La Conciencia

En la medida en que nuestra Conciencia se va expandiendo y va llenando de Luz nuestros diferentes cuerpos; físico, mental, emocional y espiritual, poco a poco podemos ir dándonos una explicación de los cambios que vamos sintiendo en todos los niveles de nuestro Ser, sorprendidos de que éstas no vienen de la mente.

Se produce una “aspiración” que surge del Alma con la intención de unir mente y corazón. Esta aspiración atrae el Aliento divino que penetra y abre el canal de la Intuición, el que se refiere al sexto sentido.

Y en este proceso gradual de cambio, en el que nos vamos haciendo más conscientes de nosotros mismos, siendo Observadores de nuestros actos y haciéndonos responsables de nuestra conducta, de nuestra salud y bienestar, es como iremos avanzando sin esfuerzo, haciéndonos más prudentes, más comedidos, pacientes, sinceros, íntegros … todo ello dentro de un sentimiento de estar FLUYENDO.

Estos valores que se van afirmando en nosotros, se precisan para poder mantenernos en la cordura y en la introspección de estar por momentos en silencio y solos, cuando “antes” sentíamos apegos y necesitábamos de los demás y hasta del ruido y ajetreo del mundo exterior.

Cuanta más Luz entra en la Conciencia, ella te va a ir permitiendo VER la Realidad. Al principio se forma un nudo en la garganta y en el corazón; VER más allá del mundo ilusorio en el que vivimos, necesita de temple, coraje, anhelo de convertirte en un ser humano completo y confianza absoluta.

Así que esto del Saber es todo un proceso ascendente que requiere también de ecuanimidad pero sobre todo no debe haber ningún interés personal. Al conectar con el Alma se va a ir desarrollando el Amor Incondicional que es la Energía Suprema del Creador de los mundos y de todos los seres.

¿Quieres comenzar a desarrollar tu Conciencia? Sé Observador del personaje que te viste. Toma el hábito de vivir en el presente, de forma consciente, en cada cosa que hagas; cómo sientes, qué deseas, qué te perturba … qué no quieres más en tu vida, cómo quieres vivir este año que comienza… sin excusas, sin justificaciones, sincérate contigo mismo.

Anuncios

El sentido que inspira

luz azul1¡Cuántas veces hemos escuchado una voz interior  y no le hemos hecho caso! … nuestra impaciencia, impulsividad, resistencia y rebeldía del ego, nos ha llevado a no escuchar esa voz interior –la intuición– que nos advertía de un peligro o nos animaba a hacer algo … pero nuestra desconfianza nos hizo desoír esa sabia inspiración y nos tocó sufrir.

Seamos consciente de ello o no, el subconsciente siempre está dispuesto a ayudarnos y servirnos. Sólo hace falta detener todo el parloteo de la mente y escucharle.

El sexto sentido es inspirador. Es el “Espíritu-divino-que-hay-en-ti”.

Este es  un buen momento para hacer cambios en nosotros.

El 25 de diciembre habrá LUNA LLENA. Comienza un nuevo Ciclo.
Es el momento ideal para atraer las influencias cósmicas beneficiosas para reconstruir tu destino.
Es el momento excelente para innovar, crear, emprender y actuar con fuerza renovada.
Permite que las poderosas energías cósmicas purifiquen y reactiven tu ser.
Ve hacia tu interior, al centro de tu corazón espiritual, para la afirmación de tu naturaleza, de tu nobleza y del reconocimiento de tus talentos.

Renueva el compromiso contigo mismo de ser feliz.
Que todo lo que decidas emprender, sea beneficioso y se cumpla.
Que esta nueva vitalidad te de fuerza para impulsar tu potencialidad y tu capacidad para evolucionar.

El día 25, con la luna llena, siéntate tranquilamente y en silencio, respira suave y lentamente. Deja que tus pensamientos se vayan aquietando y clarificando, creando un estado de calma y bienestar.

