Tener éxito

hombre luz en corazonPara que haya éxito a cualquier nivel y en cualquier campo en nuestra vida, hace falta un por ciento de varias cosas bien combinadas:

% de SUERTE = la atraes irradiando confianza.

% de ASTUCIA = la creas desde la claridad mental.

% de PLENA ATENCIÓN = saber priorizar.

% de RIESGO = desapego del resultado.

Todo ello acompañado de valores como el respeto por uno mismo y los demás, ayudarán a crear el ambiente propicio para que se dé lo que deseamos.

La observación y el discernimiento ayudan a que la INTUICIÓN esté alerta y no nos confundan las ilusiones mentales.

Muestra condición espiritual, mental, física, ambiental y social deben estar fuertes y despejadas de toda vanidad.

Adelante.

Lo inexplicable

manos y luzLlamamos magia  a las cosas increíbles y extraordinarias que ocurren y que consideramos fuera de lo ‘normal’. La magia se manifiesta  más allá de la Lógica y la Razón   y el Universo la pone a disposición de todo el mundo. Pero hay requisitos para que nos beneficiemos de ella :

  1.  Ser valiente (Haberse deshecho de todos los miedos).
  2.  Tener una gran vida  (Confiar en las Fuerzas Superiores).
  3.  Ser sencillo (Corazón alegre y agradecido).
  4.  Tener Luz espiritual (hacer alguna práctica que genere  Prana)
  5.  Activar el Alma (llevar los cinco sentidos al interior para crear intuición)

Cuando la mente es clara y es capaz de mantener una atención plena en la vida cotidiana  de forma estable, la vida se convierte en una celebración y el Universo protege tus intereses… dependiendo del grado, hay quien lo llama suerte, casualidad,  magia o milagro … pero está en la capacidad del ser humano el crear o atraer esas energías cósmicas que nos elevan a dimensiones o Planos donde lo que es increíble para nuestra mente, sencillamente sucede.

 

Esperando llegue la felicidad

hombre dentro de esferaDel exterior llegan los estímulos y la información pero lo que produce el desarrollo de mis facultades será lo que yo decida hacer con todo lo circunstancial que rodea y se cruza mi vida. Toda mi capacidad de evolucionar y  descubrir en mí los valores humanos surgen de mi ser esencial; mi identidad profunda original. En la medida en que yo esté conectado con mi Ser mis acciones serán auténticas y genuinas.

Si estoy viviendo desde una base de pensamientos erróneos y sin perspectiva amplia, todas mis acciones, todas mis valoraciones, tendrán básicamente ese carácter erróneo y estrecho; mi interpretación estará distorcionada desde el principio. Entonces, siempre me vendrá de vuelta todas las energías erróneas que yo lancé y estaré actuando en un círculo de miserias interminable.  Sólo podré recuperar la objetividad cuando mi percepción -sobre mi mismo- sea clara y real… cuando decida salir de ese círculo de patrones erróneos y entrar en una espiral sin fin donde pueda fluir sin límite y en libertad.

Lo malo es cuando desde la pobre idea que tengo de mi mismo y desde mi inseguridad y miedos dejo  la responsabilidad de resolver mi vida a la “suerte externa“… sin embargo, de lo primero que tenemos que convencernos es que desde el exterior no vendrá la comprensión ni la solución de nuestro problema si primero no nos responsabilizamos de nosotros mismos y comenzamos por tomar decisiones de qué queremos hacer con nuestra vida.

Ni siquiera la Felicidad llega de fuera … Debemos construirla. Desde dentro, desde la satisfacción de ser quien somos, independientemente de las circunstancias de la vida. La felicidad es un estado de contentamiento al sentirnos alineados y parte de la Naturaleza. El estado de felicidad surge de la aceptación.

Ni siquiera la Salud nos es regalada… Debemos construirla y mantenerla. Todos los días. Cuidando nuestra alimentación, sueño, descanso, bienestar, estabilidad emocional; esa es la Salud.

Ni siquiera los valores como la Paciencia y la Compasión vienen del exterior… Debemos abrir nuestra mente y nuestro  corazón hacia el despertar de la Conciencia para que esa comprensión nos llene de Luz y Amor.

El corazón sabe cuando es el momento para esperar y cuándo debe pasar a la acción. Sólo tenemos que aprender a escucharle, estando atentos y confiados de que, cuando es el momento oportuno, ocurre lo que tiene que ocurrir.

