Maestría del Amor

Lamentablemente el Amor se vive desde la Mente, cuando en realidad deberíamos sentir que SOMOS AMOR.

Hablar de maestría del amor puede sonar pedante pero quien se adentra en el REIKI sabe que la única manera de ser totalmente íntegro y honesto consigo mismo es a través de conseguir la maestría del Amor. Esto quiere decir que si REIKI es la energía sanadora del AMOR INCONDICIONAL, todos los que estamos en el Camino de la sanación a través del REIKI, debemos hacer uso de esta energía.

Y no es fácil llegar a ella. Porque el Ego siempre se mete por medio a obstaculizar el proceso en el que nos aventuramos todos los que anhelamos el conocimiento de nosotros mismos y de lo que significa el AMOR INCONDICIONAL; amor fuera de todo juicio, cálculo y miedo.

¿Qué sucede en la iniciación al REIKI? Lo primero es darnos cuenta de que no sabemos nada sobre el Amor verdadero y su incondicionalidad. Queremos ayudar a los demás, sentimos que tenemos vocación para sanar a los demás… pero ni se nos ha pasado por la mente que primero tenemos que hacer este trabajo con nosotros mismos.

¿Estamos preparados para recibir y dar Amor? Desde la iniciación tomamos conciencia de que en nosotros existen varios cuerpos: físico, mental, emocional, etéreo y espiritual. También diferentes Planos y dimensiones y REIKI nos enseña de forma gradual, primero a alinear y purificar nuestros centros energéticos. Segundo a generar energía y almacenarla. Tercero a transformarnos en Canal transmisor y receptor de la Energía del Amor Incondicional.

REIKI nos ayuda a experimentar que somos seres de Luz. Permanecer en el Presente en contacto con nuestro Yo Superior nos brinda un estado de Paz interior permanente.

“Yo Soy una expresión de la Inteligencia del Universo. No pongo resistencia a la transformación en mí para actualizar mi Ser”.

Desbloquear y redistribuir la energía.

Tenemos siete centros energéticos principales más cientos de fibras nerviosas, como corrientes energéticas, que recorren nuestro cuerpo físico desde la cabeza a la punta de los pies pasando por la columna vertebral, como canal que une la mente y el corazón, pero vivimos desconectados de esta realidad de nosotros mismos. Y en lugar de FLUIR vivimos desde la resistencia y el conflicto.

Por ejemplo, no nos hacemos conscientes de que podemos solucionar cosas tan concretas como la rabia, los apegos, el estrés y la ansiedad que son factores que hace que se pierda nuestra energía vital. Y sin embargo, no nos han enseñado a crear cambios en nosotros y terminar con hábitos insanos. Reconstruirnos es posible.

Los seres humanos somos unidades energéticas. Si la energía deja de fluir correctamente, debido a conflictos emocionales -principalmente con nosotros mismos-, esa energía se va acumulando, primero, en algún punto de nuestro cuerpo astral creando como una corteza dura -un bloqueo- y finalmente se manifiesta en enfermedad en el cuerpo físico o cuerpo mental.

Tenemos que crear hábitos correctos en la alimentación, en el tiempo de descanso y la actividad física, para que nuestro cuerpo energético funcione debidamente.

Si consigues estar emocionalmente sano, es decir, que solucionas tus problemas sin demora, teniendo una actitud flexible y un estado de ánimo paciente, entonces también estás cuidando tu salud física y mental. Esto significa tener control sobre los sentidos.

El cansancio, la somnolencia, la irritabilidad, la falta de claridad mental, todo ello son síntomas de tener poca energía vital.

Podemos aprender a generar y almacenar energía vital, y el Yoga es la mejor ciencia para enseñarnos cómo conseguirlo. También el Reiki es un Camino para experimentar que somos energía y nos enseña a desbloquearla y redistribuirla para crecer y evolucionar como seres humanos.

Con cada experiencia integrada crecemos al siguiente nivel de Conciencia.

Limpieza de los Chakras

El cuerpo físico por sí mismo se renueva constantemente. Pero la Mente necesita de nuestra voluntad y determinación para deshacer y liberarse de todos los pensamientos, ideas y creencias que ya son obsoletas y necesitan ser reemplazadas. Igualmente nos corresponde a nosotros hacer una limpieza diaria de nuestros centros energéticos.

Activar los centros energéticos inferiores (chakras 1, 2, 3) servirá para purificar el cuerpo físico, preparándolo para el despertar de la Conciencia que será posible cuando la energía vital fluya libre hacia los centros superiores. Y culminar con la unión de Mente/Corazón.

Generar nueva energía vital significa generar más LUZ que revitalizará nuestros sentidos y estimulará la creatividad y la apertura del Tercer Ojo (la Intuición). Todo ello hará que vayamos eliminando sentimientos y pensamientos negativos e innecesarios con el objetivo de tener una mayor claridad mental y paz interior en nuestro corazón.

