Entender la vida

chakras merkabaNuestra visión de la vida es sólo una interpretación. En la medida en que nuestro nivel de comprensión se amplía, la vida se explica por si misma, al sentirnos dentro de ella dejamos de resistirnos a su flujo y ciclos, nuestra mente se calma y se simplifica nuestra actuación.

Entender y aceptar la vida hace que nos entendamos y nos aceptemos a nosotros mismos. Comenzamos a percibir más allá de lo material. Sentiremos que formamos campos y redes de energía entrelazados hasta el infinito. Formamos un TODO.

Nuestros centros energéticos (chakras) son los que nos indican con antelación sobre los desórdenes a nivel energético en nuestro cuerpo físico, mental y emocional. Bien sea por exceso de energía o por falta de ella, en alguno o varios de los siete principales Centros que se hallan alineados a lo largo de la columna vertebral –en el cuerpo astral/emocional-, tendremos buena o mala salud física, sufriremos mental y emocionalmente o nos sentiremos felices y en paz. Nos sentiremos con miedos a merced de otros y de la suerte o nos sentiremos dueños de nuestra vida.

Hasta tal punto son importantes y debemos prestar atención a nuestros CHAKRAS.

¿Cómo generar energía vital y saber qué Centros están bloqueados o necesitan más energía?
El primer paso es hacerse Observador de uno mismo. Tomar Conciencia de nuestros malos hábitos en la alimentación, en el sueño, en el descanso. Prestarle atención al cuerpo físico y sus demandas sobre las molestias, dolores, etc. y actuar poniendo remedio.

Aprender a generar y almacenar energía vital refinada (PRANA).
Para no perder la paz interior, deshacernos de la irritabilidad, el sufrimiento y sentirnos seguros de nosotros mismos tenemos que aprender a generar y almacenar suficiente Prana.

Tenemos la opción de elegir qué actitud queremos tomar ante la vida 1) de enfado 2) como víctimas 3) inseguridad y apegos. O por el contrario 1) paz interior 2) sentimiento de agradecimiento 3) siendo dueño de tu vida.

Cuando tenemos la mente débil, sin voluntad de acción, llena de pensamientos desordenados y nos cuesta pensar con claridad es el momento de tomar un compromiso con sí mismo para hacer CAMBIOS. Y es posible.

Podemos trabajar con nuestra mente para desarrollar la concentración, la Conciencia y tener control sobre nuestros sentidos. Existen muchas técnicas para ello; Yoga, Reiki, Meditación, etc.

No podemos combatir la mente desde la mente, razonando… te dirá que sí y luego hará que te olvides de tu promesa y compromiso de cuidar más de ti mismo. Una mente débil justamente es muy dominante y sabe cómo engañarte.

El problema radica en la poca energía vital que tenemos. Respira conscientemente. Sal a caminar y presta atención a cómo entra el aire en tus fosas nasales. Inhala y exhala despacio y profundo; estás generando energía.

Este puede ser un buen comienzo. Persiste y tu Conciencia crecerá y se fortalecerá hasta conseguirla suficiente Luz para guiarte desde la intuición -lo correcto-.

Te recomiendo hacer el ejercicio de la alineación de los chakras que encontrarás en este Blog.

El personaje de mi misma.

La primera parte de mi vida duró 35 años; llevada por los instintos e impulsos del personaje que creía ser, transcurrió a trancas y barrancas, a golpes del oleaje al que estaba sometida… y que yomisma había creado desde mi ignorancia e inconsciencia.

Luego, 20 años más de duro aprendizaje, hasta que fui capaz de ver al personaje y su estupidez. No fue fácil admitir, al mirarme al espejo, que en eso me había convertido; en un ser estúpido y engreído. Mi malestar y descontento me delataba.

A partir de ahí, se trataba de deshacer y remontar la cuesta.

A partir de ahí, lamerme las heridas y tirar para adelante o quedarme en un rincón lamentándome de mi mala suerte.

