No más de lo mismo

camino floresSi no nos valoramos, si vivimos de forma mecánica, la mente nos domina y nos doblegamos ante ideas y creencias -que ni siquiera son nuestras- y  que no hacen otra cosa que reducir nuestro campo de posibilidades.

Entonces, una y otra vez: más de lo mismo… frustración,  desidia, desilusión, sentimiento de fracaso  …

¿Cómo salir de ese círculo vicioso? Cómo deshacerme de esas creencias sobre mi mismo, tan arraigadas,  que no me permiten realizarme desde los deseos más profundos de mi ser, que ni siquiera logro vislumbrar con claridad.

Damos por hecho que somos ‘ese’, que dice ser quien es,  de forma mecánica e inconsciente…  pero ese es solo el personaje.  «¿Quién soy?  es la pregunta que nos abrirá la puerta de salida hacia nuestra verdad y realidad..

Salida del programa que hasta ahora me condicionaba. Y comienzo a cuestionarme cosas. Tengo por primera vez la valentía de enfrentarme a mi mismo y cuestionarme cosas, no desde la mente lineal, sino desde mi corazón universal.

Salida de una mente llena de ideas y creencias de otros, que ahora comenzaré a repasar y decidir si me interesan o no, si me hacen bien o no, si tienen algo que ver conmigo o no.

Salida de una mente condicionada para renacer desde mi Ser y  propia naturaleza. Para asumir mi Yo Soy.

Tenemos que sacudirnos de encima todas las creencias y formas de actuar que ya  han sido agotadas, que no tienen alma, que han expirado en caducidad. Para poder CREAR nuevas realidades, basadas en nuestro presente.

 

Después o mañana

hombre en bicicleta al cielo

Creemos que nos movemos hacia el futuro pero siempre estamos en el ahora.

Creemos que es más adelante donde nos espera lo bueno de la vida …

Hoy está el frescor de lo nuevo por descubrir.

No acumulemos experiencias y creencias como rígidos referentes. No nos apalanquemos en la memoria del pasado o en recetas de otros sobre la felicidad a construir en un futuro;  nuestro presente ya está aquí y no espera.

Pensamos que la felicidad que soñamos llegará más adelante y que la podremos encontrar en algún lugar o en alguna persona. Nuestra mente nos tranquiliza diciendo que lo bueno,  sucederá después. Pero ¿para cuándo dejamos el comenzar a vivir? Ahora, sería lo más inteligente pero nos reservamos … día a día nos volvemos más exigentes o más escépticos.

La vida nos dirige y nos encauza dentro de nuestro destino tarde o temprano. ¿Podemos mejorarla? Sí, desde la conexión mente-corazón, desde la toma de conciencia y una actitud abierta y correcta.

Es desde la inseguridad y los miedos,  que nos debilitan, que no tenemos  la fuerza y la energía necesarias para ser dueños de nuestra vida…  entonces la impaciencia crece y la mente siempre está ya pensando en mañana, sin tener los pies en el suelo para ver la realidad de hoy.

Cuando se vive solo desde la mente, el ser humano tiene un campo de percepción limitado y centrado en sí mismo;  es egoísta y ambicioso. Lo contrario a la persona que vive desde su corazón y en armonía con su mente para valorar el ‘presente’; lo que la vida le brinda y mostrarse agradecido.

 

 

El proceso del Despertar

mujer con lunaNo vamos a añadirle más información a la Mente. En una dimensión más profunda se trata de una transformación en la que la Mente-ego  estorba. No se trata pues de tener nuevas ideas ni de crear nuevas técnicas y formas, justamente lo que pretendemos es apartarnos de todo lo concebido para ir a descubrir qué hay más allá de la Mente; descubrir nuestra propia verdad y permitirnos sentir -desde nuestro corazón- que nuestra verdad está formada  por una  parte  ilusoria y que se volatizará y la otra parte que está ya conectada con la Fuente de la Verdad que es Una.

