Religiosidad y espiritualidad

religionesHablamos de persona creyente la que pertenece a una doctrina religiosa y sigue sus dogmas o simplemente dice que cree en Dios.  Una persona es espiritual cuando en ella prevalecen  los valores espirituales aunque no pertenezca a ninguna religión.

Las presunciones de las religiones de creerse dueñas de la verdad  se han desvanecido.  La Verdad es una y su Fuente está en cada uno de nosotros. Cuando las instituciones religiosas sacrificaron el Espíritu en beneficio de sus intereses personales perdieron la Gracia divina que las protegía.

Hubo un tiempo en la humanidad, en que los profetas fueron necesarios para guiar a los pueblos. Pero el ser humano vivió esos mensajes creando diferencias en lugar de unión. Creando odios en lugar de Amor. Las rivalidades religiosas tiene que llegar a su fin.

Hoy en día hay un renacer de la espiritualidad de forma individualizada y a la vez de forma colectiva. Existe un despertar de la Conciencia por encima de cualquier institución religiosa y que cada uno puede percibir según su nivel de entendimiento y percepción.

¿Cuándo despierta el espíritu que hay en nosotros? Cuando la mente y el ego dejan de poner resistencias. Cuando ya ha desaparecido el orgullo del yo-inferior y dejamos de luchar creyendo que el enemigo es el otro. Cuando nos hacemos responsables de nosotros mismos. Cuando existe un anhelo interior que nos impulsa a ir más allá de la mente.

Entonces es cuando nace en nosotros una actitud de “rendición”.  Es cuando el corazón comienza a generar “Fe”, que es la confianza absoluta en la divinidad, en el Creador, en la fuerza superior del Amor Incondicional o si preferimos llamarlo Dios.

Las personas espirituales siguen normalmente un proceso consciente de refinar las energías vitales deshaciéndose del ego. Para ello se requiere de disciplina y constancia. Tenemos que aprender a centrar la mente y a confiar absolutamente en las prácticas que al principio son necesarias como la oración, mantra,  yoga, meditación u otras técnicas .

Entraremos en contacto con nosotros mismos de forma consciente y vamos a alinear y armonizar nuestros centros energéticos. Mantenerlos abiertos y limpios de toxinas emocionales. Esto es lo que se requiere si queremos vivir desde lo esencial de nuestro ser y tener acceso a la luz espiritual y que sea ella después la que nos guíe.

La persona espiritual es la que se muestra agradecida ante la vida. La que siente su conexión con lo divino. La persona que, desde su espíritu,  es humilde y valora lo que tiene. La persona que ve a Dios en todas las cosas y en todos  . La persona que acepta lo que no puede cambiar y lo utiliza para crecer en paciencia.

Una vez uno ha conectado con su Alma, el cuerpo físico y la mente se purifican por si mismas. Trascender la mente significa estar fuera del sufrimiento, la ansiedad  y la depresión.

Las personas religiosas que siguen sinceramente su religión con devoción y fe tienen igualmente los mismos valores. No hay diferencia si ellos también conectan con su espíritu y no se quedan en la superficialidad de las formas.

 

 

 

El Ego quiere lucirse

mujer dibujo en naranjaEl Ego se manifiesta desde la personalidad, creyéndose importante de forma desmedida y engañosa.

El Ego invade las mentes débiles y domina desde ellas. Un mal entendido amor por sí mismo -ese personaje que uno cree  ser- es el causante de nuestras desgracias y sufrimientos.

Cuanto más poder tenga el Ego sobre la mente más limitada y constreñida estará nuestra verdadera naturaleza.

Si el ego representa al yo inferior, con toda su negatividad, egoísmo e impulsos básicos, su opuesto es el Yo Superior, cargado de sensibilidad, creatividad,  compasión, generosidad e intuición.

Por lo general, es el yo inferior quien domina y se resiste a cualquier idea de cambio, no dejando espacio ni posibilidad, desde el engaño y la ilusión,  a  que el Yo o Mente Superior se desarrolle.

