La figura autoritaria

niña cestita corazonesVengo de una familia en la que no sabíamos comunicarnos. Había miedo a preguntar y ni siquiera se nos pasaba por la mente el pedir ayuda. La figura autoritaria absorbe la libertad del niño. El miedo se vuelve un sentimiento normal que te encierra en ti mismo.

Ante un padre muy autoritario no hay replica, no hay cuestionamiento porque no hay posibilidad de diálogo o de defender posiciones contrarias. La autoestima va desapareciendo.

Así que dejas de pensar; la frustración, el desánimo y la impotencia es callada, muda. Entonces, aparece la resignación o una rebeldía casi suicida.

Llegar a la adolescencia bajo estos condicionamientos, bajo esa armadura, se hace necesario un trabajo arduo para sacudirtela de encima. Primero, para reconocer las limitaciones que están causando. Segundo, para comenzar a pensar y despertar la conciencia de Ser. Tercero, para crear el ánimo, la voluntad y la valentía de seguir adelante con la intención de llegar a descubrir la propia naturaleza y talentos.

Habrá que lamerse las heridas y seguir adelante.

¿Qué aprendizaje puedo sacar de lo vivido?

Mantener una actitud ecuánime no es fácil, precisa de la sabiduría de ser agradecido. Todo tiene una razón de ser y de todo podemos aprender.

Lo importante es no darse por vencido.

Anuncios

Hombres y Mujeres

amor 1Nos desenvolvemos en el mundo primario de la dualidad. Desde la rigidez mental de la separación y el enfrentamiento. Si piensas como yo, eres de los míos o de lo contrario ya no te escucho. Sin capacidad para percibir más allá de nuestras conveniencias, vemos al otro como rival. Y hoy en día hemos llegado a los extremos de rivalizar entre hombres y mujeres.

Nos falta educarnos en el CIVISMO. Cívica es la persona que se interesa por el bien común de la sociedad. La persona común insulta, amenaza, no deja espacio al que ve como contrario. La persona cívica es la que es consciente de su responsabilidad como ciudadana, compartiendo con el otro desde el respeto, sin ver diferencias entre razas o género.

Hombres y mujeres deberían convivir como complemento el uno con el otro y no enfrentados. Entiendo que estamos viviendo unos momentos de “reacción” por los efectos de tantos siglos de sometimiento y represión hacia la mujer. Pero el varón heredó generación tras generación esos patrones machistas que las madres han estado reafirmando inconsciente u obligatoriamente, desde su puesto de educadoras, tan arraigados estaban esos patrones de superioridad del hombre.

Ahora es el momento de reconfigurar los sistemas educativos y sacudirnos de encima la mentalidad y creencias caducas. No desde la venganza y las represalias o el castigo. El único enemigo es la ignorancia. Se trata de educar desde el amor hacia el prójimo.

Revalorizar la naturaleza femenina, recuperando su naturaleza y esencia. Pero también es sumamente importante ayudar al hombre a encontrar su sitio como pareja, como padre, como hermano.

Las energías masculina y femenina no son contrarias, son dos esencias distintas sino necesarias en una misma persona, sea hombre o mujer. La calidad humana está en la armonía y equilibrio de ambas.

Una vida fácil

nina-pintandose-unas-piesCreemos que facilitándole la vida a los hijos van a ser más felices. Sin embargo ya están a la vista los primeros resultados de ser padres indolentes : niños perezosos que no quieren esforzarse para conseguir algo. Niños sin fuerza de voluntad. Niños egoístas, superficiales,  con falta de concentración y sin  inquietud por aprender. Jóvenes pendientes exclusivamente de su imagen.

Así son los seres humanos que crecen asilvestrados, sin guía y educación. El niño de hoy en general, cuánto más tiene,  menos aprecia el valor de las cosas. Cree que eso es lo natural: recibir sin haber hecho ningún esfuerzo. No es culpa de ellos, los mayores somos los encargados de educar.

O ¿es que ahora mismo tienen los jóvenes,  otros referentes a los que imitar que no sean los artistas o futbolistas? Creyendo que todo ese esplendor, fama y lujo les cae del cielo. ¿Sienten acaso, los niños  y jóvenes en general,  amor por las artes, atracción o interés por aprender de líderes genuinos y  sabios… ? Son también  los padres y maestros los encargados de introducir y fomentar a los niños y jóvenes en la lectura,  en cultivar la música y demás artes.

