Conflictos no resueltos

abrazo2Tenemos todo un abanico de explicaciones racionales, excusas y justificaciones para seguir bloqueando las emociones que nos crean conflicto. Inconscientemente eludimos  enfrentarnos a situaciones que nos duelen y ese retener causa tensión .  Ese reprimir y mantener una imagen contraria a nuestro sentir causa dolor.

Aunque  digamos una y otra vez  que queremos solucionar el problema, preferimos no ver, no saber, por temor a sufrir más o porque no sabemos cómo solucionarlo… o porque creemos que no tiene solución …

Reconozcamos que no sabemos expresar con sinceridad -desde el corazón- lo que realmente sentimos. No nos atrevemos, tenemos miedo. Reconocerlo es el primer paso para hacer más fácil nuestra vida; aliviarla.

Todos los conflictos emocionales se manifiestan finalmente en el cuerpo físico, principalmente en la columna vertebral para luego extenderse a algún órgano. Pero también los dolores de cabeza, dolor de ojos, dolor de estómago, vértigo y muchos otros,  tienen su raíz en un bloqueo emocional que puede que arrastremos desde hace mucho tiempo.

Los conflictos que llevamos con nosotros con resignación callada,  los sentimientos de culpa, la angustia, el estrés, la ansiedad, la tristeza, las preocupaciones excesivas que no nos permiten descansar, la falta de equilibrio emocional, la soledad mal llevada, las responsabilidades y obligaciones excesivas o la falta de entusiasmo por la vida… todo ello son los causantes principales de la infelicidad y por lo tanto de la enfermedad.

Pongamos solución porque la tiene. Para ello debe haber una disposición, una actitud valiente y decidida, un compromiso con uno mismo, y mucha sinceridad para aceptar que también somos parte del problema.

Buscamos un sitio tranquilo y nos sentamos cómodamente, poniendo la espalda y cabeza recta. Respiramos conscientemente, cerramos los ojos y vamos hacia adentro para conectar con nuestro corazón. Ponemos la intención de  deshacernos de todas aquellas emociones que nos bloquean y nos causan daño. Nos escuchamos decir:

“Acepto liberar ahora las energías retenidas  en mi cuerpo y que me causan dolor”.

“Acepto ver y entender lo que me ocasiona conflicto y malestar y expresarlo desde el amor”

“Permito que la energía vital fluya en mi y me de coraje para expresarme con valentía y sinceridad, por mi bien y por el bien de los demás”.

“Me acepto y me perdono. Acepto y perdono a los que me han ocasionado algún daño”.

 

 

 

Tabla de equilibrio emocional

hombre namaste

Existen emociones que nos contaminan, enturbiando nuestra mente y corazón.

Pensamientos y sentimientos que no nos dejan pensar y actuar con claridad.

¿Cómo deshacernos de ellos?

1.- Relativiza la situación. Respira hondo y céntrate en lo que es importante. Enumera y siente la parte buena.

2.- Date tiempo a calmar los ánimos. Ve a dar un paseo. Bebe un vaso de agua lentamente.

3.- Sé el Observador de la situación de forma neutra. No dejes que el enfado de domine.

4.- Todo tiene solución, busca -no desde el orgullo herido- sino desde el corazón.

5.- Acepta lo que no puedes cambiar. Pon el Amor por delante.

6.- Crea un compromiso sincero contigo mismo para ser más paciente y mejorar tu parte.

7.- Mírate  en el otro como si fuese  tu espejo. Acéptalo como  tu maestro.

… recuerda, hemos venido a ser felices y a dar lo mejor de nosotros mismos.

 

Salir de los patrones mentales

hombre colgado montaña negro oroAprender a manejar los problemas es todo un arte. Todos tenemos ese potencial de “artistas” : poseemos la creatividad suficiente para encontrar el mejor desenlace a cualquier situación que se nos presente, al elegir una actitud u otra para ello…  La cuestión está en NO POSPONER,  NO  ENGAÑARNOS a nosotros mismos dejándolo para mañana  y retrasar dar el paso que nos saque de la inmovilidad que  crea el Miedo.

Podemos hacer nacer resoluciones. Podemos crear un nuevo orden en nosotros. Podemos recrearnos a nosotros mismos liberándonos de todo peso y restricción. Podemos componer nuestro Presente como mejor nos plazca; de dentro hacia afuera … porque el exterior lo contemplamos e interpretamos según nuestra visión y estado interno.

El gran Maestro Krishnamurti escribió: “Necesitas más energía para destruirte a ti mismo que para construir un poquito de felicidad”.

Los problemas que crea la mente no puedes solucionarlos desde la mente. Hay que salir o romper los patrones mentales, porque esa sería la forma más pobre de intentar resolver los problemas que la misma mente ha creado.

Una vez he salido de la mente y pongo la intención de centrarme en el corazón -donde está la Intuición-  conecto con mi Ser -quien Soy en esencia y naturaleza- entonces se hace fácil escuchar la respuesta que me dicta mi Conciencia.

 

 

 

Sumisos y dependientes

hombres fuerza voluntadHemos delegado nuestra vida enteramente y nos hemos convertido en seres frágiles y dependientes. Tenemos que recuperar a nuestro Ser, nuestra autenticidad, nuestra originalidad, nuestra dignidad y nuestra vida. 

Hoy en día se ha hecho evidente que nos tenemos que cuestionar todos los sistemas que nos rigen pues desde el primero al último nos están llevando a la desgracia personal y colectiva planetaria. El fracaso de esta humanidad viene de la codicia de los que se han hecho con el Poder y que impunemente han corrompido  y asfixiado el más mínimo impulso humanitario… y lo seguimos permitiendo…

En el caso de los sistemas que se encargan de la Salud igualmente, la poderosa industria farmaceutica,  ha conseguido exitosamente hacer crónicas muchas enfermedades además de crear muchas nuevas. Lo sabemos pero no pasa nada, todo sigue igual.

Pero ha llegado el momento en que  tomemos conciencia de todo ello. Hemos permitido que ocurriese por la simple razón de que hemos delegado nuestra vida  en otros. Hemos puesto enteramente en manos de otros nuestra salud, nuestra educación, nuestra dignidad, nuestras creencias … es por esta simple razón que todo ello ha podido suceder y ahora nos vemos hundidos en esta inmensa crisis  externa e interna, que nos afecta a todos.

Nos hicieron sumisos y dependientes. Somos sumisos y dependientes, no sabemos pensar. Somos inmaduros para ello. Y los que tienen el Poder se sienten a salvo.

La solución efectiva es un cambio desde las raíces y eso significa que, cada uno de nosotros despierte y haga el cambio en sí mismo. Cada uno de nosotros  responsabilice de hacer el cambio en sí mismo. Terminar con frases como “pero eso es muy difícil”, “ufff, eso es imposible” …

¡Se puede! y sobran ya las palabras, todos estamos viviendo el caos. Las respuestas están dentro.