 

Lo que llamamos casualidades

atardecer y pajarosA cómo funciona el Mundo de lo Invisible, le llamamos casualidades… y sin darle mayor importancia, seguimos nuestro camino. Esas casualidades, si les prestamos atención, si las observamos desde una perspectiva más amplia y libre de condicionamientos, es entonces, cuando vemos las maravillas que surgen del Mundo de lo Invisible y no de una mera casualidad.

Debemos hacernos conscientes que atraemos a las personas y situaciones que están en sintonía con nuestro propio estado y en sintonía con  nuestros propios pensamientos. Por eso tantas veces se reafirman en su mala suerte los pesimistas diciendo cosas como “ves, te lo dije que no iba a tener suerte” …

Cuando elegimos y ponemos nuestra intención en actuar desde la actitud correcta. Cuando nuestro hacer es impecable. Cuando estamos atentos y relajados, centrados en nuestro propósito. Cuando tenemos todos los asuntos saldados y vivimos enteramente en nuestro Presente. Entonces, estamos alineados con la Naturaleza y el Universo.

Entonces, es cuando el Mundo de lo Invisible  se abre y se pone a nuestro servicio y nuestros pensamientos -que son energía- conspiran para materializarse.

Escapar de uno mismo

hombre mariposaMontarse un escenario idílico. Disfrazarse de mariposa. Escabullirse. Desconectar. Perderse. No querer ver. No querer saber. Huir. Evadirse. Todas estas son actitudes y acciones que nos sacan de la verdad sobre nosotros mismos, que no soportamos,   pero que tampoco sabemos cómo salir de ellas.

Todo eso se hace cuando la propia existencia nos supera y lidiar con el mundo nos resulta insoportable. Pero tampoco  tenemos capacidad de crear una nueva situación favorable.

Una actitud evasiva ante la realidad de la vida es la suerte de quien se siente fuera de lugar y tiempo y elige no participar -creando su propio mundo imaginario- ante la confusión y desconcierto que le produce la vida. Ante su fragilidad se rinde… pero se resiste a pedir ayuda porque todavía no ha tomado conciencia de que puede transformar su suerte.

A esta persona no se le ocurre otra solución que la de evadirse,  al no sentirse capaz de dirigir su vida -por su confusión entre quien quiere ser y  quien es-. Puede que se aferre y subordine a los que considera superiores y admira. Puede que se vuelva dependiente de algo o alguien para conseguir olvidarse de su frustración y sentimiento de estancamiento… creyendo así será más llevadera su vida.

Existen muchas herramientas, técnicas y disciplinas para alcanzar el conocimiento de uno mismo. Porque éste es el primer paso que hay que dar; conocerse a uno mismo y fusionarse con el Ser original que llevamos dentro.

El entrenamiento para la Nueva Conciencia viene seguidamente y viene solo; se pone delante nuestro la facilidad para llevarlo acabo y así seguir el camino de nuestra evolución humana.

 

 

 

 

¿Si o No?

mujer pañuelo coloresAunque digamos que no  elegimos, ya estamos optando por algo…   Al negar decidirnos ya estamos recibiendo la reacción a esa negación…

Decimos que no elegimos. Preferimos no tomar decisiones -quizá por miedo a equivocarnos- pero esa actitud en sí ya es una postura elegida voluntaria o inconscientemente que nos llevará a un resultado  imprevisible, totalmente “fortuito“, porque hemos dejado en manos del azar nuestra suerte.

¡Cuánta resistencia a adentrarnos en la LIBERTAD!  Y todo debido principalmente a los MIEDOS, que conforman la mayor coraza con que refrenamos a nuestro corazón.

¡Cuánta resistencia a sentirnos libres y capaces de tomar decisiones! … de sentirnos con derecho a tomar nuestras propias decisiones, para nuestro Bien, sintiéndonos con derecho a ello.

No dejemos nuestra suerte en manos del azar o en manos de otros.

Desde nuestro corazón y desde nuestra libertad, vamos a decir SI a la Vida.

 

¿La vida de quién estoy viviendo?

mujer en campo verdeSi mi vida va por un lado y mi propósito de vida -mi destino- va por otro, vivo en conflicto conmigo mismo. Vivo con un sentimiento de frustración profundo que no sé a qué achacar y entonces culpo a los demás y a la suerte.

Si la esencia de quien soy la mantengo en el olvido; desconociendo su sentir y su naturaleza, ¿la vida de quién estoy viviendo?