Es más,  la naturaleza intrínseca del ser humano no germina y florece hasta que no se ha trabajado también el Ego y  la inteligencia emocional. Es un deber de los padres enseñarles a ser humildes, honestos, sinceros …   todo ello desde el Amor, desde el ejemplo.

El mundo de los niños y jóvenes en los países desarrollados está diseñado para llamar su atención hacia el consumismo. En su mayoría, viven sin grandes alicientes genuinos, sólo se interesan por conseguir cosas materiales y de forma fácil.  Este es el resultado de una educación superficial, vacía de valores, donde todo gira alrededor del dios-dinero: “tanto tienes tanto vales. Una vida basada en la felicidad material, con objetivos exclusivamente materiales.

Esa felicidad ficticia basada en  “tener” en lugar de SER, termina pasando factura. Pero confiemos, también en las nuevas generaciones está la semilla del cambio. Son los llamados NIÑOS ÍNDIGO y  CRISTAL. Ellos han venido con una Conciencia ya desarrollada y son los impulsores para crear el nuevo paradigma.

 

 

 

La agresividad

hombre encerradoEl miedo. La inseguridad. La desconfianza. El sentirse acorralado. Todo eso puede volver a uno agresivo.

Cuando el Amor está ausente, la educación es agresiva. Cuando no hay vocación ni ética, la Medicina se vuelve  agresiva.  La justicia es agresiva cuando aplica la ley de forma implacable (sin compasión).

La agresividad es atacar con rabia y odio. Es agresivo quien hace explosionar violentamente  su cólera,  mediante la palabra o el maltrato corporal. No hay nada que justifique esa actitud que siempre va dirigida contra el más débil.

Hay una agresividad simulada en las relaciones amorosas cuando la persona  es posesiva, manipuladora,  celosa, …

Todo lo que implique dominar al otro , anular al otro, esclavizar al otro, humillar al otro,  -sea en el grado que sea- es agresividad.

Muchas personas son coléricas de forma incontrolada y después de sus reacciones  hirientes se sienten culpables. Estas manifestaciones de irritabilidad incontrolable es debido a un exceso de ‘fuego’ en su hígado. Deberían cuidar su dieta y hacer por equilibrar la energía en sus chakras, sobre todo el del Plexo Solar.

Todo tiene una razón de ser, también cuando hay un carácter colérico o irritable uno se debería preguntar ¿qué me pasa?, ¿dónde me afecta? ¿cómo puedo mejorar mi carácter? ¿cómo sanar mi corazón herido, mis emociones pasadas?

Es posible cambiar nuestra actitud, mejorar nuestro ánimo. Y es de agradecer.

 

Inadaptación

HumanidadMuchos de los problemas mentales de hoy  en día son debido a la INADAPTACIÓN a una sociedad con un ritmo frenético y un propósito: COMPETITIVIDAD.

Ya de bien niños se domestica a los humanos al acoplamiento y a la conformidad.

Al ir creciendo en edad, se les va añadiendo a sus mentes fórmulas, creencias e ideas ya estructuradas para que  pierdan la habilidad de pensar por sí mismos.

Así dicho, parece deprimente y frustrante pero es lo que hay.

Qué es lo que aprendemos a lo largo de la etapa educativa si el propósito debería ser algo más que memorizar. Si aprender debería ser algo más que acumular información.  Aprendemos a robotizarnos -vivir de forma inconsciente-. Es decir, ser esclavos voluntarios de un sistema al servicio de unos pocos desalmados.

Así dicho, parece deprimente y cruel pero es lo que hay… mientras no tomemos conciencia y nos rebelemos a ello.

Prestemos atención a las nuevas generaciones. Démosles herramientas para desarrollarse creativamente.  Es posible y ahora es el momento.

 

 

Transformar las energías negativas

niño en bola azulNos han educado a reprimir nuestras emociones y nuestros pensamientos. Nos han enseñado que debemos guardar una imagen de persona  fuerte, buena, inteligente… Ya desde los primeros años de vida nos han entrenado para ser competitivos, buscando siempre la recompensa de  ser queridos y aceptados por los demás.

