La alineación de los chakras

Haciendo mi ejercicio de alineación de los chakras, esta mañana, en cuanto me fui a mi campo astral, me ha venido con mucha claridad la imagen del cauce de un río, sin agua, pero con lodo fresco y con muchos nutrientes. Lo he estado observando y he sabido que era yo.

He pedido viniese el agua y enseguida ha aparecido. La he visto llegar como si se hubiesen abierto las compuertas de una presa; ha llegado con la fuerza y energía de un torrente, cubriendo en un abrir y cerrar de ojos, todo el cauce. Y he visto el agua correr, saltar, fluir en mí. Y esa visión me ha producido mucha paz y confianza.

Este ejercicio de alineación de los chakras lo hago cada día desde hace más de quince años. Es un ritual lleno de significados y mensajes que me conecta con mi Ser, con la Madre Tierra y con las energías cósmicas.

Me lo enseñaron cuando me inicié en REIKI. Y lo comparto, ya siendo maestra de REIKI, con todos los que se inician en este maravilloso Camino. Pero lo enseño también a otras personas a las que veo sinceramente interesadas en el despertar de su Conciencia.

Ese ejercicio está explicado en este Blog y os animo a hacerlo. Sólo hace falta sinceridad, intención e invocación clara y vigorosa… y por supuesto, constancia. No esperéis resultados, no os juzguéis, simplemente disfrutad.

Aquí no influye la mente. No es cosa de la imaginación. Al principio la mente crea dudas, porque no entiende ni acepta que ocurra algo que ella no haya creado. Pero os aseguro que por encima de la mente existe un campo extrasensorial, donde la Conciencia se expande y capta otras realidades que nos transmite con símbolos o representaciones para que entendamos sin palabras lo que necesitamos entender o afianzar.

Seguir a un Maestro

DSC01715Siempre pedí fervorosamente a Dios poder sentir Su Presencia. He tenido que morir y renacer en esta vida para que Él me concediese esa Gracia.

De forma aparentemente fortuita el Maestro apareció en mi vida mucho después de que yo le estuviese buscando infructuosamente, inclusive en un viaje muy absurdo que hice yendo a Sudamérica, convencida que allí le encontraría.

Sin embargo, tiempo después, desde el primer momento en que le vi supe desde mi corazón que él era el maestro. Su energía de amor puro llegó a mi alma. Esto sucedió en noviembre de 2007. Mi relación con él ha sido siempre totalmente intuitiva. Más allá de los cinco sentidos mi corazón sintonizó con su energía espiritual.

Ya entonces yo era maestra de Reiki y trabajaba en la sanación energética. Mi experiencia en el campo de las energías me ayudó a entender de lo que él intentaba transmitirnos. Su discurso desde entonces se ha vuelto más accesible y él mismo nos ha llegado a confesar no hace mucho que cuando llegó a Occidente creía que en cuestión de tres a cinco años podría -por su conocimiento- llevarnos a un alto nivel de Conciencia pero al ir percatándose  de nuestra resistencia y rigidez mental, ahora nos habla de que necesitaremos por lo menos dieciocho años para conseguirlo si hacemos la práctica espiritual de forma regular.

Estoy hablando de Sri Swami Purohit, que ya es conocido por muchos en España. Gracias a él, mi camino se ha despejado y mi Conciencia se ha fortalecido. Swamiji es la imagen viva del padre amoroso y paciente que enseña desde el amor incondicional.

Todo lo que pertenece al mundo abstracto e invisible, él lo hace concreto y palpable. La energía cósmica que Swamiji transmite es totalmente real y benéfica al instante. Después de sus charlas, siempre aleccionadoras, él nos conecta con nuestro corazón.

Ha sabido adaptar sus tradiciones hindús y su mentalidad india a nuestra naturaleza occidental, introduciéndonos en el Yoga y la Meditación de forma magistral.  Escucharle recitar Mantras arrulla y aquieta nuestros sentidos y es un bálsamo para nuestra alma.

