La salud precisa de entrenamiento

reiki pacienteHe desarrollado mi trabajo como terapeuta y lo he llevado a “entrenadora” de la Salud. He ido ganando comprensión y dominio de lo que las personas desorientadas e infelices (enfermas) necesitan. He convertido las sesiones en un entrenamiento para recuperar la salud desde el acompañamiento y reconquista de la autoestima. La forma de sanar desde el re-aprender a ser y sentirse merecedora de ser feliz, amar y ser amada.

Las personas se abandonan en su decepción de no saber cómo gobernar su vida, lo que ocasiona falta de energía vital y voluntad. Dejan en manos del médico y en los medicamentos el poder de sanarlos, consiguiendo así únicamente la cronicidad de sus enfermedades físicas y mentales. La cronicidad de su insatisfacción.

Trabajo teniendo como herramientas básicas la Energía Superior (a través del REIKI) para desbloquear emociones en el cuerpo astral y llevar Luz sanadora a la raíz de los problemas. También con las amadas esencias florales vibracionales del Dr. Bach y otros sistemas igualmente eficaces que trabajan a niveles muy sutiles.

Ejercicios puntuales de Yoga sobretodo para flexibilizar la columna vertebral y la rigidez mental. Crear nuevos hábitos y deshacerse de todos los inútiles. Ejercicio de alineación de los chakras que ayuda a llevar los cinco sentidos al interior para escucharse y visionarse desde el Ser. Guía para llevar una alimentación sana, etc. Todo ello desde la canalización de la sabiduría de la Fuente, para saber lo que individualmente cada uno necesite para retomar la responsabilidad sobre su salud y su felicidad.

Mi opinión personal no interesa. En la sesión sólo actúo como Canal y transmito a la persona la forma en que debo guiarla, ella sabe de lo que le estoy hablando aunque muchas veces yo misma no lo sé.

Tenemos que crecer, madurar y hacernos responsables de nosotros mismos. Ser auto-suficientes. Libres. Conscientes de que somos Conciencia, Luz.

Reconstruir lo dañado, deshacer patrones heredados que no nos pertenecen, rectificar malos hábitos, y recuperar la autoestima no se puede calcular en el tiempo; la impaciencia no tiene aquí cabida. Simplemente iremos apuntalando los pequeños avances siendo Observadores de nosotros mismos.

Y a partir de ahí, todo se nos dará por añadidura …

Anuncios

¿Cómo conseguirlo?

manos al timoMientras vives en el Plano material y mental crees que eres tú quien decide; te consideras importante pero al mismo tiempo no puedes evitar sentirte desgraciado o intranquilo.

Te esfuerzas sobremanera  por cuidar tu imagen, exigiéndote tanto que nunca alcanzas la felicidad y ni tan siquiera la sensación de satisfacción contigo mismo.

Pasamos todos por ese proceso; desde la queja, la justificación, la duda constante, el sufrimiento y mil problemas más hasta poder alcanzar el estado de aceptación de quién somos y de lo que el mundo nos ofrece. Poder conseguir hacernos dueños de nuestra vida parece inalcanzable.

La frustración que crea la mente con pensamientos de auto-castigo y victimismo se han terminado en el momento que decimos ¡basta!. En este momento despierta la Conciencia de querer ser uno mismo.

Se acabó el socorrido “NO SË” que nos aparta de la realidad. Ese “no sé” que nos ayuda a escabullirnos de enfrentarnos con nosotros mismos y nuestros problemas.

¿Cómo conseguirlo? Dejándonos ayudar. Recurrir a un sistema o técnica que nos permita desbloquear nuestros centros energéticos. Que nos ayude a purificarnos mental y emocionalmente de todos los condicionantes y creencias. Aprendiendo a controlar y desarrollar nuestra mente. Esos primeros pasos necesitan de disciplina, constancia y guía.

ARMONIZAR lo que pensamos con lo que decimos y con lo que hacemos… Desde la coherencia nos sentiremos mucho mejor con nosotros mismos.

¡Que nuestras células se renueven de forma saludable! Desarrollemos la capacidad para sintonizarnos con una más alta frecuencia de Amor para que nuestro corazón permanezca puro y nuestro espíritu   humilde.

Vivir es paz con uno mismo es posible.

Prácticas espirituales

mujer rendicionA través de la disciplina y la práctica que voluntariamente uno  se impone  con el objetivo de sentirse mejor con uno mismo o para directamente desear iluminarse,  hace que esos pequeños logros, finalmente alimenten la Conciencia y la expanda.

