Guardar silencio

mujer grito en desiertoGuardar silencio no es lo mismo que CALLAR. Desde pequeños nos mandan a callar “Cállate, no quiero oír ni una palabra más” … y tenemos que tragarnos nuestros sentimientos y lágrimas que siguen bullendo en la mente. No hay posibilidad de réplica. Queda adentro -atrapado- nuestro sentir.

Y de tanto callar perdemos la capacidad de expresarnos y comunicarnos. Más que silenciar lo que hacemos es enmudecer…

Y callar nuestras emociones es cerrar la posibilidad de entendernos y acercar nuestros pareceres.

Si no hay comunicación estamos reprimiendo nuestro sentir, nuestra capacidad -y derecho- de expresión.

El que calla por mucho tiempo finalmente GRITA sacando fuera -quizás en un momento inoportuno- todo lo que venía guardándose dentro y finalmente se convirtió en RABIA.

Otra cosa es el SILENCIO. Guardamos silencio en el corazón y nos conecta con la plenitud del Ser y la paz que existe en nuestro interior. El Silencio nos reconforta y despeja la mente de toda turbulencia emocional.

Callar es reprimir; queremos evitar el enfrentamiento y nos obligamos a callar, REPRIMIMOS por miedo a crear conflicto y guardamos dentro nuestro malestar.

Guardar silencio es una acción voluntaria que nos lleva a la aceptación de la situación y nos fortalece el alma.

Ser sinceros con nosotros mismos

mujer pintandose de coloresSin darnos cuenta, en algún momento de nuestra vida, comenzamos a desarrollar el disimulo. Tenemos una actitud de cortesía colindante con la falsedad. Un comportamiento de sinceridad ambigua que nos obliga a reprimir nuestros verdaderos sentimientos y forma de  ser.

¿Qué nos impide expresarnos? ¿Qué nos frena a ser sinceros? ¿Por qué nos cuesta decir lo que sentimos? ¿Qué nos imposibilita a decir lo que pensamos y a ser quien somos?

En el centro energético de la garganta, cuando está abierto, fluye la energía vital que nos facilita la comunicación y relación con los demás. Cuando este centro está bloqueado, debido a nuestras inseguridades, miedos y represión, se nos hace difícil manifestarnos y sacar fuera nuestras emociones.

Esa gran mordaza, si no actuamos para zafarnos de ella, termina por asfixiarnos, desde la depresión, la auto-derrota, la amargura y la frustración. También puede que se manifieste físicamente con todo tipo de problemas de garganta y  afecte a la tiroides o se tenga problemas digestivos por “tragar” lo que no se expresa …

Vemos distorsionados los problemas; creemos que los impedimentos  vienen de afuera, y pensamos que es el otro quien nos hace callar o no nos deja expresarnos. Pero quien nos coarta, quien hace por silenciarnos son nuestros propios miedos;  nuestra incapacidad de comunicación. Y nos convertimos en  víctimas desde la rabia silenciada.

Podemos romper esas ataduras. En cuanto nos hacemos conscientes de que el problema está en nosotros -no importa qué o quién lo ocasionó- pero ahora somos conscientes de que ese problema está en nosotros y de que podemos solucionarlo. Queremos ponerle fin.

Ahora es cuando aceptamos el reto de hablar. Ahora ponemos en práctica el ser sinceros con nosotros mismos. Empecemos por ahí.

 

 

Ejercicio para activar los chakras

chakras luminososNuestro cuerpo astral es el más vital y poderoso de nuestros cuerpos; además del físico, mental y emocional, pero es el último en desarrollarse.

En nuestro proceso de crecimiento espiritual, primeramente tenemos que desbloquear y activar  los chakras en cierto orden:  5 – 3 – 2 (garganta – plexo solar – sacro).

Una vez estén abiertos y activados lograremos enviar energía más refinada a los demás chakras, y es entonces cuando podremos comenzar a trabajar con los  chakras 7 – 6 – 4 – 1, (coronilla – tercer ojo- corazón – raíz) de forma perfectamente alineada y armoniosa con todos los demás.

La inmensa mayoría de las personas viven en la ignorancia de sí mismos y por ello surgen las enfermedades y los estados de ánimo depresivos. ¿Qué podemos esperar si los centros energéticos de nuestro cuerpo están bloqueados o funcionando deficientemente -y ni siquiera tenemos consciencia de ello.

Los  chakras a los que primero prestaremos atención son:

El chakra 5 -garganta- Es el centro energético de la Integridad y la Identidad por donde fluye la energía que nos da la capacidad de comunicación y expresión, puede representarse como la puerta que nos da paso a los chakras superiores del conocimiento intuitivo, clarividencia y el séptimo; el que nos enlaza con las energías cósmicas y divinas.

