Tiempos de cambios

De pronto han desaparecido las fronteras mentales, estamos todos preocupados por lo mismo.

Es tiempo de re-construcción interior y exterior; lo queramos o nos resistamos a ello. Somos inspirados desde la esperanza a hacer cambios o somos empujados a ello a pesar de los miedos.

A todos los niveles estos cambios son de RENOVACIÓN. Podéis observar que ya está ocurriendo con la Madre Tierra, gracias a la reclusión forzosa de los seres humanos.

Mantener la calma y desarrollar la paciencia lo conseguimos desde el entendimiento de que esta “pausa” es necesaria para fortalecer, inclusive, la confianza en nosotros mismos desde el apoyo a los demás. Desde el agradecimiento. Desde procurar tener una mejor alimentación. Trayendo pensamientos positivos a nuestra mente. Valorando este tiempo en el que podemos dedicarlo a la familia y a nosotros mismos.

Vamos a recobrar nuestra naturaleza humana de forma colectiva y casi simultáneamente… ¡parece increíble! Pero lo conseguiremos.

Reparar conflictos

No se nos está pidiendo ir a la guerra sino que nos quedemos en casa. Y ni esa responsabilidad que tenemos para con todos parece que muchos no son capaces, desde su egoísmo, de entender y cumplir.

Parece que a algunos les cuesta tomar conciencia de que los CAMBIOS sociales que todos queremos y vemos que son necesarios, comienzan por hacer una transformación de forma individual, en nosotros, en todos los niveles de nuestro ser.

Sentirnos encarcelados en nuestra propia casa es un síntoma de conflicto con uno mismo que ha llegado la hora de resolver. Hemos evitado enfrentarnos a nosotros mismos, a nuestras frustraciones, decepciones, infelicidad, mal humor y rabia reprimida, …

Si es así, es hora de aceptar que somos prisioneros pero de nuestros condicionamientos, de nuestros apegos y nuestros miedos.

Las víctimas de la vida son las que están padeciendo esta crisis global de forma traumática, por el desconocimiento de sí mismos y su debilidad mental y emocional.

Estar en paz con uno mismo, bajo cualquier circunstancia exterior, es posible cuando uno se ha trabajado el equilibrio entre la mente y el corazón. Cuando se ha aprendido a trascender y relativizar los problemas sin permitir que se conviertan en sufrimiento. La confianza en uno mismo y la claridad mental se hacen necesarias.

La solidaridad, la gratitud, la templanza y la compasión son valores necesarios de desarrollar en estos momentos.

Buen momento para comenzar a hacer limpieza en casa.

La dimensión espiritual

Cada uno reacciona según su frecuencia vibratoria de Amor que está ligada a nuestra pureza de Conciencia. Ahora tenemos la oportunidad de saber en qué medida ponemos en práctica lo que en teoría sabemos sobre la tolerancia, la templanza y la solidaridad. Se nos está brindando la posibilidad de CAMBIO que todos estábamos hablando. Para ello tenemos que soltar todo lo inútil.

Sufrir el miedo es una forma de atraer la enfermedad. Llamar “encierro” a lo que tendríamos que vivir como un “retiro”. Experimentar como una “pesadilla” la posibilidad de recuperar la sensatez ante una vida desenfrenada y de sobre esfuerzo. Todo ello son síntomas de descontrol mental que se traduce en ansiedad y pánico.

¿Acaso no tenemos que prepararnos para nuestra siguiente etapa evolutiva? … Tendríamos ya que estar listos … yo llevo más de diez años dando un curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”. No era casualidad sino intuición. Nos estaban mandando señales de cómo prepararnos para los cambios que debían suceder. Y ahora ya estamos metidos de lleno, de forma global, en una crisis que nos desborda porque, como niños pequeños, tenemos miedo y no sabemos cómo gestionarla -en nosotros- y perdemos el tiempo echando culpas a los demás.

Entrar en la quietud de la Conciencia podría ser el estado ideal en estos momentos en los que todos los sistemas se tambalean. ¡Fuera todos los sistemas corruptos y caducos! Pero comencemos por nosotros mismos a hacer limpieza.