Por ello, nos hemos vuelto rígidos, calculadores y hasta envidiosos. Esta impuesta personalidad y esta falsa imagen de nosotros mismos hace que luego tengamos salidas fuera de tono y reacciones exageradas cuando ya no podemos contener más tensión. La irritabilidad  que dirigimos hacia los demás en realidad la provoca la frustración que sentimos sobre nosotros mismos. La infelicidad silenciosa de no ser quien somos.

Toda emoción es una energía de dos caras: una negativa y una positiva. Cuando nos hacemos conscientes de nuestro cuerpo emocional, sentimos la libertad de elegir cómo utilizar esta energía. Transformamos las emociones negativas en energía positiva  cuando actuamos desde la pacienc ia, la tolerancia, la comprensión, etc.,  y también viendo al otro como reflejo de nosotros mismos.

Respiramos de diferente manera cuando estamos estresados, enfadados o ansiosos, a cuando nos sentimos relajados o contentos. Utilizar la respiración consciente en los momentos en que nos sentimos alterados nos devolverá el control sobre nosotros mismos.

Debemos tener presente que la acción en sí no es lo importante sino la calidad de la acción. Cada cosa que hagamos, desde el momento en que abrimos los ojos por la mañana, debe ser vivido con consciencia, agradecimiento, con entusiasmo, aceptación… con todos los valores que nos hacen dignos seres humanos.

La felicidad no nos la da nada del exterior sino la dicha  de sentirnos libres de ser quien somos.

El mismo Amor tan deseado y buscado en otro resulta ser una pura ilusión porque el verdadero Amor comenzamos a sentirlo dentro nuestro cuando nos sentimos contentos de nosotros mismos. A partir de ahí podemos dar a los demás y también estaremos abiertos a recibirlo, sin expectativas.

Trabajamos para despertar la Conciencia. Y transformar  las energías negativas es fácil… como quien echa la leña al fuego; las utilizamos como combustible para quemar el ego que debe morir.

Conéctate con tu ser. Él te facilitará la acción correcta.  La Luz y el Amor Divino fluyen a través de tí.

 

 

Sé co-creador de tu vida

mujer pintandoCrear es producir algo de la nada. En general el ser humano ha dejado de ser creativo desde el momento en que se ha ido  limitando a sí mismo al  IMITAR y  MEMORIZAR lo de otros.

No habiendo desarrollado una mente creadora ni  abierto las puertas a las facultades creativas, no se siente  capaz  de tener por sí mismo  ideas más elevadas e inspiradoras.

Cuando la realidad es que el ser humano es y podría llegar a ser el co-creador de la Belleza y la Felicidad de su vida.

La mediocridad se instala en las personas que actúan según las ideas de otros, habiendo renunciado -de forma inconsciente- a ser ellos mismos. Éstas personas poco a poco van perdiendo su brillo. Esta pérdida de Luz propia puede comenzar en la niñez debido a una educación severa y dominante o también sobreprotectora.

Si en la segunda etapa de la vida,   a lo largo de la educación escolar, entran en  un  sistema educativo donde el modelo a seguir es restrictivo y mecánico y  sobre todo donde no se les enseña a pensar por sí mismos, esto dará como resultado, por un lado,  jóvenes rebeldes pero sin dirección ni modelos a seguir  que sean válidos para sus propios intereses.  Buscarán por inercia lo fácil, hastiados y desilucionados de una vida sin alicientes y poco atractiva. Por otro lado, habrá  jóvenes sumisos, resignados en su docilidad a llevar una vida  gris sin sentido, dependientes de la aprobación de los demás.

Este panorama, que es con el que nos encontramos hoy en día, tiene un reverso y es el de la Creatividad. Y la encontramos en esos niños y jóvenes que han crecido dentro de un ambiente en el que se les ha animado a seguir sus impulsos creativos y se les ha respetado su inclinación vocacional.

Su naturaleza al sentirse libre se va expandiendo para poder dar expresión al ser. La creatividad es eso, la necesidad de expresión de lo que no tiene forma y necesita materializarse.

Todas las energías internas que nacen en el corazón y en el Alma de una persona creativa son  materializadas en  forma de sentimientos armónicos y liberadores.  Cuanto más refinadas estas energías más sublimes son y la vida misma se convierte en una explosión de creatividad, entusiasmo y curiosidad por todo.