El sacrificio voluntario y la libertad

mujer inspiracionEl sacrificio requiere de compromiso y esfuerzo. Siempre que sea voluntario y consciente, el sacrificio está bendecido por el Universo que apoya y fortalece a la persona que ha adquirido alguna responsabilidad.

Pero hoy no se quiere sacrificar nada, creyendo que se perdería libertad. Se tiene miedo de adquirir compromisos por lo mismo: perder libertad.

Un sacrificio o compromiso que se vive desde el sentimiento de obligación y culpa, nos esclaviza, nos coarta, y termina por encerrarnos en la amargura y la rabia. O, si la actitud es pasiva, nos postra en la resignación.

Contrariamente, cuando el sacrificio es voluntario, se transforma en un acto de abnegación y está inspirado en el amor desinteresado. Y entonces nace la libertad del Ser que es capaz de dar de sí generosamente porque está lleno de Amor. Nada teme.

La libertad es la facultad natural de todos los seres vivos de comportarse de una manera u otra. Desde el miedo, la libertad se retrae y encierra.

La vida está en continuo movimiento de contracción y expansión. Soltar y agarrar. Quien se resiste a soltar entra en conflicto consigo mismo. Aceptar lo que nos viene dado es parte también del “juego” de la vida.

Anuncios