Donde nacen los Deseos

En la Mente está el Deseo.  Si yo quiero deshacerme del Deseo debo salir de la mente o dejarlo allí y liberarme de la mente misma.

Cómo?  Veo  la Mente como algo que poseo pero que no soy yo. Pongo a la Mente a mi servicio. Yo controlo la Mente; observo cómo funciona, aprendo a pensar.

El Deseo es un sentimiento útil cuando nace en el corazón y aviva la vida misma en su justa medida. Sin embargo, cuando crece desproporcionadamente y de forma egoísta, llegando a cegar la propia mente, entonces consigue perjudicarnos, creando conflictos internos.

En la Mente nacen diariamente de forma desordenada decenas de deseos e ideas que nos perturban,  distraen o nos alejan de nuestro propósito de vida. Aprender a controlar la Mente y filtrar inteligentemente todo lo que es basura mental, nos va a ayudar en gran medida a tener una salud total.

Es entonces cuando comprendemos que sólo los deseos que nacen en el corazón son los que nos pueden beneficiar a lograr una paz y felicidad verdadera y estable.

Anuncios