Reposemos y reflexionemos en nuestras casas. Para entrar en la calma hemos de soltar la neurótica necesidad de hacer. No nos dejemos absorber por la ansiedad, aprendamos a calmar la mente.

Conectemos con nuestro Yo Superior y tendremos la sabiduría y guía necesaria. ¿Cómo conectar con nuestro Yo Superior? A través de la respiración consciente y rítmica.

Estos días de retiro y calma, volvamos a recuperar la INOCENCIA de nuestro Ser, la sencillez, la naturalidad espontanea. La confianza en el Amor Absoluto Universal al que llamamos Dios.

Seres de buena voluntad

Las energías mentales negativas arrastran hacia el fondo donde residen los miedos. Las actitudes negativas rechazan los cambios y se mantienen en la queja y la crítica. Las actitudes positivas acogen, comparten, dan lo mejor de sí mismas.

La mente se desarrolla y se convierte en Voluntad. Seamos de los seres de buena voluntad que están por la labor de crear el cambio; para transformar el odio y el egoísmo en Amor y la ignorancia en Conciencia.

Moldeemos la mente y pongámosla al servicio del Yo Superior para que seamos transmisores de valores eternos y soluciones justas.

Aprendamos a accionar desde el Ser divino en nosotros para que el civismo y la responsabilidad social iluminen las sociedades por iniciativa espontanea y no por imposición.

Hagamos para corregir y purificar nuestro Ego y es así como estamos creando una conciencia colectiva que nos impulsa a evolucionar.

Comencemos a cambiar en nosotros lo más evidente que nos está estorbando para nuestro crecimiento y así resultará fácil todo el proceso de purificación a todos los niveles en nosotros y de forma colectiva.

Hagámonos conscientes que es el Miedo nuestro mayor enemigo; soltémoslo, no nos pertenece.

El Amor deshace las impurezas. Que nuestra actuación sea consciente, reflexiva, intuitiva, con perceptiva.

Los cambios que esperamos

Lo que hagamos de bien por nosotros mismos beneficia también a los demás. Sin embargo, lo que estamos viendo ahora en el exterior, no es precisamente muy alentador. Formamos parte de una sociedad que parece ir a la deriva… ¿en qué medida estamos contribuyendo a ello? ¿cuánto esfuerzo dedicamos a mejorarnos a nosotros mismos y a nuestro entorno? ¿Cuánto estamos sacrificando de nuestro Ser por acomodarnos a una forma de vida delirante y sin mucho sentido?

Decimos que queremos cambios esperando que los hagan los demás. Quejarnos y criticar parece ser lo mejor que sabemos hacer la mayoría a falta de ideas creativas y positivas. Lo que hace falta es que cada uno aporte un granito de arena para CONSTRUIR todo eso que queremos renovar.

Ya toca que los cambios sean profundos, que nos transformen y actualicen. De dentro hacia afuera. Debemos comenzar por hacer esta renovación de forma personal, sabiendo que es un trabajo intransferible, con un objetivo claro y sincero: el Bien Común.

No gastemos nuestras energías justificándonos o defendiendo sólo posturas. Impliquémonos en dar lo mejor de nosotros, abriendo nuestro corazón para ser más sinceros, más honestos, más genuinos.

Educarnos en el Amor implica hacernos responsables de generar en nosotros un estado de contentamiento que nos proporcione estabilidad emocional. Y con esta base podremos crear todo lo demás; un mundo mejor.

Entender la vida

chakras merkabaNuestra visión de la vida es sólo una interpretación. En la medida en que nuestro nivel de comprensión se amplía, la vida se explica por si misma, al sentirnos dentro de ella dejamos de resistirnos a su flujo y ciclos, nuestra mente se calma y se simplifica nuestra actuación.

Entender y aceptar la vida hace que nos entendamos y nos aceptemos a nosotros mismos. Comenzamos a percibir más allá de lo material. Sentiremos que formamos campos y redes de energía entrelazados hasta el infinito. Formamos un TODO.

