La fe muerta

mujer feliz2Si digo que yo creo en Dios es un grado inferior en la escala de la Certeza. Porque experimentando la Conciencia Suprema o Divinidad en mí, afirmo que yo soy parte del Dios viviente en todo y todos.

Para saber la cantidad y calidad de “Fe” en nosotros, sólo tenemos que observar la cantidad y calidad de entusiasmo y confianza que tenemos por la vida.

Se vive adormecido para no tener que enfrentarnos a una realidad que percibimos con miedo, desde nuestra inseguridad. Ya están los avispados que han fabricado todas esas cosas que nos mantienen semi-anestesiados; en un estado de inconsciencia casi permanente.

La Fe está muerta porque dudamos de su existencia; dudamos de nosotros mismos. Desconfiamos del prójimo.

Recuperar la confianza es lo que toca ahora, en lugar de quedarnos lamentándonos. Debilitados, al haber entregado voluntariamente nuestra vida a otros.

Todas las crisis son el combustible para el cambio. Bienaventurados los que se percatan de ello y aprovechan la ocasión para salir de su inacción.

Recobrar la Fe en el ser humano, es reconquistar la fe en nosotros mismos. Para ello tenemos que ir más allá de la “creencia” ciega hacia la CERTEZA desde la experimentación en uno mismo.

La Fe nace y crece al conectar con el Amor dentro de nosotros.

Anuncios

Relajación guiada

luz, ver laTodo lo que tus ojos ven pertenecen al mundo de la Ilusión.

Pero, dentro de ti mismo, hay una Realidad por descubrir.  Está más allá de tu mente.

Para conectarte con tu corazón debes llevar a tu Mente a una profunda calma. Así que si quieres hacer este camino conmigo, a tu Interior, te propongo te pongas cómodo, te relajes y te permitas a ti mismo abrirte a nuevas vivencias.

Que la mente se aquiete y que sea la Intuición la que haga de guía. Descubrir a tu ser esencial te proporcionará plenitud y serenidad.

Ponte cómodo y cierra los ojos. Si estas acostado ponte boca arriba, sin cruzar las piernas, mejor sin almohada en la cabeza y los brazos a los lados del cuerpo.  Vas a respirar consciente y profundamente de forma rítmica.

A través de una relajación consciente, destensa todos los músculos de tu cuerpo. Comienza poniendo toda tu atención en el cuero cabelludo y dale la orden que se relaje. Ahora, ve a la frente, desténsala… los músculos de la cara, de la mandíbula, relájalos … Ve bajando poniendo la atención en cada músculo, en cada órgano, sin prisa, mientras al exhalar sacas fuera todo el cansancio, los problemas y las tensiones.

Ve bajando tu atención hasta que llegues a la punta de los dedos de los pies. El cuerpo físico lo sientes separado de tu Ser, como si lo hubieses abandonado.  Es una sensación placentera… sientes tu Ser ligero, flotando … tu respiración es muy suave …

Deja la mente a un lado y simplemente usa los sentidos. Lleva tu mirada hacia tu interior y visionarás otra realidad. Cierra los oídos externos y, con los ojos cerrados, comenzarás a escuchar a tu Voz Interior. El Centro de su Ser y la Fuente de la Verdad están en el Corazón.

Tu Centro está siempre en armonía con la Naturaleza y el Universo. Yendo al Centro puedes vivenciar la Unidad de la Existencia y tu pertenencia a ella.

Ahora, que estás en un estado de relajación profunda y tu mente se haya en calma, visualiza o imagina un gran círculo de Luz y colócate en su Centro….. Experimentas una quietud muy placentera…. No hay pensamientos. Solo calma.

Sólo en este Vacío de pensamiento, vacío de deseo, vacío de preocupaciones, se experimenta la perfecta Paz….

Te sientes tan ligero… tienes la sensación de elevarte, tal es la ligereza que experimentas,  tu cuerpo y tu mente en profunda relajación placentera

Respira lenta y profundamente y ve hacia tu Universo Interior.

