Dar herramientas de defensa a los niños

niña llorandoUna mujer  con formas avasalladoras me trajo a la consulta a su hija de 13 años. Después que hubo explicado el problema de sueño y pesadillas que padecía la niña, le pedí me dejase a solas con ella.  Era evidente su  vulnerabilidad ante un carácter tan dominante como el de su madre. Al preguntarle cuál era su problema me contestó rápidamente “los miedos”.
Durante el día podía más o menos controlarlos pero en cuanto llegaba la noche, la oscuridad la paralizaba y el terror y el pánico se apoderaban de ella.

Le hice una sesión de Reiki. Cuando hacemos Reiki entramos en el campo astral y ahí aparece toda una simbología del subconsciente que nos da las pautas para conocer las raíces del problema emocional que se padece. En el caso de esta niña, la vi muy pequeña, envuelta totalmente por la oscuridad y flotando perdida en el espacio .

Terminé de limpiar y equilibrar las energías, llevándole Luz,  y luego comencé a explicarle cómo yo percibía su problema y cómo podría solucionarlo.

Sentí, por su energía,  que era una niña Índigo. Le pregunté si creía en Dios y me contestó que le daba miedo. Según lo que yo percibí, ella  eligió –inconscientemente- “olvidarse” de su ser y dar la espalda a su espiritualidad ya desarrollada.  Había cerrado su sexto chakra de la intuición por su extrema sensibilidad para no ser diferente al resto de los niños ni a  su entorno. Y en ese momento se abrió la puerta de los miedos que fue alimentando hasta ya no poderlos controlar o dominar. Todos los pensamientos se convirtieron en negativos; el miedo a la muerte, a los fantasmas, a los espíritus… a Dios… se encuentra perdida.

Le hablé de Dios como la Energía del Amor Puro, de los ángeles y los seres de Luz. Le hablé de que tenía la oportunidad de elegir nuevamente el camino que quería seguir de ahora en adelante, y de que los miedos son creados por la mente y no tienen ninguna realidad mas que la que le queramos dar.

Le enseñé varias herramientas para que pudiese controlar la mente desde la respiración. Y también le sugerí que se fiase de su ángel guardián,  que lo invocase cada noche para que la acompañase y protegiese durante el sueño.

A los niños hay que enseñarles a manejarse en este mundo, guiarles para que aprendan a conocerse a sí mismos y a conectar con su alma para que sean ellos mismos de forma completa, desde su ser esencial y eterno. La meditación y el yoga también son buenas herramientas.

No es preciso pertenecer a ninguna religión para REZAR al Creador Supremo y conectarnos con la divinidad en nosotros, para no sentirnos abandonados, confusos, indefensos. No tengamos miedo de pedir ayuda… enseñemos a los niños a ir hacia dentro de ellos mismos, donde está el mayor Templo; la Verdad, el Amor…

La fuerza del subconsciente.

mujer respiracionSi vivimos inconscientes de nuestro cuerpo físico, nuestra mente también funcionará de forma mecánica. Emocionalmente, también reaccionaremos mecánicamente. Y si todo ocurre a nivel inconsciente, ¿acaso sabemos qué sentido tiene la vida?

Nuestra mente consciente representa un 10% de nuestra personalidad y de nuestra capacidad pensante. El subconsciente representa el restante 90%.

Respiramos de forma automática así como muchas otras funciones de nuestro cuerpo físico. Caminamos, comemos y hacemos cientos de cosas a las que no prestamos la debida atención y es nuestro subconsciente el encargado de hacerlas. Desde nuestro nacimiento y seguramente ya antes, nuestro subconsciente ha estado almacenando información de todas las experiencias que va vivenciando, pero que quedan sin procesar. Así es cómo nos vamos limitando pues son los miedos los indicativos para no volver a experimentar nada nuevo.

Todo está grabado en nuestro subconsciente; formando patrones de conducta  y actitudes muchas veces rígidas, erróneas, pero de las que nos sentimos incapaces de cambiar o salir de ellas.

Tomar conciencia del mecanismo de nuestra mente, dejar de identificarnos con el yo-ego  y aprender a crear nuevos hábitos, será una gran oportunidad para hacernos dueños de nuestra vida y felicidad.

Comencemos por hacer una respiración consciente. Vamos a llevar los cinco sentidos hacia nuestro interior y poner atención en lo que vemos, escuchamos, sentimos, percibimos, olemos …. vamos a despertar y hacernos conscientes de que estamos vivos. Y seamos agradecidos por ello.

 

Mensaje de actualidad

ser de luz 3Hacer caso a lo que llamamos “corazonadas”. Saber distinguir la voz interior que nos advierte o señala unos pasos a seguir. Desarrollar la Intuición que es Luz,  de nuestro Yo Superior,  como guía en nuestra evolución. Todo esto es lo mismo y es el Mensaje de actualidad.

La Intuición representada por el Sexto Sentido se encuentra en el chakra del Tercer Ojo, en el entrecejo. La Intuición se deja oír en el corazón espiritual como CERTEZA; es un pensamiento directo y claro que no pasa por la mente, no ocasiona ninguna duda.