 Formula a media voz tus deseos a corto, mediano y largo plazo. Desde tu corazón pide a tu Espíritu divino que siempre te acompañe, te guíe y te ayude a transformar lo negativo en positivo.

Tómate el tiempo necesario y que tu petición salga sinceramente del corazón profundo para que todos los obstáculos que están impidiendo tu avance se desintegren. Así es como se despertarán las fuerzas invisibles de éxito y armonía.

Que así sea. Y así es.

Feliz año 2016.

Los 5 sentidos y el sexto.

ser y auraLas situaciones y las circunstancias afectan a nuestros sentidos… ¡cuántas veces no queremos ver u oír! ¡cuántas veces cerramos nuestra garganta y no dejamos paso a la voz para expresarnos!
Poseemos cinco sentidos  que precisamos para  relacionarnos con  el exterior. Según la claridad de los mismos nuestra captación a través de ellos estará o no distorsionada.  Estos sentidos nos llevan a conectar con  nuestra facultad interior de amplificar de manera ilimitada todo nuestro potencial humano.
:La vista –visión interior. Visualizar otros planos de nuestro ser.
El oído – audición interior. Escuchar la voz interior de nuestro Yo Superior.
El olfato – percibir  el aroma y fragancia de algo que está en otra dimensión.
El tacto – sentir  la energía, percibir el mundo invisible.
El gusto – paladear el sabor de algo que nos transporta en el tiempo…
Los sentidos INTERNOS nos ayudan a trascender el plano lineal de nuestra vida exterior y física. Cuando desplegamos y comenzamos a usar estos sentidos, nos dan el Poder de desarrollar todas nuestras capacidades; la intuición, la percepción extrasensorial, la clarividencia, la telepatía, la comprensión multidimensional, viajar desde el cuerpo astral…
Existe un SEXTO SENTIDO del que no hacemos uso y es la Intuición.
El sexto sentido es el desarrollo máximo de los otros cinco. Se trata de ESCUCHAR la voz interior de la Conciencia. VER desde una visión profunda e ilimitada. PALPAR con una percepción muy amplificada energías sutiles. GUSTAR hasta la embriaguez del eter que existe en la Naturaleza. OLER desde los aromas más exquisitos hasta “el miedo” que nos previene de los peligros.

Ciegos y sordos

hombre meditando grisesEn algún momento de la vida,  nos sentimos faltos de guía y nos desesperamos, cuando en realidad en nuestro interior tenemos todas las claves y códigos esenciales que nos revelarían los secretos de la existencia y el mapa con la comprensión de nosotros mismos.

El primer error que cometemos y que nos hace ciegos y sordos, es el de la soberbia; creer que ya lo sabemos todo. El segundo error sería  ir afuera a buscar  información cuando de lo que se trata es de ir DENTRO a EXPERIMENTAR lo que ya hay: nuestro SER.

Para el primer error,  no estando todavía capacitados para ver, ya se encarga la vida misma de que nos hagamos conscientes de nuestra ignorancia. Cuanto más nos resistamos a doblegar nuestro ego más pruebas se nos pondrán delante, hasta que dejemos de preguntarnos “por qué todas las desgracias vienen a mi” y nos cuestionemos “qué estoy haciendo mal”.

Y para el segundo desacierto, no importa, ya nos daremos cuenta y volveremos al comienzo, preguntándonos “dónde está el fallo”.

Estamos en continuo movimiento y debemos ser lo suficiente flexibles como para que no nos cueste rectificar continuamente si fuese necesario. “Rectificar es de sabios”.

Ser Observadores de nosotros mismos y estar abiertos  a todas las posibilidades que el Universo nos envía. Estar atentos a todas las oportunidades que nuestro Yo Superior nos pone delante para que tengamos un “futuro” mejor.

Todas esas aperturas y ayudas están ahí para nosotros en forma de señales y guía que tenemos que aprender a VER y ESCUCHAR desde nuestro SEXTO SENTIDO; la intuición. Esas ayudas y guía, si somos agradecidos y estamos atentos, seremos capaces de beneficiarnos de ellas para seguir avanzando en nuestra evolución.