Para que entendamos las diferencias entre uno y otro diremos que el YO INFERIOR es complicado, denso, oscuro y le hace fuerte las energías del sufrimiento, miedo, de odio, de resentimiento, etc. Mientras que el YO SUPERIOR es sencillo, claro, transparente y su energía es la del amor, la alegría, la aceptación y el contentamiento.

Para las personas que, después de toda una vida de sufrimiento y frustración, han decidido comenzar  un camino espiritual y de crecimiento personal, no deben desanimarse. Estén atentos,  porque el ego utilizará su arma preferida para obstaculizar el avance: LA DUDA Y EL DESÁNIMO.

El mayor enemigo está dentro de nosotros y ese es el Ego. Acabar con él es el mayor desafío que se nos puede presentar. Y la mejor arma está en ser Observadores de nosotros mismos para fortalecer nuestra Conciencia, que es Luz.

Comenzar a vivir desde la Conciencia de Ser, es un ejercicio mental  que precisa de esfuerzo y disciplina al principio. Conozcamos las trampas de nuestro enemigo. Enfrentémonos y sintámonos capaces de salir victoriosos. Duele ver que no somos tan perfectos como creíamos. Duele reconocer nuestros fallos y debilidades. Aceptarnos como somos y querer mejorar es la actitud ideal.

Escuchemos la voz de nuestra Conciencia. Digamos “Yo no soy mi mente; tengo una mente a mi servicio”.

 

El gran desafío. Ejercicio de relajación.

meditacion4Nuestro corazón espiritual cuando está bloqueado sufre de soledad y de baja autoestima. Y si no tiene energía para salir de esa situación se encierra todavía más por temor a ser herido.

Emocionalmente no tiene fuerza ni ánimo. Mentalmente está en conflicto. Así es  fácil caer en la depresión.

¿Cómo salir de esta situación sin la “ayuda” de fármacos?

Primero hay que fortalecer la Mente siguiendo una pequeña disciplina. Descubrimos que no tenemos voluntad para hacer nada y ahí comienza nuestra gran batalla y reto: hay que vencer a la Mente.

Planificaremos una estrategia que hay que seguir como si nos fuese en ello la vida: todos los días, sin ningún tipo de excusas, dedicaremos quince minutos a nosotros mismos. Haremos de algún rincón de la casa nuestro territorio donde pondremos nuestra esterilla, cojín o silla para sentarnos a hacer nuestros ejercicios y la meditación.  Si puede ser, siempre lo haremos a la misma hora y bajo ningún concepto romperemos este compromiso con nosotros mismos.

¿Qué estamos consiguiendo?:

1) Comenzamos a subir nuestra autoestima.

2) Estamos fortaleciendo nuestra voluntad.

3) Está entrando energía en nuestro chakra del corazón que se traduce en alegría y confianza. Poder sobre la Mente.

¿Qué tenemos que hacer durante esos 15 minutos?

1) Sentarnos cómodamente con la espalda recta. Las barbilla un poquito levantada. Ojos cerrados.  Las manos descansando sobre los muslos con las palmas hacia arriba. Respirar conscientemente, atentos en la respiración; suave y profunda.

2) Con los cinco sentidos hacia adentro. Siendo Observadores de nuestro interior; va mos a comenzar a relajar nuestro cuerpo físico desde la coronilla: en cada respiración, al inhalar, ponemos la atención en el cuero cabelludo y al exhalar expulsamos las tensiones. Seguimos con la frente, los párpados, las sienes, los músculos de la mandíbula, bajamos por la garganta, los hombros, los brazos, etc. … vamos bajando por  la columna vertebral y en cada respiración soltamos las tensiones, así hasta llegar a la planta de los pies.

3) Una vez hemos relajado cada parte de nuestro cuerpo físico, llevamos las manos al centro del corazón, y te preguntas ¿cómo me siento ahora? y te permites sentir y escuchar , a través de tus manos, el mensaje de tu corazón.