Toda experiencia que vivamos debe tener tres ingredientes: percepción, pensamiento y emoción. (Conciencia, Mente y Corazón)

¿Desde dónde experimentamos? … si somos muy mentales, la experiencia estará cargada de juicio, crítica, valoración… pues será la mente la que domine la experiencia y encontrará quizá más fallos -por las expectativas puestas,  no llegando a disfrutar enteramente. Los pensamientos ininterrumpidos no dejan espacio para fluir en el Presente. Para entregarse.

Si somos mucho más emocionales, nos cegarán los sentimientos,  siendo vulnerables a dejarnos llevar por el sentimentalismo; la fantasía, el romanticismo el idealismo,  … si no existe también  la parte mental,  que es la que vigila por nuestros intereses y  elige y selecciona en base a un criterio y es necesaria para dirigir cualquier situación, actuaremos como una hoja  a merced del viento, y eso nos va a producir sufrimiento y confusión.

Así que, mente y corazón en conexión, es la mejor forma de encontrar un Camino moderado y correcto, que es el que -en este proceso del despertar la Conciencia- nos ayudará a tener una vida más plena y consciente.

Desde la percepción – el SENTIR- iremos desarrollando también la intuición y nos iremos dando cuenta de que lo que fluye hacia afuera determina lo que fluye hacia adentro. Vivir de dentro hacia afuera nos protege y hay menos desgaste de energía. Todo esto está dentro del proceso del Despertar. Seamos Observadores de nuestro sentir y actuar.

 

 

 

 

Enfrentar los Miedos

hombre  manos LuzDesde pequeños nos han recordado que a este mundo hemos venido a sufrir. Así que, todos tenemos miedo a sufrir.  Y muchos se sienten merecedores del sufrimiento y lo viven con resignación. Mientras estemos en el Plano de la dualidad y mientras la mente -que tiene ese programa-  nos domine, seguiremos teniendo miedos. Unos miedos serán concretos y reales y otros miedos, los que más,  imaginarios, impuestos.

Los patrones de consciencia e identidad que hemos ido adquiriendo desde que hemos sido concebidos y nos han marcado grandemente en nuestros primeros siete años de vida, distorsionando nuestra propia naturaleza, ahora al despertar nuestra Conciencia, nos damos cuenta que en realidad no sabemos quiénes somos. Tenemos todo un trabajo por hacer  de limpieza y reconstrucción de nuestra identidad para acabar con todos los miedos e inseguridades creadas al no ser sostenidos y guiados por nuestro propio ser. Vamos a deshacernos de todas las ideas y creencias que no nos pertenecen. ¿Nos atreveremos?

Los miedos comenzaron a aparecer  desde la confusión que vivió el niño al ser sacado de su centro de inocencia y felicidad para entrar en un sistema educativo rígido de castigo y premio según eras  «bueno-malo», «tonto-listo» y «te quiero si me obedeces-no te quiero si no obedeces».  Desde temprano el niño debe cumplir con toda una serie de patrones inflexibles, obligatoriamente,   separándole de su «niño interior»; que representa la confianza y el entusiasmo por la vidaOlvídate, aquí no hemos venido a ser felices. 

Pero no importa ahora cómo fue o cuánto sufrimos. Este es el momento del cambio. El pasado nos sirvió de escuela de aprendizaje para saber lo que NO queremos más en nuestra vida. Ahora vamos a vivir el Presente plenamente. Este momento es único y es el único que tiene importancia y realidad. Hagamos nuestra vida efectiva, armoniosa y feliz.

Somos el resultado de la educación recibida, de las experiencias vividas, las presiones que tuvimos que soportar, las crisis de adaptación, los fracasos y los éxitos, el ser manipulados por unos y ser manipuladores de otros, víctima y verdugo… todo ello formando una Red, que ahora nos sirve para adentrarnos en el conocimiento de nosotros mismos. Tener las fuerza de salir del estancamiento, neutralizar los miedos y comenzar a hacer cambios para mejor.

En definitiva, RENOVARNOS. RENACER.

Cuando vivimos  plenamente en  el presente no nos preocupa el futuro ni nos perturba el pasado.

