Estoy preparada

Estoy preparada para liberar de mi conciencia el rol de víctima que me ata a mi pasado .

Estoy preparada para soltar desde lo más profundo de mi conciencia el sentimiento de culpa que me aprisiona.

Estoy preparada para amar y aceptar lo que me sea dado, desde la divinidad en mi, de acuerdo a lo que yo doy y soy.

Estoy lista para sentirme merecedora de ser amada.

Respiro hondo, llevo hacia mi interior mis cinco sentidos y tomo conciencia de mi Ser esencial.

Somos seres lumínicos. Inhalamos el Aliento vital que alimenta nuestro espíritu. Exhalamos e irradiamos Luz.

Hoy es un buen día para mudar la Mente a un nivel superior y permitir que nuestra visión de la vida se expanda.

Anuncios

El corazón señala el Camino

Se amable contigo mismo

Mantente motivado. Sobre todo, párate para descansar pero no te rindas.

Apuntala y reafirma todo lo que has conseguido. Alégrate por ello. Celébralo. Y lo que falta por hacer, dosifícalo. No te sobre exijas. Disfruta del Camino y de lo andado.

Ni el sentimiento de culpa ni el arrepentimiento sirven para nada bueno. La vida es una escuela de aprendizaje.

Cuestiona tu día a día para mejorarlo pero sin culpas ni castigo. Enfrenta tus responsabilidades desde el corazón y de acuerdo a tu Conciencia. Así podrás dormir tranquilo.

La vida nos ha sido entregada como un regalo. Nos envuelve el Amor. Nos adorna la Inteligencia Suprema. En el interior, el Alma que es eterna.

Hay salida

DIBUJO HUYENDONos encerramos pero hay salida. Nos quedamos con patrones fijos pero hay posibilidad de salir de ellos y crear unos nuevos.

Hay salida. Sin tener que tomar medidas drásticas ni irnos al otro extremo o salir huyendo.

Hay salida al sufrimiento. Salir del pasado que no nos deja vivir en el presente.

Hay salida a la dependencia que debilita nuestra identidad.

Necesitamos ser libres porque es nuestra condición. Marchitamos si no, en la resignación.

Hay salida a la sumisión, a la manipulación, al sentimiento de culpa, al sacrificio obligado, al miedo.

Al salir de lo que nos aprisiona surge lo nuevo. Salimos para manifestarnos.

Salir para resaltar quien uno es desde el Ser y sentirnos merecedores de amarnos, recibir amor y amar a los demás.

¿Quién tiene la culpa?

hombre lagrimas¿Quién tiene la culpa? Otro tiene la culpa. El que yo me sienta desgraciado, infeliz, incomprendido, maltratado, otro tiene la culpa.

Y al mismo tiempo me culpo a mi mismo por no ser valiente y cambiar la situación, por ser inseguro, por mi dependencia… y creo una acusación constante hacia mí mismo y hacia el otro.

¿Quién tiene la culpa cuando no asumo mi responsabilidad? O cuando me sobre-exijo buscando una perfección que nunca consigo.

¿Quién tiene la culpa de mi incapacidad para responsabilizarme de mi vida y de mi felicidad sino yo mismo?.

Cuando el sentimiento de culpa se apodera de uno crea ansiedad y angustia. Y cuando nos deshacemos de la culpa echándosela a otro nos quedamos estancados, bloqueados, mientras no nos atrevamos a ir más allá de nuestras quejas y exigencias.

Muchos no sólo se sienten culpables de sus propios errores sino que también se adjudican las faltas de los demás, al sentirse poco valiosos.

El sentimiento de culpa asfixia la alegría de vivir. Tenemos que aprender a evaluar nuestras posibilidades reales. Aceptarnos. Aceptar al otro tal como es. No hay nada que perdonar, debe haber una amplia comprensión de que todos tenemos derecho a equivocarnos y aprender de los errores.

La Conciencia

ser y menteCuando permites que la Conciencia tome el mando de tu vida, ella se convierte en tu voz; tu nuevo lenguaje. Se convierte en tu vista; para percibir más allá de lo inmediato. Se convierte en tus oídos; para escuchar a tu corazón.

La Conciencia es una cualidad del espíritu nuestro que nos permite reconocer nuestra Esencia, en la medida en que vamos experimentando la vida y la desciframos a través de ella -la Conciencia-. Pero, cuán desarrollada y despierta está…?

La Conciencia trata sobre el conocimiento de nosotros mismos. “Tener Conciencia” es saber con certeza lo que tenemos que hacer, aunque luego no sigamos sus dictados… y aparezcan los sentimientos de culpa, cuando es la Mente quien domina …

Así que, es la Conciencia nuestra voz interior y nuestros ojos internos que visionan lo por venir y ensueñan en el mundo paralelo de las posibilidades.