Cuando dedicamos un tiempo diario a nosotros mismos para alinear y armonizar nuestros centros energéticos estamos con ello refinando nuestras energías y consiguiendo  que suban desde el chakra raíz al chakra de la Intuición. Este es un largo proceso donde participan y ayudan diferentes factores:

1) la respiración consciente para que el prana que inhalamos sea absorbido por nuestros pulmones y demás órganos y células.

2) la alimentación que cada vez procuraremos sea más nutritiva energéticamente.

3) la meditación y la oración que nos  ayudarán a elevar nuestra vibración espiritual.

4) ejercicios físicos dentro del yoga que sirven para movilizar la energía espiritual que se halla en la médula espinal.

5) la meditación que nos lleve a la conexión con nuestro Ser esencial. O simplemente a la conexión con el Silencio Primordial.

Todo ello despierta nuestra Conciencia,  desarrolla la Intuición y nos ayuda a trascender la mente inferior que está regida por el Ego.

Lograr una vida armonizada a todos los niveles es lo que nos lleva a crear y experimentar una buena salud, felicidad y paz interior.

Y a partir de ahí nuestra conexión divina se hará realidad y nos ayudará  a entender y experimentar  nuestra multidimensionalidad.

El gran desafío. Ejercicio de relajación.

meditacion4Nuestro corazón espiritual cuando está bloqueado sufre de soledad y de baja autoestima. Y si no tiene energía para salir de esa situación se encierra todavía más por temor a ser herido.

Emocionalmente no tiene fuerza ni ánimo. Mentalmente está en conflicto. Así es  fácil caer en la depresión.

¿Cómo salir de esta situación sin la “ayuda” de fármacos?

Primero hay que fortalecer la Mente siguiendo una pequeña disciplina. Descubrimos que no tenemos voluntad para hacer nada y ahí comienza nuestra gran batalla y reto: hay que vencer a la Mente.

Planificaremos una estrategia que hay que seguir como si nos fuese en ello la vida: todos los días, sin ningún tipo de excusas, dedicaremos quince minutos a nosotros mismos. Haremos de algún rincón de la casa nuestro territorio donde pondremos nuestra esterilla, cojín o silla para sentarnos a hacer nuestros ejercicios y la meditación.  Si puede ser, siempre lo haremos a la misma hora y bajo ningún concepto romperemos este compromiso con nosotros mismos.

¿Qué estamos consiguiendo?:

1) Comenzamos a subir nuestra autoestima.

2) Estamos fortaleciendo nuestra voluntad.

3) Está entrando energía en nuestro chakra del corazón que se traduce en alegría y confianza. Poder sobre la Mente.

¿Qué tenemos que hacer durante esos 15 minutos?

1) Sentarnos cómodamente con la espalda recta. Las barbilla un poquito levantada. Ojos cerrados.  Las manos descansando sobre los muslos con las palmas hacia arriba. Respirar conscientemente, atentos en la respiración; suave y profunda.

2) Con los cinco sentidos hacia adentro. Siendo Observadores de nuestro interior; va mos a comenzar a relajar nuestro cuerpo físico desde la coronilla: en cada respiración, al inhalar, ponemos la atención en el cuero cabelludo y al exhalar expulsamos las tensiones. Seguimos con la frente, los párpados, las sienes, los músculos de la mandíbula, bajamos por la garganta, los hombros, los brazos, etc. … vamos bajando por  la columna vertebral y en cada respiración soltamos las tensiones, así hasta llegar a la planta de los pies.

3) Una vez hemos relajado cada parte de nuestro cuerpo físico, llevamos las manos al centro del corazón, y te preguntas ¿cómo me siento ahora? y te permites sentir y escuchar , a través de tus manos, el mensaje de tu corazón.

4) Pones las manos sobre tus muslos nuevamente. (siempre con los ojos cerrados) Respirando ahora con la atención en las fosas nasales. Suave y Lentamente. Asimilando la paz que has creado. Disfrutando de la victoria de haber hecho lo que te habías propuesto. Piensa y siente que eres Amor.

Haciéndolo cada día es como fortalecerás la confianza en tí mismo… y todo lo demás se te dará por añadidura…

 

(parte de los ejercicios del curso de Entrenamiento para la Nueva Conciencia)

 

El chakra de la garganta

chakras 4Partiremos de la base de que los síntomas que manifiesta  el cuerpo físico son mensajes que debemos escuchar,  interpretar y atender. Tengamos en cuenta también que sólo yendo a la raíz del problema es como realmente lo solucionaremos; y la raíz de todo problema físico está en nuestro cuerpo emocional.

El chakra de la garganta es de suma importancia porque  es el que abre las puertas a los chakras superiores pero la mayoría de las personas lo tienen bloqueado o cerrado…  ¿por qué? ya desde niños nos mandaron a callar mil veces. Tuvimos que aprender a reprimir nuestras quejas, nuestras demandas, nuestros deseos, nuestros miedos; en definitiva,  tuvimos que  cerrar nuestro  centro de la expresión y la comunicación.