4) Pones las manos sobre tus muslos nuevamente. (siempre con los ojos cerrados) Respirando ahora con la atención en las fosas nasales. Suave y Lentamente. Asimilando la paz que has creado. Disfrutando de la victoria de haber hecho lo que te habías propuesto. Piensa y siente que eres Amor.

Haciéndolo cada día es como fortalecerás la confianza en tí mismo… y todo lo demás se te dará por añadidura…

 

(parte de los ejercicios del curso de Entrenamiento para la Nueva Conciencia)

 

De adentro hacia fuera

mujer angelNo podemos ser otro que nosotros mismos por mucho que nos empeñemos … y nos empeñamos …

Ninguna cualidad  viene del exterior por arte de magia.  Ni la voluntad, la paciencia, la felicidad …nada de eso lo conseguiremos desde el exterior de nuestro ser.

No se adquiere tampoco por el esfuerzo de la mente sino por la disciplina y la conexión con el corazón.

No se trata de cambiar la naturaleza de tu ser sino de conocerla, centrarla y utilizarla correctamente.

Vaciar y limpiar el espacio que se quiere acomodar para algo más grande; nuestro espíritu.

Así que, comenzaremos por remodelar nuestros hábitos, deshaciéndonos de los que estorban para esta nueva etapa; limpiaremos y sanearemos las viejas heridas, los complejos, los resentimientos guardados y todo el dolor acumulado en la memoria. Y romperemos con la creencia de que seré mejor y más bueno si soy otro distinto a mí.

Sólo entonces, en ese espacio vacío y limpio, es cuando podremos decorarlo a nuestro gusto. Co-creando con libertad, claridad y alegría, en ese nuevo espacio y desde nuestra libre elección. nuestro re-nacer.

Toma de conciencia y compromiso

reiki chokureiCada experiencia que nos hace vibrar enteramente, abre, un poco más, el camino hacia el corazón.

Cada experiencia vivida, desde la actuación correcta, es decir desde la impecabilidad y honestidad hacia nosotros mismos, nos va llevando al encuentro y conexión con nuestro Ser y  con nuestra alma.

Esto supone la toma de conciencia y compromiso de ocuparnos por el bien de nuestro cuerpo físico, de nuestro cuerpo mental-emocional y de nuestro cuerpo espiritual.

Si estamos viviendo disociados de nosotros mismos; indiferentes, inconscientes, ignorantes de nuestras necesidades, … ¿la vida de quién estamos viviendo…?

Cuando “somos llevados” al despertar de nuestra Conciencia es cuando comenzamos el recorrido hacia el encuentro con nosotros mismos para conseguir la conexión con nuestro ser y la sintonización con la naturaleza de nuestra alma.

Nada ocurre por casualidad, pero seguimos haciendo lo mismo día tras día, aunque no nos guste; sintiéndonos vacíos, frustrados, con ansiedad, intranquilos, infelices… ¿por qué no comienzas a ser Observador de lo que ocurre en tu vida y en lugar de resignarte, te haces responsable de tu felicidad?

Hoy en día no existen más excusas. Están al alcance de todo el mundo muchas técnicas para trabajarse a uno mismo para conseguir todo lo que se quiera a nivel del crecimiento personal.

Una de estas disciplinas o  herramientas es el REIKI. Nos enseña de forma muy sencilla y paso a paso, la forma de llegar  al conocimiento y manejo de las energías superiores, en nosotros y en el universo.

REIKI se ofrece a sí mismo como un regalo y de manera fácil. La dificultad la creamos nosotros: exceptisismo, falta de voluntad y disciplina, mundo mental dominante

Aceptar este regalo es abrir la puerta del corazón. Y a partir de ahí, comienza el recorrido espiritual hacia el descubrimiento maravilloso de nosotros mismos.

¿Qué es el Yoga Espiritual?

mano mudra dar y recibirEn las sociedades modernas vivimos bajo estrés y el padecimiento común es la ansiedad. Vivimos rayando el límite de la pura supervivencia existencial … tenemos tan en olvido nuestro cuerpo espiritual que ni siquiera nos hemos hecho conscientes de la infelicidad que arrastramos.

