Adentrarse en uno mismo

Una cueva o caverna, es un símbolo universal del lugar de unión del Yo y el ego; el punto de encuentro entre lo divino y lo humano.

Soñar o hacer un trabajo de visualización con una cueva nos da una dimensión superior del conocimiento oculto en nuestro interior, como lugar de iniciación.

Así como la montaña es el principio masculino, la caverna en la montaña representa el principio femenino, la matriz de la Madre Tierra en su aspecto protector. Entrar en ella con la intención y sinceridad de encontrar el conocimiento de nosotros mismos tiene un gran beneficio como experiencia trascendental.

Como lugar de iniciación, la cueva está ligada al corazón espiritual. Profetas, santos y visionarios se han resguardado en una cueva esperando recibir revelaciones o el estado de iluminación.

Soñar que uno se adentra en una cueva representa un cambio de estado y la victoria sobre el peligro.

Vivimos en el mundo dual de la manifestación. El simbolismo habla de que lo terrestre es sólo un reflejo de lo celestial. Lo superior contiene el significado de lo inferior. Comprender el simbolismo nos aleja de las supersticiones. Aceptar y agradecer la vida, adentrarnos en ella con valentía y curiosidad sana, nos ayuda a avanzar con confianza; sintiéndonos plenos.

¿Cómo llenarnos de energía vital?

energíaSomos energía y nos podemos recargar de energía de siete diferentes maneras.

En primer lugar, sería beneficioso aprender cómo actúan los chakras (Centros energéticos) y la influencia que ejercen en el plano físico y también en nuestro cuerpo mental/emocional, etérico y astral. Todo ello para empezar a entender que los diferentes niveles de conciencia son, la fuerza de la vida vibrando en diferentes frecuencias… y darnos cuenta de que los desequilibrios emocionales pueden manifestarse en el cuerpo físico como una enfermedad o que, simplemente, la desarmonía ( exceso / déficit) de las diferentes energías nos llevan a un conflicto con nosotros mismos, a sentir ansiedad o desdicha sin causa aparente.
Entendamos pues un poquito más sobre nosotros:

La primera forma para recargarnos de energía es a través de la respiración. La inmensa mayoría de las personas respiran automáticamente, sin prestar atención. Pero ésta es la función más importante del ser humano ya que, además de oxígeno y otros componentes, absorbemos “prana” o energía vital refinada.

Vamos a re-educar nuestra forma de respirar; haciéndola consciente y rítmica. Respirando desde el abdomen. Concientemente absorber prana, sentir cómo se expande en nuestro interior y devolver al universo (en la exhalación) la que no necesitamos. Es como una meditación activa, en contacto con la energía universal.
Tres respiraciones conscientes al despertar y al ir a dormir van a empezar a armonizar nuestros chakras.

La segunda, es la energía que nos llega a través de la alimentación. “Somos lo que comemos” es un dicho conocido en todo el mundo. Cuidar nuestra alimentación es respetar y amar nuestro cuerpo físico de manera consciente.
Consumir alimentos frescos e integrales a ser posible, beber agua, tés o tisanas. Y si somos lo que comemos, nos cuidaremos de no ingerir alcohol, químicos ni drogas de ningún tipo. Bendecir la comida es también una costumbre recomendable pues energetiza el alimento antes de ingerirlo.

La tercera es la energía Telúrica-Cósmica. La tierra, como ser vivo, emite una energía proveniente de sus capas magnéticas subterráneas. De manera natural se absorbería por los pies, pero hoy en día esto se hace casi imposible debido al calzado.
Caminar descalzos por la hierba, la tierra y piedras o la arena de la playa nos permite descargar las energías negativas y absorber las positivas.

La cuarta es la energía Astral-Espiritual. Estas energías residen en la cuarta dimensión y depende de nuestra actividad astral y de nuestra conexión con el mundo imaginal a través de los sueños.
Crea el hábito de “desconectar” antes de dormir; haz respiraciones conscientes, relájate y programa los sueños. El subconsciente actúa recibiendo órdenes.

La quinta es la energía Mental-Psíquica. La mente o la diriges tú o ella te gobierna de manera dictatorial. Este tipo de energía es ilimitada y de un poder que la persona común ni siquiera puede imaginar su alcance. Depende de la calidad de pensamientos y del desarrollo de las capacidades innatas de la mente y la intuición.
La práctica de la meditación, concentración y otras disciplinas espirituales ayudan a elevar el nivel de esta energía.