Seguir las enseñanzas de un Maestro acelera el despertar de la Conciencia. España y particularmente Granada, nos sentimos privilegiados de tenerle con nosotros.

 

 

 

 

Muchas técnicas y poca práctica.

yoga-centro-ombligoLas personas que no tienen claridad y determinación sobre lo que quieren, malgastan su energía en probar diferentes técnicas y ninguna les satisface o les parece adecuada porque no profundizan en ninguna.

Cuando tomé la mano del maestro Swami Purohit para mostrarle mi lealtad, de esto hace ya muchos años, él me dijo algo que entonces no entendí “sigue sólo un sistema” y al yo mirarlo con sorpresa añadió “al menos no los mezcles”.

Yo era maestra de Reiki; impartía cursos y tenía también un consultorio. Para mí Reiki era muy importante  y tenía la certeza de que era una Puerta para alcanzar el equilibrio emocional, que es por donde se empieza a recuperar la salud.

Debido a mis experiencias a través del Reiki, yo podía entenderle cuando hablaba sobre el cuerpo energético y todo lo que se refiría a las distintas energías y cómo purificarlas… era algo familiar para mí. Pero, tal como él me había indicado, respeté sus enseñanzas sobre la ciencia del Yoga diferenciándola perfectamente del Reiki.

Gracias a su guía, hoy me beneficio de una práctica regular que me ha llevado a acrecentar mi espiritualidad y paz interior. Entendiendo que los diferentes sistemas  que tienen una misma finalidad, -como es el  desarrollo de la Conciencia-, llega un momento álgido, en el que se entrelazan para alcanzar la Verdad única.

Lo que me aconsejó mi maestro  es clave para lograr el éxito;   uno debe elegir un sólo camino para poder atenderlo con dedicación y enteramente. Porque los principios son duros en toda disciplina; la mente intentará sabotear cualquier iniciativa de cambios.

Tenemos que tener claro qué queremos, qué necesitamos para conseguirlo, elegir lo que más nos atraiga e ir con determinación a por ello.

Por experiencia sé que no es fácil entender y seguir a un maestro enteramente pues la mente pone mil trabas y resistencias antes de confiar ENTERAMENTE en lo que él representa: la excelencia, la sabiduría … y todos los valores de forma pura, sin tacha.

Reconocer nuestra ignorancia, aceptar nuestra necesidad de guía y humildemente ponernos en manos de un maestro es algo que en occidente cuesta mucho de hacer.

 

 

El guerrero espiritual

hombre  manos LuzNadie sabe de su valentía si nunca ha pisado un campo de batalla. El guerrero espiritual es quien se enfrenta a su Ego. Es quien ha perdido el miedo a perder y finalmente se afronta a sí mismo.

No es fácil pero tampoco imposible. Es un reto, un desafío con uno mismo; cruzar el campo raso del orgullo y salir de él victorioso.

El campo de batalla está en la Mente. Y nosotros, como guerreros, guardianes de nuestro ‘reino espiritual’,  tenemos que vencer a todos los intrusos  mercenarios.

Si no lo hacemos, si nos resignamos, si claudicamos ante lo falso e ilusorio, nunca ejercitaremos  nuestra cualidad de VALIENTES. Nunca mostraremos nuestra dignidad y autoridad natural. Quedarán sólo como posibles nuestros méritos. Pero, sobre todo, no habremos defendido a nuestro ser esencial.

Y no estoy hablando de mostrar violencia, de sacar  rabia y  agresividad física. No se trata de hacer sobre-esfuerzos o castigarnos a nosotros mismos.

La clave está en  DEJAR IR. Dejar ir lo que ya ha cumplido y a quien ya ha cumplido su enseñanza en nosotros. No queremos retener ni hacer prisioneros a ningún pensamiento ni sentimiento.

