Debería ….

niña cestita corazonesCuando se hacen las cosas desde el “debería” y no desde el corazón,  la mente está dividida y crea conflictos.

Cuando se hacen las cosas desde el cálculo, planeando ganancias, con expectativas, lo más seguro es que nos decepcionemos finalmente.

Cuando se hacen las cosas -inclusive los actos de entrega y amor- esperando compensaciones y alabanzas, las recompensas estarán en ese mismo nivel en el que actuamos.

Cuando nuestra intención es pura e inocente; sin dobleces, directa, libre de artificios … no encuentra obstáculos para llegar a donde tiene que llegar y hacer lo que tiene que hacer, sin más.

Anuncios