Pero no, no se trataba de mala suerte. Entendí que yo había elegido; yo decidí el personaje… y tenía la libertad y posibilidad de cambiarlo.

Así que, a partir de ahí, deshice y remonté la cuesta. Y ya no busqué personaje nuevo sino que me vestí de mi misma. ¡Gloriosa decisión!

Me di cuenta que el Camino está dentro de uno mismo… yo, que anduve caminando toda la vida secundando caminos de otros…

Ahora, con muchos años más, sólo llevo conmigo mi aprendizaje, nada más. Quien me conoce lo sabe. Y eso es lo que comparto; la liberación del ego y cómo vivir desde el corazón.

Muros de miedo

niño entre muñecosLevantamos muros cuando nos sentimos amenazados. Los muros que levantamos en nuestra mente nos aíslan del exterior; pero también de lo bueno que nos podría enriquecer. Si mantenemos una actitud de mente cerrada nos apartamos de las nuevas ideas y de las nuevas posibilidades.

Podemos desarrollar y fortalecer nuestro Ser. Tenemos la capacidad de percibir y aprender nuevas y mejores maneras de relacionarnos con el mundo exterior y con nuestro mundo interior. Tenemos el poder del discernimiento para elegir y decidir cómo hacer las cosas acorde a nuestra naturaleza.

Es la inseguridad lo que nos incapacita  SER quien somos. Y la inseguridad es debilidad mental y emocional.

Sucede a veces que nuestra mejor voluntad y confianza en nosotros mismos se viene abajo. Que las dudas  comienzan a enturbiar nuestro ánimo y buena disposición.  Y aparecen los miedos. La mente aprovecha para lanzar pensamientos negativos.

¿Cómo recuperar la confianza en nosotros mismos? .- Poniendo orden en la casa de nuestra Alma, aprendiendo a identificar nuestro verdadero Ser; sus carencias y sus talentos.

Purificando nuestros propios pensamientos, emociones e ideas para poder así renovar regularmente los propios valores. “Yo Soy lo que me proponga ser desde mi Ser”.

Hay muchos tipos de MIEDO, comencemos por reconocer el miedo a no ser aprobado y aceptado.  Ese miedo  lleva a la persona a ser excesivamente amable y servicial. Uno deja de ser quien es por complacer a los demás y conceder favores de forma ilimitada. Este miedo se camufla en una apariencia de amor y bondad que termina por anularse y dejarse manipular sin permitirse  ser quien es.

Y este es un ejemplo que padecen hoy en día muchos niños en los colegios. El ACOSO ESCOLAR se produce en niños sin voluntad y sin identidad, incapaces de saber defenderse. Aparte de educar al acosador, el niño acosado debe recibir con urgencia las herramientas necesarias para fortalecer su auto-estima y su autoridad natural.

La INTUICIÓN es la auténtica Voz del Alma. La intuición fomenta la confianza en sí mismo. Desde la Meditación se puede desarrollar la escucha interior y esa conexión con el Alma, necesaria para fortalecer  la identidad de nuestro Ser.

 

 

Construyendo la vida

manos y florA partir del momento en que despertó mi conciencia y tomé la responsabilidad de mi vida es que puedo decir que mi vida se hizo ‘plena’ y me pude hacer dueña de ella. Cuando me hice consciente de que tenía esa capacidad y esa posibilidad y de que tenía libertad de dirigir mi vida, tomé el mando.

Años atrás, no era consciente de esta Verdad, ni siquiera hubiese sido capaz de  captarla y por ello, cometí muchos errores , desde mi confusión mental y desconocimiento de mi misma.

Ahora tomo las decisiones de forma clara. Elijo desde una visión completa de mi realidad, midiendo las consecuencias. Sabiendo que lo que está destinado para mi, tarde o temprano, llegará a mi. Más me vale estar alerta y no dejar pasar las oportunidades; debo hacer mi parte …

Esta actitud y forma de actuar me sitúa en lo correcto. Y consecuentemente, mi vida se ha hecho completa; todo está en mi. Yo elijo, hago lo que me corresponde hacer lo mejor que se, el resultado ya no depende de mi pero acepto lo que venga y  aprendo de ello.