 

 

Construyendo la existencia

mujer de espaldasYo decido, que todo lo que ocurre en el día a día de mi existencia, sea para bien pues lleva en su interior una enseñanza que me permite crecer y expandir mi Conciencia.

Así me puedo mostrar agradecida. Así es como puedo aceptar lo que la vida me ofrece. Y así es como puedo ir construyendo mi realidad y mi destino; asumiendo quien soy.

No me entretengo en la queja. No dejo que se dispersen mis energías lejos de mi realidad. Mi intención la hago firme, haciendo de mi mente  mi aliada.

Los estados de cambio e innovación se sobreponen unos a otros y así construimos nuestra existencia desde el día en que somos concebidos.  Quien quiera permanecer estático, se enferma. Quien se resista al cambio o se quede estancado en el pasado, se tortura a sí mismo sin querer entender ni avanzar.

La edificación de nuestra  existencia la levantamos estando en el Presente.  La base debe ser sólida y tiene que ser construida con el AMOR desde el momento en que decido SER. Las vigas y los pilares son la CERTEZA que sostienen mi integridad, honestidad y sinceridad.  Lo que une y da forma física a la construcción es mi INTENCIÓN firme.  Y la creencia en mi misma hará que esa ‘construcción’ no cese y cada día sea más creativa ..

El estado de agradecimiento y conexión con el Todo me protegerá de las inclemencias… y el desatino (como diría Don Juan) estará controlado.

 

Desde mi sentir

yo meditacionfranSólo puedo hablar desde mi experiencia que hace crecer el entendimiento y la conciencia de ser.

Siento el impulso de compartir -que es como una onda expansiva-; se abre y sale a la luz de forma  natural e imparable, .

Es mi alma que ya conoce su camino y acepta sin alboroto ni resistencia al personaje que la habita.

Ya no más obstáculos ni impedimentos mentales. Sin esfuerzo, la corriente de pensamientos y emociones corre con deleite de forma ascendente.

Así es, a estas alturas de mi vida.

Este cuerpo, esta vida, este mundo terrenal y el mundo del Yo Soy. Todo,  en la Presencia de la inmortalidad del espíritu. Existencias fugaces, exactamente igual que la de una rosa o cualquier otra flor… ¿se puede pretender darle otro sentido al que tiene?… como si este fuese poco …

Yo soy quien soy …igual que tu …

Purificar el Prana en nosotros

chakras alineacionEl Prana es energía  que obtenemos de una alimentación sana, de un descanso reparador, de realizar ejercicios físicos de yoga que tienen esa finalidad, de hacer prácticas espirituales como la meditación y la oración, de vivir de forma consciente y relajada, de vivir desde el agradecimiento … todas esas prácticas desarrollan el Prana que es la energía más refinada,  que necesitamos para elevar y poner en el centro de nuestra vida,  a nuestro Ser esencial.

Las energías de baja frecuencia crean miedos e inseguridad. Bajo la influencia de estas energías negativas uno no tiene fuerza de voluntad y la mente es inconsciente. El panorama de vida es el de subsistencia.

Para salir de ese bajo nivel de existencia tenemos que despertar la Conciencia y purificar, alinear y desbloquear nuestros centros energéticos. Tenemos que generar Prana y aprender a almacenarlo y manejarlo.

Dejando a un lado el lenguaje religioso podemos entender, de forma lógica,  que somos energía y que tenemos un cuerpo sutil que pertenece a nuestro espíritu; esa parte de nosotros que es inmortal.

El ser humano sufre y vive en conflicto mientras se mantiene en un Plano superficial y material de la existencia debido a las densas energías que obstaculizan su conexión con la divinidad dentro de él.

Es cuando comienza a desarrollar su Conciencia, siguiendo prácticas que nutren el espíritu, cuando es capaz de crear Luz en sí mismo y comienza a fluir en la vida.

