriendo sacude y tensa de forma intermitente su personalidad.  La otra persona sólo ha sido un instrumento en su Destino para crear esa “sacudida” en él para que le produjese tal crisis que le obliga a mirar dentro de sí y crear cambios y le impulsa a encontrarse consigo mismo.

Una vez uno entiende esto, todo el peso de sufrimiento desaparece como por encanto. Muy interesante el caso y muy común. Porque son momentos de CRISIS en todos los niveles, dentro y fuera, de forma individual y general.

Esto ya se ha dicho mil veces: vivimos momentos en los que el planeta está sufriendo tremendas sacudidas y cambios de vibración y todo ello nos afecta a todos, y más, a las personas sensibles, a las que sus Almas se les está pidiendo que DESPIERTEN.

La respiración consciente

meditacion azul y luzEn cada respiración ENTREGO, CONFÍO, ACEPTO, AGRADEZCO.

ENTREGO: Al tomar aire me abro y me entrego a las energías superiores que me guían para reconocer y alcanzar mi propósito de vida.

CONFÍO: Sin poner resistencias,el aire se transforma en energía vital y se expande por todo mi ser. Siento confianza absoluta, y me dejo fluir dentro del Orden Divino del que formo parte. Retengo por unos segundos el oxígeno dentro de mí.Voy al centro del Silencio en mí.

ACEPTO: Reconozco mis fallos. Acepto las pruebas que la vida me impone. Lentamente expulso el cansancio, las tensiones y todas las energías negativas que estaban retenidas en mí y permito que mi alma me guíe.Me quedo unos segundos en el Vacío y experimento que soy energía.

AGRADEZCO: Me detengo, desde la introvisión de mi universo interior y agradezco las bendiciones que la vida me ofrece. Desde el estado de gratitud, la vida se llena de paz y armonía.

La respiración consciente nos puede llevar a la comunión con nuestra alma. Desde la meditación conectamos con nuestro ser esencial.

La evolución del Alma

hombre dentro de esferaMucha gente no tiene claro los asuntos del Alma; ¿existe?, cómo identificarla, cómo se diferencia del espíritu o  es la misma cosa.

Como maestra de Reiki, trato con las energías y he aprendido a distinguirlas. Además de que trabajando con ellas entras en contacto con el “conocimiento intuitivo“, es decir, se abre el vínculo de conexión con la Fuerza Sustentadora o Espíritu, que te da certezas sobre estos asuntos trascendentales. Y esto ocurre desarrollando el Tercer Ojo o chakra del Entrecejo.

Me gustaría compartir con vosotros que, trascendiendo la visión y percepción del plano material, es posible  percibir y sentir -desde la conciencia– más allá del mundo ordinario. Y experimentar que no utilizamos ni una ínfima parte de nuestras capacidades como seres humanos, sencillamente porque nos hemos olvidado que, una parte nuestra, es divina.

No basta con creer, con seguir obedientemente unas creencias, hay que ir más allá. Si queremos evolucionar: tenemos que EXPERIMENTAR, desde la acción impecable. Tenemos que trascender la racionalidad.

Y digamos, para entender la diferencia entre Alma y Espíritu,  que los sentimientos y las emociones revisten el alma que vibra al nivel que palpita el corazón. Pero el alma a su vez, reviste al espíritu y, ese sí, está libre del dolor y de  sufrimiento. Ese es el Centro del Silencio y de la Paz permanente en nosotros.

El espíritu es nuestra esencia, que es eterna. No se ve afectada por nada del “yo”. El espíritu nutre a nuestra energía vital con la energía cósmica; es el que mantiene el vínculo de conexión con el Ser Primordia en nosotros  y el Absoluto.

La Conciencia es la puerta de entrada para conectar con el Espíritu.

La Conciencia guarda todo lo que la memoria no puede o quiere recordar. La Conciencia sabe todo lo que la Razón no alcanza a saber.

Los conflictos y crisis que sufre el ser humano no son más que la falta de adaptación que padece a veces el Alma. Cuando es débil, se siente comprimida entre las exigencias de la Mente-Razón y la nostalgia de lo espiritual. Pero también se crean conflictos por la resistencia a abandonar lo conocido de su individualidad y no querer trascender hacia la vivencia de Unidad.

La evolución del Alma es el fruto de la capacidad para desarrollar la percepción de sentirnos uno con el Todo. Y esto sucede en el camino de conocernos a nosotros mismos.