La Conciencia se desarrolla en el Tercer Ojo, el sexto chakra situado en el entrecejo. Existen ejercicios de concentración que ayudan a su despertar. La Meditación y el Reiki también favorecen a su apertura.

Resolver Miedos

mujer respiracionA través de la energía de nuestros sentimientos y emociones es como damos forma y materializamos nuestros pensamientos, fortalecemos nuestra identidad, desarrollamos nuestra creatividad y construimos nuestra personalidad.

La calidad de nuestras emociones y sentimientos determina cómo nos expresamos en la vida y cómo nos desenvolvemos en ella. Desde el Amor creamos felicidad y paz  o por el contrario, son los miedos los que dirigen nuestra vida desde la inseguridad y el desamor hacia nosotros mismos.

Todos nacemos con miedos. Se posicionan en la mente inferior y a través de ellos comenzamos a interpretar el mundo y a los que nos rodean. Sin darnos cuenta, esta será la causa de que seamos nosotros mismos los que nos pongamos límites y estrechemos nuestro campo de posibilidades. La mente crea una auto-exigencia desmedida que nos lleva al auto-castigo e insatisfacción y al sentimiento de culpa, entrando así en un círculo vicioso de los que uno -con una mente y fuerza de voluntad débil- no sabe cómo deshacerse de ello.

Existe una emoción que es primordial y de donde parten todas las demás y es el AMOR. El Amor está en el centro de todas las posibles emociones y sentimientos; su  Centro está en el corazón espiritual. Podríamos decir que la Mente inferior se mueve en la periferia, sin conectar con el corazón, originándose así los miedos.

Sólo desarrollando la mente y conectándola con el corazón espiritual conseguiremos salir de esa esclavitud mental que hemos creado inconscientemente y de la que no sabemos zafarnos. Terminamos sin energía; rindiéndonos, resignándonos, …

Los miedos son  energía negativa densa:  crean rabia, frustración, ansiedad y depresión. La energía de estas emociones están dispersas, desequilibradas, sin dirección. Están creando bloqueos que ocasionan confusión y sufrimiento.

¿Cómo resolver los miedos, el estrés, la ansiedad y la angustia? Podemos comenzar a cambiar hábitos desde la introspección, ejercicios de concentración  y la meditación.  Existen técnicas y disciplinas que nos ayudarán a dar esos primeros pasos para salir de una conducta rígida comandada por los miedos y la inseguridad.

Ejercicio de la respiración consciente :  Inspira con la intención de cargarte con la energía de  vida. Pon la atención en las fosas nasales y siente cómo entra el oxígeno en ti y se expande por todo tu cuerpo. Guarda dentro de ti el PRANA. Expulsa el aire viciado.

Sin diálogo interno. Haz siete inspiraciones conscientes y en cada una de ellas, muy lentamente, vacíate de toda tensión y preocupación. Inspira vida y al exhalar devuelve al Universo la energía que no necesitas y que ella arrastre las impurezas fuera de ti.

Este ejercicio hecho cada día fortalecerá tu mente y tu voluntad. Al fortalecer tu voluntad estarás nutriendo tu autoestima. Acrecentando tu autoestima te harás dueño de tu vida y desaparecerán los miedos.

Conformarse y acomodarse

niños divertidosDe niño y de adolescente uno está lleno de curiosidad, entusiasmo y enorme vitalidad para hacer cosas. Los niños tienen prisa por crecer y salir a descubrir el mundo por ellos mismos. Parece como si les faltara tiempo y espacio  para expandir toda su pasión y efervescencia.

Pero en la medida en que nos vamos haciendo mayores toda esa ilusión se va apagando. Toda la inocencia se ha esfumado.  En cambio, la desconfianza, la seriedad y la desilusión son las que están haciendo cálculos en la mente, recordándonos que debemos ser más comedidos y prudentes… nos volvemos rígidos y falsos  …

Cuanto más avanzamos en edad ya lo natural es estar cargados de miedos e inseguridades. La frustración y el desengaño están tan presentes que no han dejado espacio para un nuevo enamoramiento o una nueva ilusión…  mejor quedarse con la añoranza de lo que hemos magnificado en el recuerdo.

Pararse en el tiempo y conformarse diciendo ‘yo ya tuve bastante’, cerrando puertas a nuevas oportunidades que la vida siempre está creando para nosotros, es una actitud pobre.

Acomodarse a lo ya trillado sin ganas o esperanzas de volver a sembrar, sin desear tener una vida propia, llena, hasta el final de los días, es una actitud pobre.

Y es que llevamos el pasado a cuestas -los recuerdos dolorosos y tristes-. Llevamos a cuestas los sentimientos de culpa. Todo eso pesa enormemente y ensombrece nuestra existencia.

Falta volver a saborear la vida, con el mismo entusiasmo de cuando se era niño. Cada día, a cualquier edad, es un nuevo día por descubrir y dejarse sorprender.