Lo que enferma el Alma

hombre mundo azulSólo hay una enfermedad, se manifieste como se manifieste en nuestro cuerpo físico, y es el alejamiento y desconocimiento de nosotros mismos.

El modelo médico convencional tiene grandes limitaciones para sanar  debido a los intereses económicos y de liderazgo de la industria farmacéutica.  La mayoría de las personas se mantienen enfermas, -se hacen crónicas voluntariamente-   por un sentimiento  de indefensión  y una actitud  de dependencia, que la misma Medicina alienta.

No prestar atención al Alma ha debilitado y enfermado nuestro cuerpo emocional y nuestra Voluntad. El habernos alejado y olvidado de nuestro espíritu -nuestro ser esencial y natural- ha debilitado y enfermado nuestra Alma -el ánima que nos sostiene-. Y todo ello, de forma silenciosa y gradual, ha enfermado nuestro cuerpo físico, da igual cómo llamemos a la enfermedad o a qué órganos ha afectado.

La fragilidad del Alma es lo que tenemos que atender. Estimular el sistema energético de nuestro cuerpo es ahora prioridad. Centrar nuestras energías, hacernos responsables de nuestra salud, haciendo una limpieza emocional, mejorando nuestras condiciones y calidad de vida y felicidad.

Nuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual, están interconectados y cada uno de ellos afecta a los demás.  Podemos sentir que las emociones afectan al cuerpo físico. Podemos hacernos conscientes de cómo nuestra mente puede llegar a desgastarnos energéticamente con pensamientos recurrentes o con obsesiones y miedos que son sólo imaginarios .

Ocupándonos de nuestra mente y corazón. Estos primeros pasos nos darán la fuerza vital necesaria para impulsar los cambios y toma de decisiones necesarias para hacernos con las riendas de nuestra vida.

 

 

 

REINICIAR

ser humano geometriaTenemos que salir de la mente intelectual que lo quiere razonar todo. Trascenderla. Y al lograrlo, tendremos que REINICIAR nuestra mente, salir del sistema lineal, que habrá  entonces colapsado. Ahora,  podremos VER que, lo que hay más allá de toda lógica,  se expande hasta el infinito y da sentido a nuestra vida. 

Existen Leyes y sistemas que podríamos considerar sagrados porque sólo pueden ser utilizados desde el Yo Superior. Tu Yo Superior es tu parte angelical… ayudándote a ti mismo… Puede viajar a todas las potencialidades que siembra tu futuro y traerlas a tu Presente en forma de intuiciones.

Esto es lo que podríamos llamar  co-creación o  Ley de atracción. Las personas comunes que viven desde una mente lineal creen que se trata de algo mágico para utilizar en interés propio. Y nada más lejos de esta idea o fin.

Para entender, ver y conectarse con esa fracción nuestra -que sigue siendo parte intrínseca de la Fuente Creadora esencial; que llamamos Dios-, para poder beneficiarnos y utilizar ese elevado sistema energético, hay que trabajarse y desarrollar el Conocimiento Intuitivo.

En primer lugar hay que pulimentar el Ego hasta dejarlo transparente y liviano. Debe estar vacío de vanidad y egoísmo. La intención y la focalización de lo que se quiere “crear” debe estar exenta  de interés personal. Y  este nivel se alcanza cuando el corazón está sintonizado al corazón del Universo. Entender que todos somos Uno.

Como humanos hemos ido perdiendo y olvidando todo nuestro potencial y ahora mismo la inmensa mayoría de la humanidad subsiste alejada de su ser originario. Hace falta REINICIAR el Programa de Vida para el cual hemos venido al mundo… porque si no, qué sentido le damos a nuestra existencia…

Hacia el Bien común

seres entrelazadosQuiero creer, como tantos otros, que estamos dentro de un proceso de cambio radical en la conciencia de los seres humanos.  Una vez tengamos alineados nuestros centros energéticos y hayamos armonizado los campos físico, emocional, mental y espiritual, habremos logrado una resonancia interna plena,  en sintonía con las frecuencias más elevadas de nuestro espíritu y esto significará vivir con un sentir unificado hacia el Bien común.

La ascensión de que se habla es un proceso, no un acontecimiento. Es un proceso de elevación y superación interna que atañe al cuerpo físico y nuestra naturaleza emocional. Uno debe deshacerse de la densidad del Ego y de la Mente. Disolver la ilusión del tiempo y trascender la duallidad. Todo ello para salir del sufrimiento gratuito en el que hemos caído por nuestra actitud egoísta y mecánica.

Para poder ampliar nuestra conciencia debemos utilizar conscientemente nuestro sistema energético. La espiritualidad es un camino de auto-conocimiento. Evolucionar como seres espirituales puede lograrse tomando conciencia de quiénes somos.

Para poder elevar nuestra vibración y acceder a un nivel de conciencia más elevado, debemos limpiar, desbloquear, armonizar y revitalizar nuestras energías, de otro modo -desde la densidad y poca energía- nos causaría resistencia, incomodidad, sufrimiento y confusión.

Para empezar debemos poner atención en nuestra alimentación, respirar de forma consciente y rítmica, ser agradecidos y tener una actitud positiva y de aceptación.