El tiempo es dinero

Cuando sientes con claridad no tienes que pensar: sabes.

Parece ser que el lema y oración de estos tiempos es: “Mi vida vale tener más dinero”. Y esa misma obsesión por el dinero se ha convertido en el sufrimiento y perdición de nuestros valores como raza humana.

Y justamente es el dinero el grillete que nos ha atrapado y nos ha convertido fácilmente en esclavos del Sistema materialista que dirige el mundo.

Ay, la codicia, que mala es. Nunca se tiene bastante.

Pero nuestra soberbia no nos permite reconocer nuestra ignorancia y seguimos justificando nuestra pérdida de identidad e integridad.

Aprendamos a ser observadores de nosotros mismos. Estamos a tiempo para rectificar. Aprendamos a separar al Ego de la Conciencia en nosotros para poder ser testigos imparciales del “juego” … de cómo el yo-personaje se mueve y domina sin control el Plano material e instintivo, desde la perspectiva limitada e individualista que tenemos de identificar el mundo y a nosotros mismos.

Cuán ambiciosos somos en lo material y que poco para enriquecernos espiritualmente, como seres humanos.

Anhelemos tener un alto nivel de Conciencia. Seamos creativos. Perceptivos. Reflexivos. Compasivos …

Participemos más socialmente. Demos lo mejor de nosotros mismos. Transformemos la frustración y los errores en aprendizajes.

Inspirémonos en la Madre Tierra. Sintámonos parte de ella. Seamos agradecidos. Hagámonos sabios estando de su lado…

Anuncios

Brilla por ti mismo

Quien atestigua nuestras acciones es nuestro Ser. Y desde su re-afirmación es que podemos nutrirnos y avanzar como seres divinos y completos que somos. Esto es importante.

Si reconocemos y escuchamos a nuestro Ser, testigo y corroborador de nuestro hacer y estar en este Plano material, vamos a dignificarlo, con sobriedad, con alegría, con gran sencillez, para que brille por si mismo y no desde nuestro Ego.

Podemos distinguirlo en nosotros. Vamos a sentirlo y dejar que ocupe un sitio privilegiado dentro de nuestro cuerpo físico.

Está la Mente/Ego que nos hace sentir y pensar. Pero ni somos el cuerpo ni somos la mente. Y está el Alma/Espíritu que son las que realmente dan vida y propósito al Ser, nuestra parte inmaterial que simplemente ES, por siempre, viviente.

El Ser tiene la capacidad y la voluntad de conectar con el Maestro interior que en él habita para conseguir la excelencia de si mismo.

A la Mente la convertimos en una nave evolutiva con la que viajar fuera del espacio-tiempo. El combustible de esa nave es el Amor.

Todo esto no es nada más que una ínfima parte de nuestro potencial … experiméntalo.

Seres de Luz

hombre guerrero jovenLas formas y todo lo material nos atrae, aun sabiendo que pertenecen al mundo de lo Ilusorio.  Ponemos toda nuestra atención en las necesidades que vamos creando al mismo tiempo que decimos querer  mejorar nuestra existencia.  Intuimos que ‘algo’ no nos deja avanzar;  nos sentimos velados a saber la razón y eso nos hace sentir confundidos o incapaces de intentarlo …

Si queremos ir al encuentro de nuestro Espíritu, el  propósito debe ser firme. Y en primer lugar tenemos que saber que la Conciencia -que es la que tenemos que desvelar- no tiene forma. La Conciencia es la esencia de ti mismo; tu Luz.

Esa revelación de qué está sucediendo conmigo que todo me sale mal y  no consigo salir de la infelicidad y la frustración … sucede cuando tomo consciencia de que soy un ser de Luz.

No es normal que ese conocimiento suceda de un momento a otro, ni siquiera en una sola experiencia, es todo un proceso que puede llevarnos toda la vida, si es que queremos contabilizarlo en el Tiempo.

Por encima de la Razón y la Lógica del Plano material, existen la Intuición y la Percepción de otros mundos al que sólo tenemos acceso desde nuestro Yo Superior.

 

 

La plenitud del ser

hombre meditacion babajiReconecta con tu ser interior para que te devuelva la conciencia de tu cuerpo y de tu alma.

Asienta esa energía nueva para que puedas crear la conexión con tu corazón y para que puedas definir tu realidad e identidad.

Estos momentos de tu vida son esenciales si es que quieres de verdad hacer cambios y tomar las riendas de tu destino.

Estate atento a sentir tu alma y cómo palpita tu corazón.  Sal de la  mente y siente la quietud y liviandad que se respira en el Centro de tu Ser… vive ese estado placentero de Dicha …

Tienes que enraizarte a la Madre Tierra si quieres comenzar a alimentar tu fuerza de voluntad. Hazte consciente de ello. No estás solo y no estás separado del Todo. Eres parte del Plan y Orden Divino. Cuando entiendas esto te relajarás y relativizarás todo el drama de tu vida en el plano material.