Nos falta autenticidad

Dándole una mano de pintura al mundo, no solucionamos nada.

Falta bravura a tanta cordura cobarde de los que se creen superiores.

Lo que digo es que falta valentía para amar y ser generosos POR IGUAL con todos.

Y me explico: Sólo observemos cómo tratamos a los que huyen de las guerras; con unos nos volcamos a ayudarles porque nos caen bien, a otros los dejamos morirse de frío y hambre en las fronteras o en penosos campos de refugiados y desconfiamos de ellos.

Sigue habiendo distinción de clases pues el dios dinero no sólo discrimina e infravalora a las personas por su economía, también por su color de piel y sus orígenes. Somos indiferentes con los que pensamos que no nos aportan ningún beneficio. Despreciamos, creyéndonos mejores o simplemente por indiferencia a los que son diferentes.

Nos falta autenticidad como humanos.

Si los oligarcas estaban pensando que ya habían conseguido un «orden mundial», creyendo tener bajo dominio la obediencia y la esclavitud voluntaria de los trabajadores del mundo, ahora mismo se les han torcido los planes.

Los cambios serán rápidos, estemos alertas. Atentos y observadores de nuestro propio egoísmo, observadores de nuestros prejuicios, de nuestros temores y de nuestra inercia. Vayamos rectificando.

No tengamos miedo a perder. Al contrario, son momentos para ser generosos. Tenemos ahora la oportunidad para abrir nuestro corazón, experimentar el gozo de dar y expandir nuestra Mente.

El planeta está en crisis y las crisis están para hacer cambios profundos, para mejor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s