Viviendo en el pasado

El corazon se llena de veneno; odio, rencor, reproches, miedos, frustraciones  …cuando caemos en una actitud de victima, perpetuando el drama que se vivio en el pasado. Eso hace que se mantenga vivo el sufrimiento que podriamos haber dejado atras pero al que nos resistimos soltar.

Si no le damos salida a toda esa energia negativa y la liquidamos dejandola atras, nuestro corazon y nuestra salud fisica  se resentira envolviendonos en la infelicidad.

Ese resentimiento que permitimos alimente el corazon no deja espacio ni al perdon ni a la compasion. Esta falta de Amor hacia nosotros mismos -pues nos estamos negando a amar y ser amados- va creando una amargura que nos hunde en un pozo del que luego no sabemos salir.

Una gran ayuda para disolver estas energias negativas que se han posesionado de nosotros, son las FLORES DE BACH, en lugar de caer en la dependencia de los antidepresivos u otras sustancias quimicas.

Mantenernos conscientemente en el presente. Vivir el momento y no permitir que la mente viaje al pasado para recrearse en el sufrimiento, nos puede realmente ayudar.  La auto-compasion y el “pobrecito de mi” es la peor trampa en la que podemos caer.

Anuncios