 

 

¿Qué es Reiki y qué hace?

reiki luzREIKI es la vía para recuperar el poder interior y eso significa ser realmente el dueño de tu destino. No dejar nada al azar ni dejar que nos sorprendan desgracias imprevistas.

REIKI activa la Presencia del Alma (Yo Soy) y el Plan Divino. Es decir, conectar con el verbo “Yo Soy” es conectar con el Alma y si se respira con él desde el chakra del corazón, creando un ritmo, estamos activando el sexto sentido.

REIKI te une a la Esencia de tu Ser y al Saber que hay en tí. Conocernos a nosotros mismos, atendiendo con responsabilidad la salud de nuestro cuerpo físico, ocupándonos de nuestro cuerpo mental y emocional viviendo con desapego y paz interior, y atendiendo igualmente nuestro cuerpo espiritual, es entonces cuando descubrimos la Fuente de la Sabiduría y Verdad dentro de nosotros.

REIKI nos ayuda a sincronizarnos con las energías cósmicas actuales como fuerzas transformadoras de Amor para nuestra evolución.

REIKI nos lleva a la comprensión de que la única forma de sanación es desde la Conciencia y la actitud correcta de la propia persona, teniendo que trabajarse primeramente las resistencias y limpiar todos los traumas emocionales y miedos.

 El REIKI nos abre la puerta para que nos acerquemos a nosotros mismos y podamos escuchar con nuestras manos a nuestros centros energéticos (los chakras). Para que entendamos de forma vivencial que los chakras son puertas interdimensionales de nuestro microcosmos. Y sentir cómo los chakras captan la energía cósmica y activan nuestros pranas, equilibrándolos.

REIKI brinda una forma de sanación holística ya que trata al ser vivo (humanos, animales, plantas…) como un todo y lo armoniza en todos sus planos, aumentando su capacidad vibracional.

Cada uno es responsable de su vida, el maestro sólo canaliza y activa la capacidad de sanar del paciente, pero no interfiere en su voluntad.

REIKI es un sistema de realización de uno mismo por el Poder del Amor Puro. Es una vía para conectarse con la Fuente de la Energía Primordial.

Es necesario un salto de percepción

geometria sagrada mujerTenemos la capacidad de, a la energía vital que nos da vida, regenerarla, fortalecerla, multiplicarla y, hasta transformarla en una energía superior: energía espiritual.

Cuando esta energía refinada comienza su ascenso por los chakras; desde la raíz hasta la coronilla, se produce el despertar de la Conciencia y su expansión.

La LUZ que crea esta energía superior se asimila y se integra en todos los cuerpos: físico, mental/emocional, espiritual y etereo. Esto significa que comenzamos a actuar poco a poco desde la Intuición y desde el centro de la Unicidad (sin sentirnos separados del Todo). Nuestra percepción y comprensión del mundo y de nosotros mismos cambia y se amplía.

Esta amplificación de nuestros sentidos, acelera nuestra vibración y por lo tanto, nuestra CAPACIDAD DE SENTIR… esta mayor percepción nos lleva a comenzar a actuar desde el SEXTO SENTIDO.

El movimiento ascendente de nuestra energía vital que voluntariamente transformamos, purificándola, a través de una mejor alimentación, meditación y otras prácticas espirituales, son parte del proceso de ascensión o evolución.

Entonces comenzamos a ver el sentido de la vida. Ya no ponemos más resistencias y tenemos la certeza de que formamos parte de un Todo. Es así como la energía de Gratitud nos envuelve y nos fortalece.

Al traspasar este plano tridimensional y sentir el estado vibracional del Amor Puro, ya nada ni nadie limitarán tu voluntad y tu capacidad de sentir. Ya no querrás volver atrás y procurarás mantenerte en tu centro, donde se encuentra la paz interior y la fuente de la Verdad.

Como dice Tony Parsons: “Todo lo que se necesita es un salto en la percepción, ya inherente, pero no reconocida”