La naturaleza del Alma

arbol corazonesEl Universo es ese magnífico árbol del que todos somos sus frutos. Si  lo visionamos de forma panorámica, no de forma fragmentada, se relativizará la importancia  que nos damos a nosotros mismos (a nuestro Ego).

Para entender de forma sencilla nuestra naturaleza podríamos compararnos a una almendra que vemos tiene varias capas que la protegen y que, para llegar al fruto, tenemos que romper la cáscara dura que la envuelve. Y así y todo, cuando llegamos a la almendra, todavía la reviste una fina  piel .

El Ego vendría a ser nuestra cáscara más gruesa,  que está en contacto con el exterior. Y lo normal y común es que se piense que no somos nada más que eso y que el único mundo que existe es el material.

Pero cuando nos hacemos conscientes y percibimos o intuimos  que en nuestro interior existe “algo más” que por instantes nos hace vibrar o nos lleva -más allá de nuestra voluntad e imaginación- a estados sublimes de paz y bienestar, entonces comienza la búsqueda de ese algo innombrable que presentimos es nuestra esencia.

Esta andadura hacia nuestro interior nos llevará  irremediablemente a encontrarnos con nuestra alma que está conectada con el Alma Universal. Sentiremos su palpitar y nos sincronizaremos con ella; primera expansión de nuestra Conciencia, al sentir la humanidad y el mundo como un todo holístico.

Es entonces cuando podemos vivir desde el Alma porque el Ego va perdiendo su fuerza y poder; florece nuestra conciencia y el fruto, ya maduro, se deshace de la dura cáscara.

El mundo físico es sólo una parte; ahora hemos integrado en nosotros -de forma muy viva- a todo el Universo; soles, estrellas y nosotros somos uno más. La densidad de la mente racional también se ha separado y hemos quedado en esencia quien somos.

 

 

Experiencias místicas

ser y universoSi ya me ha sido dado a probar el sabor y el estado de la plenitud que se halla en las experiencias místicas y espirituales de las que no se desea salir y que la añoranza por conseguirlo nuevamente es tan grande … me pregunto, por qué me distraigo y demoro, -desde la densidad  que crea el yo-  para nuevamente expandir mi Conciencia y vivenciarme  como sustancia estelar.

Si ya, por un instante, me llegó y envolvió la fragancia del Amor Puro a través de la Madre Tierra que me brindó ese regalo, y ¡por Dios! que fue tan impactante que al menos me queda el consuelo de haberlo experimentado aunque solo fuese por un instante.

Quién puede hablar de todo ello sin el sentimiento de que mejor es callar sobre lo que es inenarrable. Únicamente es posible, si acaso,  compartir la vivencia desde una sonrisa, un abrazo, que lleven en sí la fragancia del Amor, que somos todos.

Dentro del proceso energético de vida

ser de luz preciosoAunque no lo sepas. Aunque vivas inconsciente de lo que ocurre en tu interior. Aunque te resistas a querer VER y SENTIR  más allá de lo concreto y  evidente. Recordarte que la forma en la cual estás compuesto sigue un proceso ineludible que te está modificando para mantenerte en la misma onda y frecuencia en la que se mueve el Universo, del que eres parte. Toda resistencia crea dolor y conflicto interior.

Una parte de los humanos, desde su soberbia e ignorancia, se resisten a fluir dentro de estas energías cósmicas que son de Puro Amor. Su densidad energética les hace actuar de forma violenta y cruel; totalmente al contrario de la corriente de seres compasivos que anhelan la Luz. Ésta es la era de la Dualidad y está dando sus últimas batallas.

Debemos aceptar que la vida se manifiesta a través de un proceso energético; creativo y destructivo, en forma de cambio y renovación constante. Aprendamos a descubrir el valor de la vida como ENERGÍA. Sólo cuando se vive la vida desde esta perspectiva amplia, estamos por encima de la percepción superficial y distorsionada que nos causa frustración y decepción.

Vamos a descubrir y aplicar este proceso energético de cambio constante conectándonos con las energías cósmicas que actúan también en nosotros junto con las energías de la Madre Tierra. Así que, en lugar de oponerme y resistirme al cambio, uno mi fuerza a estas energías superiores y me adapto a su ritmo y pulsación. Y al abrirme a esta Inteligencia que actúa en mi, se actualiza mi memoria y puedo así expresar toda mi potencialidad.

“Yo Soy actualizando mi Ser”.

(curso de “Entrenamiento para la Nueva Conciencia”)