La vida la construye cada uno, no desde lo externo  y material, sino  desde el florecimiento del Ser interior.  Pero esto lo descubres por ti mismo adentrándote en  tu Alma, escuchándola desde la quietud y la paz interior, permitiendo que sea ella quien te guíe. Si no construimos esa paz en nosotros se hace imposible encontrar el camino para llegar al Alma.

Parece fácil o parece imposible.  Son puntos de vista. Prueba y descubrirás que el horizonte crece mientras caminas hacia él .

 

Cálculos mentales

mujer tonos naranjaNos preguntamos: ‘¿Qué voy a ganar con esta relación?’ o decimos  ‘Esta relación me va a ocasionar solo pérdidas’ … Vivimos planeando y calculando qué nos va a aportar  tal cosa u otra.  Esa es nuestra forma de tomar decisiones; eligiendo lo que más nos conviene desde el punto meramente de ‘ganancia‘.

Todo desde el  interés, bien sea económico, profesional o afectivo, pero que contiene una idea egoísta de GANANCIA . ‘¿Qué gano yo con esto?’ o ‘Tu no me quieres tanto como yo a ti’ … y seguimos haciendo cálculos.

Mientras las cuentas  sean exclusivamente mentales existirá el miedo a perder.

Si no compaginamos y equilibramos la Razón (intelecto)  con el Corazón (emociones) nos estaremos equivocando;  seremos demasiado calculadores, mentales y fríos o demasiado sensibles, vulnerables, ingenuos y emocionales …

Cuando tengamos que tomar decisiones, nos preguntaremos ‘¿qué  conviene a mi ser?’, procuremos entonces que nuestra mente esté conectada con el corazón para que la elección sea sopesada por las dos partes de nuestro ser, entonces sí  habremos resuelto correctamente.

 

 

 

 

Saber elegir qué queremos

hombre al revesEl primer paso para conseguir lo que queremos en la vida es decidir con claridad QUÉ queremos. La duda debilita la mente y produce cansancio físico y mental.

Así que el primer punto de atención debe estar en cómo DECIDIR. Nunca tomar decisiones estando enfadado o con la mente llena de rabia,  deseos de venganza o desde el miedo. Debemos pensar positivamente si queremos tomar la mejor decisión.

Cuando uno se siente ofuscado primero tiene que tranquilizarse. Respirar de forma consciente y profunda para centrar todas las energías  para poder reconocer la raíz verdadera del problema.  Debemos focalizar una por una todas las posibilidades, sus ventajas e inconvenientes.

¿Qué cambios quieres hacer en tu vida? ¿Qué te disgusta, en ti,  que quieres modificar?

Cierra los ojos y respira suave y profundamente. Enfoca tu conciencia en el centro de tu corazón. Mira hacia adentro. Relájate. Sé Observador de tu sentir. Aguarda a que aparezca la calma a tu mente, desde la quietud y el silencio.

 

Enfrentarse a los problemas es un acto de valentía. No posponer y elegir en el momento adecuado es de sabios.  Tomar decisiones desde una actitud correcta y sosegada -con conciencia- nos traerá la paz interior y el contentamiento con nosotros mismos.

Decisiones equivocadas

mochileroEn la búsqueda de la felicidad salimos fuera y , desde nuestro ego,    de forma impulsiva o desde la perspectiva errónea tomamos decisiones. Hacemos elecciones a la desesperada; desde el enfado o cualquier otra emoción que nos está nublando la mente.

En esos momentos, forzamos situaciones y decidimos; desde una boda, tener un hijo, romper con la pareja, dejar el empleo … todo desde nuestro ego herido y nuestro sentido profundo de infelicidad… o -en el fondo- desde el descontento con nosotros mismos… siempre haciendo una huída para no enfrentarnos con nuestra realidad.

