¿Qué nos debilita?

mujer-dibujo-geometria-sagrada¿Qué nos debilita como individuos? Le hemos dado todo nuestro poder a otros; al que gobierna, al médico, al sacerdote, al maestro …  a nuestra pareja … Eso significa que hemos dejado de pensar por nosotros mismos. Hemos dejado de producir nuestra propia salud y felicidad esperando (o exigiendo) que los demás nos las proporcionen. No confiamos en nuestras propias decisiones o cedemos -hasta la sumisión-  por evitar el enfrentamiento. No confiamos en nuestra propia capacidad para dirigir nuestra vida o sencillamente no tenemos la energía para ello. En pocas palabras;  hemos perdido Poder de acción.

Como nos cuesta tomar decisiones, buscamos apoyos  y caminos “fáciles”. No queremos responsabilidades. Necesitamos que los demás reconozcan nuestra valía,  no basta con nuestro propio reconocimiento. Y un ejemplo de nuestra pérdida de poder es que no tenemos capacidad para sanarnos física y emocionalmente, cuando está en nuestra naturaleza el poder hacerlo.

Dependemos excesivamente de los demás para nuestra propia felicidad. Este viejo sistema de dependencias es hora de que termine. Debemos innovarnos en este sentido; necesitamos más emancipación y firmeza.

Empoderarnos, no desde el ego sino desde nuestro ser esencial, desde nuestra propia naturaleza. Y para ello debemos conocernos a nosotros mismos. Tenemos que depurar nuestra mente temerosa dando un giro a nuestro campo de pensamientos y emociones para activar nuestra AUTO-DETERMINACIÓN.

Impulsando nuestra independencia es como encontraremos nuestras más elevadas capacidades y una mayor felicidad. Es momento de actualizar nuestro potencial y expresión como seres humanos. Creando una mayor expansión de Conciencia, comenzando por la sanación emocional; dejando el pasado en el pasado y aprendiendo a ganar autonomía en todos los niveles y campos de nuestra vida.

Tu decides.

 

Desvelar la Paz, Alegría y Felicidad en nosotros.

hombre alto montaña meditandoEl ser humano no puede superarse a sí mismo si no se valora  en su totalidad y si no conoce su razón de ser. Este deseo de superación es impulsado de forma vital y ‘sobrenatural’ por las energías de paz, alegría, amor y felicidad.que surgen del interior, como recuerdo y anhelo de recuperar la nobleza de nuestro ser esencial.

Debemos  diferenciar las emociones y pensamientos que son únicamente  reacciones superficiales a hechos externos -emociones pasajeras- de los sentimientos profundos de paz, alegría y felicidad que brotan del interior, por sí mismos, y se arraigan haciéndonos sentir seres independientes y libres.

Existen  emociones que son manifestaciones  de un estado  nutrido por la Conciencia y que se materializan -sin razón aparente y sin necesidad de ninguna causa externa-   debido a nuestra dedicación e intención de conectar con nuestro espíritu.

Estos estados internos de paz, alegría, amor y felicidad no surgen del campo de las posibilidades, sino que es parte substancial de nuestro ser esencial que hemos desvelado o estamos en proceso de ello.

Nos conformamos con las ‘emociones efímeras externas’ que fluctúan y que provocan sufrimiento cuando se evaporan, cuando podríamos crear una paz estable en nuestro corazón.  Descubriendo que la alegría duradera se transforma en Dicha y la felicidad  sin dependencias en Gozo.

No nos olvidemos de que el espíritu humano tiene la capacidad de trascender las limitaciones del ‘Yo’ en virtud de su consciencia unitiva y de su cualidad de ser libre.

Para conseguir esto necesitamos del discernimiento,  de la meditación y de mantener la atención en nuestro corazón espiritual. Desapegándonos de las cosas de este mundo conquistamos  la unidad absoluta con el Todo.

 

‘Libertad condicional’

hombre contraluz solIrremediablemente el ser humano tiene condicionada su naturaleza, su felicidad y su libertad. Generalmente tiene condicionada su esencia, a lo circunstancial de su entorno,  desde el mismo momento en que es concebido  …

Nos han convertido en personas obedientes -sin espíritu-. Nuestra realización como seres humanos ha estado siempre condicionada a tantos factores que cuando comenzamos a pensar por nosotros mismos nos resulta difícil reconocernos… y reconstruirnos.

La  cualidad  original del ser humano es ser regido por su espíritu y desde esa libertad se sabe único e independiente. Toma conciencia de su esencia y vive con desapego su vida sabiéndose eterno. Desde ese estado del Ser, vive su nobleza y condición como ser de Luz y Amor sujeto sólo a Leyes superiores.

Pero la condición  del ser humano se ha ido alejando y olvidando de su esencia primordial y las  creencias y pensamientos se han vuelto  rígidas y vacías de valor. La persona, alejada de su centro, se ha dejado llevar por  la frustración, los miedos y la confusión.

