Reiki, transmisión de energía cósmica

reiki, corazon de luzEl  nivel de vibración y Conciencia planetaria ha aumentado y Reiki te ayuda a sincronizarte con las energías cósmicas actuales. Las energías superiores que se maneja desde el Reiki trabajan multidimensionalmente para restaurar los patrones de salud integral, restableciendo el equilibrio del cuerpo físico, el cuerpo mental/emocional y el cuerpo espiritual.

La capacidad de ser Canal es una habilidad que puede aprenderse. Ser Canal implica lograr un estado de Conciencia superior que permite conectarse con la Fuente de la Verdad en nosotros, al liberar y desarrollar el conocimiento intuitivo.

Reiki nos enseña y guía a elevar nuestra energía en una mayor frecuencia vibracional para entrar en planos superiores de nuestra Esencia.

En este proceso de evolución humana vamos creando nuevas actitudes y valores, una visión más clara de nuestros propósitos, un fuerte nivel de confianza en nosotros mismos, un estado de plenitud estable y una conexión permanente con nuestro ser esencial, volviéndonos receptivos a las energías cósmicas y a los seres de luz que tienen la misión de guiarnos.

Usando Reiki a diario nos ayuda a limpiar emocionalmente, desbloquear, armonizar y energizar nuestra anatomía energética purificando nuestro Canal para poder recibir cada vez más energía cósmica, que hará sentirnos con más paz interior y estabilidad emocional.

Reiki es una enseñanza presencial y oral que requiere de un proceso de aprendizaje y de unas iniciaciones de transmisión de energía cósmica canalizada por el maestro.

 

Anuncios

Lo sagrado y lo profano

hombre y universoSagrado o  profano puede ser todo, cualquier cosa. Lo más simple, lo convertimos en una ceremonia; como el bendecir los alimentos antes de comer o saciamos el hambre de forma mecánica.

El mundo material es lineal e irreflexivo; el ser humano en su estado de inconsciencia sólo busca su propio beneficio y eso le parece que es lo normal. Siendo el centro de sí mismo, busca el placer, la comodidad, el éxito, la popularidad, cuida su imagen y tiene una serie de dependencias y miedos escondidos. Su miseria e infelicidad está en vivir desde el pasado y centrado en su yo.

Cuando traspasamos ese primer plano y se despierta nuestra Conciencia, comenzamos a sentir nuestro ser primordial y  a escuchar nuestra voz interior (el conocimiento intuitivo).  Nuestra mente ya se ocupa del “otro”, siente compasión por los demás, busca la unidad y el entendimiento. Comienza a reconocer la Verdad y a emerger en él la espiritualidad.

Podemos visionar el mundo y a nosotros mismos de diferentes maneras; lo interpretamos según nuestro nivel de comprensión y evolución humana.

Las dimensiones sagradas de la Realidad entran en conflicto con los sistemas de creencias materialistas donde todo es profanado, inclusive el amor.

Debemos elegir, hacernos conscientes de qué queremos en nuestra vida. Y cómo queremos vivirla; desde lo sagrado, sintiendo nuestra divinidad. O simplemente vivir en el mundo material desde la insignificancia  de la materia.

Dijo Albert Einstein “No todo lo que cuenta puede ser contado. No todo lo que puede ser contado cuenta”.

Las Dimensiones de nuestro Ser

En el ser humano hay varios cuerpos así como varios planos y dimensiones que interactúan entre ellos, lo creamos o no. Podemos aprender a percibirlos. Conocer más sobre nosotros mismos nos puede ayudar a avanzar y a encontrar la felicidad y la paz en nuestro interior.

La 3Dimensión es la del mundo físico y pertenece al Nivel Básico donde la fuerza de los pensamientos incontrolados dominan sobre la capacidad de  pensar. Es el plano de la energía vital que está  dentro del tiempo/espacio. Es el mundo de la Dualidad; donde la densidad del Ego nos hace ser  individualistas, materialistas y egoístas.

Penetramos en la 4Dimensión  cuando comenzamos a ser observadores de nosotros mismos y el yo-inferior expande y amplía su visión de opciones y su comprensión sobre el mundo y sobre sí mismo. Este es el nivel donde la Intuición despierta, teniendo una gran importancia en el proceso de la evolución humana.

Aquí  conecta la persona su corazón con su mente, trascendiendo ese nivel básico del yo-inferior para encontrarse con el Yo-Superior; el maestro interior. En este punto se desarrollan los sentidos internos.

Entramos en la 5Dimensión cuando primeramente intuímos y luego localizamos la divinidad dentro de nosotros. Cuando nos alineamos con las Energías de la Naturaleza y del Universo. Cuando percibimos, manejamos y multiplicamos las energías cósmicas en nosotros para nuestro beneficio y autosanación para ponernos al servicio del Colectivo; al sentir que todos somos Uno.

Toda enfermedad se origina en el campo astral antes de que pase al  cuerpo físico. Es en este nivel de nuestro ser donde está la raíz de  todos los bloqueos energéticos. Sanar de forma natural consiste en saber entrar en el campo astral; reestructurándolo, equilibrándolo y recargándolo.

Cuando descubrimos y conectamos con  nuestro Ser esencial, la vida ha dado un giro de ciento ochenta grados sin habernos dado cuenta. Nos hemos deshecho de todo lo inútil y superficial en nosotros de forma natural. Hemos ido simplificando nuestra vida y hemos ido adoptando  valores más profundos como es la honestidad,  la sinceridad, la integridad… ya no hay marcha atrás, hemos pasado a otra dimensión, a otra manera de entender y vivir la vida.