Nuestros centros energéticos (chakras) son los que nos indican con antelación sobre los desórdenes a nivel energético en nuestro cuerpo físico, mental y emocional. Bien sea por exceso de energía o por falta de ella, en alguno o varios de los siete principales Centros que se hallan alineados a lo largo de la columna vertebral –en el cuerpo astral/emocional-, tendremos buena o mala salud física, sufriremos mental y emocionalmente o nos sentiremos felices y en paz. Nos sentiremos con miedos a merced de otros y de la suerte o nos sentiremos dueños de nuestra vida.

Hasta tal punto son importantes y debemos prestar atención a nuestros CHAKRAS.

¿Cómo generar energía vital y saber qué Centros están bloqueados o necesitan más energía?
El primer paso es hacerse Observador de uno mismo. Tomar Conciencia de nuestros malos hábitos en la alimentación, en el sueño, en el descanso. Prestarle atención al cuerpo físico y sus demandas sobre las molestias, dolores, etc. y actuar poniendo remedio.

Aprender a generar y almacenar energía vital refinada (PRANA).
Para no perder la paz interior, deshacernos de la irritabilidad, el sufrimiento y sentirnos seguros de nosotros mismos tenemos que aprender a generar y almacenar suficiente Prana.

Tenemos la opción de elegir qué actitud queremos tomar ante la vida 1) de enfado 2) como víctimas 3) inseguridad y apegos. O por el contrario 1) paz interior 2) sentimiento de agradecimiento 3) siendo dueño de tu vida.

Cuando tenemos la mente débil, sin voluntad de acción, llena de pensamientos desordenados y nos cuesta pensar con claridad es el momento de tomar un compromiso con sí mismo para hacer CAMBIOS. Y es posible.

Podemos trabajar con nuestra mente para desarrollar la concentración, la Conciencia y tener control sobre nuestros sentidos. Existen muchas técnicas para ello; Yoga, Reiki, Meditación, etc.

No podemos combatir la mente desde la mente, razonando… te dirá que sí y luego hará que te olvides de tu promesa y compromiso de cuidar más de ti mismo. Una mente débil justamente es muy dominante y sabe cómo engañarte.

El problema radica en la poca energía vital que tenemos. Respira conscientemente. Sal a caminar y presta atención a cómo entra el aire en tus fosas nasales. Inhala y exhala despacio y profundo; estás generando energía.

Este puede ser un buen comienzo. Persiste y tu Conciencia crecerá y se fortalecerá hasta conseguirla suficiente Luz para guiarte desde la intuición -lo correcto-.

Te recomiendo hacer el ejercicio de la alineación de los chakras que encontrarás en este Blog.

Entrenamiento de vida

hombre circulo de oroEl entrenamiento que obligatoriamente hacemos para aprender a vivir es arduo y nos lleva toda la vida, sobre todo si somos soberbios e ignorantes.

Las inseguridades y los miedos nos inmovilizan muchas veces y nos sentimos bloqueados, literalmente, sin capacidad para poder avanzar.

La vida te desafía para que te fortalezcas y no decaiga tu ánimo y energía.

La vida te reta cada vez de forma más sutil o de forma directa para que no te acomodes dando sólo lo mínimo de ti. Te lleva a situaciones que te inmovilizan o te empuja a la fuerza provocando nuevos cambios.

La vida te sacude para que no te conformes, para que no te quedes en el papel de víctima y no elijas el camino de ser deshonesto contigo mismo. Toda resistencia traerá más conflicto y sufrimiento.

Si sientes que la vida te trata mal, toma Conciencia de ti mismo. Obsérvate y procura mejorar tu actitud y tus hábitos.

Si crees que la vida ha sido injusta contigo. Sé justo ahora contigo mismo y date una oportunidad más. Nunca es tarde.

Equilibra tu mente y tu corazón; tu pensar y tu sentir,para que haya armonía y paz en tu vida.

Si los centros energéticos están abiertos y libres de impurezas emocionales, tu energía se refinará y expandirá tu Conciencia.

Entonces dirás que habrá valido la pena vivir porque habrás encontrado la`Dicha y la Plenitud en ti.