“Estás mejor callado”. “¡Cállate ya!”, “los niños no lloran”, “si vuelves a hablar te pego” …

El resultado de tanta represión a nivel del habla tiene como consecuencia niños siempre enfermos de amigdalitis, por ejemplo. Toda esa pus en la garganta, qué es sino el cúmulo de todo lo que no se ha podido expresar. ¿Y qué hacemos los adultos? Decidimos extraer las amigdalas… extirpar lo que creemos es la fuente del mal … cuando sólo era un indicativo, una señal a problemas  mucho más profundos: el sentir de nuestro ser.

El ejercicio que podemos hacer para aliviar y abrir el chakra de la garganta es sencillo y requiere paciencia y sinceridad:

Buscaremos un sitio tranquilo donde nadie ni nada nos pueda molestar mínimo durante quince minutos. Nos pondremos en una posición cómoda, con la espalda recta. Haremos unas respiraciones conscientes, con los ojos cerrados, lentas y profundas, que nos ayudarán a relajar todos los músculos y a deshacernos poco a poco de todas las tensiones del cuerpo. 

Desde la respiración consciente -puesta nuestra atención en las fosas nasales- conseguiremos que la mente se vaya calmando poco a poco y pase a un segundo plano.

Ahora pondremos las manos suavemente sobre la garganta. En las palmas de las manos tenemos también un chakra que tiene la capacidad de escuchar y ver en nuestro interior; percibe las energías y las traduce en sentimientos.

Respiro conscientemente y me  sitúo en el Presente, ahora, y me hago unas preguntas  permitiendo  que mis manos  escuchen la respuesta. 

– ¿QUÉ me pasa?

–  ¿Desde CUÁNDO estoy así?

– ¿DÓNDE siento la molestia?

– ¿CÓMO puedo solucionarlo?

Como Observadores. Sin temor ni sentimiento de culpa localizamos  la rabia, los miedos o cualquier  emoción tóxica que ha aparecido  y la envolvemos con  Luz sanadora que lo disolverá. 

Este ejercicio debe hacerse a menudo. Cuando hayamos limpiado el pasado, cada vez se hará más fácil mantener una fluidez sana de energía vital  por todos nuestros centros energéticos. Nos haremos conscientes inmediatamente de cualquier pensamiento o sentimiento tóxico y sabremos deshacernos de él.

Esto es salud responsable. Esto es amarse a uno mismo.

 

 

 

EL CHAKRA DEL CORAZÓN

meditacion ante el solSi queremos mejorar nuestra salud emocional; quitarnos la ansiedad, el estrés, aprender a controlar la mente, la  impulsividad y las reacciones de las que luego nos arrepentimos, podemos hacer un sencillo ejercicio que, convirtiéndolo en hábito terminará por mejorar nuestra calidad de vida y salud.

Cada día llevamos por unos minutos las manos al chakra del corazón, en el centro del pecho. Hacemos de tres a cinco respiraciones lentas y profundas,  -conscientes de nuestra respiración- con los ojos cerrados y la atención en el corazón espiritual.

Cada vez que inhalamos entra en nosotros aire fresco reconfortante, retenemos unos segundos, y al exhalar sacamos fuera las tensiones, las preocupaciones, el nerviosismo… 

Llevamos nuestros cinco sentidos a nuestro interior y podemos sentir que así es -por el poder de nuestra intención- inhalamos paz y frescor y exhalamos las tensiones…

Experimentamos directamente la energía del Amor Incondicional como se expande en el chakra del corazón… Nos proporciona paz y bendiciones.

Tomamos consciencia de que en el chakra del corazón está contenida la esencia de nuestra naturaleza, de nuestro ser original.

Damos las gracias.

 

Nos quedamos en silencio y quietud por unos minutos, en estado de meditación.

La respiración consciente

meditacion azul y luzEn cada respiración ENTREGO, CONFÍO, ACEPTO, AGRADEZCO.

ENTREGO: Al tomar aire me abro y me entrego a las energías superiores que me guían para reconocer y alcanzar mi propósito de vida.

CONFÍO: Sin poner resistencias,el aire se transforma en energía vital y se expande por todo mi ser. Siento confianza absoluta, y me dejo fluir dentro del Orden Divino del que formo parte. Retengo por unos segundos el oxígeno dentro de mí.Voy al centro del Silencio en mí.

ACEPTO: Reconozco mis fallos. Acepto las pruebas que la vida me impone. Lentamente expulso el cansancio, las tensiones y todas las energías negativas que estaban retenidas en mí y permito que mi alma me guíe.Me quedo unos segundos en el Vacío y experimento que soy energía.

AGRADEZCO: Me detengo, desde la introvisión de mi universo interior y agradezco las bendiciones que la vida me ofrece. Desde el estado de gratitud, la vida se llena de paz y armonía.

La respiración consciente nos puede llevar a la comunión con nuestra alma. Desde la meditación conectamos con nuestro ser esencial.