Vivir desde la Mente o desde el Alma

meditacion preciosaVivir desde la Mente nos limita enormemente;  nos hace rígidos e inflexibles. Una mente  desarrollada y conectada con el corazón se mueve de forma armónica y acorde a cada circunstancia de forma estable y serena.

A una mente débil  no desarrollada le dan miedo los cambios y se mantiene en la duda e inseguridad. Todo le crea sufrimiento, angustia o ansiedad.

Observar y participar en el mundo desde el corazón nos da una visión más amplia desde la parte amorosa que todos somos y tenemos.

¿Cómo salir de la Mente? El encuentro con nosotros mismos debe hacerse a diario aunque sólo sea por treinta minutos. Esto quiere decir que debemos crear el hábito y hacer de esa cita algo tan importante como el comer. Salir del mundo exterior y adentrarnos en nuestro interior para poder conectar con nuestra Alma, que representa a nuestro Ser esencial y eterno.

Muchos nombres y formas se les ha dado a esta Verdad única, eso no es lo importante. Lo que importa es salir de la Mente -ponerla a nuestro servicio- y vivir desde el Corazón espiritual, donde hay paz y silencio reconfortante.

La Meditación es la clave para ir al encuentro de ese espacio interior donde se encuentra la armonía perfecta. Los primeros días nos haremos conscientes de cuán impacientes y tensos estamos, de cuánto nos cuesta salir de nuestra mente caótica. Pero poco a poco, haciendo una respiración rítmica y consciente, conseguiremos relajar nuestro cuerpo físico y la mente entrará en quietud.

Anuncios

Sacar la mente del pasado

ser saludo al solEl ayer tiene la importancia y relevancia que le queramos dar. ¿Qué sentido tiene alimentar lo acabado mientras la vida ocurre Hoy?

… Es posible educar la Mente y hacerla obediente para que se mantenga atenta en el Presente.

Es posible aprender a pensar. Podemos sacar la mente del pasado; liberarla de toda atadura y que se mueva libre y creativa en el Presente.

Centro todas mis fuerzas y mi percepción en la Realidad. Me deshago de todo miedo que frena mi caminar hacia adelante.

Desde mi Ser en armonía, centrado en mi Presente, Soy.

Solo cuando concluimos etapas y resolvemos situaciones es cuando podemos cerrar enteramente una puerta de vivencias para abrir una nueva.

Los miedos y la terapia regresiva

hombre despertar espiritualUn muchacho de 26 años, estudiante de filosofía, viene preguntando por su pasado. Su aspecto es desvalido, lleva un atuendo descuidado “hipi” y  con pelo largo. Me dice que quiere saber por qué siente tanta rabia y pena a la vez, que su impotencia le hace hasta llorar y se queda bloqueado en situaciones en las que debería actuar.

Hacemos terapia regresiva y sale de manifiesto su naturaleza compasiva y sus deseos de ayudar a los demás. En otra vida se enrroló como voluntario en una guerra sin fin, fue herido en una pierna que le mantuvo en las trincheras sin posibilidad de moverse mucho tiempo. Sus ideales se transformaron en una gran rabia y pena de sí mismo.

Le conduzco hacia la muerte en esa vida donde seres de luz le van a buscar y le llevan a un lugar donde hay un círculo. Le hago entrar en él y le digo llame desde el corazón a su animal de poder para que le ayude a sanar su corazón que todavía se siente aprisionado por la rabia. Entra en su círculo un águila real.   Continuamos desde ahí haciendo un trabajo de purificación emocional en donde el águila hace de guía y le hace recuperar su poder y confianza en sí mismo. Cuando terminamos su aspecto es otro. Ha recobrado la dignidad y la conexión con su ser esencial.

El miedo al fracaso. El miedo a ser rechazado. El miedo a no estar a la altura de las circunstancias. El miedo a hacer el ridículo, a no ser aceptado, a no ser merecedor, al abandono, a ser humillado … todas estas energías limitadoras se adueñan de la mente de tal manera y con tal poder que la persona es incapaz por si sola de desprenderse de ellas.

Los miedos van poco a poco debilitando la capacidad de pensar. Se extienden y van anulando la personalidad; te convierten en un ser inseguro y dependiente… Todo ello formando una red alrededor  que se va estrechando..suena muy trágico pero es que si no se detiene y corrige, la persona se va limitando más y más a sí misma, perdiendo la capacidad de autosanación.

