Quietud y serenidad

Dicen que si te sientes solo es porque no estás contigo.

Que el amor que se exige o reclama no tiene mucho valor.

Que tener Conciencia es recordar quien eres, aceptándote.

Que lo que escondo dentro mio como malo es una parte reprimida de mi persona que debo asumir.

Dicen que la vida se sufre desde la inconsciencia hasta que decides no sufrir más y cambias de actitud.

… si este fuera el último día de tu vida, ¿querrías hacer lo que estás haciendo? …

Mira con atención el Sol naciente, luego cierra los ojos y siéntelo dentro de ti, agradece la bendición que te brinda.

Anuncios

Cuando la conciencia se hace Luz

meditacion circulo preciosoQue tu mente y tu corazón se vacíen y formen un espacio amplio, transparente, diáfano … sin expectativas ni deseos.

Que tu mente y corazón, unidos, se conviertan en una plataforma luminosa,  casi infinita, para recibir el Silencio, la dicha de Ser y la Serenidad.

Que tu mente y corazón, por su propia liviandad, se eleven a otras dimensiones  …

Entonces se producirá el desprendimiento y   entrega de todo lo denso .

Nueva etapa realmente. Un paso más hacia la confianza absoluta al misterio de la vida en uno mismo. Y podríamos llamarlo humildad, al reconocer nuestra ignorancia sobre los estados superiores, a los que ya no vamos a poner resistencia.

Hacemos camino al andar, como dijo el poeta. Lo que veo en este momento; la dimensión y perspectiva de la vida, es nueva. El estado de inocencia reaparece. No surge algo pensado o ideado sino que se da por sí mismo; surge ante la mirada de sorpresa.

Es la evidencia de lo que ES, que está “fuera” de la mente. Lo que se hace innegable  lo manifiesta la Conciencia al expandirse. Son los velos de la ignorancia que se descorren, para asombro y maravilla de nuestra inteligencia.

 

Meditación dinámica

mujerLuz.Keshavanandacuando tengo la mente en quietud mi estado es sereno  y de no-acción:

… no tengo ninguna duda.

… observo las cosas y escucho a las personas sin necesidad de responder o reaccionar.

… siento paz y amor dentro de mí y sin esfuerzo ni propósito alguno es eso lo que transmito.

… las palabras resultan innecesarias. El deseo de compartir esta alegría no se puede hacer a través de la palabra pues ella viene de la mente que limita y yo estoy ahora en el corazón.

… percibir e irradiar la energía superior -desde esa perfecta conexión con la Conciencia Suprema- en un estado de meditación dinámica y nada más …

Como quien planea dar un banquete a las personas que más quiere y se encarga de que no falte detalle; dedica todo un tiempo primero en planear y luego hacer todos los preparativos de manera muy consciente de cómo quiere alegrar y hacer feliz  a su gente. De igual manera, el buscador espiritual, en su anhelo por conectar con su ser esencial  y celebrar ese reencuentro, se prepara con sus mejores galas. No importa cuánto tiempo le va a llevar prepararse y conseguirlo. A medida que se va acercando el momento ya comienza a percibir la fragancia embriagadora y las luces que le animan a unirse y fundirse en ellas… Para entonces ya sabe que el ego debe quedar atrás, que la invitación es sólo para su Alma.

La Verdad en nosotros

ser esfera y rayos… Somos energía y en la medida en que purificamos la energía en nosotros,  ésta va perdiendo en densidad.  Los canales por donde fluye este prana se abren y la comprensión de las cosas llega directamente a nuestro corazón. Esa vivencia, que se va haciendo cada vez más estable y fluida, es lo que nos da seguridad, serenidad y paz interior; desde la aceptación.

Primero somos inconscientes de quiénes somos, después, al sentir el vacío dentro de nosotros,  nos convertimos en buscadores de la verdad,  para  después de un largo recorrido,  volver al punto de partida y reconocer en nuestro interior de que, la Fuente de la Verdad, está dentro de nosotros.

Escribió Krishnamurti: La verdad no es “lo que es” pero la comprensión de “lo que es” abre la puerta a la Verdad”.

El gran Maestro yogui Swami Purohit explica en sus charlas que el propósito del despertar de la Conciencia es desarrollarla y conseguir que ésta no se altere -pase lo que pase,  esté uno de acuerdo con ello o no-. Para restablecer la armonía, debe haber una práctica espiritual que te lleve a tener una mente centrada, bien a través de la meditación, el rezo y/o entregarte con entusiasmo a realizar  tu trabajo, desde el corazón.

“Sé consciente de cuál es tu estado mental. Para  la meditación es necesario tener una mente centrada.”  (Swami Purohit)

 

 

 

Quietud Mental

  HACER desde la mente supone esfuerzo. Inclusive las personas bondadosas y serviciales que ayudan a los demás, si lo hacen  desde la mente, se debilitan energéticamente… de forma inconsciente se sienten obligadas y se imponen una conducta amable más allá de sus “posibilidades o deseos” reales.

Por el contrario, dejar la mente a un lado  es fluir con las energías amorosas del corazón.

Conseguir la quietud mental te lleva por inercia a  entregarte desinteresadamente al verdadero Amor porque ya no existe ninguna fuerza externa que te incite a hacer… que te empuje a reaccionar, que te haga sentir obligado a ejercer cualquier patrón establecido…

Todo lo que suponga un sobre-esfuerzo se está haciendo desde la mente… por eso nos cuesta tanto meditar a los occidentales… desde la mente queremos acallar la mente, desde la mente queremos romper patrones y hábitos creados por la mente… desde la mente pretendemos que nuestro corazón se sienta en paz, perdone, sane sus heridas… desde la mente…

El Dar desde el corazón,  hace que te vuelva multiplicado esa poderosa energía vital superior que nos hace sentir bien con nosotros mismos. Entonces todo se hace fácil y el estado de serenidad y alegría se irradia al exterior; esta es la quietud mental… al despejarte de lo inútil, al liberar la mente de miedos, tensiones, preocupaciones… esa liberación de todo lo irreal e ilusorio por tí mismo creado, te lleva a la quietud pacífica y amorosa de tí mismo.

Cuando el pulso del corazón late sincronizado con el pulso del Universo, conseguimos la quietud mental.
Siempre que puedas ve donde la Naturaleza y siéntela, sintoniza con ella, eso te ayudará en principio.
Siéntete parte del Todo y déjate fluir.