Conciencia

ser-lucesComencemos por saber que  no somos lo que hacemos sino lo que sentimos ser desde nuestro Ser. Y para poder percibir a nuestro Ser, debemos EXPANDIR nuestra Conciencia que hasta ahora está encasillada y maniatada entre conceptos y creencias (de otros).

La Conciencia es LUZ y por ello, cada vez que, nuestra intuición, nos hace llegar un pensamiento puro (sin pasar por el tamiz de la mente inferior),  el sentimiento que tenemos es de expansión. Estas Luz ilumina un espacio nuevo en nosotros, que no nos percatábamos que ya existía.

Nuevos sentimientos creando nuevos pensamientos y viceversa. Nuevas maneras de pensar creadas desde un nivel de Conciencia superior. Los resultados de nuestras decisiones no dependen solo de nuestra claridad mental sino además de nuestra Conciencia, que es la percepción de lo que es correcto.

Nuestra Conciencia nos ayudará a estar en PRESENCIA de nuestro Ser y de la Divinidad en nosotros. Para ello tenemos que entrar en el Silencio y en el Vacío en nosotros desde la quietud mental.

Todo esto -este despertar de la Conciencia- es un proceso largo y lento, es un Camino sin atajos. Requiere de anhelo por evolucionar, por crecer, por Saber, por encontrarse con uno mismo. Es el Camino hacia la Paz interior, hacia la plenitud.  Vivenciar por fin la Dicha y el Gozo de sentir la Presencia de la divinidad en uno.

 

El despertar de la Presencia

mujer mariposa azulEl despertar de la Conciencia abre las puertas a la ‘Presencia‘. Da igual cómo la llames o la identifiques, SIENTES SU PRESENCIA en tu interior con total certeza y ¡sabes¡ que es Ella     -la divinidad en ti-.

Tu ‘Yo’ es el sujeto que vive mecánicamente hasta que comienza a experimentar su sentir profundo y  a partir de ahí, se desarrolla, se expande su Luz espiritual.

Entonces comienza a manifestarse un Yo superior que es capaz de percibir más allá de lo material. Ahora estás atento a las señales de la Naturaleza.  Comienza a vibrar desde lo más profundo de tu ser una energía de Amor y Compasión hasta ahora desconocido.

Si te sientas en silencio ante la  Presencia dentro de ti, llevando tus cinco sentidos hacia adentro, ella encenderá la Luz de tu espíritu, para que el conocimiento intuitivo te guíe y llegues a ser tu propix maestrx bajo Su protección.

Ejercicio de relajación

ser en esfera violetaSentir y Visualizar a través de la RESPIRACIÓN CONSCIENTE.

Siéntate cómodamente.  Presta atención a tu respiración abdominal, suave y profunda. Inhala y exhala lentamente.  Desde la respiración consciente los pensamientos se van calmando,  y tu mente pasa a un segundo plano,   poco a poco. Disfruta de esa quietud.

Visualiza o imagina que te rodea una luz -del color que más te guste-. Siente cómo te envuelve. Siéntete protegido dentro de la esfera que ha formado a tu alrededor.

Permite que actúe como una luz regeneradora que va eliminando toda intranquilidad en ti… y también limpia tu cuerpo emocional de preocupaciones, frustraciones… miedos …

En cada inhalación consciente que haces, esa luz sanadora se hace más brillante. Y al exhalar conscientemente, se afianza su resplandor.

Permítete reconocer tus necesidades de ser amado/a y abraza esa necesidad con tu propio amor.

Deja que ese amor crezca y madure en tí. Deja que actúe en tí las Fuerzas de planos superiores.

Siente, desde lo más profundo de tu corazón, ese amor y di. «Yo Soy la presencia que permite que la existencia sea«.

Inhala suave y profundamente. Siente ese estado vibracional de Amor. Permanece en ese estado. Amplifica esa visión y sentimiento…

Y ahora vuelve a esta realidad fortalecido.

El poder de REIKI

reiki, corazon de luzREIKI es la vía para recuperar el poder de nuestro ser original y esencial.  Eso significa ser realmente el dueño de tu destino. No dejar nada al azar ni dejar que nos sorprendan desgracias imprevistas.

REIKI activa la Presencia del Alma (Yo Soy) y el Plan Divino. Al purificarte como Canal emerge la Presencia «Yo Soy»  que te conecta con el Alma.  Respirando conscientemente desde el chakra del corazón, conectados con la Presencia de nuestra Alma, estamos activando el sexto sentido: la intuición, que nos puede llevar más allá de la mente, a otras dimensiones de nuestro Ser.

REIKI te ayuda a descubrir y unirte  a la Esencia de tu Ser y al Saber que hay en ti. Conocernos a nosotros mismos, atendiendo con responsabilidad la salud de nuestro cuerpo físico, ocupándonos de nuestro cuerpo mental y emocional, viviendo con desapego y paz interior, y atendiendo igualmente nuestro cuerpo espiritual. Es entonces cuando descubrimos la Fuente de la Sabiduría y Verdad dentro de nosotros.

