Estados y dimensiones del Ser

mujer angelEn nosotros están los asuntos externos-terrenales, los asuntos mundanos y materiales. Está el conocimiento y saber de la mente e inclusive la felicidad y el éxito que pertenecen a esa parte externa nuestra que es efímera y lineal.

Pero, en nosotros humanos, también están los asuntos internos, los propósitos que pertenecen al espíritu y al alma -al corazón-. Está el conocimiento que se transforma en  Sabiduría, por estar más allá de la mente. Están todos los valores que, al integrarse en nuestra alma, se vuelven Conciencia y despierta nuestra multidimensionalidad, como seres de Luz que somos.

Todo ello, de forma ascendente y evolutiva se mueve en nosotros, desde diferentes planos y dimensiones, aunque no seamos conscientes de ello.

Todo lo que conforma nuestro cuerpo físico y nuestro cuerpo mental-emocional está entrelazado -interconectado- con nuestro cuerpo espiritual y cuerpo astral que se desarrollan en otros planos de nuestro ser.

La grandiosidad y  perennidad de los estados de  Libertad,  Felicidad y  Paz,  se encuentran en la interioridad e infinitud de nuestro Ser.

El corazón emocional y el corazón espiritual

montaña arunachala 2El corazón emocional está en el chakra del plexo solar; todos los sentimientos  quedan impresos en forma de emociones y  se concentran en este centro energético. Si no sabemos sanarlas, transformarlas y asimilarlas, entonces crean tensión y dolor, bloqueándolo.

El corazón espiritual – principio generador y esencial- se ubica en el chakra del corazón, donde se concentra el Alma y desde ahí expande la Luz de la Conciencia.

Mi problema es que el corazón se me encoge. Se retrae cuando se asusta o se siente confundido y se queda así, quieto, un buen rato.

Se contrae, oprimido, porque le impone demasiado la vida; la violencia  que hay en ella.

Mi problema es que mi corazón palpita sin cordura ante la incoherencia.

O palpita con ímpetu de alegría y de amor porque le desborda y maravilla la Belleza.

Mi corazón hace su trabajo pero no es perfecto. Me hace ir con la mirada a captar el sentir de las montañas, por muy apartadas que puedan estar y su tono sólo sea como una acuarela azulada en la lejanía… mi corazón me hace percibir el palpitar de las montañas, no sé por qué, eso calma a mi corazón.

Sintonizar  ambos -corazón emocional y espiritual-  nos lleva a trascender lo corpóreo para poder alimentarnos de nuestra condición como seres de luz.

Construyéndonos día a día

ser y universoNuestro ser abarca el cuerpo físico, la mente, el alma y el espíritu.

Como somos lo que comemos, a través de una buena alimentación, cuidamos nuestro cuerpo físico.

A través de una vida emocional equilibrada y armónica,  cuidamos nuestra mente.

A través de la toma de Conciencia de quién somos  conectamos con nuestra alma y le damos un sentido a nuestra vida.

Ampliando nuestro potencial humano y divino, descubrimos  nuestro espíritu y nos volvemos seres de Luz.

Así es como llegamos a construir la verdadera libertad y felicidad en nosotros mismos y en nuestro alrededor.

Los miedos y la terapia regresiva

hombre despertar espiritualUn muchacho de 26 años, estudiante de filosofía, viene preguntando por su pasado. Su aspecto es desvalido, lleva un atuendo descuidado “hipi” y  con pelo largo. Me dice que quiere saber por qué siente tanta rabia y pena a la vez, que su impotencia le hace hasta llorar y se queda bloqueado en situaciones en las que debería actuar.

Hacemos terapia regresiva y sale de manifiesto su naturaleza compasiva y sus deseos de ayudar a los demás. En otra vida se enrroló como voluntario en una guerra sin fin, fue herido en una pierna que le mantuvo en las trincheras sin posibilidad de moverse mucho tiempo. Sus ideales se transformaron en una gran rabia y pena de sí mismo.

Le conduzco hacia la muerte en esa vida donde seres de luz le van a buscar y le llevan a un lugar donde hay un círculo. Le hago entrar en él y le digo llame desde el corazón a su animal de poder para que le ayude a sanar su corazón que todavía se siente aprisionado por la rabia. Entra en su círculo un águila real.   Continuamos desde ahí haciendo un trabajo de purificación emocional en donde el águila hace de guía y le hace recuperar su poder y confianza en sí mismo. Cuando terminamos su aspecto es otro. Ha recobrado la dignidad y la conexión con su ser esencial.

El miedo al fracaso. El miedo a ser rechazado. El miedo a no estar a la altura de las circunstancias. El miedo a hacer el ridículo, a no ser aceptado, a no ser merecedor, al abandono, a ser humillado … todas estas energías limitadoras se adueñan de la mente de tal manera y con tal poder que la persona es incapaz por si sola de desprenderse de ellas.

Los miedos van poco a poco debilitando la capacidad de pensar. Se extienden y van anulando la personalidad; te convierten en un ser inseguro y dependiente… Todo ello formando una red alrededor  que se va estrechando..suena muy trágico pero es que si no se detiene y corrige, la persona se va limitando más y más a sí misma, perdiendo la capacidad de autosanación.

Reactivar y expresar la energía vital

chakras2Partiendo de la base de que somos energía,  si  dedicamos unos minutos cada día a ir hacia nuestro interior y percibirla, tendremos una mayor comprensión de nosotros mismos en todos los sentidos y niveles.