El chakra 3 -plexo solar- Es el centro energético de la autoestima y el poder personal. Abarca desde la boca del estómago hasta debajo del ombligo -dos centímetos por debajo a la derecha está el Centro Ombligo- donde está el Hara; nuestro motor de energía vital. Todas las energías densas emocionales son las causantes de los bloqueos de este centro que causan las enfermedades y debilitamiento del sistema digestivo, al que no le prestamos atención ni importancia pero del que depende nuestra energía vital y estado de felicidad… sin energía vital tampoco funciona correctamente la mente. Es la energía vital la que produce la fuerza de voluntad…

El chakra 2 -sacro- Es el chakra del Bienestar y el Placer desde el nivel físico al espiritual de amar y disfrutar de la vida. Es el centro de la energía sexual y la creatividad. Tiene conexión directa con el chakra sexto -si no hay bloqueo-. Desde este centro creamos vida y está relacionado con las emociones. Alineando y conectando este chakra con el sexto, trascendemos los conflictos emocionales que paralizan nuestra energía sexual o la desbocan, elevando esta energía a un nivel más espiritual, se convierte en entusiasmo para vivir la vida.

EJERCICIO.- Siéntate cómodamente en un lugar donde nadie te moleste o interrumpa durante 10 ó 15 minutos. Pon las manos en el chakra de la garganta, cierra los ojos y respira despacio de forma consciente, sintiendo cómo entra el oxígeno por las fosas nasales. Pon la atención en el chakra de la garganta. Lleva tus cinco sentido a ese punto y simplemente permite que tus manos sientan y escuchen cómo está tu chakra. Visualizalo lleno de luz. Cada vez que sueltes el aire libera tensiones y preocupaciones.

Mantén los ojos cerrados durante todo el ejercicio. Lleva ahora las manos al chakra del plexo solar y repite el proceso de respiración consciente y de atención en el chakra. Y luego lo mismo  con el chakra sacro. Con este ejercicio además de lograr una relajación profunda, conseguirás poco a poco activar y desbloquear  estos centros energéticos.

La Verdad y las verdades a medias

crakras y diosLa mejor práctica para deshacerse del Ego es decir siempre la verdad. La Verdad es la que ilumina nuestros centros energéticos.

No más disimulos y verdades a medias. La hipocresía envenena y ennegrece el corazón.

Lo único que tiene Luz propia es la Verdad. La Belleza y la Paz están en la Verdad.

¿Qué es lo que nos hace tenerle miedo a expresarnos y ser sinceros? … si digo lo que pienso puede que se enfaden los demás y ya no me quieran.

Si expreso mis creencias y mi sentir puede que moleste a los demás y ya no quieran ser mis amigos.

No quiero ser diferente y por eso disimulo, por eso es que aparento ser como ellos.

¿Cuál es mi realidad que escondo? ¡Quisiera ser libre! ¡Quiero ser feliz! … pero, ¿cómo conseguirlo si gasto mis energías en aparentar ser quien no soy?

El Ego tiene intereses propios y se ve obligado a mentir. Utiliza la hipocresía, desde el egoísmo,   en sus cálculos para conseguir algo en beneficio propio.

¿Dónde está la Verdad? En mi corazón.

En mi interior está la Fuente de la Verdad.

Desde mi autenticidad  logro ser quien soy.

 

Los Miedos

niño ojos tristesAl niño se le “obliga” a esconder sus  miedos ¡qué vergüenza!. Aunque el corazón y el alma estén asustados, no puedes mostrarlo. A la mente se le dice “no pasa nada”, pero el miedo no entiende de razones; el miedo te posee o te envuelve sutilmente, cuando el ser no ha sido atendido.

Donde no hubo amor y comprensión, apareció el miedo. Donde no hubo caricia, donde no hubo abrazo ni besos, donde no hubo escucha ni apoyo; pareció y se posicionó el miedo. Miedo a no ser querido, a no ser valorado …

El corazón y el alma están asustados pero nos cuesta reconocer nuestra debilidad y nuestras flaquezas. El Miedo crea resistencia, tensión. Resentimiento, porque el miedo es negarse a sí mismo. Miedo es violencia o sumisión. Es huida, rendición. Miedo es abandono de sí. Es guardar silencio.

La peor condición del ser humano es la de aquel que utiliza el miedo como arma  para doblegar, esclavizar, humillar …

El miedo cuando entra en el corazón, lo paraliza. El miedo anula la creatividad, corroe la energía vital, envenena.  El miedo ciega, enmudece  y ensordece el amor. El miedo bloquea la comunicación y la expresión. El miedo, cuando domina, anula la esencia del ser y sus deseos de vivir.

La única cura para el miedo es el Amor. El miedo solo desaparece con el Amor. Cualquier padecimiento o enfermedad solo es sanada en profundidad desde el Amor. Descubrir el Amor y dedicarse primeramente a amarse uno mismo.

Debemos actuar y reconocer nuestros miedos y luego liberarlos. Sanar el corazón y sanar el alma. Con mucha paciencia. Con mucha aceptación y perdón hacia uno mismo y hacia los demás.