REIKI nos ayuda a sincronizarnos con las energías cósmicas actuales como fuerzas transformadoras de Amor para nuestra evolución.

REIKI nos lleva a la comprensión de que la única forma de sanación es desde la Conciencia y la actitud correcta de la propia persona, teniendo que trabajarse primeramente las resistencias y limpiar todos los traumas emocionales y miedos.

Yo Soy el ser original en ti

meditacion y conexionNos hemos alejado tanto de nosotros mismos -de nuestro ser original– que mientras lees esto seguramente te estás preguntando a qué me estoy refiriendo… Las religiones se adueñaron de la Verdad y comercializaron con ella para ganar Poder sobre el «vulgo»,  -manteniéndole en la ignorancia, la dependencia a la autoridad y la superstición- de ahí que el miedo hizo que se sellara nuestro Canal de conexión con nuestro ser original y la divinidad contenida en él.

Vivimos ahora un momento crucial y favorable para el despertar de nuestra Conciencia que nos conectará nuevamente con nuestro ser esencial para  retomar nuestro poder intrínseco y libertad de ser.

Para ello debemos hacernos con el tiempo y el espacio necesario para ir al encuentro de nuestra Alma …

Es mi Alma quien dice «Yo Soy». 

Aquieto mi mente y permito que ella se pronuncie: «Yo Soy la Presencia divina del Amor Incondicional».

Entro en el Silencio y es ella desde mi corazón quien me recuerda: «Yo Soy la radiante y pura presencia de Dios en ti».

Hecha esta conexión sincera comenzaremos a vivir el Presente desde nuestro corazón. Esta es la única forma de terminar radicalmente con la ansiedad, la angustia, los miedos, las obsesiones mentales, la infelicidad y terminar con la actitud de víctima y mendigo.

 

Nos conformamos con muy poco

meditación 5Relacionarse consigo mismo … y tomar consciencia del ser que somos; sentirle, escucharle y conocer su dimensión real.

… para ello hace falta detenerse y pasar de vivir solo en el exterior para,  cada día, adentrarnos unos momentos en el interior.

… es la única forma de conectar con esa parte nuestra que es eterna, que es nuestra Alma.

¡Nos conformamos con tan poquito!

Y es nuestra ignorancia  la que nos ciega de la Realidad. Y es nuestra arrogancia la que nos hace sordos a la Verdad.

Lo tremendo es que las nuevas generaciones, al ver el panorama estrecho y gris que les mostramos y en donde les educamos,  viven en el desánimo y la frustración.  Lo que sobresale es un paisaje de derrota de los ideales. Una actitud generalizada de confusión, infelicidad y desesperanza, donde los valores han muerto.

Los cambios necesarios a esta actitud derrotista comienzan por levantar el ánimo y marcarnos pequeñas metas para  ensanchar nuestra mente y limpiarla de todo pensamiento negativo y limitante.

«Yo no soy mi mente». «Tengo una mente a mí servicio». «Yo puedo dar lo mejor de mí mismo».

Tenemos que comenzar, de verdad, a relacionarnos con nosotros mismos. En Presente y en Presencia de nuestro Ser. Para sentirnos en paz con nosotros mismos. Por nuestro bien en servicio a los demás.

El Corazón espiritual

En el Ego está el yo individual y separador causante del conflicto y el sufrimiento. En la Mente está el amor calculador y la inteligencia compasiva pero interesada, todavía dominada por el Ego. corazon rojo y amarilloEl corazón físico no tiene nada que ver con el corazón espiritual, donde está la Conciencia o la Luz del del Amor puro.

El corazón espiritual, que podríamos ubicarlo y sentirlo en el lado opuesto al corazón físico,  en realidad  no tiene dentro y afuera ni es parte del cuerpo perecedero. Se trata de la energía esencial del amor ioncondicional que habita en nosotros y es la que nos hace ser humanos.

Esta energía, que en la mayoría solamente está en forma latente, se halla envuelta -como si de una semilla se tratase- por el claustro del Silencio. Es por ello que, el buscador espiritual, para ir a su encuentro debe recluirse en sí mismo algunos momentos del día, por ser la única forma que tiene de llegar a su  Presencia y llenarse de ella.

El corazón espiritual, cuando estamos conectados a él  y actuamos desde él, somos y actuamos por encima de nuestra propia voluntad y a pesar de lo que nos diga nuestra mente y razón.

El corazón espiritual, responde a nuestras oraciones, contemplación, silencio y meditaciones para gradualmente, irnos  transformando para trascender el plano  denso material y expandir así nuestra Conciencia hacia otras dimensiones de nuestro ser.

Seamos conductores de nuestra propia liberación. Exploremos el sentido profundo de la vida. Todo ello es posible desde nuestro corazón espiritual que tiene el mismo palpitar que el corazón de la Madre Tierra y el mismo palpitar que el Universo.