Ahora, todo parece estar en nosotros condicionado a algo: nuestra libertad, el amor, la felicidad … todo depende ilusoriamente de  otro  …  nuestra falsa realidad ha creado dependencias externas …

Sólo la fuerza de nuestro espíritu nos  ayudará a no doblegarnos. Podemos relacionarnos directamente con la Fuente de sabiduría en nuestro interior.

Deja de  aceptar vivir bajo una ‘libertad y felicidad condicional’. Somos dueños y creadores de nuestra Libertad y Felicidad. Simplemente deja fluir tu Ser. Deja expandir tu Conciencia y anhela esa unidad y armonía con el Universo del que eres parte.

Las dependencias

hombre corazonUn ser humano completo es autosuficiente. Esto quiere decir que no necesita del reconocimiento de los demás ni busca agradar y complacer para que lo halaguen o le agradezcan nada. Es quien posee todos los recursos necesarios para sobrevivir desde una actitud de confianza en si mismo,  en los demás y en la Naturaleza. Conectado a su espiritualidad a la que nutre y de la que se alimenta.

En el otro extremo está  la persona de mente débil, con miedos a la soledad, a no ser comprendida, sin voluntad, voluble y  desconectada de su ser original: La persona dependiente.

Este tipo de personas, sea cual sea la dependencia, tienen una gran falta de autoestima, confusión y miedos. Necesitan ayuda.

Dependencias físicas: comida, juego, alcohol, drogas duras y blandas, fármacos…

Dependencias emocionales: a otras personas, maestro, psiquiatra, religión, … de forma que excede  lo normal.

Todo lo que,   si no lo tenemos, nos crea ansiedad, angustia, tortura mental,. Todo lo que, si no lo tenemos,  nos vuelve locos, nos descentra, nos hace perder la razón … todas esas dependencias que no queremos reconocer y enfrentar …

A ver, como no nos gusta nuestra realidad, tenemos varias posibilidades para disfrazarla. Como no sabemos encontrar soluciones  a nuestros problemas o tenemos miedo a ver nuestra realidad, buscamos formas de “escape” y huida.

Pedir ayuda de un profesional será la decisión más valiente para recuperar la autoestima y fortalecer la voluntad. Las crisis son necesarias para abrir los ojos de la conciencia y comenzar el proceso de  renacer.

Los ladrones de energía

meditacion '13Los ladrones ya han entrado pero las alarmas no los detectaron o nosotros estábamos tan entretenidos que no las hemos escuchado.

Los ladrones de energía ya están dentro haciendo estragos; nos han amordazado y se están apoderando de nuestros valores …

Hay que actuar! Sacar fuerzas de flaquezas y tomar decisiones. La primera: tomar consciencia de mi situación. Tomarme todo el tiempo necesario para inspeccionar mi “yo”. ¿Cómo me siento?, ¿qué cosas me han robado y quiénes  han sido los ladrones?

Uno de ellos con toda seguridad ha sido el Miedo … y seguramente lo primero que has encontrado  a faltar es tu libertad, la seguridad en ti misma, tu autoestima …

Los ladrones de energía se adueñan de  la Voluntad. ¡No hay que perder de vista la Fuente de la Verdad e ir a refugiarse en ella!

Los ladrones de energía se adjudican tu Valentía. ¡No hay que dar poder a  falsas influencias!

Los ladrones de energía incautan las ideas propias. ¡La Presencia Divina es la única Inteligencia actuando en la vida de cada uno!

Y luego están los ladronzuelos que también hacen su labor creando culpabilidad, confusión, malestar con uno  mismo, dependencias …

Hay que crear un buen dispositivo de alarmas; centrar nuestras energías, fortalecer nuestro yo y mantenerlo siempre conectado con el Yo Superior. Así siempre estaremos protegidos, alertas.

 

 

Palabras que sobran.

mujer arbol inclinado por Cristiana CeppasHay palabras que no deberían existir, por ejemplo, víctima, resignación … Las palabras están vivas y algunas actúan como las garrapatas; penetran en el interior sin que te des cuenta y silenciosamente comienzan a alimentarse de tí causándote debilitamiento y cansancio e inclusive te pueden ocasionar fatales consecuencias.

Lo que quiero decir es que es fácil caer en la trampa de que al etiquetarte o encasillarte como “víctima”, eso te proporcione un consuelo esteril y te abandones cómodamente a esa postura, tomándolo ya de por vida, como un modelo o patrón inherente.

Todas esas palabras identificativas pero con caracter negativo, quedan grabadas en la mente -y en el corazón- como si se tratasen de distintivos rotundos e inamovibles. Con el gravamen de toda la corroción que crean en el cuerpo emocional como son las dependencias, la falta de estímulo y energía, la amargura, la rabia y una actitud vital pesimista y de resignación, entre otros sentimientos que llevan a la infelicidad.