Si no me paro a escuchar mi corazón, si procuro estar alejado de mi mismo, aturdiéndome con todo lo externo a mí, por  no escucharme, por no verme… y no enfrentarme con mi realidad de insatisfacción con mi vida y conmigo mismo …

Si me dedico a fantasear y construirme mi propio mundo,  eternizo mi mente inmadura, llena de miedos, a los que no me atrevo a enfrentarme.

¿La vida de quién estoy viviendo? ¿Quién me convenció de que yo no tengo capacidad para enfrentarme a la vida y no tengo derecho a ser feliz?

Ahora mismo desconecto con toda dependencia externa y tomo consciencia de mí. Me hago responsable de mi ser. Me hago responsable de mi felicidad. Me hago responsable de mi vida,

 

 

Confía pero sin esperar demasiado

La vida está llena de contradicciones. Vivir en guardia pero relajadamente. O como dicen los sufis “Ten fe pero ata tu camello” …

hombre recibiendo luzLa vieja forma de actuar ha llegado a su fin. Empecemos por ahí;  limpieza total de todo lo que ha quedado inútil e inservible en nuestras vidas. El pasado quedó atrás.

No tengamos miedo de enfrentarnos a nuestra mente que siempre va a poner excusas para que no hagamos cambios. Pero es que, si no nos lanzamos a hacer cambios hacia nuevos retos, vamos a quedarnos inmovilizados dentro de nuestras rutinas. Simplemente viendo pasar la vida por nuestro lado…

Hay que reunir todas las energías dispersas y ponernos a pensar de forma clara. Ordenar la mente y ponerla a nuestro servicio. Concentrarnos en nuestra propia vida, sin escapatoria para preguntarnos ¿Qué quiero hacer con mi vida? ¿Qué es lo que realmente me haría feliz y estar contento conmigo mismo? E ir a por ello. Que no se quede en un sueño; ir a por ello.

Esta es una etapa de iniciación. Hace falta paciencia, constancia y mucha confianza y entusiasmo. Renovable todos los días.

Confía pero no en la suerte sino en tí mismo. Confía desde la perseverancia. Confía desde el esfuerzo pero dejándote fluir. Porque el Universo y  tu propia alma están de tu lado y te animan a que crezcas.

 

 

¿Libre albedrio, karma, destino?

hombre y universoMe preguntan sobre la contradicción y la confusión entre el libre albedrio, karma y destino… En mi caso, según mi carta astral, donde están marcados los seis hijos que he tenido, al mismo tiempo está señalado la misión del alma como monje y maestra espiritual.

Así que podriamos pensar que el haberme casado y haber tenido hijos ha sido un error que me ha impedido hacer lo que he venido a hacer. Pero no es así, porque finalmente, por muchos atajos que tomemos o nos desviemos por caminos secundarios durante años, al final, llegas a donde tienes que llegar y cumples con tu cometido.

Lo circunstancial de nuestra vida nos puede llegar a confundir y hacer que nuestra inconsciencia e inercia nos aleje de nuestra naturaleza esencial.

Puedo dar el ejemplo de muchas mujeres que traté en una cárcel a la que fui durante un tiempo  de voluntaria. Las personas que no luchan por cambiar su “suerte”, las que se resignan y aceptan su sino de haber nacido en una familia y ambiente adverso y no hacen nada por salir de esa condición y cambiar su destino, se refugian en la creencia de un mal karma o mala suerte. Sienten que la vida les ha tratado mal e injustamente. Pierden su oportunidad.

Mientras nos justifiquemos y nos sintamos víctimas, estamos  maniatados y desarmados mentalmente, pues la resignación es la peor de las actitudes. Es no saber ni creer que  existe la Fuerza de Voluntad y nuestra capacidad y poder para cambiarnos y para cambiar nuestro alrededor. En el libre albedrío que nos ha sido dado  está la oportunidad de cambiar todo lo circunstancial desfavorable de nuestra vida.

La quiromancia  señala que “con las líneas de la mano izquierda se nace y las de la mano derecha se hacen”

En la naturaleza de cada uno hay toda una serie de cualidades, capacidades y oportunidades pero depende de cada uno que las utilice o no. Es verdad que unos lo tienen más fácil que otros pero también es verdad que muchos de los que lo tenían fácil no lo supieron aprovechar y otros en cambio que lo tenían en principio muy difícil lograron llegar muy lejos, utilizando la adversidad como combustible para crecer.