Nos encontraremos primeramente con todo lo que reprimimos y nos causa tensión que luego se transforma en malestar y dolor. Expresar las energías, entendiendo que todo pensamiento,  sentimiento y emoción son ENERGÍAS, nos ayudará a deshacernos de todas esas tensiones negativas, evitando se formen bloqueos en nuestros centros energéticos.

La cuestión está en que nos comportamos como si no fuesemos los dueños y responsables de nuestro cuerpo físico, de nuestra mente y de nuestras emociones. Y cada uno de ellos acampa caóticamente a sus anchas, envolviéndonos en el conflicto y el sufrimiento invariablemente. No hay conexión ni coordinación entre ellos.

¿Cómo dinamizar y estabilizar mi energía interior? 

Expreso quien Yo Soy tomando conciencia de mí mismo. Me observo. Respiro conscientemente para centrar las energías dispersas y me concentro en el momento real del Aquí y Ahora. Respiro suave y profundamente para hacerme consciente y controlar mi mente. Sólo existe este momento.

Observo mis pensamientos y cada vez que tengo un pensamiento negativo lo transformo inmediatamente en positivo. Respiro conscientemente para cambiar mi mente  automatizada en una mente despierta y centrada en el momento. Estoy viva/o.

Las energías no se acrecientan guardándolas indefinidamente; las energías se multiplican utilizándolas, dándolas. Por ello, el amor como energía pura, no crece guardándolo, sino expresándolo. La inteligencia no se desarrolla guardándola sino ejercitándola. Así sucede con todas las energías, igualmente las negativas, expresando miedo lo estamos alimentando. La queja pone en marcha todas esas energías negativas que estamos despertando y moviendo trayendo más de lo mismo.

La Fuente Infinita de la Energía Universal del Amor Incondicional está ahí a nuestra disposición. La cuestión está en tomar conciencia del caudal que poseemos para atraer hacia nosotros esa Energía. Esto es lo que se llama Ley de Atracción.

REIKI es una disciplina milenaria que nos lleva de manera muy sencilla y gradual a tomar conciencia de nuestro ser y conectar con las diferentes energías: la energía vital que poseemos y tenemos la capacidad de refinar y la Energía Universal del Amor Puro de la que somos parte, como seres de Luz eternos que somos.

 

Los guías espirituales

energia de luzMuchas personas se blindan mentalmente contra  todo lo que no sea material y concreto. Sus corazones bajo siete llaves. Pero estos son tiempos para reblandecer toda resistencia a conectar con nuestra alma y la divinidad.

Dejemos que nuestros sentidos se lancen a percibir, escuchar y conectar con nuestro corazón espiritual y así acceder a otras dimensiones de nuestro ser…

El plano material en el que nos desenvolvemos físicamente, es un desierto demasiado árido y cruel, por qué no permitirnos recibir las bondades que están ahí para nosotros, esperándonos contactemos con ellas, para adentrarnos más allá del plano inferior y físico.

Existen universos sin límite de  Luz. Si desarrollamos la Intuición, enfocándonos en el Centro del Tercer Ojo, podríamos sumergirnos en la belleza eterna de nuestro universo interior y constatar entonces que existe un Más Allá al que pertenecemos.

Conectar con la Conciencia en nosotros y expandirla hasta sentir que está unida y es parte de la Conciencia Suprema, que llamamos Dios Absoluto. y llegar a la certeza de que tú eres esa Conciencia,  esa divinidad y esa Luz sin límites…

¿Por qué no abrirte a hacer ese  viaje a tú  corazón que es el corazón del cosmos mismo? Allí te está esperando tu guía espiritual, tu ángel guardián, tu maestro… que se manifestarán cuando tú les llames…  Los seres de Luz son energía pura de Amor. Vivimos dentro de un proceso de ascensión y superación como seres humanos. Somos seres en evolución hacia la Luz. Y el libre albedrío es que somos guíados hacia esa Luz en la medida que nosotros  deseemos que así sea.

 

Lo mejor en nosotros

Para descubrir lo mejor de nosotros y en nosotros tenemos que hacer un viaje hacia el interior de nuestra mente y  adentrarnos  en nuestro corazón y nuestra alma. El objetivo es hallar a nuestro Ser;  quien somos.

No es fácil pero no imposible. Se requiere disciplina y un gran anhelo. Al comienzo de este viaje, el protagonista es el “yo”, con su mochila bien repleta de ego (mi, mío, yo)… para ir poco a poco, deshaciéndose de toda esa carga -la importancia y sufrimiento del personaje. El primer requisito es que el Ego debe volverse transparente, vacío.

Más tarde, desde la ligereza y la confianza, la Conciencia va tomando protagonismo y su Luz   nos guiará hacia otros planos fuera del tiempo-espacio donde está nuestro Yo Superior.

Finalmente, cuando consigue uno llegar al templo del Corazón, la persona se da cuenta de que durante la travesía ha sufrido una increible transformación; las resistencias del ego han desaparecido. Las energías densas han perdido fuerza y las energías sutiles del cosmos están ocupando todo espacio vacío para restructurar la mente y sanar el corazón; al Realidad es otra.

¿Qué sentido tiene hacer ese esfuerzo de seguir una disciplina o práctica espiritual?

Podemos vivir en la periferia de nosotros mismos, utilizando el mínimo de la energía vital con la que nacimos -limitados en nuestro cuerpo físico y sin descubrir su inmensa capacidad y potencialidad- y pasar por la vida sin pena ni gloria, volcados en el mundo externo y material.

Pero también podemos adentrarnos, como digo al principio, en nosotros mismos y experimentar las leyes sagradas del alma… y comenzar a maravillarnos… de que somos seres de luz  multidimensionales.