Pero también está la posibilidad -dependiendo de nuestra real intención- de que esa práctica pase a alimentar al Ego-espiritual y sea la Vanidad la única beneficiada.

Por eso es tan importante que seamos Observadores del personaje -nuestro yo- para no permitirle se posicione en primera persona y sea él quien se abastezca de toda la energía que estamos acrecentando con la práctica; sea con el yoga,  meditación, la oración devocional o cualquier otra práctica religiosa.

Es mejor experimentar por nosotros mismos y desde la introspección más neutra posible, seguir nuestra intuición como la mejor guía. Para llegar a este punto, antes tendremos que purificar nuestro cuerpo emocional y mental de todo lo ilusorio que nos impide ver el Camino.

Y es que la INTUICIÓN es la que desvela la Verdad pero ¿estamos preparados para escucharla y seguirla?

Relajación guiada

luz, ver laTodo lo que tus ojos ven pertenecen al mundo de la Ilusión.

Pero, dentro de ti mismo, hay una Realidad por descubrir.  Está más allá de tu mente.

Para conectarte con tu corazón debes llevar a tu Mente a una profunda calma. Así que si quieres hacer este camino conmigo, a tu Interior, te propongo te pongas cómodo, te relajes y te permitas a ti mismo abrirte a nuevas vivencias.

Que la mente se aquiete y que sea la Intuición la que haga de guía. Descubrir a tu ser esencial te proporcionará plenitud y serenidad.

Ponte cómodo y cierra los ojos. Si estas acostado ponte boca arriba, sin cruzar las piernas, mejor sin almohada en la cabeza y los brazos a los lados del cuerpo.  Vas a respirar consciente y profundamente de forma rítmica.

A través de una relajación consciente, destensa todos los músculos de tu cuerpo. Comienza poniendo toda tu atención en el cuero cabelludo y dale la orden que se relaje. Ahora, ve a la frente, desténsala… los músculos de la cara, de la mandíbula, relájalos … Ve bajando poniendo la atención en cada músculo, en cada órgano, sin prisa, mientras al exhalar sacas fuera todo el cansancio, los problemas y las tensiones.

Ve bajando tu atención hasta que llegues a la punta de los dedos de los pies. El cuerpo físico lo sientes separado de tu Ser, como si lo hubieses abandonado.  Es una sensación placentera… sientes tu Ser ligero, flotando … tu respiración es muy suave …

Deja la mente a un lado y simplemente usa los sentidos. Lleva tu mirada hacia tu interior y visionarás otra realidad. Cierra los oídos externos y, con los ojos cerrados, comenzarás a escuchar a tu Voz Interior. El Centro de su Ser y la Fuente de la Verdad están en el Corazón.

Tu Centro está siempre en armonía con la Naturaleza y el Universo. Yendo al Centro puedes vivenciar la Unidad de la Existencia y tu pertenencia a ella.

Ahora, que estás en un estado de relajación profunda y tu mente se haya en calma, visualiza o imagina un gran círculo de Luz y colócate en su Centro….. Experimentas una quietud muy placentera…. No hay pensamientos. Solo calma.

Sólo en este Vacío de pensamiento, vacío de deseo, vacío de preocupaciones, se experimenta la perfecta Paz….

Te sientes tan ligero… tienes la sensación de elevarte, tal es la ligereza que experimentas,  tu cuerpo y tu mente en profunda relajación placentera

Respira lenta y profundamente y ve hacia tu Universo Interior.

 

 

Sanar el cuerpo emocional

ser de luz4¿Qué nos enferma físicamente? El estrés, la ansiedad, el miedo, la angustia, la envidia … todas las emociones y sentimientos negativos hacia nosotros mismos.

¿Qué nos hace sentirnos infelices? …  movernos y mantenernos  mentalmente en la inseguridad, no saber salir del miedo, el sentimiento de culpa, el resentimiento, la rabia … todas las energías negativas que emponzoñan el corazón (el Amor que nos negamos).

Para que fluya debidamente la energía vital en nosotros debemos armonizar y sanar nuestro cuerpo mental y emocional . Transformarnos en personas más perceptivas, intuitivas, conscientes, compasivas, auto-suficientes y positivas.

La salud de nuestro cuerpo  físico surge como consecuencia natural de la armonía y equilibrio en nuestros cuerpos mental y emocional. La salud y sentimiento de plenitud y felicidad es causada por las actitudes mentales y emocionales positivas acordes a nuestro ser interno esencial y natural, que ahora están bloqueados.

