Acciones desde el No-Hacer

hombre cima corazonHay acciones que se realizan sin que la mente intervenga. Se trata en primer lugar de SENTIR, PERCIBIR, DEJAR IR, LIBERAR, FLUIR, VIBRAR. Luego están las acciones que podemos forzar pero entonces dejan de ser espontáneas como el SONREÍR, CONFIAR, …

Estas acciones surgen del NO-ESFUERZO-MENTAL y su efecto es el de alcanzar un estado de paz, confianza y entrega.

¿Cómo salir del parloteo mental? Cuando la mente nos domina siempre estamos preocupados por el futuro o estamos anclados en el pasado. Hemos sido programados para HACER no para SER… Y el HACER nos lleva al esfuerzo-tensión, a la ansiedad, a la frustración por no HACER bastante o no HACER lo que se esperaba de nosotros. Vivir desde el HACER nos lleva a olvidarnos de nuestra naturaleza y adaptarnos a un personaje ficticio, dejando atrás nuestros talentos y aspiraciones genuinas.

Nuestra mente insiste en HACER, sin hacerse consciente de que hay acciones que sólo pueden hacerse desde el NO-HACER -desde el SER-. Para ello tenemos que salir de la mente y pararnos a SENTIR. Cerramos los ojos y vamos hacia adentro para PERCIBIR cómo nos hace VIBRAR el sonido del agua, el sentir la brisa del mar… siempre que la Naturaleza nos habla sentirla así como toda manifestación de Amor …

Las emociones hay que sentirlas, si tenemos que explicarlas pierden su encanto, su magia. Para poder realizarte tienes que ser REAL; tu mismo.

Renacemos cada día cuando estamos conociéndonos a nosotros mismos aunque conlleve dolor, nos lamemos las heridas. O vivimos con los sentidos dormidos, sufriendo, por miedo a sufrir.

Uno elige.

Anuncios

Defender tu Ser.

hombre al amanecerA ratos estoy a la defensiva, a ratos me desplomo y cedo, a ratos ataco, otros ratos imploro y alzo la voz o me callo, lloro …

Me rindo y suplico, perdiendo la seguridad en mi mismo. Me hacen dudar y pido disculpas aunque no sé bien en qué he fallado o qué he hecho mal. Al final siento que no entiendo nada y me echo la culpa por mi torpeza … no me quiero ni yo…

Me propongo mejorar. Tengo miedo. Me digo que tengo que mejorar mi carácter, mi personalidad, mi actitud, mi día a día, mi voluntad …

Me propongo perfeccionarme. Y la idea me alegra y alivia mis sentimientos de culpa. Voy a ser mejor para que me quieran. Voy a ser bueno para que me acepten y me reconozcan. Existo. Soy … en mis ratos de lucidez y valentía… ¿soy?

Reclamar, amenazar, exigir, juzgar,castigar y humillar es fácil para los corazones cobardes y soberbios que se ensañan con los vencidos y sumisos.

Digo basta. Me posiciono en el centro de mi Ser. Firme en mi dignidad e integridad. Soy yo mismo y no permito que nadie vomite sobre mi sus propias miserias. Defiendo mi territorio; mi corazón y mi alma.

Digo basta. Soy libre. Mi Conciencia ha despertado. Ya no me afecta lo que digan los demás de mi. Me mantengo atento. En conexión con mi Ser.

La voluntad de ser.

yo swami indiaMi naturaleza es visible y libre de adornos. Mi Ser ya conoce su camino. Por fin se produce la armonía con el personaje que me viste y no reprime su forma de manifestarse.

Ya no más impedimentos mentales llamados “complejos” …

Ya no más la ardua tarea de querer gustar y complacer a todos.

Ya no más el cansino auto-reproche de que podría haberlo hecho mejor.

Ya no más, a estas alturas, prestar oídos a opiniones que no me aporten afecto sincero.

La voluntad de vivir es la voluntad de ser.

Estoy apurando el tiempo que me queda aquí.

Me desentiendo de las malas formas de los demás. No soy ‘salvadora’ de nadie.

No estoy buscando tampoco mi salvación sino la paz de mi Alma que va unida a la Conciencia Suprema, en el eterno devenir de aprendizaje y evolución.

HACER. TENER. SER

hombre viejo mirada intensaEsa es la doctrina desde que nacemos: primero TENER.  TENER. TENER de todo y que no falte de nada (enfocado erróneamente en lo material y externo). Llenar esa sensación de vacío que comienza en el estómago, sube hasta el corazón y consigue angustiar al cerebro.  Es el miedo a no tener. El miedo a perder. A no tener suficiente pensando en el futuro.

TENER. Y aunque sólo sea una idea, -porque en realidad  ya tenemos todo lo que necesitamos- el sólo hecho de pensar que  estamos o podemos llegar a estar faltos de algo, consigue crearnos ansiedad e intranquilidad.

Para tener, tenemos que HACER. Por eso estamos todo el tiempo haciendo algo y a los niños también los obligamos a hacer todo el tiempo alguna actividad. La cuestión es HACER. Nos va la vida haciendo cosas todo el tiempo, aunque sólo sea estar delante del televisor dándole al botón del mando a distancia.

HACER. Porque ya tu madre cuando eras niño o adolescente ya te gritaba enfadada cuando te veía acostado relajadamente en tu cama con la mente en cualquier sitio. “¡¿Qué estás haciendo que no haces nada!?. ¡Anda, ponte a hacer algo!”  ¡Haz algo! … ¿pero que quieres que haga? … ¡Algo!

Cuando ya de adulto nos hemos dado cuenta que el hacer y el tener demasiado no da la felicidad. Que nos sentimos abrumados e infelices, confundidos y hartos de llevar una vida sin sentido, entonces es cuando la Conciencia despierta y trae luz a nuestro corazón y nuestro Ser despierta.