Los dejamos ir. Que el campo de batalla -nuestra mente y corazón- queden limpios; vacíos.

Los dejamos ir. Que vuelvan al lugar a donde pertenecen. Al liberarlos nos liberamos de toda carga.

Los dejamos ir. Cerramos el ciclo del pasado. Y creamos PAZ en nuestro interior.

Así actúa un guerrero espiritual; sus logros son los del Amor, hacia sí mismo y hacia los demás.

 

Tiempos vividos

indigena peruano (morfi Jimenez)Decidí hacer un viaje a Sudamérica convencida de que encontraría allí -en algún lugar- a un maestro espiritual que me ayudase a darle sentido a mi vida. De esto hace 35 años. Me sentía decepcionada, confundida, perdida … era el momento de comenzar una nueva etapa, además de que tenía el convencimiento de que eso era lo que tenía que hacer por mucho que la gente de mi alrededor me dijese que era una locura. Me llevé únicamente lo que cabía en una mochila.

Recorrí en una furgoneta desde la ciudad de Buenos Aires en Argentina, cruzando Uruguay hasta   Brasil.

Estando en Sao Paulo iba a comer a un restaurante  perteneciente Michio Kushi,  creador de la filosofía de vida que incluye la alimentación  macrobiótica. Allí me presentaron a un profesor de teología de la universidad que vivía cerca de la selva donde habitaban los indígenas y él tenía la dispensa del Papa para oficiar misa además de   alfabetizarlos …

Me ofreció ir a vivir allí y ayudarle en esa tarea de alfabetización.  No me lo pensé dos veces. ¡Eso era lo que estaba en mi destino! -me dije. Rápidamente interpreté -según mi mente fantasiosa- que mi propósito de vida estaba allí para ayudar a los indígenas del lugar. ¡Dios mío, gracias por tan maravillosa oportunidad! , me sentía excitada de emoción.

Resumiré esta experiencia tan … ¿fabulosa? – en pocas palabras: estuve allí únicamente diez días .

Fue tan intenso que tuve la sensación de que fue toda una vida.

Cuando fui a saludar a las personas del lugar, se me cayó el alma a los pies de tanta vergüenza que sentí. Personas de gran corazón, humildad y  sabiduría de la tierra. Me sentí insignificante a su lado porque lo que ellos me ofrecían, desde su corazón puro sin dobleces, tenía muchísimo más valor que lo que nosotros -personas del mundo desarrollado- pudiésemos enseñarles. Su dignidad, su autenticidad. … No hay palabras para explicarlo pues nosotros desconocemos lo que es la generosidad y el amor desinteresado, que ellos sí profesan.

El tiempo se dilató en el espacio y tuve la sensación de haber vivido toda una vida en un instante.  Tuvo cabida, en diez días, sensaciones tan intensas, experiencias tan sorprendentes, que rompieron todo esquema mental en mi.

Fue suficiente. Volví a España todavía muy desconcertada. Necesité tiempo para asimilar e integrar esas vivencias. ¿Qué enseñanza saqué de todo esto?  Todo lo que quería descubrir y todo lo que tenía por aprender  ya estaba en mí.

El maestro iluminado

swami'14Al  comentar en clase que mi maestro es un yogui iluminado,  alguien me ha preguntado que eso cómo lo sé y en qué se diferencia a una persona normal. ¡Buena pregunta! … porque a mi me ha llevado tiempo entender  esas diferencias y  todavía me quedan cosas por descubrir.

Me puse a recordar que al principio de estar con él, tanto yo como los demás alumnos le cuestionábamos las cosas y hacíamos muchas preguntas innecesarias… alguna vez él dijo “me preguntas desde la mente” y rehusaba responder. No entendíamos. Ahora sabemos que una mente débil y centrada en su ego lo que quiere es rebatir, cuestionar, juzgar, destacar … sencillamente no escucha y el maestro no entra en ese juego.

