Yo Soy

Me hago consciente de que yo soy Energía. En mí están todos los elementos que estructuran el universo.

Tengo un cuerpo físico pero Yo Soy conciencia y Luz.

Siento pero Yo Soy mucho más que mis cinco sentidos.

Pienso pero Yo Soy al trascender mi mente.

Me reafirmo en mi Ser centrándome en mi Yo Soy que es mi Alma.

Al centrarme en mi chakra del corazón espiritual me conecto con la energía de Amor Puro que sostiene mi Ser y a todos los seres vivos. Somos UNO.

Somos receptores de la energía cósmica que nos nutre y purifica para que podamos cumplir con nuestro anhelo de auto-realización.

Nos preparamos para hacer un Camino de vida desde dentro; teniendo la Mente y el Corazón en perfecta sincronicidad.

Cumpliendo los 71

sw fiesta fin cursoNo tengo deudas ni televisor.

No tengo casa ni amor en propiedad.

No tengo achaques ni coche.

No tengo dinero ni necesidades.

No tengo insomnio ni pesadillas.

No sufro de ansiedad ni añoranza.

Tengo el pelo blanco.

Tengo arrugas asumidas desde la risa.

Tengo sueños y un Maestro.

He salido con vida de todas las batallas.

Tengo a Dios, el Universo y la Madre Tierra

conmigo y dentro de mi.

La Madre Celestial me ha dado alas sanadoras.

Yo Soy quien soy.

Decretar la Abundancia

ser dentro universoTenemos la capacidad de gobernar nuestra mente y nuestra energía vital. Tenemos la capacidad de aprender a ordenar esta energía; refinarla, almacenarla y dirigirla hacia nuestros centros energéticos superiores para despertar y desarrollar la INTUICIÓN, que es desde donde despegaremos para navegar hacia otras dimensiones de nuestro Ser.

Lo más importante a entender sobrepasa la lógica de ahí el sufrimiento al sentirnos atados y limitados a una mente inferior controladora e insegura. Nos sentimos vacíos, abandonados, perdidos …

Es posible y necesario traspasar esa frontera mental y liberarnos de todos los pensamientos y creencias negativas que hemos decretado inconscientemente “No puedo. No sirvo. No es para mi. No soy. No me siento motivado”…

Tomemos conciencia de que los pensamientos tienen un enorme poder de atracción. Eso que pensamos es lo que atraemos. Si no me valoro nadie me va a valorar y con mis pensamientos negativos estoy bloqueando todas las buenas oportunidades que están ahí esperando la posibilidad de llegar a mi.

Con tus pensamientos positivos estás decretando la abundancia y la felicidad en tu vida. Situándote en tu interior y reconociendo tu divinidad en la Presencia divina dentro de ti, serás capaz de anular todos los miedos e inseguridades que la mente inferior estaban creando desde su ignorancia y alejamiento del Ser completo en eres.

Declara mentalmente y con el corazón abierto que la Presencia Divina se encuentra en ti. “Yo Soy”, significa que Dios se está expresando en tu vida. “Yo Soy la Abundancia, la Verdad y el Amor, manifestados en mi”.

Practica la respiración consciente

chakrasLa respiración consciente abre  la puerta  a tu Esencia.

Alejarte y desatender a tu Ser esencial te crea frustración… aunque lo achaques a cosas externas.

Dejar de escuchar y sentir tu parte divina –tu Alma- te crea un vacío y sentimiento de soledad que intentas tapar moviéndote en el exterior impulsivamente…

Permítete practicar la respiración consciente, de manera pacífica y confiada. Relájate. Ponte cómodo y escucha sin resistencia.

Despeja tu mente. Espaciando la respiración abres las puertas del Alma.

Conecta tu respiración con la energía divina. Al inhalar traes el Aliento desde el centro del Universo y sientes entrar en ti aire fresco. Siéntelo cómo se expande por todo tu cuerpo como una explosión maravillosa de energía pránica.

Ahora, exhala lentamente el aire, enviando la energía sobrante de regreso a su fuente, muy lejos.

Visualiza un hilo de plata que parte de ti -desde tu coronilla- y se extiende hasta un punto de luz muy alejado del cosmos.

Respira varias veces manteniendo esta visualización.  Inhalas y la energía pura llega a ti desde ese punto lejano del Universo…. se expande toda esa energía fresca y vibrante por todos los rincones de tu interior…. y devuelves al cosmos la energía sobrante; las tensiones, el cansancio,  a ese punto de luz en el Universo…

Siente cómo el Universo coopera contigo; se expande y contrae al ritmo de tu respiración… Te sientes dentro de la pulsación  única que da la vida. Dentro de la palpitación del Universo…

Permítete disfrutar entera y conscientemente de esa SENSACIÓN DE PROFUNDA RELAJACIÓN Y RENOVACIÓN  DE ENERGÍA. Percibe y hazte consciente del despertar de la memoria de tu conexión con el Universo y la Divinidad.