El Yoga es una Ciencia oriental antiquísima, lamentablemente en Occidente sólo se la conoce de forma superficial; su aspecto físico. Yoga, según las palabras del gran maestro Swami Purohit, es una filosofía de vida. Y dice “El Yoga encierra la más sabia enseñanza de cómo manejarse en el mundo fuera del sufrimiento. De cómo desarrollar la mente y la Conciencia para obtener una mejor calidad de vida. Es el instrumento ideal para lograr el propósito más elevado de la vida a través de recuperar nuestra naturaleza humana y divina”.

Desde nuestra mente débil e insegura queremos experimentar la vida probando una cosa y otra sin profundizar en nada. Queremos resultados rápidos y somos incapaces de seguir una disciplina… por lo tanto, es raro que nos beneficiemos de recoger ningún fruto de nada, al contrario, la decepción  siempre está detrás de nuestras expectativas que son mayores que el esfuerzo que ponemos para conseguir algo.

El Yoga, cuando se profundiza en él y se recorre todo el proceso de liberación en nosotros mismos; liberación de la mente, del sufrimiento, del deseo vanal y se consigue el desapego y la estabilidad emocional, entonces podremos sentarnos a meditar y conectar con nuestra Alma. Entonces es cuando el conocimiento intuitivo, desde el Silencio, nos dará de beber -directamente- de su Fuente.

Reactivar y expresar la energía vital

chakras2Partiendo de la base de que somos energía,  si  dedicamos unos minutos cada día a ir hacia nuestro interior y percibirla, tendremos una mayor comprensión de nosotros mismos en todos los sentidos y niveles.

Nos encontraremos primeramente con todo lo que reprimimos y nos causa tensión que luego se transforma en malestar y dolor. Expresar las energías, entendiendo que todo pensamiento,  sentimiento y emoción son ENERGÍAS, nos ayudará a deshacernos de todas esas tensiones negativas, evitando se formen bloqueos en nuestros centros energéticos.

La cuestión está en que nos comportamos como si no fuesemos los dueños y responsables de nuestro cuerpo físico, de nuestra mente y de nuestras emociones. Y cada uno de ellos acampa caóticamente a sus anchas, envolviéndonos en el conflicto y el sufrimiento invariablemente. No hay conexión ni coordinación entre ellos.

¿Cómo dinamizar y estabilizar mi energía interior? 

Expreso quien Yo Soy tomando conciencia de mí mismo. Me observo. Respiro conscientemente para centrar las energías dispersas y me concentro en el momento real del Aquí y Ahora. Respiro suave y profundamente para hacerme consciente y controlar mi mente. Sólo existe este momento.

Observo mis pensamientos y cada vez que tengo un pensamiento negativo lo transformo inmediatamente en positivo. Respiro conscientemente para cambiar mi mente  automatizada en una mente despierta y centrada en el momento. Estoy viva/o.

Las energías no se acrecientan guardándolas indefinidamente; las energías se multiplican utilizándolas, dándolas. Por ello, el amor como energía pura, no crece guardándolo, sino expresándolo. La inteligencia no se desarrolla guardándola sino ejercitándola. Así sucede con todas las energías, igualmente las negativas, expresando miedo lo estamos alimentando. La queja pone en marcha todas esas energías negativas que estamos despertando y moviendo trayendo más de lo mismo.

La Fuente Infinita de la Energía Universal del Amor Incondicional está ahí a nuestra disposición. La cuestión está en tomar conciencia del caudal que poseemos para atraer hacia nosotros esa Energía. Esto es lo que se llama Ley de Atracción.

REIKI es una disciplina milenaria que nos lleva de manera muy sencilla y gradual a tomar conciencia de nuestro ser y conectar con las diferentes energías: la energía vital que poseemos y tenemos la capacidad de refinar y la Energía Universal del Amor Puro de la que somos parte, como seres de Luz eternos que somos.