Es cuando le preguntas desde el corazón cuando el maestro con toda paciencia y amor te explica una y otra vez si fuese necesario hasta que entiendes.

Si miro hacia atrás me doy cuenta de qué infantiles éramos ¡y qué inconscientes!. Él nos está enseñando a deshacernos de viejos patrones, de vaciarnos de ideas y condicionamientos. De desarrollar la mente pero también de fortalecer el cuerpo físico y el cuerpo emocional.

El maestro nos está llevando al encuentro con nuestro ser original y esencial.

Es desde la conexión mente-corazón, de ese equilibrio y armonía, que comenzamos a entrar en la paz interior; viviendo de dentro hacia fuera. La meditación y el mantra son imprescindibles. El maestro no impone, te conduce a que experimentes y descubras por ti mismo la realidad y verdad de las cosas.

Desde mi juventud siempre estuve buscando un maestro, alguien que me guiase, pues me sentía muy confundida y perdida. Viajé,  di la espalda a todas las comodidades materiales, seguí diferentes religiones … después de muchos años,  el maestro apareció viviendo muy cerca de mi casa, aquí en Granada. Tuve que hacer toda una larga andadura para encontrarme con él y reconocerlo. Desde el primer día que lo conocí le pedí ser su discípula.

Recuerdo que en esa primera charla que dio en Granada dijo con  humildad;  “yo soy como un mecánico de coches, arreglo cualquier tipo de coche, da igual  la marca que sea”. 

Un ser iluminado es quien ha conseguido traspasar los mundos lineales del cuerpo físico y mental, y recibe el  conocimiento directo desde la Conciencia suprema. Tiene despierto  todos los poderes y potencialidades inherentes en el ser humano desarrollado. Mi maestro viene de un linaje donde la transmisión de energía es la herramienta que utilizan para ayudar a la humanidad.

Gracias Swamiji.

 

Ahora es el momento

chakras esferaAhora es el momento porque la Realidad nos demuestra que no hay otro; el pasado no existe por mucho que intentemos seguir viviendo en él  y el futuro tampoco, por mucho que le dediquemos tanto tiempo y nos preocupe.

La manera para centrarnos en nuestro Presente es a través de respirar conscientemente y así poder concentrar nuestras energías dispersas y situarnos mentalmente  en el “punto Cero” que representaría ser nuestro PRESENTE. Este punto Cero está vacío -inmaculado- cada uno tiene  la libertad de CREAR en ese espacio lo que quiera, todas las posibilidades tienen cabida en ese punto …

Hagámoslo como si fuese un juego y cambiemos ese mal hábito de dejar que nuestra mente divague de forma caótica e inútil por el cerebro produciendo únicante agotamiento mental debido a los miedos, la inseguridad, etc. Para empezar tenemos primeramente que poner a nuestra mente a nuestro servicio, enseñarla a permanecer en quietud y silencio.

Esto no es fácil pero no imposible. Sólo requiere práctica, paciencia, constancia.

Una vez conseguimos entrar en ese punto Cero de nuestro Presente y concentrarnos en él (podemos visualizarlo justo en el centro del cerebro donde está la glándula pineal), pasaremos a enfocarnos en la alineación de nuestros centros energéticos.

ALINEACIÓN.- Se hace necesario alinear nuestros centros energéticos para que la energía fluya armoniosamente entre ellos y así poder sintonizarnos con las Energías sutiles de la Madre Tierra y del Universo.

Esto nos hará entender y experimentar que no estamos solos ni separados de todo lo que nos rodea. Que somos parte activa co-creadora del Todo.

Centremos nuestras energías dispersas y desaparecerá toda distorción mental que nos limita y aprisiona.
Alinear los centros energéticos nos ayuda a trascender el Espacio -Tiempo y vivenciar nuestra multidimensionalidad.