Nos conformamos con muy poco

meditación 5Relacionarse consigo mismo … y tomar consciencia del ser que somos; sentirle, escucharle y conocer su dimensión real.

… para ello hace falta detenerse y pasar de vivir solo en el exterior para,  cada día, adentrarnos unos momentos en el interior.

… es la única forma de conectar con esa parte nuestra que es eterna, que es nuestra Alma.

¡Nos conformamos con tan poquito!

Y es nuestra ignorancia  la que nos ciega de la Realidad. Y es nuestra arrogancia la que nos hace sordos a la Verdad.

Lo tremendo es que las nuevas generaciones, al ver el panorama estrecho y gris que les mostramos y en donde les educamos,  viven en el desánimo y la frustración.  Lo que sobresale es un paisaje de derrota de los ideales. Una actitud generalizada de confusión, infelicidad y desesperanza, donde los valores han muerto.

Los cambios necesarios a esta actitud derrotista comienzan por levantar el ánimo y marcarnos pequeñas metas para  ensanchar nuestra mente y limpiarla de todo pensamiento negativo y limitante.

“Yo no soy mi mente”. “Tengo una mente a mí servicio”. “Yo puedo dar lo mejor de mí mismo”.

Tenemos que comenzar, de verdad, a relacionarnos con nosotros mismos. En Presente y en Presencia de nuestro Ser. Para sentirnos en paz con nosotros mismos. Por nuestro bien en servicio a los demás.

Tratamiento Reiki

manos imposicion¿En qué se basa unTratamiento REIKI?

“DAR con pureza de intención  y Amor es un poder curativo que supera nuestra realidad y atrae bendiciones”

El tratamiento REIKI, es transferir la Energía Sanadora del Amor Incondicional, a la persona que la necesita. Esta Energía Sanadora limpia el aura y el cuerpo astral de energías que no nos benefician ni nos pertenecen.

Equilibran y regulan las energías de los centros energéticos. Por ejemplo, del estrés, los miedos…  las energías de angustia,  ansiedad, que se van acumulando de manera inconsciente en nuestros centros energéticos y los bloquean.

Cuanto más damos y expresamos energía de amor-alegría, desde el centro de nuestro ser, más crecemos en salud y bienestar. Más fortalecemos nuestra identidad, más conscientes nos hacemos de quiénes somos y por ello nos mantenemos equilibradamente en la salud física, mental y emocional.

El tratamiento se hace por imposición de manos de una persona que hace de Canal de las energías superiores sanadoras y que tiene un segundo nivel en Reiki. Esto quiere decir, que se ha trabajado a sí misma de toda impureza y actúa como Canal desde una intención pura de servicio a los demás.

Nuestro Ser real

mujer pared azul

Todo comienza con el descontento por nuestra vida y el sentimiento de que podríamos hacer (ser) más,

esto es lo que llamamos el despertar de la Conciencia que nos impulsa -intuitivamente- a buscar “algo” que nos llene y dé sentido a nuestra vida.

Entonces descubrimos la espiritualidad dentro de nosotros; nuestra Alma sale a la Luz.

En este proceso nace la certeza en nuestro corazón de que somos eternos,

se expande nuestra Conciencia y conecta con la Conciencia Suprema que nos deja ver la Realidad.

Nos dejamos fluir, nos sabemos dentro del Plan Cósmico.

 

Palabras que sobran.

mujer arbol inclinado por Cristiana CeppasHay palabras que no deberían existir, por ejemplo, víctima, resignación … Las palabras están vivas y algunas actúan como las garrapatas; penetran en el interior sin que te des cuenta y silenciosamente comienzan a alimentarse de tí causándote debilitamiento y cansancio e inclusive te pueden ocasionar fatales consecuencias.

Lo que quiero decir es que es fácil caer en la trampa de que al etiquetarte o encasillarte como “víctima”, eso te proporcione un consuelo esteril y te abandones cómodamente a esa postura, tomándolo ya de por vida, como un modelo o patrón inherente.

Todas esas palabras identificativas pero con caracter negativo, quedan grabadas en la mente -y en el corazón- como si se tratasen de distintivos rotundos e inamovibles. Con el gravamen de toda la corroción que crean en el cuerpo emocional como son las dependencias, la falta de estímulo y energía, la amargura, la rabia y una actitud vital pesimista y de resignación, entre otros sentimientos que llevan a la infelicidad.