El yo-personaje

El yo-personaje sueña y desea aquello, lo otro. No sabe bien qué.

Aparenta ser, fantasea con lo que no es o envidia lo que los demás tienen.

Quisiera ser perfecto porque tiene muy buena imagen de sí mismo. Quisiera que los demás le hagan feliz y quiere ser amado sin tener que dar demasiado.

Pero igualmente se siente infeliz, incomprendido o desgraciado, porque inconscientemente ese es el personaje que ha elegido interpretar.

Sufre haciendo su padecer el más grande. Sus carencias no tienen igual. No escucha ni ve a su alrededor; él es el centro del drama.

Todo esto sucede viviendo desde el yo-personaje, al que se ha vestido de víctima. Porque víctima es quien se deja dominar por su Mente … y esa mente (débil y miedosa) sólo está pendiente de su yo ridículo, anónimo y sin luz, . . ¡Toda una frustración!

Pero, qué pasa al otro lado, más arriba o más adentro de ese “yo” prefabricado … en ese otro espacio donde funciona otra realidad de nosotros mismos … resulta que ahí está nuestra Alma, tan tranquila, sin que se vea afectada por lo que ese yo-personaje viene quejándose.

Tenemos un Yo Superior capaz de trascender el Plano material y terrenal. Capaz de percibir e intuir que existen otras dimensiones y otras realidades, superiores.

Y ahí, en ese descubrir nuestro Yo Superior, es cuando la vida comienza a tomar sentido y propósito.

Es entonces, cuando nos deshacemos de ese yo-personaje, ficticio y fingido, cuando nuestra Conciencia se despliega y ensancha nuestro horizonte, cuando se expande nuestra inteligencia y claridad mental… entonces comenzamos a ser nosotros mismos. Por fin.

Anuncios

La Conciencia

chakras 7La Conciencia tiene dos aspectos que deberían ir unidos: ATENCIÓN e INTENCIÓN.

Desde la atención plena, llenamos de energía lo que queremos conseguir o desarrollar. Podemos crear. Partiendo de una idea damos vida a un deseo y en la medida en que nuestra atención sea completa veremos materializarse nuestro deseo… si somos perseverantes y pacientes.

La intención es necesaria para seguir avanzando, con ella transformamos desde la acción. Pero existe un requisito: claridad mental y anhelo puro.

Pasamos a una Conciencia más elevada cada vez que, como Observadores, experimentamos nuestro avance gracias al entendimiento. Y también a la fluidez mental.

El Saber aligera la densidad de la mente. Cada vez más, la vida se va simplificando a la par que avanza en comprensión.

Y en la medida en que se prospera en conocimiento de uno mismo, también crece la compasión y el sentido de unicidad.

Todo esto nos lleva una vida …

El corazón por delante

codigo la flor de vida oroUna mente débil domina desde el miedo y el inmovilismo. Una mente débil es la que es incapaz de concentrarse en el Presente y sus pensamientos distorsionados van desde el recuerdo insistente de hechos pasados a la fantasía de un futuro incierto.

Una mente débil -no desarrollada y que no sabe discernir- sólo se interesa por el pensamiento inmediato y superficial,  quedándose atrapado en él, dándole vueltas una y otra vez, sin saber sacarle ningún provecho o sencillamente cambiarlo por otro o silenciar la mente.

Si queremos cambiar ésto, debemos comenzar a ejercitar la mente, de la misma manera que uno se pone a hacer ejercicio para desarrollar los músculos y la fuerza física. Existen muchas técnicas y sistemas que explican el proceso para conseguirlo. Entre ellos el Yoga, Mindfullnes, PNL, entre muchos otros.

¿Qué vamos a conseguir al desarrollar la mente y la concentración? Tener una mayor claridad mental, salir fácilmente de la duda y los conflictos, tener control sobre las emociones y  saber enfocarnos en el objetivo que queramos conseguir. Pero sobretodo, hacernos dueños de nuestra vida.