En este sentido, REIKI nos brinda un ejercicio muy preciso para recalibrar y alinear nuestros chakras.

Todo esto forma parte del curso “Entrenamiento para la Nueva Conciencia“, Módulo I y II, que desde hace algunos años vengo impartiendo, con la finalidad de que llegue a todo el mundo el despertar de la Conciencia.

 

REIKI, la maestría en la auto-sanación

reiki energiaEl nombre a veces puede crear desconfianza simplemente porque se desconoce el significado o lo hemos ligado y limitado a algo muy concreto. Hasta llegamos a pensar que una enseñanza ha quedado anticuada porque aparecen continuamente nuevos métodos más atractivos aparentemente. Así que asistimos a diferentes cursos pero no profundizamos en ninguno.  Aprendemos nuevas técnicas  que luego abandonamos por otra más novedosa …

Miles y miles  de personas en todo el mundo  se han iniciado en el primer y segundo nivel de REIKI. La mayoría con el deseo de poder ayudar a los demás. “Dar REIKI”; sanar a los demás. Cumplir con ese anhelo interior de dar, sanar y ser útil.

Pero REIKI es mucho más que eso y  habría que invertir los términos. Primero debemos darnos REIKI a nosotros mismos hasta adquirir la maestría sobre nosotros mismos. Y luego transmitir la enseñanza para que cada uno sea maestro de sí mismo y cada uno tenga la maestría de la auto-sanación.

REI-KI es la conexión de la energía cósmica con la energía vital de todo ser vivo. Vaciarnos de energías densas para poder llenarnos de  energías sutiles de alta vibración, que son las del Amor Puro, en beneficio de nuestra evolución como seres de Luz que somos. El propósito es tomar conciencia de que somos seres multidimensionales y actuemos acorde a nuestro verdadero  potencial y originalidad.

La sanación por imposición de manos y canalización de las energías cósmicas se le puede poner el nombre que se quiera y no pertenece a nadie en exclusiva. Es algo instintivo que hace el ser humano y todos los animales cuando tienen un dolor o herida; llevarse las manos al lugar, poner saliva, lamerse …

Pero lo importante que nos brinda la enseñanza de REIKI, es el dominio en  la alineación y armonización   de los centros energéticos para ir desarrollando nuestra capacidad de auto-sanación.  

Es la comprensión de que somos energía y de cómo funcionan estas energías en nuestros cuerpos. Y cómo podemos dirigirlas, almacenarlas, potenciarlas, etc, siempre con el fin de mantener en nosotros una Salud completa a nivel físico, mental y emocional, para finalmente refinar esta energía  para alimento de nuestro cuerpo espiritual.

Adquirir la maestría en la auto-sanación es la finalidad de REIKI y luego enseñarla, transmitirla. Y en este proceso de aprendizaje de nosotros mismos el conocimiento intuitivo se desarrolla y conectamos con el Maestro interior.

 

 

 

Mi experiencia con la “Respiración Holotrópica”

yo y CD'13Hace ya trece años que mi vida dio un tremendo vuelco hasta el punto que sentí cómo moría en mí el “personaje” -la idea que tenía de mí misma- y viví entonces en un espacio y tiempo totalmente vacío; me había quedado en blanco… ¿cómo explicarlo? … la tierra se abrió bajo mis pies y fui a parar a la Nada, en donde ni siquiera hay aire para respirar y tus órganos dejan de funcionar, la sangre deja de correr por las venas, el corazón deja de bombear…

No importa por cuánto tiempo, eso es lo de menos. Porque aunque sólo fuese por un instante, también los instantes pueden ser eternos. Así que, viví esa experiencia de morir en vida y dejar de ser. Pero eso no fue lo peor, lo peor vino después, cuando volví a la vida, sin saber quién era. Totalmente despertando a una realidad a la que hasta entonces mi existencia había permanecido en el limbo… dejándome llevar por las circunstancias, por agradar a otros, por debilidad y fragilidad de mi ser…

Debió suceder que mi alma, por su cuenta, se rebeló, dijo basta a una vida agriamente sin sentido, y me cogió por sorpresa, no dándome tiempo a reaccionar… el caso es que una vez que las funciones de mi cuerpo y mente se pusieron nuevamente en marcha -como una vieja locomotora- pues todo esto me sucedía con mis cincuenta años más que cumplidos, me paré sobre mis pies decidida a descubrirme y reconstruirme.

