Borremos la palabra CASTIGO

Se supone que el castigo serviría para escarmentar y corregir con rigor el mal comportamiento. Inclusive el auto-castigo que nos infligimos es debido a que, en algunos aspectos, tenemos una mala opinión de nosotros mismos y creemos que nos lo merecemos.

Vamos a borrar esa palabra de nuestra mente porque el castigo, está ya comprobado, no sirve nada más que para crear odio, rebeldía, sufrimiento, …

Por el contrario, vamos a sustituirlo por pensamientos de OPORTUNIDAD para el APRENDIZAJE.

Así que por un lado, cuando alguien nos hace algo malo y deseamos castigarle con nuestra indiferencia o nuestro odio y venganza. En su lugar, vamos a observar todo el asunto de la forma más imparcial que podamos y vamos a preguntarnos: ¿QUÉ APRENDIZAJE HAY PARA MI EN ESTE ASUNTO?

Y vamos a envolver a esa persona y la cuestión en una aureola rosada de amor incondicional para que la compasión desborde en nuestro corazón y ahogue cualquier otro sentimiento.

Comencemos a hacer limpieza emocional en nuestro entorno familiar.

Si no creemos en las casualidades, todo lo que nos ocurre tiene una razón de ser. Si es algo bueno, enseguida lo atribuimos a que es la recompensa porque estamos haciendo las cosas muy bien. Y si es algo que nos contraría y nos hace sufrir, pensamos que se trata de un castigo que no merecemos…

Todo es más sencillo y tiene un beneficio si nuestra actitud, no es la de buscar un culpable para castigarlo sino buscar dentro de nosotros QUÉ APRENDIZAJE HAY PARA MI EN ESTE ASUNTO…

Comenzaremos a sentirnos mucho mejor con nosotros mismos. Ganaremos en paz interior.

Deseos y anhelos

arbol de oroYo quise vivir la vida como si de una gran aventura se tratase y me dejé la piel en conseguirlo.

Luego aprendí que mi equivocación fue el no haberle dado el enfoque correcto -que por su sutileza no había captado- y es que el deseo lleva consigo la decepción.

El deseo siempre es por algo externo y todo lo externo es efímero y todo lo efímero… termina … es ilusión.

Sin embargo, ahora descubro el anhelo y su profundo significado. El anhelo nace en el espíritu y una vez aparece queda prendido como una llama sagrada. El anhelo siempre es por algo sublime, vivaz y perenne.

Cuál es mi anhelo ahora que se han esfumado los deseos…

El anhelo va más allá del sentimiento individual… si habla de amor está nombrando el Amor. El espíritu, cuando roza el anhelo, crea un estado de armonía y compasión que envuelve todo y a todos.

El anhelo es aspiración e inspiración profunda en el Bien común.

 

El poder de la invocación

manos abiertas al solQue haya armonía entre pensamiento y sentimiento.

Que  haya sintonía entre las emociones y la mente.

Que haya entendimiento entre el corazón y el pensar.

Que haya sincronicidad entre la individualidad y el Todo,

entre el deseo y el propósito,

en el eterno Presente creado de Amor Incondicional.

 

Desde mi ser, saludo a los ángeles guardianes, a los seres de luz y a los maestros ascendidos para que me guíen en mi auto-sanación y evolución.

Desde el poder de mi espíritu, decido aplicar el Amor Incondicional en cada acción de mi vida, para mi bien y el Bien común.

Gracias. Gracias. Gracias.

 

 

 

 

Estaba pensando …

yo fran 5Estaba pensando que cuando la mente no es campo fértil, los pensamientos quedan divagando en la superficie y no producen provecho alguno.

Cuando no se prepara la mente para discernir y percibir, los pensamientos quedan a merced del viento, y no vemos el beneficio.

Los pensamientos, las ideas, -los sentimientos que generan- deben echar raíces en el corazón  y enraizarse en nuestra alma. Entonces sí,  el campo será fértil y adecuado para que nos sostenga y nos nutra, en nuestro proceso de crecer de forma completa como seres humanos.

Estaba pensando que en las palabras está la ilusión de ser, del que no es, todavía.

Y allá donde habitan los pensamientos, la mente, es donde se fabrican esas creencias, manufacturadas,  que se denominan a sí mismas justificables y precisas.

Estaba pensando sin querer pensar en todo lo externo que nos fragmenta y nos divide de manera tan inmisericorde y absurda.

Estaba pensando, mientras procuro mantenerme en el Silencio, dejándole espacio a la Verdad que en mi habita.

 

 

 

Ejercicio de relajación

ser en esfera violetaSentir y Visualizar a través de la RESPIRACIÓN CONSCIENTE.

Siéntate cómodamente.  Presta atención a tu respiración abdominal, suave y profunda. Inhala y exhala lentamente.  Desde la respiración consciente los pensamientos se van calmando,  y tu mente pasa a un segundo plano,   poco a poco. Disfruta de esa quietud.

Visualiza o imagina que te rodea una luz -del color que más te guste-. Siente cómo te envuelve. Siéntete protegido dentro de la esfera que ha formado a tu alrededor.

Permite que actúe como una luz regeneradora que va eliminando toda intranquilidad en ti… y también limpia tu cuerpo emocional de preocupaciones, frustraciones… miedos …

En cada inhalación consciente que haces, esa luz sanadora se hace más brillante. Y al exhalar conscientemente, se afianza su resplandor.

Permítete reconocer tus necesidades de ser amado/a y abraza esa necesidad con tu propio amor.

Deja que ese amor crezca y madure en tí. Deja que actúe en tí las Fuerzas de planos superiores.

Siente, desde lo más profundo de tu corazón, ese amor y di. “Yo Soy la presencia que permite que la existencia sea“.

