Dedicarnos a conocernos

mujer meditacionLa dedicación a reconocer nuestro ser -quien somos en esencia-no tiene fin y lo que en un principio es un entrenamiento para crear esa disciplina de reconocimiento y conexión con nuestra naturaleza , en la segunda etapa se convierte en un fluir armonioso, al sentirnos dueños/as de nuestra vida.

Partimos de la base de que para no ser manipulados por todo lo externo a nosotros mismos es necesario desarrollar y fortalecer el cuerpo físico y  la mente,  tomando consciencia de quién somos, adónde nos dirigimos y qué sentido le queremos dar a nuestra vida. Con ello conseguimos bastantes cosas beneficiosas:

Deshacernos de viejos hábitos y condicionamientos  que nos impiden avanzar.

Crear en nosotros una actitud positiva, conectando mente y corazón.

Vivir plenamente cada momento, de forma consciente y agradecida.

Reconocer nuestras limitaciones y aceptarlas.

Reconocer nuestras cualidades y potenciarlas.

Aumentar la energía vital de forma armoniosa y beneficiosa.

Hacernos responsables de nuestra salud y vida enteramente y decidir vivir en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno.

¿Cómo? En primer lugar:

 

 Soy Observador/a de mi mismo/a.  Tomo Conciencia de mi cuerpo físico.

Cada semana  trabaja una cualidad con la intención de afianzarla como parte de tu carácter y personalidad. No se trata de cambiar la naturaleza de tu ser sino de conocerla y desarrollar aún más tus cualidades. Recupera la esencia de ser tu mismo/a, espontaneo/a,  con la confianza de que lo mejor que tienes para dar es a ti mismo/a y no lo que esperan los demás de ti.

Nuestro carácter está ligado e interrelacionado con nuestros órganos. Si hemos acumulado mucha rabia y frustración  eso afectará a nuestro hígado. La tristeza y las penas presionan nuestros pulmones. Y así un largo etcétera que iremos aprendiendo y tomando conciencia de que nuestra Salud debe ser integral; cuidando  el cuerpo físico, el cuerpo mental, el cuerpo emocional y el cuerpo espiritual por igual.

LA ATENCIÓN EN TÍ MISMO/A.- No se trata de aprender algo nuevo sino de prestar atención para reconocer  y contactar con tu propia naturaleza.

En primer lugar, vamos a aprender a ser OBSERVADORES/AS y lo conseguiremos a través de la respiración consciente.  Soy observador/a de mi cuerpo, de mi mente, con el fin de conocerlos; saber cómo trabajan, conocer sus necesidades. Aprendo a escuchar mi cuerpo.

LA ACTITUD ADECUADA.-  Sinceridad, libertad de expresión, autenticidad.

Soy observador/a  de mí SER; no soy mi cuerpo, tengo un cuerpo. No soy mi mente, tengo una mente.

SIN CULPAS, SIN VERGÜENZA,  SIN MIEDOS.

 

Triunfar sobre el ‘no puedo’

hombre tatuajes llora

No sentirse capaz de lograr algo o no sentirse con derecho a conseguirlo, por no creerse demasiado bueno o merecedor. Esta es una historia que se repite miles de veces debido a la baja autoestima.

En mi consultorio he visto unos cuantos hombres llorar como niños; desangelados, confundidos y llenos de miedos. Bellísimas personas que no saben manejarse en el plano material, en parte porque la niñez la sufrieron estrangulados por el NO.

Algunos de ellos, sobre-protegidos por unos padres temerosos de que les ocurriese algo malo. Otros, porque crecieron recibiendo el NO como respuesta desde una educación sobre exigente y una  autoridad férrea.

Cuando estos niños crecen, desde esa plataforma restrictiva y castradora, al llegar a adultos se hacen dependientes de alguien que les continúe  dirigiendo la vida. Pero llega un momento en que la frustración, la insatisfacción y el conflicto consigo mismo, emergen y se hace necesario liberarse de todos esos condicionamientos y patrones limitadores.

Habrá que recuperarse. Aprender a amarse. Llenarse de energía de confianza en sí mismo para reconfortar el Alma y que el corazón se llene de entusiasmo. Conocerse y perder el miedo a mostrarse tal cual uno es.

Es entonces cuando despertará la ilusión por aventurarse a experimentar la vida por uno mismo. Vivir desde la independencia y desde la libertad de ser.

Para que se haga realidad cualquier deseo o sueño tenemos que creer en él y en nosotros mismos.

 

El yo interpreta

mujer fotoPeter JamusTenemos que desahogar el ánimo, relajar la mente y hacernos la vida más fácil. Cuando uno es desconfiado hace una traducción de lo que dice el otro  dándole un sentido personal a lo que escucha  y de ahí nacen los malos entendidos. Respiremos hondo y centrémonos.