 

 

 

Destino y dirección

caminando pies y plumasEl Destino lo fija el Ego, -nuestro cuerpo mental- y está ligado al karma. Pero a ambos tenemos la libertad de transformarlos. Destino y dirección son dos cosas diferentes. El Destino es algo marcado de antemano, patrones condicionantes. Mientras que la «dirección» que le damos a nuestra vida es algo intuitivo impulsado por nuestra Alma.

Hay una frase muy gráfica «unos nacen con estrella y otros estrellados». Algo habrá de verdad cuando observamos que para algunos la vida es fácil y fluida y sin embargo para otros es ardua y llena de obstáculos sin fin. ¿Cómo es eso? Por supuesto, aquí entra también las influencias de los planetas en el momento de nacer y el karma que traemos.  Hay personas que han reencarnado voluntariamente para estar al servicio de los demás. Mientras la mayoría todavía tienen que pasar por distintos aprendizajes.

Podríamos decir que no creemos en nada de eso y simplificarlo diciendo que es cuestión de suerte. Pero para alguien que sea observador y reflexivo tendrá que reconocer que no existen las casualidades y que todo lo que nos ocurre en la vida tiene una causa. Que no es lo mismo vivir «a merced del viento», inconscientes,  que marcarnos una dirección, de forma intuitiva, siguiendo nuestra naturaleza y esencia.

La dirección surge no estando  condicionados por nuestro pasado sino siguiendo un camino de vida desde  la Conciencia del ser. La dirección nace de la intuición, y la escuchamos desde el corazón.  Por eso se hace necesario tomar el hábito de  ir a nuestro interior, entrando en quietud y silencio.

Estando en el Presente, desde la Conciencia del ser, surge la dirección clara, la certeza del rumbo a seguir. Y es esta comunión con nuestra Alma, la que nos brinda paz y serenidad interior.

La Dirección la marca el Alma y la seguimos atraídos  por las energías cósmicas del Amor Puro. Es la que nos hace evolucionar como seres humanos. La Dirección nos impulsa a elevarnos.

Y en la medida en que seguimos la dirección correcta y vamos descubriendo el mundo nos vamos descubriendo también a nosotros mismos. Desde esa confianza total y perfecta, nos sentimos maravillados y agradecidos.

 

 

 

 

Los MIEDOS

mujer con velaLo peor que uno puede hacer es planear desde el Miedo. Lo peor que uno puede hacer es tomar decisiones desde el Miedo y dejarse envolver y llevar por los temores. Porque la visión que uno tiene de los demás  y de las situaciones, cuando la mente está llena de miedos,  es errónea y es distorsionada.

Si tengo miedo a perder terminaré perdiendo porque yo mismo inconscientemente estaré asfixiando con mis miedos la situación, la relación, mis deseos  …

El miedo hace que me resista a aceptar nuevas posibilidades.

El miedo hace que me resigne no creyéndome capaz de crear nuevas oportunidades.

El miedo hace que me evada, huya, que no quiera ver … en lugar de responsabilizarme por mis acciones.

El miedo hace que sufra por cosas que solamente están en mi imaginación en lugar de valorar mi presente.

El miedo hace que sea desconfiado y no me entregue al cien por cien, en nada.

El miedo siempre vaticina que perderé … cuando yo quisiera, en el fondo de mi ser,  apostar por ganar …

¿Cómo superar  la inseguridad y los miedos?

Debo aprender a escuchar y escucharme. Cuanto más  receptivo soy frente a otras personas, más aumenta mi capacidad de seguridad en mi mismo.  Si hay sintonía no hay resistencia. Tomar consciencia de que a cada paso que damos en nuestra vida estamos refinando nuestro ser. Tenemos que vivir la vida permitiéndonos vivirla  sin culpa ni juicio. Siendo responsables de nuestros pensamientos y acciones.

Ya desde el mismo momento en que uno se despierta por la mañana, debe abrir los ojos con sentimiento de gratitud y con el ánimo de tener un buen día. Estando atentos a dar lo mejor de uno mismo en cada momento. Este acto consciente será en sí mismo el que alimentará y fortalecerá nuestro ser.