El siguiente paso es UNIR MENTE Y CORAZÓN. La Razón necesita del Sentir. La Razón sola es fría pero unida al Sentir del corazón -que es Amor-, toda acción tendrá la ecuanimidad necesaria para ser justa, correcta y plena.

Cuando el corazón vibra de dicha nos está llevando a sentir más allá de la mente.

Cuando el corazón late de alegría, es como la campanada lanzada al viento, hace resonar todo el cuerpo … más allá de la mente.

Un paso aún más allá es el de la INTUICIÓN que nos conecta con otras dimensiones superiores de nuestro Ser.

 

Conciencia

ser-lucesComencemos por saber que  no somos lo que hacemos sino lo que sentimos ser desde nuestro Ser. Y para poder percibir a nuestro Ser, debemos EXPANDIR nuestra Conciencia que hasta ahora está encasillada y maniatada entre conceptos y creencias (de otros).

La Conciencia es LUZ y por ello, cada vez que, nuestra intuición, nos hace llegar un pensamiento puro (sin pasar por el tamiz de la mente inferior),  el sentimiento que tenemos es de expansión. Estas Luz ilumina un espacio nuevo en nosotros, que no nos percatábamos que ya existía.

Nuevos sentimientos creando nuevos pensamientos y viceversa. Nuevas maneras de pensar creadas desde un nivel de Conciencia superior. Los resultados de nuestras decisiones no dependen solo de nuestra claridad mental sino además de nuestra Conciencia, que es la percepción de lo que es correcto.

Nuestra Conciencia nos ayudará a estar en PRESENCIA de nuestro Ser y de la Divinidad en nosotros. Para ello tenemos que entrar en el Silencio y en el Vacío en nosotros desde la quietud mental.

Todo esto -este despertar de la Conciencia- es un proceso largo y lento, es un Camino sin atajos. Requiere de anhelo por evolucionar, por crecer, por Saber, por encontrarse con uno mismo. Es el Camino hacia la Paz interior, hacia la plenitud.  Vivenciar por fin la Dicha y el Gozo de sentir la Presencia de la divinidad en uno.

 

Todos tenemos miedos

mujer-inspiracionTodos tenemos miedos porque los miedos razonables son necesarios: Nos previenen de los peligros y de extralimitarnos. Los miedos ajustan nuestras ansias de riesgo y fantasía.

Pero también puede ocurrir que los miedos invadan nuestra mente de forma obsesiva y dispersen nuestras energías, paralizando o limitando nuestros deseos de avanzar y de conocer nuevas posibilidades.

Existen los miedos infundados que son como fantasmas que dificultan nuestra claridad mental. Miedos creados por una mente débil, por una personalidad insegura, de baja autoestima. Éstos son los ingredientes que sobrealimentan a los miedos de manera tortuosa.

El mundo está lleno de sufrimiento y dolor, y es real. Pero ahora mismo, los medios de comunicación nos están bombardeando con noticias catastróficas que minan nuestra seguridad y claridad mental.  Tenemos que concentrar todas nuestras energías en nosotros mismos de forma positiva y no permitir que nos invadan con ideas e imágenes que limitan nuestra acción y capacidad de cambio.

Es al dispersar nuestra mente cuando nos debilitamos. Las Fuerzas del Mal -que existen y acampan a sus anchas- trabajan para coaccionar nuestra mente desde el miedo: creando inseguridad, haciéndonos creer que “más vale lo viejo conocido que lo nuevo por conocer”.

También existen las Fuerzas del Bien ¡sí!. Y son justamente las del AMOR. La SOLIDARIDAD. La COMPASIÓN. La UNIDAD. La CONFIANZA ABSOLUTA EN LA DIVINIDAD.

A esas nos unimos.

Yo elijo

hombre en menteUno  elije cada actuación de su vida.  Inclusive el mostrarse pasivo o resignado, es también una elección de actitud. Ser valiente o ser miedoso son  opciones. Ser  un mentiroso  es una forma de ser que no admite justificaciones. Aunque sea inconsciente, es una elección. Luchar o rendirse es una determinación que sólo depende de nuestra elección.

