Construyendo la vida

manos y florA partir del momento en que despertó mi conciencia y tomé la responsabilidad de mi vida es que puedo decir que mi vida se hizo ‘plena’ y me pude hacer dueña de ella. Cuando me hice consciente de que tenía esa capacidad y esa posibilidad y de que tenía libertad de dirigir mi vida, tomé el mando.

Años atrás, no era consciente de esta Verdad, ni siquiera hubiese sido capaz de  captarla y por ello, cometí muchos errores , desde mi confusión mental y desconocimiento de mi misma.

Ahora tomo las decisiones de forma clara. Elijo desde una visión completa de mi realidad, midiendo las consecuencias. Sabiendo que lo que está destinado para mi, tarde o temprano, llegará a mi. Más me vale estar alerta y no dejar pasar las oportunidades; debo hacer mi parte …

Esta actitud y forma de actuar me sitúa en lo correcto. Y consecuentemente, mi vida se ha hecho completa; todo está en mi. Yo elijo, hago lo que me corresponde hacer lo mejor que se, el resultado ya no depende de mi pero acepto lo que venga y  aprendo de ello.

La vida la construye cada uno, no desde lo externo  y material, sino  desde el florecimiento del Ser interior.  Pero esto lo descubres por ti mismo adentrándote en  tu Alma, escuchándola desde la quietud y la paz interior, permitiendo que sea ella quien te guíe. Si no construimos esa paz en nosotros se hace imposible encontrar el camino para llegar al Alma.

Parece fácil o parece imposible.  Son puntos de vista. Prueba y descubrirás que el horizonte crece mientras caminas hacia él .

 

Anuncios

Valdrá la pena

hombre recogiendo polvo de estrellasLa vida es un DESAFÍO, acepta el reto. Valdrá la pena tu dedicación a mejorarte ti mismo.

No fue fácil; para muchos el pasado es una carga de sentimientos y emociones traumáticas. Tenemos que reconciliarnos con el pasado para poder seguir avanzando.

No está siendo fácil; para muchos  la vida es sufrimiento. Podemos transformar el sufrimiento en aceptación y aprendizaje para nuestro crecimiento.

No va a ser fácil tampoco pero vale la pena tomar la decisión de apostar por la Vida, sean cuales sean las pruebas que se nos presenten.

Depende de nuestra ACTITUD el que salgamos victoriosos.

La IMPOTENCIA es la falta de poder para realizar algo. ¿Cómo nos vamos a abandonar, cómo es que vamos a darnos por vencidos ante la vida que nos ha sido dada?

No te agotes en la queja. Que no te debilite el no valorarte. No claudiques, no cedas, nada debe hacerte sentir inferior o incapaz.

Dedica un tiempo y un espacio a ti mismo cada día para conectar con tu ser esencial que habita en ti -tu espíritu- y que él te dé el PODER, la inspiración y el entusiasmo por la Vida.