Uno dice una cosa con una intención y el otro -desde su desconfianza- lo interpreta creyendo oír un tono de ironía, burla  o rabia. Todos podemos caer en ese error … y por ello tenemos que estar dando explicaciones, esclareciendo lo que en realidad  queríamos decir para que el otro no se moleste o clarificando nuestras ideas o sentimientos  para facilitar una mayor comprensión  y no propiciar enfados …

Cuando  una pareja se tiene que dar muchas explicaciones ahí hay algo que obstaculiza la comunicación; quizás desconfianza, inseguridad, miedos … todo eso es lo que impide que fluya la energía fácil del amor. ¿Y el amor que es? Confianza absoluta. No pensar mal del otro. Dejar la mente a un lado para que el corazón se explaya. Dar lo mejor de uno mismo sin esperar nada a cambio, ser feliz cuando el otro es feliz, …

Si la relación es “densa”, quizás  lleva consigo el peso de un pasado lleno de heridas  emocionales.  Ese peso de inseguridades y miedos solo se disuelve con amor. Desde la paciencia y la comprensión  suavicemos las cosas en lugar de enzarzarnos en una discusión.
Una persona insegura ve fantasmas en todas partes; en el tono de voz del otro, sus gestos, la mirada, todo le parece que esconde una segunda intención.  Cualquier cosa le crea inseguridad.
Tenemos que hacernos la vida fácil unos a otros. Cuando uno no se siente feliz cree que es debido a los demás y a las circunstancias -así nos justificamos- pero la verdad es que no estamos contentos con nosotros mismos, esa es la realidad.
Quizás porque no estamos en el lugar que quisiéramos estar, quizás porque en el fondo no estamos con la persona que quisiéramos estar, o no estamos haciendo el trabajo que soñábamos hacer… en fin, es una cuestión de no querer VER nuestra realidad, no asumir nuestra existencia como es, no atrevernos a hacer cambios, no atrevernos a tomar decisiones …
Pero una vez uno ha hecho un repaso de su vida y acepta lo que tiene o hace reajustes, ya está, para bien o para mal, con sus aciertos y sus errores, uno se siente dueño de su vida. Y eso es lo que da seguridad y contentamiento con uno mismo.

Enfrentar los Miedos

hombre  manos LuzDesde pequeños nos han recordado que a este mundo hemos venido a sufrir. Así que, todos tenemos miedo a sufrir.  Y muchos se sienten merecedores del sufrimiento y lo viven con resignación. Mientras estemos en el Plano de la dualidad y mientras la mente -que tiene ese programa-  nos domine, seguiremos teniendo miedos. Unos miedos serán concretos y reales y otros miedos, los que más,  imaginarios, impuestos.

Los patrones de consciencia e identidad que hemos ido adquiriendo desde que hemos sido concebidos y nos han marcado grandemente en nuestros primeros siete años de vida, distorsionando nuestra propia naturaleza, ahora al despertar nuestra Conciencia, nos damos cuenta que en realidad no sabemos quiénes somos. Tenemos todo un trabajo por hacer  de limpieza y reconstrucción de nuestra identidad para acabar con todos los miedos e inseguridades creadas al no ser sostenidos y guiados por nuestro propio ser. Vamos a deshacernos de todas las ideas y creencias que no nos pertenecen. ¿Nos atreveremos?

Los miedos comenzaron a aparecer  desde la confusión que vivió el niño al ser sacado de su centro de inocencia y felicidad para entrar en un sistema educativo rígido de castigo y premio según eras  “bueno-malo”, “tonto-listo” y “te quiero si me obedeces-no te quiero si no obedeces”.  Desde temprano el niño debe cumplir con toda una serie de patrones inflexibles, obligatoriamente,   separándole de su “niño interior”; que representa la confianza y el entusiasmo por la vidaOlvídate, aquí no hemos venido a ser felices. 

Pero no importa ahora cómo fue o cuánto sufrimos. Este es el momento del cambio. El pasado nos sirvió de escuela de aprendizaje para saber lo que NO queremos más en nuestra vida. Ahora vamos a vivir el Presente plenamente. Este momento es único y es el único que tiene importancia y realidad. Hagamos nuestra vida efectiva, armoniosa y feliz.

Somos el resultado de la educación recibida, de las experiencias vividas, las presiones que tuvimos que soportar, las crisis de adaptación, los fracasos y los éxitos, el ser manipulados por unos y ser manipuladores de otros, víctima y verdugo… todo ello formando una Red, que ahora nos sirve para adentrarnos en el conocimiento de nosotros mismos. Tener las fuerza de salir del estancamiento, neutralizar los miedos y comenzar a hacer cambios para mejor.

En definitiva, RENOVARNOS. RENACER.

Cuando vivimos  plenamente en  el presente no nos preocupa el futuro ni nos perturba el pasado.

 

 

 

Establecer metas

mujer-ocasoEstablecer metas es un sistema muy poderoso para la superación personal. Pero todo tiene que hacerse de forma equilibrada para que no se convierta en una obsesión y cree ansiedad. Ni tampoco nos saque de disfrutar del Presente y estemos siempre con la atención en ese futuro que queremos alcanzar.

Ahora mismo, olvídate por un momento de tus creencias, de tus visiones y sueños de cómo son y deberían ser las cosas para tí. Sal fuera de los razonamientos y los cálculos mentales. Mejor entra en tu interior y pregúntate con sinceridad qué esperas de la vida, qué es lo que te haría feliz. De forma realista pregúntate qué necesitas para conseguir lo que quieres y si eres capaz de conseguirlo, si te lo propones al 100%.