La naturaleza del ser humano es de Amor y Compasión.

Hacer algo bueno por nosotros.

hombre despertar espiritual¿Quién dirige nuestra vida?  La mente se ha acostumbrado a controlarlo todo, tiene el poder sobre nuestra vida.

La mente que nos gobierna  está confabulada con el Ego y   funciona de un modo crispado, acelerado, rígido y superficial. Pero al mismo tiempo se siente presionada y no puede actuar con libertad debido a los miedos, la ansiedad y la impaciencia que la limitan. La llamamos mente inferior porque no ha sido enseñada a pensar. Vive desde el pasado, temiendo el futuro.

Esta  mente se mueve de forma autónoma e inconsciente pero también de forma mecánica. Tiene una dinámica acomodada en donde el “yo” se balancea entre la queja, la apatía y el conformismo. Es todavía una mente inmadura pero dominante.

A todo esto, además, esta mente tiene  miles de pensamientos dando vueltas y vueltas en la cabeza, consiguiendo únicamente dejarnos agotados y más confundidos. No avanzamos. Estamos estancados. Después de caer una y otra vez en los mismos errores, viéndonos incapaces de salir de los viejos patrones, atrayendo siempre al mismo tipo de gente que en nada nos beneficia, es entonces cuando nos podemos hacer  conscientes de nuestra incapacidad de deshacernos de esa esclavitud mental  y hacer algo bueno por nosotros.

Es ahora cuando queremos ser responsables y decidimos tomar las riendas de nuestra vida.

Yo no soy mi mente, tengo una mente que pongo a mi servicio. Yo no soy mis pensamientos ni tan siquiera mis creencias. Yo Soy la conciencia de mi Ser original y esencial, unido a la Conciencia Suprema. Tengo un propósito de vida que le da sentido a mi existencia.

¿Qué puedo hacer de bueno por mi? Primero, despertar mi conciencia y tomar el control de mi mente.

 

Ser consciente y tener Conciencia

hombre alto montaña meditandoSi nos quedamos en la superficie de la vida -sin ahondar en ella- estamos únicamente existiendo, metidos en la nebulosa de la inconsciencia . Seremos el centro de nuestro mundo ilusorio ¡que tanto esfuerzo nos cuesta mantener a flote!

Nos educaron para mantener nuestros sentidos dormidos. El poder de la creatividad, de pensar e idear, totalmente enterrados. Nos quieren dóciles y obedientes. OBEDIENTES… porque si no, somos malos… y ahí ya entra el sentimiento de culpa …

Todo eso se ha acabado. Hay que ponerle fin. Vamos a tomar CONCIENCIA. Vamos a despertar nuestra Conciencia de ser un Ser original, creativo y lleno de Luz.

Comencemos por saber que tenemos una conciencia celular (ADN). Tenemos una consciencia del cuerpo físico-mental-emocional como vehículo de existencia y una Conciencia espiritual que nos proporciona conocimiento directo de nuestro ser esencial y eterno.

Cuando vivimos armónicamente y sintonizados con todas ellas podemos acceder a otras dimensiones de nuestro ser.
Podremos, desde la práctica espiritual, crear y proyectar energía consciente a nuestras células para crear salud.

Esto se llama ENERGÍA PROYECTADA para hacer que la frecuencia de las células se eleven y convertirnos en seres de luz.

Nos han hecho creer que es normal enfermarse y que la vejez es decrepitud y decadencia. Tenemos que comenzar por hacernos responsables de nuestra salud, de nuestro bienestar mental y emocional, de nuestra felicidad y de todo lo que nos propongamos en nuestra vida.

Siendo conscientes de nuestras capacidades y potencialidad tendremos acceso a la Realidad y a la Verdad que están detrás  de los velos de la ilusión, los miedos, etc.

A partir de ahí podremos sintonizarnos con la Conciencia Planetaria y sentirnos parte del Todo.