Tenemos la libertad de elegir entre vivir desde el Miedo o vivir desde el Amor. Cuando nos amamos a nosotros mismos, amamos a los demás. Y sólo así desaparecen todos los Miedos.

 

 

Tu ángel

angel azul estatua  Todos tenemos un ángel, que de niño nos enseñaron a llamar «ángel de la guarda» pero que luego olvidamos. Lo que muchos no saben es que ese ángel es mucho más real que  ese que llamamos «yo» y con el que nos identificamos.

Nuestro ángel es pura Luz. Forma parte inseparable de nuestro Ser ya realizado en otra dimensión – en un plano futuro  y a la vez simultaneo a nuestro Presente-.

Nuestro ángel representa  nuestra Conciencia desarrollada y está en nosotros para protegernos y guiarnos.

Él es quien dice: Yo Soy puro Amor.

No alimentemos el falso ego. Debemos conectar con nuestro corazón espiritual.

 

Moderación

agua gotas coloresLa armonía está en la moderación;  moderación dentro y fuera de nosotros. Tener una actitud confiada pero atenta. Entusiasta pero no eufórica. Alegre pero también serena. Relajada y alerta a la vez. Bondadosa pero firme.  Ordenada sin ser rígida. Flexible en su medida. Centrada en el Presente.

Es en la moderación cuando las energías del Cielo, las energías de la Madre Tierra y las nuestras propias, se fusionan y  se sincronizan. Tiene que darse esa alineación perfecta donde nada está por encima ni nada es más importante o nada tiene más volumen o fuerza para que NADA pueda obstaculizar lnuestra UNIÓN perfecta con el Todo.

 

 

 

 

Saliendo del pasado

hombre caminando en horizonteLas sombras del pasado bloquean la Luz de las posibilidades que existen en el Presente. Me siento estancado y frustrado.

¿Qué me pasa?

¿Cuándo se ensombreció mi corazón?

¿Dónde y cómo me afecta?

¿Cómo puedo solucionarlo?

Reconozco en mi la tristeza, la rabia y el descontento conmigo mismo.

¡Quiero un cambio en mi! Quiero dejar de lamentarme y de vivir en la queja …

Sano mi pasado, aceptándolo. 

Sano mi pasado, liberándolo.

Sano mi pasado, reconociendo y agradeciendo la enseñanza que me ha aportado.

Este es el momento en que me situo conscientemente en el centro de mi Presente.

Yo Soy Amor.

Equilibrio emocional.

mujer azul esferaPara lograr cambiar nuestros malos hábitos y patrones heredados debemos deshacernos del «personaje» y comenzar a ser quien somos. Sanar  la zona mental de los miedos, resolviéndolos. Sanar  la zona mental del resentimiento, aceptándome. Sanar  la zona mental de la amargura, amándome.

 Son las actitudes mentales y emocionales negativas las causantes de que atraigamos a nuestra vida más problemas de los que queremos. Nos sentimos blequeados emocionalmente y no confiamos de que  es posible  salir de tal tortura pues no somos conscientes de tener una mente rígida e insegura.

Nuestro cuerpo emocional tiene problemas que principalmente son creados por  siete hábitos que utiliza como armas de control del otro. Y todos ellos tienen que ver con la MANIPULACIÓN. Aunque sea de forma inconsciente y con todas nuestras «buenas intenciones» hacia los demás, … 

Tenemos que hacer un trabajo de equilibrio  emocional. Debemos transformar el:

1) Castigar           por           Dialogar. 

2) Criticar           por           Estimular. 

3) Quejarse          por          Escuchar. 

4) Culpar              por           Aceptar. 

5) Amenazar       por          Apoyar. 

6) Sobornar         por          Negociar las diferencias. 

7) Perseguir        por          Respetar. 

Las actitudes y emociones negativas son las que minan nuestra autoestima, son ellas las que bombardean y debilitan el Amor que deberíamos sentir por nosotros mismos y por los demás.

Reconciliarnos con el pasado. Sanar las heridas de nuestra historia personal. Tener un estado de gratitud y aceptación. Todo ello es necesario para poder centrarnos en nuestro Presente.