Para esta transformación y realización de mi ser debo decir, para ser enteramente sincera, que recibí muchísima ayuda desde planos superiores, de ángeles y de Dios mismo, con toda certeza. Me empezaron a llegar “regalos” que me iban marcando el camino a seguir.

Uno de ellos fue una invitación a un curso de “Respiración Holotrópica” que debe ser parecida a la técnica de “Renacimiento”. Estábamos una veinte personas acostadas en el suelo con los ojos tapados. Un médico y cuatro ayudantes iban a supervisar el trabajo de desdoblamiento de conciencia que ibamos a experimentar. Yo no tenía ni idea de lo que eso significaba o podía llegar a ser. Nos dieron la instrucción de respirar muy fuerte y sin pausa por la boca. Nos ordenaron que no debíamos abrir los ojos o levantarnos bajo ninguna circunstancia y que si queriamos algo debiamos levantar la mano y alguno de ellos acudiría a ayudarnos.

Pusieron música de percución muy alta y comenzó la cosa. A los pocos minutos levanté la mano. Muy obedientemente no había abierto los ojos ni había salido corriendo como había sido mi primer impulso y le dije que no quería seguir allí, tenía mucho miedo, me estaba mareando, tenía claustrofobía y todos los males. Me tranquilizaron, me animaron a seguir, uno de ellos se quedó a mi lado guiándome y prometiéndome que pasado esa primera parte, hasta conseguir la apertura de Conciencia, luego sería una experiencia maravillosa. Seguí con la respiración al ritmo de la música frenética, tenía ya los brazos rígidos y con muchísimo dolor, como si tuviese los dedos metidos en un enchufe y estuviese pasando por todo mi cuerpo una descarga eléctrica. Mientras tanto me decía a mi misma que ni por un millón de euros volvería a repetir esta experiencia.

De pronto, hubo una explosión dentro de mí, y desde mi cuerpo físico ví como mi alma salía del cuerpo hacia otras dimensiones. Y entré en una calma y quietud absoluta. Entre las distintas experiencias que viví allí hubo un mensaje que entró directamente en mi corazón “eres dadora de luz”

Hubo más cosas pero mi relato lo quiero centrar en esa frase que por mucho tiempo no tuvo ningún significado o sentido para mí. Pero ahora, cuando el puzzle de mi vida ya está casi terminado, entiendo qué quería decir y sobre todo, ahora sé, que no existen las coincidencias o casualidades y yo fui guiada a cumplir con mi propósito de vida.

Al poco tiempo después yo me inicié en el Reiki y seguí el proceso de aprendizaje hasta hacerme maestra y llevo ya diez años impartiendo cursos, me dedico a la sanación energética y también como facilitadora en el entrenamiento para la nueva conciencia. Por encima de la satisfacción propia, los apegos y los propios intereses, existe un Amor que lleva a darse uno mismo.

Entendí y resonó en mí corazón la frase de “eres dadora de Luz”. Muchísimas veces me obligué a mi misma a reconsiderar el significado sobre la energía del AMOR INCONDICIONAL con el que el Reiki trabaja para sanar. La acción de dar Amor bajo su forma más pura es lo que enseña el REIKI. Primero con uno mismo. Después conscientemente con uno mismo. Luego, cuando renaces en un acto de abnegación donde surje el Amor, entonces, es cuando se da a los demás de forma incondicional . Es para todos.