SER. Permitirnos descansar. Permitirnos a nosotros mismos no hacer nada, no es nada fácil. Pararnos a escuchar nuestro cuerpo físico. Pararnos a escuchar a nuestro corazón y sentimientos. Es entonces cuando comenzamos a descubrirnos a nosotros mismos.

Es cuando comenzamos a SER quien somos y entramos, cada vez más,  en un estado de contentamiento y paz.

Quédate tranquilamente en silencio junto a la quietud del Alma.

 

Relajación guiada

meditacion4Aquello que soñamos ser,  ya lo somos en otra dimensión de nuestro ser. Así que relájate y déjate sorprender.

Nuestro Yo Superior es ese que nuestro yo-mental anhela ser. Nuestro Yo Superior es el ser realizado en nosotros. Y está ahí, esperando conectes con él.

Deja la mente a un lado, lo importante es EXPERIMENTARLO. Una vez conectamos con nuestro ser, todo se hace más fácil… se desdibuja  poco a poco  el personaje y termina desapareciendo para encontrarnos con nuestro ser esencial.

Sólo tenemos que quererlo, tenemos que permitirnos esa apertura desde el corazón. Nos sentamos cómodamente con la espalda y cabeza recta, en un lugar donde nadie nos pueda interrumpir. Respiramos conscientemente prestando atención a las fosas nasales. Cerramos los ojos y relajamos todos los músculos del cuerpo físico. Llevamos nuestra atención al interior y abrimos nuestros sentidos internos para percibir con toda claridad y dejarnos fluir; somos energía.

Respiramos de manera rítmica; inhalamos despacio contando hasta tres, retenemos el aire unos segundos, exhalamos lentamente contando hasta 6. Nos quedamos en el vacío un minuto con la atención en el Centro Ombligo -Hara-. Comenzando desde la cabeza, cada vez que exhalamos sacamos fuera las tensiones; del cuero cabelludo, la frente, los ojos, así vamos bajando hacia los músculos de la mandíbula y bajando hasta la punta de los dedos de los pies.

En cada respiración, suavemente, llenamos nuestros pulmones con oxígeno y convertimos en prana parte de él, para ser llevado a reactivar las células de todo nuestro cuerpo … suavemente, vamos entrando en una relajación muy placentera; entramos en contacto con nuestro Ser esencial.

No debe haber expectativas. La mente ha quedado en un segundo plano. Se ha ido aquietando.  La quietud y el silencio, en el momento en que quedamos en vacío entre una respiración y otra, es el instante de mayor fusión y vibración. Este instante de silencio y quietud lleva concentrado en sí  el TODO; todo el sentir, todo el saber, … toda la magnitud del Ser.

No hay mayor Realidad que ésta, cuando te sabes parte del Uno.

Deseos y anhelos

mujer bellaLos deseos pertenecen al mundo material. Tener deseos no es nada malo pero seamos conscientes de que el deseo atrae también la decepción, la frustración y la infelicidad, cuando no se ven cumplidos.

Los deseos son ilusiones a las que damos forma.  Abrirles la puerta,  puede convertir en insaciable una mente superficial; nunca serán bastantes los deseos logrados, porque a continuación aparecerá otro nuevo. Y todo debido a un sentimiento profundo de vacío e insatisfacción que identificamos con cosas externas que nos faltan.

Después de haber sufrido todo tipo de desengaños por no haber podido llenar ese vacío en nuestro interior. Entonces, nos rendimos, y es cuando aparece el anhelo. Nuestra alma herida pide desde lo más profundo del ser, acabar con ese sentimiento de infelicidad  y abandono.

Ese es el momento para experimentar otros planos de Realidad y VER en sí mismo los potenciales de vida. El anhelo surge del alma y del corazón, aspirando expandir la Conciencia y hacerse Luz. Aspirando convertirse en Amor Puro.

El anhelo pertenece a las dimensiones elevadas de nuestro Ser.

 

El drama de la vida

hombre cerebro azulLa existencia vivida desde la mente como un drama … o como una oportunidad para liberarse de la mente y evolucionar.

Grandes figuras humanas se realizaron estando encerradas en la cárcel. Utilizaron su encierro físico para adentrarse en sí mismos y abrir su corazón a poderes superiores. También sabemos de muchísimas personas normales que les ha cambiado la vida para bien después de sufrir un gran revés emocional o físico.

Trascender la mente es la clave para salir del sufrimiento. Esto quiere decir que esnuestra mente quien interpreta los hechos … pero nosotros no somos esa MENTE que nos domina. La mente debe ser un instrumento a nuestro servicio. ¿Al servicio de quién?.  ¿Quién está hablando? …

Cuando comenzamos a separar, uno por uno  todos los cuerpos que conforman nuestro ser; comenzando por los diferentes cuerpos: físico, mental, emocional, etérico, espiritual. Y luego también desgajar o desprender las diferentes capas que nos han ido condicionando y limitando, quedará nuestra ESENCIA, nuestro SER o “sustancia” eterna  incorruptible.

Tomar consciencia de ello -experimentarlo en sí mismo- es lo que hace que nuestra Conciencia se expanda y se convierta en LUZ.

Nuestra mente nos está continuamente mandando imágenes y pensamientos distorcionados porque es una parte limitada de nuestro cerebro. Mientras no desarrollemos la mente, nuestro “yo” sólo tendrá una visión muy estrecha y gris de la Realidad, incapaz de VER más allá de sus propias narices.

Y ahí está el Drama; la insatisfacción e infelicidad del Alma aprisionada y asfixiada …