Entender que la cuestión importante no está  tanto en qué elegir sino saber ver las consecuencias que ocasiona esa decisión. Podemos llamarlo SABER PENSAR que incluye ver con antelación los resultados de una toma de decisión. Y también, el saber pensar, trae consigo otras virtudes;  la paciencia, la prudencia y la confianza absoluta de que existe un Orden Superior al que estamos sujetos.

Quien es consecuente  y coherente consigo mismo, no tiene sorpresas desagradables en la vida. Sabe que la corrección, la honestidad y los demás valores que profesa,  le traerán más de eso mismo. Esa seguridad le proporciona claridad mental. La claridad mental brinda una amplitud de Conciencia y conexión con la Conciencia Superior. Y todo ello hace florecer en el interior la paz y la dicha de ser.

 

 

 

Dejar fluir la energía

ser kundaliniVivir con la mente dispersa es dispersar la energía vital que hay en ti. La mente se debilita justificándose. Y una mente débil es vulnerable, es susceptible, vive fuera de la Realidad.

Desviar la atención al problema que tienes  por solucionar es desviar la energía vital que  requieres para solucionarlo. Una mente débil es fantasiosa.

Si se nos va la energía en dudar no tendremos energía para crear. Quedaremos estancados en algún punto, sin claridad mental para ver todas las posibilidades que nos brinda la vida. Nos moveremos en el mismo círculo una y otra vez.

Para conseguir que la energía fluya en nosotros primero tenemos que salir de patrones mentales rígidos. Dejar atrás la inseguridad y los miedos.

Tiene que haber una clara intención. Tenemos que reconocer las energías, aprender a purificarlas y a centrarlas, alineando nuestros centros energéticos.

Tenemos que deshacernos de toda la basura mental que obstaculiza esa fluidez que buscamos. ¿Por qué seguimos guardando en nuestra mente, sentimientos negativos de rabia, reproche, rencor, etc.? Ha eso llama basura mental. También al sentimiento de culpa; porque no nos es útil para nada. De todo ello tenemos que deshacernos, tirar fuera todos los residuos que están ocupando sitio en nosotros, en nuestro corazón sobre todo. La energía tiene que fluir.

Tenemos que ser Observadores del personaje en nosotros y poco a poco irnos des identificando de todas las ideas, creencias y condicionamientos que no nos pertenecen y han llegado a formar una coraza alrededor de nuestro ser original.  Vamos a descubrir quiénes somos.

Si estamos dando tumbos en nuestra vida sin encontrar nuestro sitio o por el contrario estamos estáticos y temerosos del cambio, sin fuerzas o claridad mental para tomar decisiones. Es el momento de despertar la Conciencia y poner toda nuestra atención (energía) en lo que decidamos hacer. La energía sigue a la mente y esto quiere decir que si tu mente decide al cien por cien algo, tendrás la fuerza para llevarlo a cabo. Entonces está fluyendo la energía vital para concretar el propósito que persigues.

La idea de negación o inseguridad es la que bloquea la energía vital. Es cuando despierta la Conciencia cuando podemos comenzar realmente a concretizar nuestro avance.

Permitir que fluya la energía en nosotros. Pero para abrirnos a ella, tenemos que estar relajados, fuera de las preocupaciones, confiados. Transformando el miedo y la rabia  en gozo, a través de una respiración consciente y pausada.

Todo este trabajo entra dentro del curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”: Respiración consciente, yoga espiritual, conexión con el corazón espiritual, ejercicios para alinear y reactivar los chakras,  meditación, concentración, visualizaciones para hacer limpiezas emocionales, etc.

Y si no es en este curso, existen muchos más que tienen el mismo fin: Despertar la Conciencia. Es el momento, porque ahora más que nunca debemos desarrollarnos como seres humanos.