Aprender a solucionar los miedos que nuestra mente ha creado que nos están separando de todo aquello que queremos conseguir … y sentimos nos resulta imposible obtener …

Es nuestra responsabilidad generar salud, no sólo a nivel físico sino también entender que esta salud física se logra al mantener un equilibrio de paz y armonía interior, teniendo buenos hábitos alimenticios, descanso apropiado,  conocimiento de nosotros mismos y una actitud y hábitos positivos.

Toma Conciencia de que tú no eres tu cuerpo físico. Tú no eres tu mente y ni siquiera eres tus emociones. No te dejes dominar por ellas o te confundirán y entrarás en conflicto y sufrimiento.

Relájate y profundiza en tu corazón, donde se aloja tu ser esencial; tu Alma. Entra en la Conciencia de tu Ser. Sumérgete en el estado de paz que fluye en tu interior.

Y esa experiencia -aunque sólo dure instantes-   te irá transformando y expandirá tu Luz.

Ahora, hagas lo que hagas, hazlo desde el corazón. Tu Luz te acompaña y te guía.

 

Anécdotas del astral

montanas-preciosasEn mi mundo astral, mi casa es enteramente de cristal y madera clara. Bajo unos escalones para salir al exterior. Fuera hay un prado enorme de hierba fresca que cubre todas las lomas que hacen pendiente y se pierden en el horizonte. Hay vacas, ovejas y caballos pastando libremente.

Yo me dejo caer y rodar, disfrutando del contacto con la hierba. Y bajo y bajo hasta un pequeño pueblo encajado entre montañas muy apretadas a lo hondo. Por ahí pasa un río que cruzo y sin parar de caminar, empiezo entonces a subir por la ladera de la montaña, por un sendero estrecho al lado de un precipicio.

Subo apoyada en mi bastón,  (me veo a mi misma desde arriba) y cuando llego a la cima está allí mi maestro,como cada tarde,  esperándome bajo un árbol. Nos saludamos y le digo que deseo sentir la cercanía de la Presencia Divina. Y él me dice dos cosas importantes:

– Primero, cuando dejes de juzgar, sentirás compasión por todos. Es entonces cuando estarás preparada verdaderamente para alcanzar ese estado de pureza.  Estar al servicio de los demás es mucho más que un deseo. Irradiarás la Presencia Divina y ella te guiará

Me puso el ejemplo de cómo actuamos cuando nos cubre la niebla. Empezó en ese momento a cubrirnos una niebla espesa y me dijo:

– A la niebla no hay que hacerle caso; no se puede luchar contra ella. Sólo esperar y dejar que pase y cuando pasa,  podemos nuevamente ver con claridad; comprobamos que todo sigue igual que antes.

La niebla comenzó a disiparse y entonces continuó: El segundo consejo sería que sólo tienes que dejar que las cosas ocurran; serenamente, desde la confianza absoluta, sabiendo lo que hay, aunque en esos momentos no seas capaz de ver. Confía, en que todo lo que tenga que llegar a ti, el Universo lo pondrá a tu alcance… sólo tienes que estar despierta.

 

 

 

Yo Superior / Mente Superior

metatron ascensionSucede que al ser adentrados en la mente superior aparece -inesperadamente- un”nuevo proceder”.

Un proceder de la mente superior que te brinda más fuerza de voluntad. Una fuerza de voluntad NUEVA porque hasta ahora desconocíamos nuestro potencial y ahora se hace evidente.

No hay esfuerzo, no hay resistencia, no hay diálogo interior para justificar el no hacer lo que habías planeado hacer: haces lo que tienes que hacer porque viene dictado por la mente superior o el Yo Superior, como la mejor idea. No hay lucha.

Soy Observadora y soy testigo de cómo me desenvuelvo guiada por la mente superior, cómo me desenvuelvo en este nuevo estado .

Y observo y siento cómo la mente inferior se deshace y se integra en está fuerza mayor. Me hago consciente de cómo mi YO responde a esta nueva energía vital que me anima e impulsa.

Desde el Yo Superior se hace fácil entrar en un estado meditativo o contemplativo para conectar con el corazón espiritual.

Todo sucede en su momento. No tengamos prisa pero tampoco nos estanquemos . Confiemos pero estemos atentos. Sin sobre-esfuerzo pero desde la constancia.  Y siempre agradeciendo.