La acción del cambio

felicitacionTodo es posible en la medida en que nos lo creamos sin resquicio de dudas.

Vivimos en un estado permanente de mudanza, de transmutación y es así como se construye y se desarrolla la vida; en la acción del cambio.

Vivimos  en movimiento continuo porque somos energía y desde la vibración creamos. Creamos sonido, música, color, forma …  Desde lo más visible en nosotros; el exterior de nuestro cuerpo físico; observamos, nos relacionamos, amamos y odiamos, y todo ello en una continua pulsación de  de vida.

Nuestra respiración cambia según nuestros estados emocionales, pensamientos, sentimientos. Inclusive lo impalpable,   como es nuestro cuerpo energético o nuestro espíritu, -desde la sensibilidad de su percepción-, nos podemos beneficiar de las energías sutiles, que se mueven y hacen cambiar nuestra visión, haciéndola más clara y extensible …

Sólo quien se niega al cambio sufre.  Sólo quien se niega a movilizarse  junto con su alma, la vida le resulta un sobre-esfuerzo. Sólo quien se resiste a mudarse  a un nuevo ciclo y fluir con la Naturaleza, enferma y se consume en su bloqueo energético de vida.

 

Anuncios

¿Para qué sirve acumular experiencias?

mujer con lunaAcumulamos experiencias. Nuestra vida es un cúmulo de experiencias, eso es nuestra vida. ¿Y para qué nos sirve acumular experiencias? … para quejarnos, para mantenernos en el patrón de víctima, para reafirmar que tenemos mala suerte en la vida, para recrearnos en nuestras desgracias y sufrimientos…

Mientras vivimos desde esa visión estrecha de la vida y de nuestra existencia, como algo gris  y plano, sin propósito, nos mantenemos  de forma inconsciente acumulando experiencias, sin darle un sentido y sin utilizarlo como combustible para crecer como seres humanos.

Sin embargo, las experiencias hay que transmutarlas. Cuando hemos dado un paso hacia adelante en comprensión y aceptación de nosotros mismos y de nuestras circunstancias, y miramos hacia atrás por un momento, vemos que la perspectiva de nuestro pasado se ha modificado. Desde la aceptación y la toma de Conciencia de mi ser,  la perspectiva que tenía de mí mismo se ha ampliado y las sombras comienzan a desaparecer. Dejo de justificarme.

Ahora comprendemos que la perspectiva  de los acontecimientos de nuestra vida, resulta engañosa cuando estamos implicados desde el ego y el orgullo.  Comenzamos a intuir que la referencia del pasado resulta una carga dolorosa que se repite una y otra vez hasta que decidamos limpiar y transformar nuestros patrones de actitud ante la vida. Tenemos que hacernos responsables de nuestro destino.

Para que desaparezca la memoria distorcionada y el dolor de toda la carga emocional negativa que estaba retenida en nuestro corazón tenemos que parar el tiempo por unos momentos y comprometernos con nosotros mismos para el cambio. Dejar de referenciarnos con el pasado y atrevernos a darle forma a nuestro presente, haciéndonos conscientes de la felicidad y verdad que está en nuestro interior.