Escucha tu voz interior:

 “¡Yo Soy… la Presencia Divina… de la Energía Inagotable… del Amor Incondicional y del Perdón…  de la Inteligencia y de la Sabiduría…. la Gracia Divina está en mí y me protege.”

.

Cuando digo ‘Yo Soy’

ser-y-auraNo somos sólo una estructura ósea; un cuerpo físico sosteniendo erguido una cabeza pensante. ¿Qué es lo que nos hace decir ‘yo soy’? ¿Quién percibe el YO y más allá del yo?

No nos confundamos; tenemos que saber distinguir al que habla:  ¿es a través de la mente o desde el corazón espiritual?,  ¿el Ego o el Alma?,  ¿el personaje o el Ser?

Cuando decimos ‘Yo Soy‘ tiene que ser la voz de nuestro Ser esencial manifestando nuestra naturaleza y esencia.

Porque querer ‘empoderarnos‘ diciendo ‘Yo Soy‘ desde la mente estamos sólo alimentando la soberbia del Ego (el yo inferior) … y continuamos velados por las fantasías de la mente…

Cuando desde el centro de nuestro corazón espiritual buscamos empoderar nuestro Ser, decimos para crear la unidad con el Todo:

Yo Soy un alma espiritual. En mí están los elementos de la tierra, fuego, aire y agua.

Yo Soy el sol, la luna, los océanos y las estrellas. Todas las energías están en mi.

Yo Soy el amanecer y el atardecer, el día y la noche están en mi.

Yo Soy el movimiento y el reposo, el Universo en su infinitud está en mi .

Yo soy lo que se ve y lo invisible a los ojos, la magia y el misterio están en mi.

Me siento completo en mi mismo. Yo soy quien soy al servicio del Bien común.

Gracias. Gracias. Gracias.

 

Mi Bosque

bosque de oroMe reúno con mi Ser. Me permite adentrarme en él como quien se adentra en un bosque.

El Silencio en él es indescriptiblemente irreal, más allá de todo  lo imaginable. El aire que respiro, al entrar en las profundidades de mi Ser, explosiona en Amor.

Yo Soy Amor. El sentimiento de gratitud, por lo que estoy experimentando, se convierte en Dicha. Este sentimiento es como un manantial que he hallado en mi Bosque y brota incesantemente.

Mi mente quedó atrás y mi espíritu se eleva, … se hace difícil traducirlo en palabras.

Yo Soy todo lo que mi vista alcanza a ver.

Yo Soy todo lo que mi corazón logra percibir.

La LUZ es tan poderosa que me postro ante ella, por su magnificencia y liberalidad.

En ella se manifiesta el Espíritu del Creador Supremo, que Jesucristo llamó Padre.

Al respirar, inhalo su energía sutil y mi canal intuitivo se abre y se convierte en Camino.

Yo Soy UNO con mi Creador.

 

 

 

 

No más de lo mismo

camino floresSi no nos valoramos, si vivimos de forma mecánica, la mente nos domina y nos doblegamos ante ideas y creencias -que ni siquiera son nuestras- y  que no hacen otra cosa que reducir nuestro campo de posibilidades.

Entonces, una y otra vez: más de lo mismo… frustración,  desidia, desilusión, sentimiento de fracaso  …

¿Cómo salir de ese círculo vicioso? Cómo deshacerme de esas creencias sobre mi mismo, tan arraigadas,  que no me permiten realizarme desde los deseos más profundos de mi ser, que ni siquiera logro vislumbrar con claridad.

Damos por hecho que somos ‘ese’, que dice ser quien es,  de forma mecánica e inconsciente…  pero ese es solo el personaje.  “¿Quién soy?  es la pregunta que nos abrirá la puerta de salida hacia nuestra verdad y realidad..

Salida del programa que hasta ahora me condicionaba. Y comienzo a cuestionarme cosas. Tengo por primera vez la valentía de enfrentarme a mi mismo y cuestionarme cosas, no desde la mente lineal, sino desde mi corazón universal.

Salida de una mente llena de ideas y creencias de otros, que ahora comenzaré a repasar y decidir si me interesan o no, si me hacen bien o no, si tienen algo que ver conmigo o no.

Salida de una mente condicionada para renacer desde mi Ser y  propia naturaleza. Para asumir mi Yo Soy.

Tenemos que sacudirnos de encima todas las creencias y formas de actuar que ya  han sido agotadas, que no tienen alma, que han expirado en caducidad. Para poder CREAR nuevas realidades, basadas en nuestro presente.