La sexta es la energía Vital. La energía de la vida constituye la fuerza con la que actuamos en este mundo. El centro se encuentra en nuestro ombligo y dos dedos por debajo de él. A través del cordón umbilical es de donde recibimos nuestro primer alimento. Toma el hábito de respirar por el abdomen; te relajará, te centrará.
El agua revitaliza e intensifica la energía vital. El agua purifica y fortalece.

La séptima es la energía sexual. Es una de las energías más potentes del ser humano. Reside en la base de la columna vertebral, en el chakra raíz (Muladhara). Se la identifica con una serpiente: la línea de fuerza kundalini. La energía de la creatividad.
El despertar de esta energía hace que se activen poderosamente todos los demás chakras.

Pensar y actuar

hombre y caballo“Pensar en cambiar no es cambiar es PENSAR”

Todo plan de acción comienza por una idea. Puede quedarse en el aire como fantasía. Puede que seamos muy buenos “ideando” y solo se quede en eso. Puede que los miedos y la inseguridad nos impidan llevarlos a la práctica. O puede que nos pongamos a actuar, manteniéndonos enfocados en el plan hasta que se materializa.

El enfoque es la clave para centrar la atención en lo que queremos conseguir. Tiene que haber una meta. Tienes que creer en tí y volcarte en ello al completo. Hasta el final, dando lo mejor de tí, entonces no importará el resultado; has disfrutado realizándolo.

Pero es necesario primero elaborar un mapa que refleje los siguientes datos:

1) ¿Qué es exacta y concretamente  lo que quiero? Definirlo con todo detalle ayudará a poner Luz en lo más profundo de nuestro ser. ¿Se trata de algo en el ámbito profesional, personal, vocacional, …?

2) Conecta con esa emoción y deseo. Visualizala, dale forma.

3) Escribe, en presente, con lenguaje positivo que refuerce el enfoque, tu deseo. (Leelo varias veces al día)

4) Escribe el plan de acción; qué apoyos necesitas, de qué nuevas  actitudes  necesitas, qué formación o preparación requieres, qué prioridades surgen, cómo lo vas a afrontar…

5) Crea pequeños logros en el camino para lograr tu objetivo; a corto y mediano plazo.

6) Comparte tus sueños con gente que te apoye y anime a conseguirlos. Únete a los que tienen intereses parecidos para trabajar y valoraros mutuamente. Acepta los buenos consejos que te ayuden a impulsar tus objetivos.

7) Celebra los pequeños logros para que te mantengan motivado. Y agradecelos por muy pequeños que parezcan.

El subconsciente en desacuerdo con el yo

meditacion amarillaEl subconsciente, a través de los sueños, nos puede avisar de que no estamos ocupando nuestro sitio… sueños aparentemente absurdos y sin significado pero que esconden mensajes y avisos “estás fuera de tu sitio” … y de ahí nuestros sentimientos de sentirnos perdidos, confundidos, bloqueados, maniatados … disconformes con nosotros mismos y con nuestra vida.

Ir al subconsciente, donde está toda la memoria e información de nosotros mismos, es fácil y existen técnicas que ayudan a enfrentarnos con nosotros mismos y nuestra realidad. Por ejemplo, en la terapia regresiva del Dr. Brian Weiss utiliza esta fórmula para desvelar patrones repetitivos en nosotros que nos limitan. Y lo más curioso es que, una vez uno los enfrenta, se desvanecen.

La Luz anula la oscuridad. Y por norma general el ser humano se aferra a patrones y creencias desde su ceguera sobre sí mismo. Su ceguera y su sordera. Pues nos resistimos también a escuchar… “eso ya lo sé“, decimos … pero no lo aplicamos, no lo asimilamos para beneficio de la transformación que debemos lograr en lo que debería ser nuestro camino evolutivo.

Para algunos ya se ha hecho la Luz, se han descorrido los velos que le impedían ver con claridad. Son los que han despertado su Conciencia y están ayudando a los demás, animándoles a tener la esperanza y confianza de que un mundo mejor es posible y que depende de cada uno de nosotros. De nuestra evolución como seres Humanos y Divinos que somos.