EJERCICIO DE ALINEACIÓN DE LOS CHAKRAS.-

Primeramente, con las manos en el centro del pecho, pondremos la intención de alineación de los chakras para conectarnos con las Fuerzas de la Madre Tierra y del Universo. Invocaremos y saludaremos para que se hagan presentes en nosotros; nuestro Yo Superior, los seres de Luz y los maestros ascendidos, etc.

Con los ojos cerrados para poder ir hacia adentro. Lleva las manos al CHAKRA DE LA CORONILLA. Haz tres respiraciones profundas, con la atención plena en este Centro y visualizas cómo entra un rayo de Luz dorada que se extiende por los dos hemisferios de tu cerebro y deshace todo apego a tus sentimientos de inutilidad e insignificancia. Esta LUZ deshace los miedos de tu incapacidad para desenvolverte en el mundo físico. Cada vez que tomas aire estás inspirando energía sanadora de Amor Incondicional. Siente cómo te aligeras de esa carga. Al exhalar sacas fuera todo lo que ya no quieres más en ti.

Lleva las manos al CHAKRA TERCER OJO. La energía que ahora inhalas la llevas al entrecejo para amplificar tu capacidad de intuición. A medida que la desarrolles te irá guiando hacia tu propósito de vida y tu paz interior.

Lleva las manos al CHAKRA GARGANTA. Para deshacerte de todo lo reprimido, te ayudará a fortalecer tu autoridad natural y expresar tus deseos y necesidades. ¿Qué quieres para ti para sentirte feliz? Siéntete merecedora de ello.

Ve bajando las manos hasta el CHAKRA DEL CORAZÓN. Es el encargado de recibir y generar Amor para ser más compasivo y amable, contigo mismo y con los demás.

Pon las manos en el CHAKRA PLEXO SOLAR. Es el asiento del poder personal y las emociones. Ayuda a controlar los impulsos negativos. Mándale Luz para tener más confianza en ti mismo, aumentará tu capacidad de defenderte. La LUZ iluminará tus cualidades y valores. Siéntete capaz.

Lleva tus manos al CHAKRA SACRO. La capacidad para el placer se encuentra en este Centro pero también los miedos al cambio se encuentran aquí. Para reactivar una baja energía sexual debido a una pobre imagen de uno mismo. Para una mayor creatividad y alegría por la vida.

Pon las manos en el CHAKRA RAÍZ. Para eliminar energía bloqueada por estrés y agotamiento físico. Abre sentimientos de prosperidad y seguridad. Para sentir los pies en tierra y tener un andar firme.

Llevar de vuelta las manos al centro del corazón para cerrar el trabajo de alineación, dando las gracias por haber podido conectar con las fuerzas divinas en nosotros.

Organización de los chakras

La recarga energética de nuestro cuerpo físico, el almacenamiento de energía vital, el desbloqueo emocional, todo ello se realiza en nuestros CENTROS ENERGÉTICOS, los Chakras.

Tenemos siete chakras principales: Tres SUPERIORES (Coronilla. Tercer Ojo. Garganta) y Tres INFERIORES (Plexo Solar. Sacro. Raíz). En medio se halla el chakra del corazón. Los chakras inferiores producen una energía vital más apropiada para el cuerpo físico. A los chakras superiores llega la energía purificada -más sutil- y es reenviada principalmente al chakra del corazón.

Cuando hay un exceso de energía densa atascada en los chakras inferiores, en comparación con la energía sutil y refinada de los superiores, se producen reacciones descontroladas; agresividad, rabia, intranquilidad, sexualidad exagerada. Físicamente puede haber reacciones como fiebre, depresión nerviosa, inflamaciones …

(1) CHAKRA RAÍZ.- Responsable del mantenimiento de la especie y la Supervivencia.

(2) CHAKRA SACRO.- Responsable del Placer sexual y encontrar la satisfacción propia y la Alegría en relación con el mundo en general.

(3) CHAKRA PLEXO SOLAR.- Esfuerzo por el dominio y control. Autodeterminación. Sentirse capaz de hacer y lograr objetivos. Decir NO.

(4) CHAKRA CORAZÓN.- Fuente de Amor. Compasión. Unión. Saber decir SI. Valores. Fe. Motivaciones.

(5) CHAKRA GARGANTA.- expresión. Comunicación. Creatividad. Equilibrio psíquico/espiritual. Identidad. Autoridad natural.

(6) CHAKRA TERCER OJO.- Intuición. Desarrollo de la Conciencia. Capacidad de visionar.

(7) CHAKRA CORONARIO.- Conciencia Universal. Unión con lo transpersonal. Favorece la evolución.

Recomendamos hacer la ALINEACIÓN de los centros energéticos (el ejercicio lo puedes encontrar en el Blog) para mantener una buena salud física, mental, emocional y espiritual.

Los beneficios de ello son notorios si se ejercita con regularidad. Experimentarlo por vosotros mismos.