Inhala suave y profundamente. Siente ese estado vibracional de Amor. Permanece en ese estado. Amplifica esa visión y sentimiento…

Y ahora vuelve a esta realidad fortalecido.

La gran invocación

energia de luz¡Qué coincidencia! ¡Qué casualidad! … qué sincronía, todo nuestro ser y las energías cósmicas atrayéndose hacia el mismo lugar … confabulándose para que se manifieste lo que está destinado a suceder. Qué dicha poderme sentir parte del Todo.

Existen  técnicas de alineamiento de nuestro ser con la Naturaleza y el Universo.  De forma intuitiva lo hacemos; es una llamada desde el corazón a las energías superiores pidiendo un deseo. Para ello ponemos en marcha el Poder de la Intención.

Cuando tu voluntad está alineada con la Voluntad Divina, te conviertes en un instrumento divino. Siempre y cuando tu fe no tenga ninguna fisura… y eso no es fácil de conseguir. Porque debe nacer en el corazón, no ser un producto de  la mente.

La mente produce ilusiones que terminan esfumándose.  Sólo cuando se haya disuelto el velo de la ilusión que nos mantiene en este plano más denso y material es cuando podremos ascender  y se desplegará para nosotros el significado del Plan Divino y nos sincronizaremos con él.

Mientras tanto nos movemos con esfuerzo en la infelicidad y tenemos la sensación de que vamos contra corriente; todo representa una lucha y nuestro sentimiento es de frustración sin saber bien por qué. Inconscientemente hemos forjado unas resistencias y no estamos siguiendo el plan divino creado para nosotros. Nos desgastamos en nuestra testarudez de mantenernos separados de las Fuerzas Superiores. Somos energía y pertenecemos a la Energía Universal del Amor Puro, que puedes llamar Dios o el Uno. 

Si quieres salir de ese callejón sin salida donde te mueves solo y sin encontrarle sentido a la vida puedes llamar desde el corazón a las energías superiores pidiendo ayuda:

La gran invocación es: Que la Luz, el Amor y el Poder Divino restablezcan la Presencia Divina en mi corazón y me conecten con la Voluntad Divina.

 

 

Encontrar el Camino y echar a andar

hombre bicicleta amanecerEl cuerpo físico, la mente y el Alma se interconectan a través de la respiración. Pero respiramos mecánicamente sin saber que, haciéndonos conscientes de nuestra respiración,  es como la podemos dirigir para crear un estado de equilibrio, atención relajada y claridad mental en nosotros.

Cualquier alteración emocional se traduce en pérdida de energía vital.   Aceptamos resignados a vivir en el sufrimiento considerándolo  normal e inevitable.

Perseguimos la felicidad como si fuese “algo” que está fuera de nosotros. Y normalmente la asociamos a algo material: tener una casa, un coche, casarse, tener hijos…

Se añade además la particularidad de que pasamos por la vida siendo un “personaje” creado por las circunstancias de nuestro entorno, sin tiempo para ir al encuentro de nuestra Alma.

Ese desencuentro entre el yo inferior o personaje y el Yo Superior o Alma, es lo que crea el conflicto y el sentimiento de insatisfacción, abandono o vacío.

Nuestro cuerpo físico es como un contenedor de energía vital que no sabemos cómo funciona, no sabemos cómo acrecentarla ni cómo abastecernos de ella adecuadamente.

Encontrar el Camino hacia nuestro Ser es el primer paso para comenzar a darle un sentido a nuestra vida. Situarnos en el Presente y reavivar la llama del estusiasmo por la vida.  Es lo que toca hacer Ahora.

Tomemos aire, que se llenen nuestros pulmones. Sostengamos ese prana en nuestro interior dándole tiempo para que se expanda por todo nuestro cuerpo y lo haga vibrar; estamos vivos.

Amor. Odio.Miedo.

corazon verdeEl amor tiende a formar un triángulo emocional que lo que hace es empobrecer y bloquear las relaciones.

El Amor, Odio y Miedo, forman un triángulo. A un lado del triángulo, abajo a la derecha, se encuentra el odio, el cual sabe muy bien disfrazarse y adoptar diferentes formas que lo hacen irreconocible. Y entonces decimos muy convencidos: “yo no odio a nadie. Yo no siento odio“… pero, que sepas, cuando tu corazón se está moviendo en un espacio muy pequeño, limitado y bajo siete cerraduas. Cuando tu corazón rechaza y excluye a este u al otro, justificándose; estás odiando…. aunque no le desees el mal abiertamente pero no hay el más mínimo sentimiento de compasión o comprensión hacia el otro; estás odiando…

Al otro lado, abajo a la izquierda, está el Miedo. Nuestros sentimientos se mueven  en línea recta de un lado al otro. Sintiendo rabia, celos, envidia, ligados a los miedos a ser rechazados, heridos, humillados… Tenemos que comenzar a ascender para ir hacia el Amor de verdad.

Cuando el Amor está enmarañado entre sentimientos de miedos y resentimientos, nuestra vida no es plena ni feliz enteramente.

El miedo y el odio se contraponen al Amor. Ya ahí, el Amor con mayúsculas, desaparece para convertirse en otra cosa, seguramente en algo miserable; un amor posesivo, interesado, controlador, manipulador, egoísta…

Aprisionado el “yo” en el temor a ser herido, humillado, despreciado, a no ser correspondido, a no ser merecedor…. desconoce el resplandor del Amor Puro. Eso que llamamos amor hace sufrir; no sentirse satisfecho consigo mismo y nos resignamos …

El Amor Puro es incondicional. Es aceptar al otro tal cual es.  Es respetar -no sólo tolerar- sino respetar enteramente al otro; su espacio, sus creencias, su forma de ser. Es tener presente que nuestro Ser esencial es  AMOR.