La vida mejor vivida es aquella que es planeada y vivida conscientemente y no aquella que sólo ocurre de forma casual y por la decisión e intereses de otros y no de uno mismo.

Así que  las cosas que hacen falta para salir adelante, sentirse bien consigo mismo y tener éxito son:

1) Decisión e intención clara . 2) Tener una visión de lo que se quiere alcanzar. 3) Confianza y entusiasmo.

Lo que empobrece nuestro rendimiento es la inseguridad en nosotros mismos.

Lo que frena nuestro éxito son los miedos a fracasar.

Decidas lo que decidas hacer. Hagas lo que hagas. Hazlo desde el corazón, sin que te importe lo que piensen los demás. No permitas que las opiniones de los demás te condicionen. Sigue los impulsos de tu corazón.

 

Resolver conflictos. Salir a la vida.

corazonTodo sucede al mismo tiempo, da igual por dónde o cómo empieces. En un momento u otro de esta vida o de la siguiente, da igual porque el tiempo es ilusión. Preocuparse demasiado por las formas tampoco nos ayuda a avanzar; ser extrictos, meticulosos … ningún exceso nos hará ser mejores. La cuestión está en salir a la vida.

Está en la confianza en un Orden Superior, en la flexibilidad y la entrega. Dejarse fluir. La clave es disfrutar mientras se hace camino; transformar las energías y hábitos que nos limitan. Hacer una introspección sincera, una reflexión diaria sobre nuestros actos. Saber que nada es casualidad y todo ocurre para brindarnos alguna enseñanza.

¿Vivimos fuera de la Realidad?  El olor no existe hasta que nuestro olfato lo percibe. La Belleza no existe hasta que nuestro corazón esté libre de impurezas. El Amor no existe hasta que no seamos compasivos de forma incondicional, …

No entramos dentro de la Realidad hasta que no desarrollamos el sexto sentido. Vivir desde las emociones que crea la Mente inferior, es vivir en un mundo creado por nuestras ilusiones y miedos. Es negarse la vida.

No pospongas. Toma decisiones. Hay que ponerse ya a resolver conflictos y salir a la vida. 

La Salud va por mal camino

reiki manos imposicion

Yo puedo razonar muy bien y tener mucha información de cómo ser feliz y saludable… pero luego son mis hábitos los que mandan en mí. Los hábitos que se han ido creando a lo largo de mi vida y están instalados en el subconsciente. Ellos mandan sobre  mi mente consciente que es muy débil.

¿Qué tengo que hacer para cambiar los hábitos que enferman mi cuerpo y mi estado emocional? Hacerme consciente de ellos desarrollando mi Conciencia. Ser Observador de cómo funcionan y me dominan. Fortalecer mi fuerza de Voluntad creando pequeñas disciplinas. Creando e introduciendo en mi vida,  metas a corto y mediano plazo, que sean reales para poder cumplirlas y aumente así la confianza en mí mismo.

Nuestro cuerpo está formado por 50 trillones de células  inteligentes que se encargan del mantenimiento de nuestra salud (bienestar). Si el entorno de las células es benéfico todo funcionará correctamente. Si el entorno de las células -que es la sangre- es nocivo, comenzarán los problemas y el desorden.

Según lo explica el científico Bruce Lipton, quien controla la sangre es nuestro sistema nervioso que actúa influenciado por nuestro cuerpo mental y emocional y todos los problemas de nuestro entorno como la ansiedad, el estrés, los miedos, son los causantes principales de los bloqueos en nuestros centros energéticos por donde debería fluir libremente nuestra energía vital .

Y eso nos lleva a la conclusión -dentro de las medicinas naturales- de que la raíz de toda enfermedad no está en las propias células sino en el entorno emocional de la persona que termina debilitando el sistema inmunológico,  porque las células captan y crean una química diferente según el estado emocional de la persona que es lo que verdaderamente afecta y desequilibra en profundidad a la persona.

Así que, muchos de los medicamentos químicos que se utilizan son meros parches que sólo acallan  los síntomas pero no llegan ni mucho menos a la raíz del problema que termina cronificándose.

La Salud va por mal camino mientras no nos responsabilizamos personalmente de ella. Mientras no tomemos conciencia de que somos energía, de que nuestros pensamientos son energía y tienen un poder inmenso, para bien y para mal de nuestra Salud, nuestras células están en desventaja y no pueden hacer correctamente su trabajo de mantenernos saludables.

Tenemos la capacidad de reprogramar nuestro subconsciente -quien es realmente el que rige nuestra vida-. Reprogramarlo quiere decir, hacer toda una limpieza tóxica emocional del pasado y situarnos en el Presente -desde la Conciencia de Ser-  dejando ya de maltratar nuestro cuerpo. 

Lamentablemente, solo valoramos la Salud cuando ya la hemos perdido.

Hay que quererla de verdad. Tenemos que amarnos de verdad… y empieza con la Salud.