Seguramente, con el tiempo y cuando las aguas emocionales se hayan calmado, surgirá el arrepentimiento. Tomar decisiones forzadas por la desesperación, no trae finalmente el mejor resultado… aunque todo es parte del aprendizaje de vida que nos toca hacer.

Para empezar, el primer error, es pensar que la felicidad está en algún lugar fuera de nosotros. Que la felicidad nos la va a proporcionar otra persona o cosa que adquiramos nueva … 

El segundo error sería, crear dependencia o expectativas, de ese otro … porque tarde o temprano nos llevará a la decepción y frustración … esperábamos sería diferente, a nuestro gusto …

El tercer error está en tomar decisiones en el momento equivocado; cuando estamos ofuscados, enfadados, confundidos, desesperados … justamente en esos momentos, debemos hacer todo lo contrario: estarnos quietos, ir hacia nuestro interior, observarnos a nosotros mismos y calmarnos hasta que seamos capaces de escuchar a nuestro corazón.

Tomar decisiones equivocadas es normal en una mente  fragmentada y débil. Hay que fortalecer la identidad desde el quién soy y qué quiero en la vida. Hay que trabajar para centrar todas las energías y saber dónde está uno parado. Y desde ahí decidir “qué puedo hacer por mí”.

 

 

Cuestión de elección

mujer pintandoResolver:  Soltar lo que ya no es útil … entonces tendrás tu vida, con el suficiente espacio libre,  para pintarla como tú quieras.

Somos energía.  Pero, ¿qué capacidad tenemos de crear energía vital en nosotros?

Cuando sentimos cansancio y agotamiento mental, debido a que nuestra mente es caótica y no descansa, entonces se hace imposible pensar correctamente y tomar decisiones. … se hace imposible ser creativos con nuestra vida …

Si nuestra identidad no está afianzada y conectada con nuestro ser esencial,   la vulnerabilidad hará tambalearnos emocionalmente, sintiéndonos inseguros para resolver los asuntos que se nos acumulan por no atrevernos a elegir una solución.

Si no trabajamos nuestro cuerpo mental y emocional para que se mantengan armónicamente firmes,  tendremos muy poca capacidad en nuestros centros energéticos para crear energía vital y éstos no actuarán correctamente como filtros de todas las energías externas que  nos afectan, irremediablemente.

Es cuestión de estar enraizados al Presente,  tomar Conciencia de nuestra posición y entonces elegir con responsabilidad y de forma realista, desde una mente clara y firme.

Debemos soltar las emociones que nos perjudican; nos condicionan, nos limitan, nos hacen sufrir… entonces,  nos podremos liberar y  sentirnos seguros de nosotros mismos para tomar decisiones.

Si reaccionamos, entramos en el juego de las  energías de baja vibración: Los enfados, la inseguridad, los miedos. Si reaccionamos estamos actuando desde la mente, desde el Ego, y eso desgasta las energías.

Tú eliges, pero mejor hacerlo desde el corazón, entonces, no te equivocarás. Eres responsable de tí mismo. Eres el constructor de tu felicidad, de tu paz interior. Adelante.

Demasiado mucho o demasiado poco

mujer dibujo luna y solNo podemos quedarnos y marcharnos al mismo tiempo.

No podemos ser demasiado tolerantes  y demasiado exigentes a la vez.

No se puede amar enteramente y al mismo tiempo sentir el temor a perder …

Quisieramos que las cosas fueran de cierta manera. Desearíamos una realidad que sólo está en nuestra mente … pero preferimos engañarnos. Nos asusta tomar decisiones…

Los conflictos nacen en esa dualidad y mientras nuestra mente se mantenga en la duda. Hay que elegir con claridad, sin titubeo.

Escuchemos a nuestro corazón. Confiemos en nuestra capacidad de elección; ocurra lo que ocurra…

La intuición es la voz del alma.