Nos sintonizamos.

Existe una realidad interestelar.

Yo no soy nadie pero sí mi espíritu tiene una realidad. Y saber que mi espíritu es eterno y que yo soy parte de la inmensidad del Universo me hace ser paciente y pacífica desde una perspectiva mayor.

Hablo así porque he experimentado, en varios momentos, el desdoblamiento de la Conciencia y esa experiencia ensanchó el entendimiento de mi misma como humana pero también como esencia cósmica. Una vez, al salir de mi cuerpo gracias a una técnica de respiración, llamada holotrópica, experimenté viajar hacia el espacio a grandísima velocidad. No mi cuerpo sino mi MENTE.

He vivido otras experiencias extrasensoriales en situaciones realmente extremas, cuando viví durante varios años en Oriente Medio. La sagrada ciudad de Qom, en Irán, nos acogió durante siete años. Para poder sobrellevar el impacto de amoldarme y asimilar una vida y mentalidad completamente diferente, -que no digo que peor- pero totalmente desconocida su mentalidad y forma de vida, me sumí en la plegaria y fue seguramente por ello que comencé a vivenciar diferentes milagros, si llamamos milagro a lo que no tiene explicación lógica.

¡Cuántos desatinos cometemos debido a la impaciencia y la ignorancia!

Cuando el destino te hace pasar por el Fuego, la identidad falsa desaparece. Yo no tuve oportunidad de escapar de esa prueba pero mis ángeles protegieron mis alas para que no se quemasen en esa experiencia. Tal como lo digo sucedió y lo sentí.

Ahora sé que lo mejor es no resistirse a nada si uno quiere vivenciar, sin miedo, la sensación pura de nuestro Yo Superior que nos protege.

La confianza absoluta es el mejor vehículo para atravesar la vida. Confianza en nosotros mismos desde la comprensión de quién somos y confianza absoluta (FE) en las Fuerzas Ocultas que dirigen y ordenan el Universo. Llamémosle DIOS a la Inteligencia Suprema que nuestra mente e inteligencia no alcanza.

Ya no tengo prisa ni soy más buscadora. Lo que está para mí llegará en su momento. Sólo tengo que estar atenta y con el corazón abierto en agradecimiento porque TODO tiene su parte de misericordia si lo sabemos ver para beneficiamos de ella.

Sufre el ego y el cuerpo físico, pero nada de eso somos. Somos energía. Somos Espíritu.

Somos energía y vibramos a determinada frecuencia. Nos sintonizamos. No hay que forzar nada.

Elevemos nuestra frecuencia utilizando la energía del AMOR y la vida se hará más fácil, sea cual sea la circunstancia.

Una nueva conciencia humana está surgiendo que sabe que es posible una existencia pacífica entre todos los seres vivos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s